Rankia España
blog Doing Simple - Fundamental & Macro Analysis

Situación de Mercado - Resumen semana 7-11 de octubre

Los operadores respiran aliviados al pactarse la Fase-1 de las negociaciones comerciales entre China y USA celebrándolo con un rally en los índices bursátiles.

Situación Macro Global:

Tras una primera semana de octubre en la que aparecieron datos macro muy preocupantes en esta han aparecido nuevos indicadores que continúan mostrando un deterioro de la economía mundial.

Desde Asia hemos conocido que en Japón el gasto de los hogares (anual) se situó en un crecimiento del 1% cuando se esperaba que fuese del 1,2% y en China el PMI de servicios Caixin retrocedió hasta 51,3 desde el 52,1 previo viéndose arrastrado por los descensos del sector manufacturero.

En Europa vimos como Alemania redujo sus pedidos de fábrica un -0,6% moderándose de la caída del -2,1% anterior mientras que la producción industrial sorprendió positivamente a los agentes económicos al publicarse un incremento del 0,3%. El dato más preocupante vino en la balanza comercial germana que descendió su superávit a 18,1B€ de los 20,5B€ previos, dicha disminución vino por un retroceso de las exportaciones del -1,8%, claro indicador del menor intercambio de mercancías a nivel mundial.

Posteriormente se publicó el dato de producción manufacturera mensual de Francia que retrocedió un -0,9% mientras que en Italia subió un 0,3% y en UK se contrajo un -0,7%. Adicionalmente desde el país inglés se publicó una disminución del índice Halifax de precios de la vivienda en un -0,4% cuando el previsto era un incremento del 0,1%, las ventas al por menor del BRC bajaron un -1,7% así como el PIB mensual en un -0,1% todo ello mostrando el impacto de la incertidumbre generada por el Brexit.

Uno de los datos que refleja muy claramente la situación del inversor en la zona euro es el indicador de confianza Sentix. En él se puede apreciar como la confianza se ha ubicado en una tendencia bajista desde el inicio de la guerra comercial. La consecuencia directa es que mientras no se genere un entorno favorable para la inversión los agentes económicos se mantendrán cautos lo que disminuye el crecimiento potencial.

Fuente de datos: Bloomberg

En el otro lado del Atlántico, USA vio retroceder su IPP mensual en un -0,3% cuando se esperaba un incremento del 0,1%, el IPC subió un 0,1% ligeramente inferior del 0,2% previsto y el dato de confianza del consumidor de Michigan escaló hasta 96 mejorando desde el 93,2 previo. Este último dato fue muy bien recibido por los inversores al mostrar un consumidor fuerte en una economía muy dependiente del mismo como es la estadounidense.

Guerra Comercial:

Finalmente los mercados financieros pudieron celebrar un primer paso para acordar una fase 1 de las negociaciones tal como indicó Trump. Aunque esta primera fase del acuerdo aun no está cerrada, se sentaron las bases para firmarla en el Foro de Cooperación Económica de Asia Pacífico previsto para el 16 de noviembre en Chile.

Trump se reunió con el viceprimer ministro Liu en la Casa Blanca y pactaron una hoja de ruta donde se cubrían aspectos de compras de productos agrícolas, regulación de la política de divisas y protección de propiedad intelectual. Por su parte USA suspendía la subida arancelaria que tenía planificada para entrar en vigor durante la próxima semana. Tanto Mnuchin como Trump apuntaron que quedaba trabajo por hacer antes de rubricar la firma. Del mismo modo se sentaron las bases para establecer negociaciones en una segunda fase donde se pueda avanzar en otros aspectos fuera del alcance de la primera (*1).

Donald Trump muestra una carta del presidente chino Xi Jinping - Fuente: Reuters

El efecto de todas las noticias que se sucedieron en los mercados durante la semana fue extremo, generando bajadas severas cuando se rumoreó la posibilidad de que la delegación china se fuese antes de lo previsto de territorio estadounidense por falta de entendimiento. Posteriormente se comunicó que había avances significativos y los mercados bursátiles vivieron un rally alcista. Con todo ello, se pudo apreciar la enorme sensibilidad de los operadores a las negociaciones comerciales y su impacto en la economía mundial.

FED & FMI:

En este periodo se han sucedido comunicados de organismos económicos apuntando que la situación económica mundial se ha deteriorado considerablemente. Desde el Fondo Monetario Internacional su presidenta Georgieva informó que se había detectado un enfriamiento derivado de la actividad manufacturera mundial y que el conflicto comercial entre USA y China arrojará una merma del Producto Interior Bruto mundial de 700.000 M$. Dicho impacto ha generado un enfriamiento sincronizado de forma global lo que puede poner en peligro el sector servicios y el consumo según la máxima mandataria del FMI (*2).

Desde la FED, Powell informó a los agentes económicos que si bien se había detectado un ligero descenso de la actividad manufacturera en USA por las turbulencias internacionales, la economía americana gozaba de un crecimiento sostenible. No obstante, se mantuvo dispuesto a ejecutar medidas expansivas en la economía; sin nombrar el inicio de una nueva QE si mencionó que estaría dispuesto a incrementar el balance en caso de que la economía requiriese una mayor circulación de dinero para mantener el dinamismo económico en el país. Del mismo modo comentó que en caso de ser necesarias nuevas rebajas de tipos de interés, estas estarían condicionadas a los datos macro, por lo tanto, la FED anunció una política de actuar sobre la marcha de la economía para adaptarse a ella (*3).

Brexit:

Durante la semana se produjo un encuentro entre Boris Johnson y el primer ministro irlandés que fue calificado como positivo, lo que despertó entre los operadores la esperanza de que un acuerdo ordenado sería posible para la salida de UK de la Unión Europea (*4). Tras dichas declaraciones la libra inició el rally de mayor intensidad en 30 años haciéndole subir desde la cota de 1,223 a 1,27 contra el dólar americano.

Cabe destacar que, aunque las probabilidades de salida de la Unión Europea sin acuerdo han disminuido considerablemente los analistas consideran que es muy difícil llegar a un acuerdo antes de la fecha límite del 31 de octubre por lo que una extensión se antoja necesaria, algo a lo que Boris Johnson nunca ha estado dispuesto a pesar de estar obligado a hacerlo a través de una votación aprobada en la Cámara de los Comunes.

Petróleo:

El activo energético ha luchado por mantener su precio ligeramente por debajo del nivel de 60$ por barril Brent a pesar de que tanto la OPEP como la EIA han rebajado las expectativas de demanda para 2019 y 2020 (*5). Para paliar una posible sobreoferta el año próximo, la OPEP comunicó que celebrará una cumbre en el mes de diciembre, donde determinarán las acciones necesarias para mantener el mercado en equilibro, incluyendo entre ellas un incremento adicional del recorte de producción pactado entre la OPEP y Rusia.

Por otro lado, el crudo recibió apoyo al acercarse las posiciones entre China y USA en las negociaciones comerciales, llegando a acuerdos preliminares que aun no siendo de alcance amplio sientan las bases para reducir las hostilidades comerciales entre ambos países mejorando el dinamismo económico y en consecuencia la demanda de petróleo.

Otro aspecto que presionó los precios al alza durante el viernes fue la noticia en la que se informaba que el petrolero iraní Sabiti, que se encontraba a 90k de la costa de Arabia Saudí en el Mar Rojo, había sido impactado con dos proyectiles, siendo gravemente dañado en dos de sus tanques principales generando un vertido. Tras el ataque, se sucedieron afirmaciones por parte de autoridades iraníes apuntando a que los lanzamientos provenían de Arabia Saudí y posteriormente se retiraron, quedando entre los operadores la incertidumbre del origen y sus posibles consecuencias. Irán ya ha indicado a través de IRNA que dichas acciones no quedarán sin respuesta (*6). Un incremento de la inseguridad en las rutas marítimas de la zona, así como entre los grandes productores de petróleo generaría gran volatilidad en el mercado de la materia prima.

Petrolero iraní Sabiti - Fuente: Reuters

Respecto a los inventarios de la EIA, se publicó un incremento de los inventarios de petróleo de 2,927 millones de barriles y los de gasolina se redujeron en -1,213 millones. Posteriormente Baker Hughes indicó que el número de plataformas petrolíferas en USA se había incrementado en 1 hasta alcanzar las 856.

 

Conclusiones:

Dadas las experiencias pasadas, los operadores son escépticos ante la consecución de la primera fase del acuerdo comercial entre USA y China, y posiblemente asistiremos a periodos de volatilidad por declaraciones que puedan producirse desde el lado americano o chino en forma de listas negras de empresas sancionadas (*7), intrusiones políticas en Hong Kong, conflicto con Huawei, etc., que pueden poner en peligro las bases del acuerdo o su totalidad. Además, no olvidemos que, aunque se firme el mismo, quedará el paso más difícil y es que se cumplan todos los puntos ratificándose por ambas partes. En consecuencia, el mercado será extremadamente sensible a cualquier noticia que pueda salir, incluidos rumores.

Estaremos muy atentos a las negociaciones que se sucederán entre Boris Johnson y Bruselas, ya que una resolución del Brexit pactada eliminaría incertidumbre y sería un revulsivo para la economía europea, que ha visto penalizado su crecimiento en el periodo de confrontación. Tanto es así que noticias favorables potenciarían la renta variable europea por encima de otras plazas bursátiles al descontar el efecto.

La situación del petróleo se ha tornado volátil, ya que por un lado tenemos proyectado un sobreabastecimiento por la EIA para el 2020 pero por otro el acercamiento de USA y China reduce las previsiones negativas para la economía derivadas del conflicto comercial lo que mejora la demanda de crudo, por tanto, ante declaraciones que favorezcan el acuerdo definitivo es previsible alzas en la materia prima. No obstante, el catalizador alcista más agresivo para el precio será la aparición de noticias que tensen la situación geopolítica en Oriente Medio.  Estaremos especialmente atentos a la resolución de las investigaciones del origen del ataque a las instalaciones de Arabia Saudí perpetrado en septiembre, así como al petrolero iraní del pasado viernes.

En resumen, nos encontramos en un punto de inflexión, si finalmente se empiezan a resolver las disputas comerciales entre China y USA, los datos macro negativos podrían tener margen de mejora al incrementarse el dinamismo económico paralizado por dicho conflicto. No obstante, si las negociaciones finalmente escoran nos veríamos abocados a una recesión en 2020 con una alta probabilidad. Dada la polaridad del resultado, es previsible que los mercados de riesgo se tornen muy volátiles en este último trimestre del año y más teniendo en cuenta que las acciones cotizan a múltiplos exigentes.

 

Twitter: @ivanftoril

 

(*1)  U.S. outlines 'Phase 1' trade deal with China, suspends October tariff hike

(*2)  New IMF chief Georgieva warns of 'synchronized slowdown' in global growth

(*3)  Powell de Fed dice que la expansión de EEUU es "sostenible"

(*4)  Irlanda ve posible un acuerdo para el Brexit tras la cita con Boris Johnson

(*5)  OPEC Cuts 2019 Global Oil Demand Growth Forecast

(*6)  Mischief in int'l waterways "not to go unanswered"

(*7)  U.S. expands blacklist to include China's top AI startups ahead of trade talks

Autor del blog
  • Iván F. Toril

    @ivanftoril Gran apasionado de los Mercados de Capital Máster en Bolsa y Mercados Financieros (IEB) 2019 Level II CFA Candidate Ingeniero de Telecomunicaciones

Envía tu consulta

Últimos comentarios
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar