Rankia España
Blog El blog de Echevarri
110 suscriptores
O lo que se me ocurre sobre el mundo financiero

Semana Santa y el juego de las chapas o charpas

Ufff, que rápido se ha pasado la Semana Santa. Ni me he enterado, y la ultima entrada es de hace más de dos semanas. En mi descargo, decir que pensaba haber escrito el presente post allá por el jueves santo, que era de lo más apropiado por lo que luego veréis. Eso en mi descargo, ya que lamentablemente no lo hice. Me di a la molicie. Estaba cansado, leñe. Pero vamos, que me dije que antes de que acabase la Pascua lo enmendaba y así lo voy a hacer.

Tengo la sensación de que en esta Semana de Pasión, marcada por la crisis en que vivimos, ha salido triunfante el turismo interior frente al de jet y tentetieso. Es sólo una sensación, pero algo de ello hay. Vamos, que la gente se ha ido al pueblo, si lo tiene, o en su defecto a conocer pueblos ajenos, apartamentos de segunda residencia, o a la casa de la tía soltera. Todo ello sustancialmente más barato que pasar unos días por la Quinta Avenida. Ya puestos, en vez de irse a ver algo a Broadway, nos marcamos unas procesiones, que tienen también su puntito intelectual y de recogimiento místico. Bueno, eso algunos. Un servidor descubrió hace tiempo un ¿espectáculo? de la Semana Santa española que le divirtió bastante más que escuchar una Saeta. Deben ser desviaciones etnográficas mías, pero que me gustaría recomendaros.

Me refiero al Juego de las Chapas, o de las Charpas, que de las dos maneras lo he oído y que se práctica los Jueves, Viernes y Sábados santos en en el Norte de Castilla León. Yo lo conocí en un pequeño pueblo hace tiempo y la verdad es que me resulto curioso, entretenido y sumamente revelador de nuestro carácter como pueblo. 

Dicen que dicho juego se inspira en el Evangelio de San Juan 19, 23-24, en el que los Romanos se juegan la túnica de Jesús a los pies de la Cruz. Este juego trataría de rememorarlo y de ahí que tan sólo se celebre en esas fechas. Quizás por ello, quizás por la persecución del sector del juego que hubo en España durante el régimen franquista, este juego estuvo prohibido, perseguido, según me cuentan (aunque supongo que se jugaba igual, aunque menos expuestos). Hoy es el día que esta reglamentado por la Junta de Castilla León. Si os lo habéis leído estupendo, si no os lo resumo.

El juego se resume rápido. Se lleva  acabo en establecimientos cerrado, bares vaya, donde un gestor o baratero, que suele ganar propinas de los participantes organiza el juego y las apuestas. Se juega con dos Perras Gordas, y el mecanismo es bastante simple. Un jugador, llamado lanzador (la banca, vaya) se marca una apuesta, mientras el resto le rodean en circulo,  a que coincidan las caras o las cruces (o como decían en aquel pueblo las lises) tras lanzar las monedas. Dicha apuesta se va cubriendo por parte del resto de los jugadores que van haciéndolo o no en el sentido contrario de las agujas del reloj. Una vez cubierta, y tras un racial grito de a caras o a lises se tiran las monedas y lógicamente hay tres posibilidades:

1.El lanzador se lo lleva todo y de paso sigue lanzado.

2. Lo pierde todo y pasa al resto de los apostantes en función de los cantidades cubiertas por cada uno. Además el baratero debe ofrecer por turno la posibilidad de lanzar al resto de los jugadores.

3.Se debe repetir la jugada al ser una cara y otra cruz.

Bueno, pues un cosa tan simple arrastra pasiones y mueve mucho mucho dinero. Os invito a descubrirlo y también a reflexionar sobre dicho juego y como refleja ciertos aspectos muy propios de la idiosincrasia española. Por ejemplo, ese afán del uno contra todos, del ir por libre, del todo o nada, y todo ello sin relación alguna con habilidades, juegos psicológicos (aqui me da que Nash no tendría mucho que hacer), estadisiticas (poca muestra para los Pelayos), etc. Puro y duro azar, amén de resistencia financiera y todo lo demás no importa. Qué poco hemos cambiado. Celtiberia show.

 

 

  1. en respuesta a Echevarri
    - Ver mensaje

    Estoy a tu entera disposición en [email protected] y, si es necesario, en el móvil, que te facilitaré por correo privado.

  2. en respuesta a Tristán el subastero
    - Ver mensaje
    #2
    Echevarri

    Eso me dicen que pasa a veces, muy agudo. Pensemos por ejemplo en las apuestas que podiamos llamar OTC, fuera del corro en las que se escapan las ganancias del baratero.
    Por cierto, tengo que pedirte orientación sb un tema de tu ámbito

  3. Y ya que todo parece tan español, me surge una pregunta: ¿No acaban a garrotazos?

Autor del blog
  • Echevarri

    Usuario de Rankia desde sus inicios. Su blog está considerado uno de los más representativos de Rankia.

Envía tu consulta

Sitios que sigo
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar