4

Otra de las discusiones en las que parece que se ha perdido el norte está en la discusión sobre como ajustar el mercado de trabajo; bien vía precio o bien vía sueldo. Lo primero que me gustaría señalar es que en este planteamiento estamos cayendo en una trampa clara; Parece que el ajuste es obligatorio, de tal forma que hay que elegir entre bajadas de sueldos o despidos.

Sin embargo, el problema de España nunca han sido los elevados sueldos y mucho menos la rigidez de un mercado de trabajo que era el que más puestos de trabajo creaba en unas épocas y más puestos de trabajo destruye en otras. Esto debería quedar claro.  Es más, son los sueldos bajos y la extrema precariedad, (ya mucho antes de la crisis), lo que origina toda esta situación.

Pero olvidando esta prevención, deberíamos tener en cuenta que el ajuste vía empleo o vía sueldos depende de las empresas en función de un par de diferencias que son obvias; Vamos a imaginar (y supongo que algo quedará aun), que las empresas contratan personal cuando lo necesitan y su coste es inferior a los beneficios que pueden obtener de esta contratación. Lo mismo que con cualquier otro recurso.

Dado que los precios han subido a lo largo de la crisis y dado que los sueldos han bajado o se han mantenido, por el lado de la rentabilidad de cada trabajador, no debería haber problemas en la mayor parte de los casos. De hecho, la productividad del trabajo se ha incrementado y sobre todo ha sido por esto.

Pero es evidente que el número de trabajadores se ha reducido mucho, pero no por la evolución de los salarios y de los precios, (o por lo menos no por este hecho desde la óptica empresarial). Se ha reducido mucho por la sencilla razón de la pérdida de actividad económica.

Y ante esto, no cabe el ajuste vía sueldos. Es sencillo entender que si tenemos 1.000 trabajadores y no producimos, porque no vendemos, está claro que nos sobrarán trabajadores, cobren lo que cobren. Igual que si yo no cojo el coche; ¡no necesitaré gasoil, por mucho que baje de precio!.

La bajada de sueldos de los trabajadores que queden, será desde luego muy conveniente a los intereses empresariales, como la bajada de precio de cualquier cosa será conveniente a los intereses de quien sea que pague por esto, pero para una bajada de la actividad nunca será la solución, porque significará pagar más de lo se necesitaría.

Pero es más; no es difícil entender que la bajada de sueldos reales de los trabajadores a lo largo de estos años, (mucho antes que la crisis, ya que vengo insistiendo en ello desde hace años), es lo que está detrás de la caída de la actividad económica.

Es sencillo entenderlo; se desmorona el poder adquisitivo de los trabajadores, (suben precios y bajan rentas), de tal forma que se desmorona la sociedad, esto significa que los compradores de las empresas no pueden comprar, por tanto las empresas no venden, lo que nos lleva a que no son necesarios los trabajadores.

En estas llegan las sucesivas reformas, y resulta que a pesar de que todo el mundo niega que se busque el ajuste vía empleo, o a pesar de que todo el mundo reconozca que hay un problema de empleo, resulta que se abarata e incluso se llega a subvencionar el despido.

Por tanto; caída de la actividad más medidas para despedir más fácilmente, llevan a despidos y bajadas de sueldos por la nula capacidad negociadora, lo que lleva a la caída de la actividad….

Así de simple. En realidad no se trata de elegir entre ajuste vía sueldos o vía empleo. Se trata de que ambos son complementarios, en la situación actual, de la misma manera que no podemos elegir entre las dos partes de un círculo vicioso.

 

  1. #4
    15/11/13 12:51

    El día que ellos se bajen los sueldos y vean lo que cuesta mantener su apabullante nivel de vida igual se dan cuenta de que su empresa vende tan poco porque nadie puede pagar sus productos.

    Mientras tanto, a los demás nos queda desear que les den con un ladrillo en el celebro.

  2. #3
    14/11/13 21:19

    Cuando los ingresos que puede ganar las empresas viene de que los sueldos de los trabajadores y las pensiones de los jubilados puedan comprar sus productos...

    ...está claro que si la salida a la crisis pasa por recortar más sueldos, despedir más trabajadores y bajar más las pensiones...

    ...no solo no saldremos de las crisis, sino que nos iremos hundiendo más en ella.

    Pero si está tan claro, ¿por qué nuestros dirigentes han elegido este modelo económico?

    Por el Principio de Afectación por Capas. Este principio se basa en la lógica económica de que cualquier decisión que afecte negativamente a la economía no incide por igual en los diferentes agentes económicos. Primero caen los más débiles (trabajadores, pensionistas, autónomos y pequeños empresarios locales) y poco a poco, de forma sucesiva el mal se va extendiendo hacia esferas más altas hasta llegar a las grandes empresas que dominan nuestra economía.

    Dado que estas grandes empresas disponen de la ventaja de ser las últimas en caer, utilizan la herramienta "tiempo" a su favor para seguir maximizando los beneficios... aunque seas a costa de la parte más débil de la sociedad.

    En esta situación nos encontramos actualmente. Con estas decisiones de precarizar el mercado laboral se pretende conseguir la famosa devaluación interna... y dado que por este motivo el mercado de consumo en España se encuentra bastante herido... se intenta conseguir los ingresos empresariales mediante las exportaciones.

    Y está claro quienes ganan y quienes pierden en este modelo.

    Cuando se den cuenta que no podemos competir con China o Bangladesh en costes laborales, ni tampoco con Alemania, USA o Corea del Sur en calidad y variedad de productos... cuando comprueben que el volumen de ingresos que dan las exportaciones no es suficiente...

    ... entonces quizás el gobierno y el Parlamento dejen a un lado las continuas presiones interesadas de los lobbys empresariales, los pongan en su sitio y trabajen con valentía para recuperar el empleo, los sueldos y el poder adquisitivo de los ciudadanos españoles.

    Porque sin ésto, ninguna economía puede funcionar de forma sana y sostenible.

  3. #2
    14/11/13 11:42

    Tomás estoy de acuerdo en que hemos entrado en un círculo vicioso en el que vamos a acabar empobrecidos todos pero las empresas han crecido a base de deuda y ahora se ha cortado el grifo porque era un crecimiento irreal.

    Los autónomos y las pymes están arruinadas y las grandes empresas casi también entonces lo que hacen es recortar sueldos para tirar adelante.

    Se ha crecido con deuda que ahora hay que pagar y la cuerda se rompe por el mas débil el trabajador.

    Imagínate que eres autónomo en ese caso eres trabajador y empresario al mismo tiempo. Súbete el sueldo ya que eres el dueño pero no puedes porque no tienes dinero con que pagarte.

    Por donde tires estás pillado porque estás dentro de una sociedad endeudada y aunque seas una manzana sana las de tu alrededor están podridas y tú estas en la mismo cesto.

  4. #1
    14/11/13 10:52

    Hola Yo mismo, está claro que ambos son complementarios, pero yo creo que el tema está en la rigidez y la elasticidad de la demanda de empleo ¿no?

    Saludos!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar