Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
17 recomendaciones

Resultat d'imatges de crowlendingNo es la primera vez que pretendo reflexionar sobre este tipo de inversión alternativa, en esta ocasión lo hago con motivo de una ponencia que sobre el particular asistí este pasado fin de semana.

Como previa debo indicar, que el Crowdlending es una variante, o mejor dicho una modalidad, dentro de lo que es el Crowdfunding, si bien son muchas las ocasiones en las cuales “se mete todo en el mismo saco” y se llama Crowdfunding a todo.  

Este tipo de financiación alternativa creo que es algo imparable, que tiene mucho futuro,  no obstante sigo pensando, al menos en la forma que se está planteando, que las lagunas del sistema son muy relevantes, la primera cortapisa es el riesgo que conlleva, algo que los inversores, en mi modesta opinión, no le están otorgando la atención adecuada.

Si buscamos hemerotecas, determinaremos que todas las crisis del negocio financiero en España, tienen un denominador común, absolutamente todas….

La morosidad

Es posible que alguien con ya la cincuentena cumplidos, me indique “oye, lo de los bancos de la primera Rumasa, no fue por morosidad…”, debo decir que también fue la morosidad lo que los llevó a la quiebra, aunque fuera la de las empresas del propio grupo Rumasa, no deja de ser morosidad.  En aquel caso agravado con que se financiaba al propio grupo, en muchas operaciones que otras entidades financieras ajenas no se lo hubieran ni planteado.

El negocio financiero tiene dos características que no debemos olvidar, una es que al tratarse de un negocio de intermediación, puede funcionar sin problema con una capitalización débil, no son necesarios capitales (patrimonio neto) del 20 ó 30% sobre los activos totales, como es absolutamente imprescindible en empresas de otros sectores. Y dos que se opera con márgenes muy estrechos, por tanto la única forma de que tal negocio sea viable, es el volumen, el conseguir una masa crítica suficiente.

Las características de una plataforma de crowdlending son básicamente:

  • El riesgo de impago se traslada a los inversores, cuando en un banco tal riesgo lo asume la propia sociedad bancaria, pero al mismo tiempo, la rentabilidad también “se traslada” al inversor.
  • La estructura de la plataforma es bastante sencilla, se limita a poner en contacto a prestamistas y prestatarios.
  • No precisa de capitalización para realizar esta intermediación, al margen de los recursos necesarios para que sus aplicativos informáticos funcionen con la debida eficiencia y seguridad.
  • Tiene o como poco debería tener, un servicio de análisis de riesgos eficiente, al objeto de no poner a los inversores en riesgos excesivos. Este es un tema al que el negocio bancario destina muchos recursos, y está por demostrar, al menos de forma generalizada, que se actúe de modo similar en las plataformas de crowdlending.

El riesgo de morosidad le afectará a una plataforma del mismo modo que afecta a un negocio bancario, exactamente igual, la diferencia es que tal riesgo lo asume el inversor, no la plataforma, que se quedará con un margen de la rentabilidad esperada.

Soy un convencido de que no hay malas respuestas, lo que existen son preguntas mal planteadas o preguntas erróneas.

Entonces cuando nos hablan de rentabilidades del 7, 8, 10 y hasta 12%, creo que debemos plantearnos las preguntas pertinentes.

En la ponencia que asistí el pasado fin de semana, se habló de financiación empresarial, tanto en “papel comercial” (pagarés de empresa, por ejemplo) hipotecas a empresas, etc.  

Pensemos un poco solo en la banda baja del 7%, yo que tengo cierto manejo en empresas pequeñas, puedo indicar que ninguna se está financiando al 7%, cualquier empresa con un negocio algo asentado, y no hace falta que tenga un volumen de ventas de 5 millones al año, hablo de pequeñas empresas de 1, 2 ó 3 millones de facturación, no tiene mucho problema en conseguir crédito entre el 3 y el 5% (considerando el efecto de la comisión de apertura de la póliza de crédito), o descuento de papel comercial entre el 2,50 y el 4,50%, en este sentido la pregunta es:

¿Qué empresa, qué calidad de balance, no puede acceder a dicha banda del 3-5% anual? A mí solo se me ocurren dos respuestas:

  • Las empresas “desahuciadas” por el negocio bancario tradicional.
  • Empresarios que no se enteran mucho de los precios a los que podrían acceder, dada la calidad de sus negocios.

Con lo cual a mí personalmente no me interesa ninguno de los dos perfiles de empresarios.

También se habló de hipotecas con “un colateral” menor del 50%

Empecemos por clarificar lo del “colateral”, que es una palabra que “queda muy chula”, pero que es lo mismo que decir la garantía que se ofrece, lo que todos conocemos por el bien que se va a hipotecar, en resumidas cuentas, la finca que se ofrece como garantía. En dicho caso “la banda” de rentabilidad, también estaba en el orden del 8 al 12%

Seguimos en las mismas ¿Qué negocio está dispuesto a pagar intereses del 8 – 12% anual en este momento?

Sí que es cierto que algunos tipos de garantías, al menos hoy, difícilmente van a ser aceptadas por la banca tradicional como garantía de financiaciones, por ejemplo los terrenos y las fincas rústicas.

También se comentó sobre préstamos sobre bienes muebles (vehículos, maquinaria, etc.), que la banca tradicional, al margen de hipotecas navales, sobre aeronaves o vehículos (leasing), no es nada habitual. 

Si hablamos de particulares como destinatarios de los préstamos participativos promovidos por estas plataformas de crowdlending, el problema a mi entender sigue siendo el mismo, y es que hay alternativas financieras más baratas, incluso empresas financieras tradicionalmente caras en las financiaciones, me refiero a entidades como Cofidis o Banco Cetelem, están ofreciendo préstamos por debajo del 6%

Por tanto y si bien los préstamos participativos de estas plataformas, es una excelente idea, algo que se irá desarrollando con toda probabilidad para bien, el problema es que si la pretensión o mejor dicho el objetivo es la consecución de rentabilidades muy por encima de los otros actores del negocio financiero, el resultado es bastante simple de prever, una morosidad por encima de la media, por encima de lo que recomendaría la prudencia financiera.

En mi opinión el crowdlending va a ser una excelente manera de obtener la rentabilidad que hoy por hoy no obtenemos por nuestro dinero, sin embargo será así en plataformas que sean menos exigentes en “las tarifas”, porque el destino de las inversiones (de las financiaciones a otorgar)  haya sido analizado con unos criterios de riesgo muy exigentes y por tanto verse obligadas a prestar muy por debajo de esta barbaridad (en mi opinión, insisto) de rentabilidades que se indican.

Ello provocaría (espero que en lugar de que el tiempo verbal sea condicional, lo podamos indicar como futuro … “provocará”), que rentabilidades nominales sean de la mitad, el 3, 4 ó 5%, porque el destino de las financiaciones responda a “demanda solvente” y al mismo tiempo las comisiones de intermediación de tales plataformas deban ser algo más altas, ya que los gastos de análisis lo provocarían. 

Al margen del tema de riesgo que he comentado en los párrafos anteriores, en la ponencia que asistí, detecté algunos problemas logísticos, que debo reconocer que desconozco como se resuelven, y hasta la fecha he intentado averiguarlo sin éxito, a ver si alguno de los que tienen la santa paciencia de leer este blog, me ilustra.

Se están financiando pagarés de empresas, una empresa que en lugar de endosar/ceder sus cobros a futuro documentados en pagarés o pagos domiciliados, financia estos períodos a través de plataformas de préstamo participativo. Uno de los ejemplos fue una conocida empresa de distribución, que sé positivamente que paga mediante pagarés “no a la orden”. Un pagaré de estas características no es endosable, pero sí se puede ceder a tercero, no obstante hay unos requisitos a cumplir para que surta efectos legales, en cuyo caso se me plantean un par de preguntas, una es ¿se gestionan tales requisitos legales para que surta sus efectos? Y dos ¿quién custodia el documento, la empresa a la que se financia, entrega el documento físico a la plataforma? Porque si tal transmisión “física” no se realiza ¿Qué se está financiando realmente?.

Otro ejemplo son las hipotecas, como todos sabemos en una hipoteca comparecen ante notario el prestamista y el prestatario, sin embargo en un sistema que habrá un prestatario, pero multitud de prestamistas ¿Cómo se instrumenta la hipoteca? Ciertamente esto está previsto en la legislación (artículo 141 de la Ley Hipotecaria), se trata de las hipotecas unilaterales, sin embargo me queda la duda del “cómo” se perfecciona este requisito, para que tenga validez a efectos legales en favor de los cientos de prestamistas participativos que supondrá.

Lo mismo vale, para la inscripción en los Registros Mercantiles de los derechos sobre los bienes muebles, no hacerlo correctamente nos puede suponer que un tercero (Seguridad Social, Agencia Tributaria, o cualquier otro acreedor), con deudas menos antiguas lo haga a través de embargo y nada podremos oponer si no hemos registrado adecuadamente y a su debido tiempo. Lo que supondría "pasar a la cola", aun cuando nuestros préstamos, insisto, fueran de fechas anteriores. 

El "reparto" de nuestra inversión en muchas financiaciones distintas y en pequeños importes en cada una, es evidente que minimiza los riesgos de impago de algunas operaciones, no obstante si nuestro dinero se invierte en préstamos y financiaciones a prestatarios de baja solvencia, podrá estar muy repartido, pero los impagados estarán presentes en bastantes de ellas. 

Me quedó también  la duda sobre los sistemas establecidos para recuperación de deudas impagadas, y más cuando se están planteando financiaciones a empresas de otros estados occidentales ¿De qué departamentos jurídicos disponen estas plataformas para minimizar los riesgos que suponen las diferentes legislaciones?.

En resumen, me temo que “se está vendiendo” el Crowdlending, y no me refiero solo a la ponencia que asistí el pasado sábado, es en general,  incidiendo en términos de rentabilidad, sin detallar los riesgos de morosidad, o no dedicarles la debida atención, que la tiene, y además crucial. 

  

  1. en respuesta a dentex
    #43
    W. Petersen

    Ante todo, gracias por tu amplia explicación ….
    En un momento de la misma hablas sobre precios nominales y precios reales en la banca tradicional, y ciertamente es así, sobre las empresas en las que formo parte del equipo gestor o en las que además tengo alguna participación, a la venta cruzada, los llamamos “el impuesto revolucionario” … ¿cuántos seguros tendré que contratar, o que depósito raro me toca esta vez?.

    En algún post de blog, o probablemente en los hilos, pero con lo llego a escribir, trabajo tendría para localizarlo, llegué a calcular la repercusión de los seguros (vía comisiones para el banco) más tarjetas y saldos medios en cuenta, el tipo nominal podría estar incrementándose en un 30% … en aquel momento que lo calculé los tipos estaban por el 2% (creo recordar), con lo cual un Euribor más un punto y el “paquete”, el coste real para el cliente se iba al 3,9%, en una hipoteca de 80-100.000 € y algo menos, sobre el 3,6% en una de 150.000 €. Principalmente por los seguros, cuyas comisiones a favor del banco son mucho más alta que las de un corredor de seguros, y por ello las primas acaban siendo más elevadas. En algún caso puedes “empatar” con una póliza a través de corredor, pero entonces observarás que las coberturas son ligeramente inferiores.

    En cuanto a la comisión de apertura, si calculamos un coste nominal del 1% para una pequeña empresa, si es en póliza y por ejemplo la disposición media es del 70%, una operación al 3,25% de interés más 1 punto de apertura, la repercusión real será del 1,4% y por tanto el coste será del 4,65% y no el 4,25% que da la impresión a primera vista.

    No obstante en empresas no es tan simple “colocarle” productos añadidos, algún seguro cae, algún depósito fiscal de estos que a los 5 años no tienes impuestos del rendimiento, que la verdad da bastante lo mismo, porque con rendimientos del 0,10-0,20, lo que tendrás que pagar de impuesto es casi nada !!!

    Realmente esto en préstamos bancarios o en plataforma, no hablo de pólizas, poco te afecta, porque tendrás igualmente que mantener una cuenta corriente en un banco, y pagarás las comisiones de tal cuenta, con independencia de si recibes transferencias o las haces, para el pago, a la plataforma.

    Si que es cierto que la comisión de apertura te afecta, pero en un préstamo a 5 años, y ella es del 1%, la repercusión es de un 0,40 aprox., un préstamo de 20.000 € por ejemplo con comisión del 1%, y como sea que a mitad del plazo deberás la mitad, por ello es un 0,40 y no un 0,20, que sería la simple división de 1/5.

    No obstante y aún con ello no nos estamos acercando al 8-12% que se está proponiendo.
    También es cierto que recibir préstamo de plataformas (al menos así lo creo), no te sale en la CIRBE del Banco de España, y hay casos en los que a uno le puede interesar no salir con tanto importe ahí, normalmente porque “va cargado” de deuda. Si es así es posible que la plataforma y los prestamistas, estén entrando algo en la zona de “peligro”

    El enlace de 5 días, estima que el coste real se acerca al 10%, es posible, no seré yo quien lo niegue, pero calculando esto ayer por la noche, no tengo ni una sola empresa, bajo gestión o participación, y todas son de la “p” de pyme y en minúscula, que dividiendo la financiación media contable por el total de costes , al 10% no llego ni en broma …..

    Con lo cual, tal como indiqué la alternativa a la banca como indicas, no es solo un buen invento, sino además absolutamente necesaria su existencia” pero al mismo tiempo sigo pensando que el perfil de clientes a la rentabilidad que se indica, tiene cierto riesgo.

    Por cierto, gracias por la explicación de la “logística” en los descuentos de “papel comercial” ….. no tendría lógica que el financiado conservase el documento .....

  2. en respuesta a aseso
    #42
    Jexs71

    El quid es ¿tiene futuro?
    Yo creo que sí pero con una regulación "severa". Aquí cualquiera se monta un chiringo, la lía parda y luego a fundar Asociaciones de Afectados.
    Desde luego, esos datos, si hablamos de confianza, hablan por sí mismos.

    En el foro se habló de estos experimentos hispánicos y, creo recordar, es que las garantías legales para el prestamista son escasas si hay que exigir un recobro. Y te fías de un analista de riesgo que vete tu a saber de donde ha salido.

    Saludos

    1 recomendaciones
  3. en respuesta a W. Petersen
    #41
    dentex

    Me gustaría decir antes que nada que lo que aquí comento es válido para las plataformas que yo he seleccionado para invertir, de las demás no opino.

    Me gustaría hacer incidir sobre una idea lanzada reiteradamente en este hilo que creo que es fundamental, la dualidad que se plantea entre financiación bancaria y financiación alternativa. No es cierto que sólo se financien en las plataformas aquellas empresas que son rechazadas por los bancos. Esto está también en relación con la idea de que la banca es siempre más barata para financiar a la empresa, esto es cierto para determinados tramos del pull bancario pero no para el resto y como comentaré ahora hay que mirar bien los costes cruzados.

    Prácticamente todos los préstamos que se ofrecen en las plataformas españolas son parte de un pull de financiación en el que también está la banca. Las plataformas en las que yo invierto no ofrecen préstamo a empresas que no tengan ya financiación bancaria previa siendo la parte de la plataforma normalmente un porcentaje relativamente pequeño de ese pull que la empresa precisa para llevar a término determinado proyecto de inversión, expansión, internacionalización o simplemente de financiación de su circulante. El préstamo recibido por esta vía se acompaña del percibido por otros bancos, por recursos propios y por otras financieras, casi nunca en solitario. En algunas plataformas incluso se indica cual es este porcentaje en el proyecto de préstamo global que no suele superar el 20%. Esto además es algo lógico en un país tan bancarizado como el nuestro donde las alternativas financieras han sido hasta la fecha muy escasas y caras. El crowdlending en este momento no es alternativa excluyente, ni desplaza, ni es considerado sólo por las empresas en ausencia de financiación bancaria, es complementario a esta, en otras palabras, si ese préstamo se impaga también es mora para los bancos, espero que esto no suene a aquello de “mal de muchos ……” pero es así.

    El verdadero valor que las plataformas aportan a la empresa es ofrecerles una fuente de financiación alternativa a la de los bancos, y esta no es una labor fácil dado el alto grado de capilaridad y penetración de la banca en España. He tenido muchas conversaciones con las plataformas al respecto y conozco bien la labor de sus equipos, no todos los departamentos financieros en las empresas están preparados para vencer ese síndrome de Estocolmo que supone salir del círculo de los bancos ni son capaces de entender el coste final de la venta cruzada a la que los bancos someten a sus prestatarios. Me gustaría citar aquí un reciente informe de la financiera https://inbonis.es/ , no es una plataforma de financiación participativa, es una financiera del sector fintech que ha realizado un estudio muy interesante sobre el coste real de los productos de venta cruzada que acompañan al préstamo y sus conclusiones son muy jugosas. Me consta que Inbonis ha enviado el estudio a directores territoriales de varios bancos por si querían rebatirlo antes de ser publicado y aún están esperando. Os dejo aquí un artículo sobre este estudio publicado precisamente hoy en el períodico “Cinco Días” http://cincodias.com/cincodias/2016/11/02/mercados/1478102965_640196.html

    En el estudio se demuestra que el coste real de los productos cruzados llega a duplicar la tasa media de los primeros oferentes en el pull bancario, y puede pasar de un 4,6% hasta un 10%. El informe es muy riguroso y realmente vale la pena leérselo, si os ponéis en contacto con la financiera no dudo que os lo facilitarán. Copio aquí los párrafos fundamentales del artículo:

    Sus cálculos parten de que el tipo de interés medio de un préstamo a una pyme española era de 460 puntos básicos en 2015, es decir del 4,6%, según las estadísticas del Banco Central Europeo. A este coste habría que sumarle otros 201 puntos básicos en comisiones, incluyendo un 1% por apertura y un 0,25% por fondos no dispuestos.
    A partir de aquí, desde Inbonis exponen que habría que añadir otros 129 puntos básicos por la las “ventas cruzadas forzadas” de otros productos, que las entidades obligan a firmar a las pymes para concederles la financiación incluyendo la obligación de mantener en cuenta un saldo equivalente al 15% de la línea de crédito, así como la domiciliación de seguros sociales e impuestos o la contratación de tarjetas de crédito.
    Finalmente Inbonis, que aparte de la información estadística basa su análisis en una encuesta a 124 pymes, estima que el coste de las garantías personales exigidas por las entidades financieras al propietario de una pyme equivale a sumar otros 210 puntos básicos adicionales, según la estimación más conservadora.
    “Los tipos de interés caen, pero el precio de los paquetes de venta cruzados, de las condiciones de la financiación, no han bajado, al revés”, expone Alberto Sánchez Navalpotro, director general de Inbonis. “La banca pensó en principio que el negocio era ganar más volumen y ahora se centra más en la venta de otros productos cruzados”, añade.
    A estos sobrecostes, se les suma el hecho de que al 87% de los empresarios les elevaran o mantuvieran las garantías personales exigidas para prestarles o que el plazo medio entre que solicitan un crédito y se les concede sea de dos meses. Unas condiciones que en Inbonis entienden que generan “una brecha estructural entre las pymes y la banca” que genera “una oportunidad” para ellos y otras firmas de financiación alternativa.
    De momento eso sí, revela su informe, solo el 3% de la financiación de las pymes españolas es no bancaria. De hecho, según un reciente estudio de la Universidad de Valencia, solo un 22% de las pymes españolas trata de obtener financiación sin acudir a bancos tradicionales frente a un 70% en Estados Unidos, un 55% en Francia o un 45% en Alemania.
    “La división entre fintech y banca es maniquea e hipersimplista. No es que unos se vayan a comer unos a los otros. Habrá destacados buenos y rezagados malos”, expone Antonio Alcalde, responsable de riesgos de Inbonis, cargo que desempeñó durante años en BBVA.

    Otro tema no comentado en este hilo es que en el pull bancario de préstamo que la empresa toma, el tipo nominal de interés que se le ofrece va subiendo según disminuye la filiación de la empresa con el banco. El primer banco, con el que la empresa está casado te ofrece ese citado 4,6% de media (nominal que no real como demuestra el artículo), pero el segundo con el que no tenemos tanto trato comercial y que nos ha de dar el siguiente 25% del préstamo que precisamos lo sube y el tercero con el que aún tenemos menos relación ya se lo deja a la empresa a la altura del tipo medio con el que trabajan las plataformas españolas o incluso por encima. Con respecto a esto contaré una anécdota que me relató una de una de las plataformas con las que trabajo; les llamó por teléfono una empresa a la cual ellos habían denegado un préstamo al 7% por no haber pasado los filtros de riesgo para quejarse ya que el banco con el que habitualmente trabajaba sí que se lo había concedido y además al 5.50%, a saber cuántos productos cruzados se tendría que haber “comido” esa empresa.

    Hay que recalcar que aunque un mismo préstamo esté en parte financiado por dos, tres o más bancos no deja de ser financiación bancaria y que si la empresa quiere realmente diversificar sus fuentes tiene que incluir otras ofertas alternativas a las tradicionales, ya sean por parte de financieras o por el lado de las plataformas, repito que está costando muchísimo, el síndrome de Estocolmo bancario está muy presente y nuestra cultura financiera no es la sajona.
    La verdadera propuesta de valor de las plataformas a las empresas no viene tanto de por la parte del precio (aun siendo realmente competitivas) como por la de aportar diversificación, inmediatez y complementariedad a las fuentes de financiación bancarias. La plataforma tiene una política clara de “pago por uso” donde los costes se circunscriben tan sólo al producto financiero que se va a consumir y nada más. Evidentemente lo primero que muestran las empresas cuando llegan los comerciales de las plataformas a visitar al director financiero es el precio al que su banco de toda la vida le va a dejar su parte del préstamo, sin ninguna consideración más, no le va a mostrar el coste real porque, en la mayoría de los casos es posible que ni lo conozca. No les va a mostrar el de su segunda o tercera oferta del pull ya que van a ser superiores al del primer banco.

    Estoy convencido que poco a poco esta cultura tienen que cambiar y que el panorama financiero actual cada vez se parecerá más al que tenemos en UK, donde actualmente el 70 - 80% de las empresas han utilizado alguna vez financiación alternativa y donde hay plataformas que están prestando unos volúmenes realmente impensables hace tan sólo 2 ó 3 años. Creo que las empresas que han pasado por el “cierre de grifo” del 2010 - 2011 tienen que darle una pensada a esta nueva propuesta de diversificación, yo en aquel entonces tenía muchos clientes que siempre fueron solventes, incluso en lo más crudo de la crisis y a los que les cerraron las líneas de la noche a la mañana y sin dar muchas más explicación.

    En cuanto a la financiación de circulante, descuento de pagarés más concretamente, los efectos están siempre físicamente en posesión de la plataforma antes de realizar la transferencia, si no, el préstamo no se da por formalizado. En los cerca de 950 pagarés descontados en Circulantis en estos dos últimos años que yo recuerde sólo se han anulado dos pujas por no llegar físicamente el pagaré a la plataforma. Si queréis más información podéis consultar las condiciones para el cedente que están disponibles en la web y donde se explica todo el proceso de cesión de crédito, comunicación de la cesión de crédito al librado mediante burofax, etc. El equipo de esta plataforma es muy profesional y tiene ya muchas horas de vuelo en la banca antes de haber comenzado este proyecto.

    En el caso de los pagarés la función de la plataforma es la misma que en el préstamo, ser un complemento del banco. Las empresas utilizan esta fórmula de financiación para complementar las líneas de los bancos, diversifican y agilizan las puntas de descuento. Cuando las empresas tienen las líneas llenas y les es mucho más rápido y eficiente descontar en la plataforma que ir a otro banco a abrir una nueva línea. En el caso concretamente de Circulantis sí que hay un porcentaje de empresas que tienen cerrada la financiación (25 – 30%) no porque actualmente no sean solventes, sino porque en la crisis brutal del 2009 tuvieron impagos con la banca y evidentemente tienen las puertas cerradas, esto queda circunscrito básicamente al sector de la construcción. Estas empresas son ahora solventes, con buenos clientes y son un importante nicho de valor para el inversor porque están ofreciendo una muy interesante ecuación riesgo/beneficio, después de la crisis pasaron en su mayoría a descontar en financieras pero desde la aparición de Circulantis algunas de ellas lo hacen ahora en la plataforma, yo como inversor estoy muy contento con ese nicho, me da volumen, diversificación y buen retorno a riesgo ajustado, evidentemente la experiencia con los bancos habrá sido otra en los días de la crisis, pero la situación actual es diferente, vuelvo a repetir que esto se limita a este nicho de la construcción, para el resto me remito a lo comentado anteriormente con el préstamo.

    Hora que menciono a las financieras me gustaría dar un dato sobre una de las más importantes de España, GEDESCO cerró 2015 con 1.200 millones de euros en préstamo y mora por debajo del 1%, y os aseguro que los tipos que se pagan en esta financiera son muy superiores a los de las plataformas. No siempre un mayor tipo de interés significa que no se pueda obtener un adecuado retorno si la gestión del riesgo es adecuada, más ahora que estamos en mora históricamente baja. Pongo este ejemplo porque es claro reflejo de que una financiación no bancaria puede ser rentable al inversor, hecha la salvedad claroe stá de que Gedesco no es una plataforma.

    Para terminar me gustaría decir que la forma en la que está evolucionando este sector en UK, cuna del crowdlending en Europa es realmente apasionante para aquellos a los que nos gusta el mundo financiero: rentabilidades sostenidas, incremento año a año del volumen de negociación, nuevos productos financieros, fondos de cobertura de impagos, desarrollo de industria paralela fintech (sobre todo en nuevos modelos de análisis de riesgo), test de estress sobre las cartras vivas de las platafomas, preparación para recibir los ISAS a partir de 2017 (Planes de pensiones que invertirán en este subyacente), aparición de plataformas que cubren nuevos nichos (por ejemplo ahora están surgiendo para financiar masters y postgrado a universitarios) y un largo etcétera. La parte de UK es la que realmente estoy estudiando más ahora porque es fundamental para cuando el vehículo de inversión vea la luz.

    Espero haber aclarado algunos puntos, aunque sé que no todos, prometo escribir más adelante sobre otras cuestiones que se me han plateado.

    A mí el crowdlending, hablando ahora como inversor, lo que me ofrece es un nuevo producto financiero al que anteriormente no tenía acceso que diversifica mi cartera, me descorrelaciona con el resto de activos y me da una rentabilidad adecuada al riesgo y acorde a mi perfil de inversor. Espero no tener que pasar una gran crisis como la vivida hace 5 años porque entiendo que ahí la descorrelación desaparecería, en esto he de ser honesto y realista, por eso para mí el crowdlending será siempre un producto más de diversificación dentro de mis inversiones, os animo a explorarlo, quizá con un conocimiento más profundo se venzan algunas reticencias. En cuanto disponga de más tiempo puedo ir comentando más cosas que se me han quedado en el tintero, saludos.

    4 recomendaciones
17 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar