Rankia España Rankia Argentina Rankia Brasil Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Deutschland Rankia France Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polska Rankia Portugal Rankia United Kingdom Rankia USA
Acceder
En empieza el próximo webinar Renta Fija, más allá de las letras del tesoro.

Cómo entender que los horizontes temporales pueden beneficiar a los inversores, según Fisher Investments España

¿Cuánto tiempo tiene que estar invertida una cartera para alcanzar los objetivos de una persona? En otras palabras, ¿cuál es el horizonte temporal de un inversor? Según nuestra experiencia, se trata de una pregunta sencilla e importante, pero muchos tienen dificultades para responderla. En opinión de Fisher Investments España, entender e identificar correctamente los horizontes temporales puede ayudar a los inversores a tomar decisiones de cartera que aumenten la probabilidad de alcanzar sus objetivos a largo plazo.

Según nuestra experiencia, muchos inversores cometen un error al subestimar sus horizontes temporales. Según una afirmación muy extendida que ha observado Fisher Investments España, el horizonte temporal de un inversor es el número de años que le quedan hasta su jubilación. Esta idea se basa en la noción de que hay un período en el que los inversores hacen crecer sus activos, acumulando y ahorrando mientras trabajan, seguido de una fase diferente en la que el inversor vive de este patrimonio durante la jubilación. Sin embargo, según Fisher Investments España, el horizonte temporal se define con mayor precisión como la duración total en la que el patrimonio de que un inversor debe trabajar para alcanzar sus objetivos. Si la meta de un inversor es generar flujo de efectivo en la jubilación, es probable que deba seguir invirtiendo su patrimonio durante toda la jubilación, por lo que el período de su horizonte temporal sería aproximadamente el mismo que el de sus años vida. Si el patrimonio de un inversor está destinado a mantener a su cónyuge o a sus familiares o desea dejar un legado, este período puede ser más largo.
 
Por ello, creemos que la esperanza de vida es un buen punto de partida para determinar el horizonte temporal. Sin embargo, Fisher Investments España a menudo descubre que las personas también subestiman este aspecto. Según los últimos datos de Eurostat, la esperanza de vida media de una persona de 65 años en la UE es de algo más de 19 años. Esa cifra se trata de un promedio, lo que significa que podría ser prudente elaborar un plan que abarque más tiempo. Además, en general, la esperanza de vida está aumentando gracias a los avances médicos (a pesar de un descenso a causa de la covid-19). Para estimar su esperanza de vida, los inversores pueden evaluar esta información junto con su edad, su salud y sus antecedentes familiares (por ejemplo, de longevidad o enfermedad). Si el patrimonio de un inversor debe mantener a su cónyuge o pareja en la jubilación, creemos que también es importante estimar su esperanza de vida, pues esta puede ser más larga que la del inversor, especialmente si la persona en cuestión es más joven o su estado de salud es mejor. 

Un inversor que desee dejar un legado a sus herederos o a una organización benéfica puede tener un horizonte temporal que va más allá de su propia vida. Este horizonte podría ser la vida de sus hijos o nietos o la duración de la misión de una fundación benéfica. En nuestra opinión, si un inversor no necesita flujo de efectivo —y está invirtiendo exclusivamente por uno los factores mencionados anteriormente— su propia edad, esperanza de vida y situación laboral pueden ser consideraciones secundarias en comparación con las de la persona u organización a los que planea dejar su patrimonio. Por otro lado, si el objetivo principal de un inversor no es asegurar su jubilación o la manutención de otras personas, sino la financiación de un depósito hipotecario o de una matrícula universitaria, el horizonte temporal es la cantidad de tiempo que transcurre antes de que planee gastar (o empezar a gastar) en su objetivo. 

Fisher Investments España cree que el horizonte temporal juega un papel importante en otra consideración crítica para la inversión: la determinación de la asignación de activos (el porcentaje de una cartera que se invierte en títulos de renta variable frente a los de renta fija, el efectivo u otros valores). Según nuestros estudios, la renta variable ha experimentado históricamente una mayor volatilidad a corto plazo que la renta fija, mientras que ofrece mayores rendimientos a largo plazo. Por lo tanto, creemos que una mayor exposición a la renta variable tiene sentido para quienes tienen un horizonte temporal más largo y una necesidad de crecimiento, ya sea para apoyar los flujos de efectivo o para mantener el poder adquisitivo de su patrimonio. De acuerdo con la experiencia de Fisher Investments España, este objetivo se aplica a muchos inversores, y entender sus horizontes temporales puede ayudarles a posicionar sus carteras en consecuencia. 
 
Para Fisher Investments España, entender esto puede ayudar a los inversores a reducir los riesgos más comunes. Uno de los principales, en nuestra opinión, es sobrevivir al patrimonio. Analicemos el ejemplo de una persona de 55 años que planea jubilarse a los 65 años. Si invierte basándose en un horizonte temporal de 10 años —a pesar de esperar razonablemente vivir otros 25 años—, podría colocar una gran parte de su cartera en renta fija o efectivo para reducir la volatilidad a corto plazo, una asignación de activos que podría no generar suficiente crecimiento para respaldar los flujos de efectivo futuros, si su horizonte temporal resulta ser más largo de lo que pensaba. Renunciar al crecimiento a largo plazo que podría generar una mayor asignación de renta variable puede aumentar el riesgo de agotamiento de la cartera. Los inversores que se dan cuenta de esto demasiado tarde pueden tener opciones limitadas para reposicionar su cartera de modo que puedan obtener flujo de efectivo en la vejez, por no hablar de la posibilidad de dejar un legado. 
 
Comprender los horizontes temporales también puede ayudar a los inversores a evitar errores de comportamiento, como la venta de acciones en medio de caídas a corto plazo. Los descensos nunca son fáciles, y nos solidarizamos con quienes han experimentado grandes caídas del mercado. Sin embargo, el hecho de disponer de varios años, o incluso décadas, para hacer fructificar el patrimonio, puede ayudar a los inversores a reducir el estrés y mantener la cabeza fría, incluso en el caso de grandes caídas, y así evitar vender a causa del pánico. 
 
Por ello, Fisher Investments España cree que entender y considerar correctamente su horizonte temporal es un primer paso muy importante en la construcción de su cartera. En nuestra opinión, es fundamental para diseñar una cartera adaptada a sus necesidades. 
 
No se pierda las últimas noticias y perspectivas de los mercados de Fisher Investments España: 

Fisher Investments España es el nombre comercial utilizado por la sucursal en España de Fisher Investments Ireland Limited,  (“Fisher Investments España”). Fisher Investments Ireland Limited es una sociedad de responsabilidad limitada constituida en Irlanda que opera bajo la denominación de Fisher Investments Europe (""Fisher Investments Europe""). Fisher Investments Ireland Limited y su nombre comercial, Fisher Investments Europe, están inscritos en el Registro Mercantil de Irlanda con los números 623847 y 629724. Fisher Investments Europe está regulada por el Banco Central de Irlanda. El domicilio social de Fisher Investments Europe es 2 George’s Dock, 1st Floor, Dublin 1, D01 H2T6 Ireland. Fisher Investments Europe externaliza parcialmente diversos aspectos de las funciones cotidianas de asesoramiento de inversión, gestión de carteras y operaciones bursátiles a sus filiales. 
El presente documento recoge la opinión general de Fisher Investments Europe y no debe ser considerado como un servicio de asesoramiento personalizado en materia de inversiones o fiscal ni un reflejo de la rentabilidad de sus clientes. No se garantiza que Fisher Investments Europe siga sosteniendo estas opiniones, las cuales pueden cambiar en cualquier momento a la luz de nuevos datos, análisis o consideraciones. La información que figura en el presente documento no pretende ser una recomendación o un pronóstico de las condiciones del mercado. En su lugar, tiene por objeto esclarecer los aspectos tratados. Los mercados actuales y futuros pueden diferir ampliamente de los que se describen en este documento. Asimismo, no se garantiza la exactitud de ninguna de las hipótesis empleadas en los ejemplos contenidos en el presente documento. 

1. Fuente: Eurostat. Estadísticas de mortalidad y esperanza de vida, 25/4/2022.

2. Véase la nota i. Declaración basada en la esperanza de vida media al nacer en la UE, 2002-2020.

3.  Fuente: FactSet e Intercontinental Exchange, Inc. a 22/6/2022. Afirmación basada en el índice MSCI World con dividendos netos en pesetas/euros, del 31/12/1969 al 31/12/2021, y el índice ICE BofA Euro Broad Market, del 31/12/1995 al 31/12/2021.

¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Configurar
Rechazar todas
Aceptar