Propiedad intelectual: La guerra entre Silicon Valley y Hollywood

En el programa de RTVE Asuntos Propios hablaron de un tema muy interesante (Asuntos propios - Cómo Youtube quiere revolucionar nuestra forma de ver la televisión).

Voy a mencionar un poco de lo que dicen en el programa de Asuntos Propios, para darle el tinte que corresponde, porque en EUA lo han querido pintar distinto de lo que es para vender la idea.  Hay gran desconfianza entre Hollywood (cultura del entretenimiento) y Silicon Valley (cultura de la información). 

De allí se derivan leyes como las de SOPA, PIPA, la ley Sinde/Wart en España y el incidente de Megaupload.

La cultura de la información se construye sobre la abundancia con información dispersa en el ambiente, Silicon Valley escribe programas para procesar esa información y que la gente la use.

Eso es lo que hacen Youtube y Megaupload. 

La cultura del entretenimiento se basa en la escasez, en ocultar y retener contenido para aumentar su valor y por eso a la gente de Hollywood le indigna que la gente vea sus películas gratis.

Youtube ahora viene a querer continuar lo que Megaupload no pudo. 

Youtube va a abrir canales donde gente profesional va a producir contenidos como lo iba a hacer Megaupload.  Gente como Madonna, Beyonce e incluso Disney, entre otros, ya se han apuntado para componer 100 canales.  La diferencia es que el tiempo al aire de Youtube es infinito es tanto como la gente lo quiera ver, a diferencia de la TV donde el tiempo es limitado.

Al creador de CSI le molesta de la TV que hay muchos jefes y muchas reglas, mientras que en Youtube sólo está el artista, el contenido y la audiencia.  A diferencia de la TV donde toda la información viene de encuestas, en Internet se puede saber adonde y por cuanto tiempo y cuantas veces se ha visto un anuncio.

En el modelo conocido de Megaupload se pagaba al que generara más descargas, y su dueño quería que los músicos pusieran su música y se les pagaría en función de las descargas, sin que las disqueras sirvan como intermediarios.  Hoy parece que el golpe más duro podría no darlo Anonymous, sino precisamente Youtube o cualquier otra empresa de Internet.

La ventaja que tendría ello es que aumentaría la demanda de Internet, la demanda de dispositivos de almacenamiento, la demanda de servidores, de soporte técnico, y otros negocios conexos, además de que RIAA y MPAA tendrían dificultades para mantener su modelo basado en la escasez cuando los productores de contenidos se pasen a Youtube, y eso tendría que mejorar las posibilidades de los artistas de tener contacto más directo con su público sin necesidad de pasar por la burocracia y los costos de las asociaciones de disqueras y la cinematográfica.

Quizás lo que veamos sea una continuación perenne de la guerra entre Silicon Valley y Hollywood.  Es que aunque caiga Youtube, alguien más surgirá y tarde o temprano ganará, porque el potencial económico para Silicon Valley al desplazar a RIAA y MPAA es sencillamente enorme.  Pareciera que Anonymous ya no necesitará hacerle la guerra a RIAA y MPAA, no necesitará hacerle la guerra al FBI, sino que puede dedicarse simplemente a ayudar a que se consolide un modelo como el de Youtube/Megaupload.  No se puede detener a Silicon Valley, porque cuando hay abundancia, la escasez no puede persistir, porque sólo basta que alguien abra la puerta del corral para que se salgan las ovejas y cada uno tenga su oveja gratis.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar