¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

De juegos de negocios y parados

 

Una de las reformas que me quedaba por comentar es la reforma legal por la que los desempleados puedan ser requeridos para realizar una serie de tareas, supuestamente en beneficio de la comunidad, como puede ser colaborar en la extinción de incendios forestales.

En esta medida nos encontramos varios puntos curiosos, que nos muestran todo un esquema de pensamiento que debe ser mostrado poniendo en negro sobre blanco determinadas incógnitas que esta medida supone.

La primera es muy obvia; Esta medida tomada por el gobierno parece responder a la conjunción de dos circunstancias que se dan en nuestro país;  cuando en realidad responde principalmente a una que como siempre queda oculta.

Las dos circunstancias a las que parece responder, son la existencia de numerosas personas desocupadas, y percibiendo el paro en un entorno de déficit excesivo por un lado y la necesidad de asumir unos gastos a la hora de realizar determinadas tareas para la sociedad. En este punto, parece lógico que las personas desempleadas se vean obligadas a realizar estas tareas muy necesarias, por un precio (que en el caso del trabajo se llaman sueldos), que no será inferior al SMI, (es decir, que será el SMI).

Las implicaciones de esta medida son desastrosas, desde tantos puntos de vista, lo cual debería hacernos reflexionar sobre el hecho de que absolutamente nadie haya criticado una medida que ha pasado muy desapercibida.

La primera implicación es muy obvia; Lo que tenemos es una sustitución de las personas que habitualmente trabajan en la extinción de incendios forestales, por estas personas, que simplemente serán más baratas que aquellas. Todos los años existen, desgraciadamente incendios forestales, por lo tanto existe ya un colectivo de personas especializados en tales tareas que ahora ven amenazado su trabajo, mientras se obliga a las personas que perciben un subsidio de desempleo, (que es un seguro para el que se ha cotizado y que se ha visto minorado), a realizar unas tareas que ni son fáciles y que representan un grave riesgo, incluso vital, (como lamentablemente se comprueba con frecuencia), a un precio mucho menor.

Evidentemente se empeora la situación de desempleo, y además se genera desempleo adicional, a cambio de correr el riesgo de muertes por la situación. En definitiva los trabajadores empeoran su situación. Puede parecer que todo esto es fruto de una cierta improvisación, pero en realidad estamos en la realidad que nos encontramos en todas y cada una de las decisiones tomadas.

Si nos damos cuenta, la sociedad necesita unas cuantas tareas adicionales para ser cubiertas por trabajadores, por ejemplo, todas las ciudades necesitan personas para recoger las basuras, cuidar los jardines, personas mayores o mantener carreteras. Todo trabajo tiene sus particularidades y sus cosas que aprender, pero debemos entender que existen numerosas tareas para la sociedad que tienen una problemática bastante menor que la de poner a personas a atender incendios. ¿Por qué no se ha planteado esta idea para las otras tareas?.  Pues es sencillo; si resulta que los ayuntamientos pueden pedir a los desempleados que trabajen en la limpieza de las calles por el SMI, tendríamos una situación en la que las grandes concesionarias y constructoras perderían negocio. Y esto no es lo mismo que el hecho de que unas personas que han desarrollado su vida apagando incendios sean sustituidas, ante el hecho de que una cotizada o una empresa pierda dinero por la necesidad del estado de ahorrar.

Respecto a la otra tarea que se les puede encomendar a los parados, (la limpieza de los montes), la realidad es un poco distinta, ya que a diferencia de los incendios, nadie parece entender la necesidad de mantener los montes limpios. En este apartado, no se va a contratar a nadie, (o va a ser testimonial), y tampoco supondría ni pérdidas de negocio ni desde luego despidos de nadie porque directamente la situación de los montes, (por lo menos en Galicia), es absolutamente desastrosa. De hecho, es probable que el estado de abandono sea una de las causas principales de los incendios forestales, o cuando menos de que estos tengan unos efectos mucho mayores.

Evidentemente sería absolutamente necesario, y no es difícil entender que tendrían un efecto económico positivo, contar con una serie de personas, adecuadamente formadas y por supuesto adecuadamente contratadas y pagadas, (es decir, trabajadores sin ningún tipo de adjetivo), para conservar una parte importante de nuestro patrimonio, que puede generar numerosos retornos desde muchos puntos de vista. Sin embargo, esto no ha sido ni es negocio y por tanto nos encontramos con situaciones ridículas con cierta frecuencia.

Este es el caso de un sitio espectacular que existe cerca de A Coruña, que incluye numerosas rutas de senderismo a lo largo de numerosos montes que no han sido explotados. Lamentablemente las rutas de senderismo y los montes no son limpiados regularmente, de tal forma que se van deteriorando poco a poco. Es un sitio perfecto para ir a desconectar en medio de caminos, de bosques y de un río impresionante, en el que se pueden hacer caminatas sin encontrar una carretera o un coche. En definitiva, un sitio para perderse y que es uno de los patrimonios que tenemos en Galicia.

 Pues lo que nos hemos encontrado ahora mismo en este entorno, no es precisamente la limpieza del entorno, (y eso que es un sitio donde de vez en cuando algo se hace), ni mejora de señalizaciones, sino que lo que se ha iniciado ahora mismo es un proyecto en el que se cargan parte de un monte para crear un centro de atención a visitantes, que en realidad es crear un edificio nuevo, de muy dudosa necesidad y, con desproporciones más que evidentes:

 

 

Y todo ello, para gastarse un total de 745.000 euros de los famosos fondos europeos, que son sin duda la clave de una decisión que jamás podrá superar el contratar a personas para dar valor al lugar, simplemente no destrozándolo y cuidándolo:

 

  1. #1

    Piñón

    Bueno, como dice el cartel, se trata de "una manera de hacer Europa". La cuestión es si esa manera es la mejor o la más conveniente; pero de lo que no hay duda es de que ha sido la manera "más frecuente" de hacer Europa, desde que pertenecemos a "este club"

  2. #2

    Yo mismo

    en respuesta a Piñón
    Ver mensaje de Piñón

    Un día tenía que explicar de donde sale la utilización de este lema en Galicia... Que ciertamente es simpática...

Autor del blog

  • Yo mismo

    Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.

Envía tu consulta


Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar