Dinero a cambio de Tarjetas de Regalo

3
Este contenido tiene más de 12 años
Hace tiempo, mucho tiempo, tenía a un conocido que, para inspirarse en materia empresarial, solía meterse unos viajes de miedo a Estados Unidos. Supongo que además, el muy perro, los pasaba por la cuenta de la empresa. Lo que si que recuerdo era su expresión cada vez que volvía, que se podía resumir en ese clásico televisivo del que fuerrrrrrte. venía alucinado, con los ojos como platos, dispuesto al benchmarking -copieteo-adaptación de todas esas ideas yankees.
Hoy Internet ayuda mucho. Pero muy mucho. Y si en materia financiera aún podemos flipar por un tubo, para bien y para mal, con los padres de las subprimes, para nada hemos de pensar que se esta agotando su inventiva. Aún les queda más, y buena muestra de ello es un negocio que cuanto más lo miro más me quedo con la boca abierta. Me refiero a la compraventa de las tarjetas de regalo de empresas.
En EEUU existe una fuerte tradición de acciones de promoción de marketing en base a cupones y similares, cosa que en España apenas ha arraigado (desconozco si las Paginas Amarillas siguen con aquello, que daba más pena que nada). Sin embargo, la derivada de las tarjetas de regalo que en EEUU parece también arrasar ha encontrado algo más de eco en nuestro país, por lo que es posible que este negocio tenga alguna pequeña posibilidad en España (aunque es difícil por la masa critica necesaria). ¿En que consiste esta compraventa de tarjetas?
Estamos hablando de las típicas tarjetas que pueden ser canjeadas en establecimientos comerciales por productos o servicios. Ya sabéis, tarjetas de prepago usadas como obsequio entre personas, o bien tarjetas derivadas de acciones de promoción o fidelización de las propias marcas, etc. Muy propias de estas fechas.
Pues bien, Gift Card Rescue te compra esas tarjetas, o te las cambia por otras que te interesen más. Luego, vende esas mismas en su web a particulares. Lógicamente el negocio esta en la diferencia en el precio de compraventa. Apenas me ha dado tiempo a examinar la web, y desconozco si lo hacen, pero si juntan un buen número, no sería mala idea el plantear vendérselas directamente a los propios emisores. Eso si, si bien estos se ahorrarían un dinero también serían conscientes del fracaso de su negocio comercial si las cantidades fuesen relevantes.
Visto aqui.
  1. #3
    18/01/09 10:30

    Alejandro, eso es cierto si son as tipicas tarjetas de prepago. pero hay muchas más opciones. Tal y como te comenta Antonio, existen también aquellas gratuitas, evolución de los típicos cupones, sin coste, que suponen un descuento o ventaja adicional.

  2. #2
    Anonimo
    17/01/09 17:23

    A mí me recuerda mucho a los "petrodólares" que venían con los tebeos de pequeño. Yo los llamaba también "mortadelos". Luego con esos billetes podías comprar merchandising de Zipi y Zape, Rompetechos o quien fuera. Luego más tarde vinieron los "cortycoles" que sólo podías gastar en el Corte Inglés. Los vales descuento o cupones han tenido mucha tirada en USA. Los domingo todos los periódicos dan un montón con su suplemento. Pero aquí no han llegado a cuajar. Supongo que tendrá algo que ver por la naturaleza desconfiada de nuestros comerciantes (c.f.: la tienda a pie de calle de 13 Rue del Percebe).
    Saludos
    Antonio P.

  3. #1
    Anonimo
    17/01/09 11:52

    La verdad es que lo de las tarjetas regalo es algo a lo que no le veo sentido. Como decían una vez en una serie de TV: "Qué bien, me has dado una tarjeta regalo, es algo como el dinero, pero peor, porque sólo lo puedo emplear en un sitio, y, además, caduca..."

    Si al menos te diesen más "valor" que el dinero que cuestan, es decir, que una tarjeta de 20€ del comercio X, te permitiese comprar por valor de 25€ es ese establecimiento.., sino, mejor el sobrecito con el dinero del regalo, aunque quede más cutre..

    En fin, hay gente pa to...

    Saludos

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar