¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Doing Simple - Fundamental & Macro Analysis

Situación de Mercado - Resumen semana 08-12 de abril

Los índices bursátiles mundiales experimentaron una semana de transición a la espera de la resolución del acuerdo comercial entre USA-China y el inicio de la temporada de presentación de resultados empresariales.

Situación Macro Global:

Tras un inicio de año brillante, los mercados de riesgo se han ubicado a escasa distancia de sus máximos precedentes, concretamente el índice tecnológico Nasdaq 100 se encuentra a menos de un 1% de su máximo histórico. Todo ello gracias a una estabilización del enfriamiento económico mostrado por los datos macro y las buenas vibraciones de las negociaciones comerciales entre China y USA.

Fuente datos: Bloomberg

En China se publicó la balanza comercial con una mejora desde el superávit de 4,08B$ anterior a 32,65B$. El motivo para este salto vino por la partida de las exportaciones que logró recuperarse de un -20,8% previo a un incremento del 14,2%, mientras que las importaciones se redujeron un -7,6%. El incremento de las exportaciones, unido al incremento de los préstamos concedidos en yuanes, hizo que los operadores apostaran por los activos de riesgo de forma clara al considerar que el gigante asiático podría estar despertando tras un periodo de enfriamiento económico.

Desde Europa nos llegaron datos macro mixtos. Por el lado negativo, Alemania tuvo una balanza comercial que mostró debilidad tanto en las importaciones como en las exportaciones retrocediendo un -1,6% y un -1,3% respectivamente. Por el lado positivo, la producción industrial mensual de Francia mejoró un 0,4%, la de Italia un 0,8% y la del Reino Unido un 0,6%. Además, el PIB anual de los británicos se incrementó un 2% cuando se esperaba un 1,7% y su producción manufacturera lo hizo en un 0,9%.

En el territorio estadounidense, los inversores vieron con preocupación como la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan descendió hasta el 96,9 arrastrado por la subpartida de expectativas futuras, mientras que la de condiciones actuales aumentó. Además, los operadores fueron informados de que los pedidos de fábrica bajaron en un 0,5% tal y como estaba previsto. Entre los datos favorables destacó el de nuevas peticiones de desempleo que se situó en 196k, esta fue una cifra no vista desde antes de 1970 lo que confirma el buen momento del empleo en Estados Unidos. Otro indicador que fue tomado con alegría por los operadores fue el índice de precios al productor, que tras el declive sufrido a finales de 2018 y los primeros meses de 2019 ha experimentado un crecimiento del 0,6%, considerándose que tras un mayor dinamismo económico se ha incrementado la demanda de productos y por tanto el precio. No obstante, resulta importante considerar que el petróleo ha incrementado su precio en más de un 30% desde el inicio de 2019 por lo que, si el incremento del IPP se debe a una traslación del coste energético a los productos en lugar de a una mayor demanda, nos encontraríamos ante un escenario muy inflacionista y nada cómodo para la FED.

Fuente Datos: U.S. Bureau of Labor Statistics

En el plano empresarial, Boeing fue protagonista nuevamente tras los accidentes de su nuevo modelo 737 MAX, viéndose obligada anunciar un recorte de producción. Tras la noticia se generaron ventas agresivas que consiguió revertir a finales de semana gracias al buen tono general de los mercados de riesgo.

Tras la irrupción de Amazon en la producción y distribución audiovisual via streaming de series y películas le siguió Apple que presentó su Apple Tv+, y esta semana le tocó el turno a Disney que anunció el lanzamiento de su oferta audiovisual en streaming (*1). Lo hizo por un precio que al competir directamente con Netflix le generó ventas en sus acciones que bajaron un -4,5% mientras que las de Disney escalaron un 11,5% tras el anuncio.

Guerra Comercial:

Los analistas son muy conscientes de que las dificultades en alcanzar un acuerdo comercial entre USA-China no se centran en si China adquirirá más o menos soja o petróleo estadounidense. El gran acuerdo que desea D. Trump se centra en las reformas estructurales como son la transferencia de tecnología, el respeto por la propiedad intelectual o la apertura a las inversiones de capital. Y aunque los chinos acepten todos esos puntos, el gran escollo e incertidumbre está en la verificación del cumplimiento por parte de los chinos de todo lo acordado, y es precisamente en ese aspecto donde esta semana se han logrado avances importantes, al asegurar el Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, que han acordado con los chinos un sistema de verificación (*2). Este punto resulta de vital importancia para la supervivencia del acuerdo a largo plazo y es por ello que los mercados lo celebraron incrementando el apetito por los activos de riesgo.

A pesar de que el conflicto comercial con China se encuentra en vías de resolucion, los operadores temen que se abra un nuevo frente en Europa al denunciarse desde Estados Unidos una supuesta ayuda pública al sector aeroespacial europeo en detrimento de la estadounidense.

BCE, FED & FMI:

El sectorial bancario europeo se sintió defraudado con la comparecencia realizada durante la semana por Draghi. En ella el BCE no dio detalles sobre la nueva TLTRO esperada ni tampoco sobre como se aplicaría una tasa escalonada sobre el tipo de depósito para compensar a los bancos por los tipos negativos. A nivel macro, Draghi mantuvo que las posibilidades de una recesión se mantienen bajas y que se aprecia una fortaleza subyacente en la economía europea a pesar de la dependencia del momento global.

Si bien ya conocemos la postura crítica de Donald Trump con la FED respecto a las subidas de tipos, esta vez fue Kudlow el que mostró su desacuerdo con las recientes subidas, abriendo la puerta a futuras bajadas (*3). Este tipo de reacciones de los políticos estadounidenses están poniendo en tela de juicio la independencia de la FED y su política monetaria en el futuro, algo a lo que Draghi mostró su preocupación por la merma de credibilidad que puede ocasionar en la institución (*4).

Por su parte el FMI alertó a los agentes económicos de que los riesgos financieros han aumentado en los últimos meses y que una salida desordenada del Reino Unido o una escalada en el conflicto comercial mundial los incrementarían. En base a lo expuesto, redujo las previsiones de crecimiento.

Brexit:

Al inicio de la semana afrontábamos con preocupación el desenlace de la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Sin embargo, para evitar un caos en la salida y una caída en la actividad económica en la zona euro, los países de la Unión acordaron en una reunión de urgencia el 10 de abril realizar una extensión hasta finales de octubre para que UK pueda desencallar la situación de bloqueo. Theresa May expresó su interés en abandonar la Unión Europea cuanto antes para evitar las elecciones europeas y siendo consciente de que una extensión prolongada podría abocar en un segundo referéndum, que podría arrojar un resultado de permanencia dentro de la Unión. Tras la ampliación del plazo, el partido laborista se sentirá menos presionado para pactar con May aspectos de salida con los que no se sienta cómodo, ya que la formación al ser más proeuropea posiblemente opte por un planteamiento que lleve a una salida suave con una frontera blanda o incluso un segundo referéndum.

Petróleo:

Durante la semana estaba programada una reunión de la OPEP para valorar el resultado del recorte de producción de 1,2 millones de barriles acordado en diciembre con Rusia. Dado que el objetivo es reducir el stock mundial existente y aun no se ha alcanzado el nivel deseado, se canceló la reunión manteniendo el recorte de producción vigente.

El conflicto de Libia y el bajo nivel de bombeo de crudo de Venezuela, ya por debajo de los 900k barriles diarios, ha mantenido el precio del petróleo WTI en zona de máximos a pesar de situarse la producción de Estados Unidos en máximos históricos. Precisamente este último punto es el que está haciendo tambalear el acuerdo de la OPEP con Rusia, y es que tal como declaró el ministro ruso Siluanov, estarían planteándose empezar a incrementar la extracción de petróleo para competir por mejorar su cuota de mercado (*5). El motivo es que hasta ahora el recorte pactado por la OPEP+ lo está ocupando la producción de Estados unidos, y a Rusia se le podría estar acabando la paciencia.

Respecto a los inventarios de la EIA, se publicó un incremento de los inventarios de petróleo de 7,03 millones de barriles y los de gasolina disminuyeron en -7,71 millones. Posteriormente Baker Hughes indicó que el número de plataformas petrolíferas en USA se había incrementado en 2 hasta alcanzar las 833.

 

Conclusiones:

No existen dudas acerca de la gran fortaleza de la tendencia alcista reinante en los mercados de riesgo. Sin embargo, la superación de los máximos de 2018 posiblemente no resultará tarea fácil sin catalizadores de calado. Algunos de ellos podrían ser el fin de la guerra comercial entre USA y China, la resolución del conflicto del Brexit de forma amistosa o una favorable temporada de resultados empresariales.

En el sector petrolífero, a pesar de que sigue manteniéndose el nivel estructural favorable para el precio del petróleo, tenemos que ser cautos, ya que Rusia ha mostrado su malestar por el incremento de cuota de USA y una ruptura del pacto de recorte de producción sería demoledor para el precio del crudo.

En cuanto al Brexit, tras la extensión del plazo por parte de la Unión Europea, se esperan conversaciones algo más dilatadas en el tiempo en contraposición al frenetismo experimentado entre las formaciones políticas británicas y las constantes votaciones en la Cámara de los Comunes. Por ello, se espera una bajada en la volatilidad experimentada en la libra recientemente.

Durante la semana se espera que los datos macro cedan protagonismo a la publicación de resultados empresariales, donde se medirá la fortaleza de la economía y la de los consumidores. Tenemos que tener en cuenta que tras las fuertes subidas experimentadas en las bolsas de acciones, el nivel de exigencia de los operadores será muy elevado. Es por ello que buenos resultados actuales pueden generar ventas agresivas en las acciones de una empresa si esta no es capaz de mostrar incrementos de ventas/beneficios en el futuro con un alto crecimiento.

 

Twitter: @ivanftoril

 

(*1)  Disney hits record on streaming plans; Netflix slips

(*2)  U.S., China agree to establish trade deal enforcement offices: Mnuchin

(*3)  White House's Kudlow supports Fed's Powell and Cain nomination

(*4)  Draghi muestra su preocupación por la independencia de la Fed

(*5)  Russia, OPEC may ditch oil deal to fight for market share: Russian minister

 

Autor del blog

  • Iván F. Toril

    @ivanftoril Gran apasionado de los Mercados de Capital Máster en Bolsa y Mercados Financieros (IEB) 2019 Level II CFA Candidate Ingeniero de Telecomunicaciones

Envía tu consulta

Últimos comentarios

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar