5

 

El fin de semana pasado aparece un artículo de lo más demagógico en “El economista”; el artículo comienza de la siguiente forma:

“La teoría económica dice que, para que un ajuste sea eficaz, debe hacerse en un 70% por la vía del gasto y en un 30% por la de los impuestos. Y el Gobierno, al decir de los expertos, lo está haciendo en una proporción de casi el 50%, lo que es pan para hoy y hambre para mañana.”.

Esta frase, sirve para conferirle al resto del artículo una cierta consistencia teórica, de tal forma que esto y lo que viene adicionalmente es algo que viene determinado por la teoría económica, lo que significa en definitiva que no existe opción y que por tanto es lo que hay que hacer.

Sin embargo, lo que poca gente sabe, (y normal, porque la mayor parte de las personas no han estudiado teoría económica), es que directamente esta frase es una absoluta mentira. No hay ni una sola teoría que nos diga absolutamente nada parecido. De hecho en la teoría económica no hay absolutamente ninguna relación que nos diga un porcentaje, ni tan siquiera que nos diga lo que hay que hacer en estas situaciones.

No hay tal sentencia en ninguna teoría económica por varias razones, alguna tan evidente que cualquier persona que haya estudiado esta carrera debería ser consciente de ello. Por ejemplo. ¿Es lo mismo ajustar un entorno en el que el gasto público sea bajo y los impuestos bajos, que en un sitio en el que el gasto público sea alto y los impuestos bajos, o uno en el que el gasto público sea bajo y los gastos sean altos?.

En cada una de las situaciones que nos podemos encontrar las distintas políticas se comportarán de forma distinta, lo cual significa que una determinada medida no tiene el mismo funcionamiento en unos sitios que en otros. Por tanto: ¿A quién se le ha ocurrido decir que en la teoría económica siempre hay la misma solución, sea el caso que sea?.  Por supuesto a menos que el Pin Arboledas que mencionan, haya estudiado previamente en una facultad en la que la teoría económica se basaba en la situación de España en 2012, no nos valdría tampoco esto de que se trata de la teoría económica aplicada a este ejemplo.

 Otra de las razones que imposibilita el hecho de que la teoría económica no incluya sentencias de este tipo es también muy obvia; asumamos que las bajadas de gasto tienen unos efectos determinados, pero, (incluso en el artículo se reconoce esto implícitamente), no todos los recortes, (o ampliaciones) de gasto tienen los mismos efectos económicos. Es decir, no es lo mismo recortar el gasto en pensiones, que recortar el gasto en construcciones inútiles, (por decir algo). Por tanto, ¿Cómo se va a poder fijar la estructura de los recortes en una teoría económica sin especificar en qué se concretan?.

Lo mismo ocurre para los impuestos, ¿es lo mismo incrementar el IVA , que impuesto sobre sociedades que el impuesto sobre la renta?.  Lo curioso es que en todos los discursos, y en el artículo en cuestión se reconocen implícitamente estos dos aspectos, cuando fija la reducción de gastos en todos los puntos en los que existen negocios privados competidores implicados, y por supuesto no pide ni una sola reducción de gastos que perciban empresas, y mucho menos grandes empresas.  Por otra parte, resulta curiosa también esta manía de quitar regresividad también por los impuestos. Lo cual por cierto no es tampoco algo que recomiende ni una sola teoría económica.

Pero aunque ninguna teoría económica nos dé ni tan siquiera un número, (mucho menos un reparto que ha de ser este), lo curioso es que tampoco hay ninguna teoría económica que define como universal una frase como “para que sea efectivo”, por la sencilla razón de ¿Qué es efectivo?.De hecho es curioso porque si la efectividad se mide con  el incremento del PIB, todas las teorías económicas concluyen sin lugar a dudas que los ajustes son siempre contraproducentes.

Pero independientemente de que las teorías económicas hablan de que la efectividad va en el sentido contrario al que se menciona el artículo, y sin que se hable de una porcentaje, la realidad es que los efectos de subidas de gastos e impuestos están perfectamente delimitadas y de hecho cada uno de los dos apartados de la política fiscal tiene su multiplicador. En este sentido la teoría económica nos cuenta que el multiplicador de los impuestos tiene normalmente menor efectividad que el de los gastos públicos y además plantea varios problemas a la hora de implantarse derivados de que los ajustes vía impuestos tardan en actuar en función de los momentos en los que se van produciendo las rentas.

En fin, la realidad es que siempre es todo más complicado y depende de la situación, de lo que se busque, de los gastos que se modifiquen y de los impuestos que se modifiquen. Y lo que es más que evidente es que este artículo y muchos otros, lo que tratan es de buscar razonamientos engañando a todo el mundo, para crear una opinión tendente a generar unos negocios muy claros para determinadas personas, lo que por cierto acabará generando un desastre tanto en el consumo, el déficit y la renta, (y esta vez sí que según la teoría, ya que si estamos hablando de unas circunstancias actuales y unas propuestas que son las peores que se podrían hacer). Así nos va.

  1. #5
    18/01/13 17:50

    tengo muchas dudas en el tema !! . ¿Cuales son los puntos de vista que se desprenden de la ley de Say sobre la producción, el empleo y otras variables? alguien me podrá responder esto !!!

  2. #4
    26/11/12 15:27

    Vaya teorías económicas, me recuerda los trucos de Mandrake el mago. Trucos de conjuro. Es que el papel aguanta lo que le pongan.

    Eso me recuerda la ocasión en que alguien en el Washington Post sugería enviar la estación espacial a la luna, para hacer algo bueno con ello. Lo que el articulista, muy ignorante por cierto, afirmaba con vehemencia, en realidad era la peor idea de todas.

    Si pones algo en órbita alrededor de la luna, con la gravedad de la Tierra y el Sol, la órbita se deforma de modo que al final se estrella contra la luna, y por eso es que la luna no tiene satélites. Además, cada viaje para llevar suministros sería equivalente a una misión Apolo, costosa y más complicada.

    En economía hay quienes también se aventuran a hablar de lo que no saben, y pretenden hacer creer con su vehemencia, que lo que dicen es cierto. Dicen todas esas tonterías sobre teorías económicas, y la Tierra es plana también. Pareciera que en la publicación no tienen un consejo editorial, y si lo tienen, no me atrevo a ponerle un adjetivo a su nivel de conocimiento sobre economía.

  3. en respuesta a Eguzkialde
    -
    #3
    26/11/12 14:56

    La mano solo la metemos alli dondes sabemos que no nos van a hacer daño.
    Si robas a los pobres, estos no se van a defender.
    Si metes la mano a los fuertes, a lo mejor te muerden.
    Es perfectamente logico.

    nota: los mas tontos del lugar, a eso de robar, lo llaman recaudar impuestos, imponer tasas, multas y otros eufemismos.

  4. #2
    26/11/12 12:51

    A estas alturas va quedando meridianamente claro que no han metido la mano en el impuesto de la Renta a las grandes fortunas con sus consiguientes paraisos , tampoco han metido la mano al Impuesto de sociedades junto a todas la sociedades instrumentales y ni que decir hay que la administración sigue intacta o más obesa que en el año 2007.

    Queda claro quien manda y para quienes trabaja.

    A todos los demás mortales , cada viernes nos retocan o suben algún impuesto o nos dejan en herencia cualquier tarifa eléctrica.....

    A golpe de la Europa más teutona vamos haciendo lo que nos van dictando o son los mercados o es el botín de turno........mientras mantenemos a cazaelefantes , jugadores de talon mano y señorías que pierden ipad s en el puti del congreso.

    Hace tiempo que aprobé teoría económica y en éstos momentos estoy aplicando algebra financiera.Y todo me indica que estamos sumidos en una grandísima mediocridad y tengo ganas de decidir dónde quiero pagar mis impuestos.Porque me considero válido para recaudar , gestionar y sostener una administración menos costosa , dónde los ciudadanos podamos vivir y disfrutar y no ser como ahora esclavos sometidos a una represión financiera de los gobernantes y sus mercados.

  5. #1
    26/11/12 00:04

    párrafo 8, penúltima frase. Se te ha colado regresividad por progresividad ;-)

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar