Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Seguimiento y reacciones a las elecciones USA

22 respuestas
Seguimiento y reacciones a las elecciones USA
Seguimiento y reacciones a las elecciones USA
Página
2 / 2
#16

Re: Seguimiento y reacciones a las elecciones USA

Jeremy Lawson, economista jefe de Aberdeen Standard Investments, 
En este día post-electoral de resaca e incertidumbre que nos ha dejado Estados Unidos, os adjuntamos los comentarios de dos expertos de Aberdeen Standard Investments sobre la situación que genera esta incertidumbre y su efecto en los mercados.
 
Espero que os resulten interesantes:
Jeremy Lawson, economista jefe de Aberdeen Standard Investments, Jeremy Lawson:
"La tan exagerada ola azul no se ha materializado y, en el mejor de los casos, podríamos estar ante un reducto azul en el Medio Oeste. Pero es demasiado pronto para hablar de un resultado, ya que cualquier escenario es posible, desde el mantenimiento del status quo, hasta una presidencia de Biden con un congreso dividido. Como resultado, estamos viendo como en bolsa las operaciones se están desvaneciendo lo que evidencia que no estamos ante una victoria demócrata muy clara y que los mercados se desvíen buscando señales más fuertes a las que aferrarse.
 
"Los inversores deberán esperar durante un tiempo a que esto se resuelva. Es posible que el resultado de la carrera presidencial siga en el aire más allá de esta semana y el maquillaje del Senado probablemente no estará terminado hasta enero."

James Athey, Investment Director de Aberdeen Standard Investments:
"La reacción de los mercados hasta ahora ha sido claramente ordenada. Hemos visto a los inversores retractarse de sus cálculos de que Biden iba a ganar de manera convincente, pero todo está relativamente tranquilo. Todo está demasiado cercano y es demasiado pronto para decir qué dirección adoptará esta situación, así que sentarse y esperar está a la orden del día.
 
"La falta de claridad vuelve a hacer que todo el mundo vuelva a pensar en lo que la FED hará a continuación. Parte de la tranquilidad en los mercados se basará en el hecho de que la Reserva Federal intervendrá si vemos una volatilidad significativa. Hay un peligroso elemento que recuerda a la teoría del huevo y la gallina alrededor de esta situación. Los mercados están tranquilos en parte porque saben que la FED intervendrá, pero la FED no intervendrá si las cosas se mantienen completamente en calma.
 
"Un resultado tan ajustado pone más presión sobre la Reserva Federal. Un Congreso dividido, y mucho menos un resultado discutido, son malos presagios para las perspectivas de un nuevo paquete de estímulo. La falta de estímulo fiscal requerirá tarde o temprano que la Fed reaccione, y eso es preocupante. Las herramientas que utiliza la Reserva Federal han producido durante mucho tiempo distorsiones insalubres en los precios de los activos y los mercados están cada vez más programados para saber que el banco central intervendrá a la vista de los problemas. Ese tipo de dependencia no es saludable".
 
#17

Re: Seguimiento y reacciones a las elecciones USA

Franck Dixmier, Director de Inversiones Global de Renta Fija de Allianz Global Investors sobre el impacto de las elecciones americanas en el mercado de los bonos.
 
 
“Aunque los resultados aún no son definitivos, la carrera presidencial estadounidense de 2020 está mucho más ajustada de lo que predijeron las encuestas y las casas de apuestas. Los inversores deben esperar alguna reacción con movimientos hacia inversiones seguras en áreas como los bonos del Tesoro de Estados Unidos y el dólar. El sector tecnológico puede funcionar bien si el presidente Trump vuelve a asegurar la victoria”.

Principales conclusiones:
  • En este momento, los resultados de las elecciones de EE. UU. indican que el presidente Trump es más competitivo en los estados bisagra (swing states) clave de lo que indicaban los mercados o las encuestas.
  • Si bien todavía puede haber un camino hacia la victoria para el candidato demócrata Joe Biden, esto vendría a través de estados bisagra clave como Pensilvania, Michigan y Wisconsin y que pueden tomar días para contar los votos.
  • Los mercados pueden seguir respondiendo favorablemente a un posible segundo mandato para Trump, centrándose en sus políticas más favorables a las empresas y en un régimen fiscal más bajo en general; sectores como el tecnológico y el financiero pueden beneficiarse especialmente
 
Lo que puede significar una victoria de Biden:
  • Una administración de Biden puede, con el tiempo, revertir algunas desregulaciones de la industria de los servicios financieros y revertir algunos de los recortes de impuestos de 2017, lo que afecta a los sectores que más se beneficiaron de estos recortes, incluidas las grandes empresas de tecnología y atención médica con operaciones en el extranjero, aunque las subidas de impuestos pueden no ser una prioridad inmediata para el nuevo presidente.
  • Biden ha prometido un mayor gasto en estímulos fiscales, infraestructuras y energías alternativas; sectores como el industrial y el manufacturero podrían beneficiarse de este gasto en infraestructuras.
  • También planea invertir fuertemente en energías renovables y en la protección del clima, financiado en parte por las ganancias de cualquier aumento de impuestos. Su agenda política exige una inversión de 2.000 millones de dólares en energía solar, eólica y otras fuentes de energía limpia.
Lo que puede significar una victoria de Trump:
  • En general, los activos de riesgo han florecido durante la mayor parte del primer mandato de Trump, y él continuaría con su compromiso con las políticas favorables al mercado, considerando que los mercados de valores son un referente del éxito de su administración.
  • Los inversores también pueden estar seguros de que un segundo mandato para Trump probablemente significaría un entorno de impuestos más bajos y una regulación más baja en general, lo que beneficiaría a sectores como el de la tecnología y las finanzas.
  • Una pregunta clave para la próxima administración Trump sería dónde planea enfocar el gasto fiscal, si es que lo hace: ha dejado abiertas sus políticas de gasto, aunque, como su rival demócrata, ha destacado las infraestructuras como una prioridad.
  • Es difícil predecir lo que Trump puede tener reservado para un segundo mandato, incluido su enfoque de las relaciones entre Estados Unidos y China, ahora sin restricciones por la necesidad de buscar la reelección.
 
Elecciones americanas – efecto en la renta fija (Franck Dixmier)
  • “El escenario actual de las elecciones estadounidenses es el peor para los mercados: el de un resultado aún indeciso y que podría ser impugnado. Por el momento, los mercados permanecen tranquilos a pesar de cierta volatilidad en los futuros durante la noche. Los mercados de bonos han registrado la mayor volatilidad. Por el momento, el hecho principal sigue siendo la revaloración de los bonos del Tesoro de Estados Unidos, con una tensión en particular en los bonos a 10 años, con un pico en 94 pb al comienzo de la noche electoral para bajar a 78 pb.
  • A los mercados les gustan los hechos concretos. Pero tenemos lo que sabemos y lo que no sabemos. Ya es seguro que el estancamiento constitucional continuará, con un Senado probablemente republicano y un Congreso demócrata, forzando una vez más la cohabitación. También es cierto que un plan de recuperación es inevitable en vista del panorama macroeconómico estadounidense. Pero, debido a esta cohabitación, no puede ser tan masivo como se esperaba, incluso si Joe Biden es elegido. Este es el mensaje enviado por el repunte de los bonos del Tesoro estadounidense desde los máximos de la noche.
Por otro lado, todavía no sabemos quién será el próximo presidente de Estados Unidos y cómo se desarrollará este período de incertidumbre. Donald Trump ya ha anunciado que quiere acudir a la Corte Suprema para detener el conteo de votos. Si el desafío se mantiene en el ámbito legal, los mercados deberían evitar una alta volatilidad. Sin embargo, si el desafío legal, impulsado por el propio Trump, se convirtiera en manifestaciones masivas y violencia, los mercados podrían ver movimientos hacia los activos de calidad que pesaría sobre los activos de riesgo”.
#18

Análisis de la situación actual de las elecciones

Olivia Álvarez, analista de MONEX EUROPE, sobre lo que se conoce por el momento del escrutinio de votos en las elecciones de EE.UU. y su impacto en los mercados:
 

 
¿Qué tenemos hasta ahora? Fuente: Associated Press
 
 
 
  • En este punto, Biden necesita al menos 32 votos electorales más para ganar las elecciones y Trump, 57 (asumiendo que los resultados declarados en los otros estados no varíen). Si los resultados federales finales se alinearan con las previsiones actuales de las encuestas, Biden ganaría las elecciones con los votos electorales exactos que necesita.
 
  • Sin embargo, este resultado podría cambiar drásticamente en las próximas horas/días, dado que un 13-17% de los votos totales aún no se han contabilizado. En estados claves como Pensilvania y Nevada, los resultados podrían cambiar de dirección dado lo ajustado de la carrera y el alto volumen de votos que aún queda por contabilizar. En otros estados decisivos como Carolina del Norte, Georgia, Michigan y Wisconsin, donde el conteo está más avanzado, los resultados están demasiado empatados como para anticipar un ganador en el estado actual. Esta carrera tan reñida en algunos estados podría suscitar una segunda vuelta de conteo de votos.
 
 
  • El panorama actual incrementa las probabilidades de que Donald Trump intente invalidar el conteo de votos posteriores a la hora de cierre por la vía judicial, desatando un crisis constitucional corrosiva para la institucionalidad norteamericana. Esto podría traer severas implicaciones en términos de aversión al riesgo a nivel global, con un impacto negativo especialmente pronunciado para divisas emergentes y de mayor riesgo.
 
  • Por su parte, la carrera en el Senado ya deja anticipar que el escenario base de una “ola azul” es poco probable. Los Republicanos lideran en el Senado con 47 escaños frente a los 45 del Partido Demócrata (según AP), con los asientos por definir liderados por los Republicanos. Esto significa que, incluso si los demócratas ganaran los 51 votos necesarios para mantener la mayoría en el Senado, el camino para la aprobación de los planes fiscales demócratas estaría obstaculizado. Las perspectivas de un panorama dividido en el Congreso (similar al actual) han sido rápidamente ajustadas en el mercado de bonos del Tesoro, con una sólida caída de los rendimientos a 10 años tras el reporte de los resultados iniciales.
 
 
  • El dólar opera al alza bajo el ajuste de las previsiones de una posible victoria de Trump, aunque en las últimas horas, esta operativa alcista se ha corregido moderadamente. Ante la creciente incertidumbre que presentan las elecciones, el mercado podría experimentar agresivos picos de volatilidad en las próximas horas. En adición a los riesgos que supone una doble administración de Trump para las perspectivas de crecimiento económico norteamericana, el mercado también tendrá que lidiar con otros dos factores de notable incertidumbre: las perspectivas de que el resultado de las elecciones demore más de lo habitual dado el procesamiento de mayor número de votos postales, y la posible crisis constitucional que se avecina si Trump decide impugnar las elecciones en la Corte Suprema.
 
#19

Re: Seguimiento y reacciones a las elecciones USA

Darrell Spence, economista de Capital Group:
"Aunque existe el riesgo de la incertidumbre general en sí misma, la pregunta más importante es si esa incertidumbre retrasa en última instancia el estímulo fiscal mucho más allá de las elecciones o incluso hasta 2021, lo que probablemente perjudicaría a la economía y haría más difícil una recuperación".
 
Mike Gitlin, Capital Group Head of Fixed Income:
·        “La renta fija cumple cuatro funciones importantes en nuestras carteras: diversificación de la renta variable, proporciona rentas, protección contra la inflación  y preservación de capital. Satisfacer esas necesidades era importante la semana pasada, el año pasado y hace una década, y es igualmente importante hoy”.
·        “Aunque que espero que continue la volatilidad en el corto plazo, las necesidades de los clientes siguen siendo las mismas y por eso no ha cambiado nuestro objetivo de proveer resultados predecibles en un mundo impredecible
#20

Re: Seguimiento y reacciones a las elecciones USA

Christian Hantel, Senior Portfolio Manager de Vontobel Asset Management, en el que habla de los resultados electorales en EEUU y cómo van a afectar a los mercados. Espero que os resulten útiles e interesantes.
 
 
Las empresas estadounidenses, preparadas para asumir cualquier resultado electoral
 
  • Un resultado electoral controvertido en los Estados Unidos podría estimular la volatilidad de los mercados
  • Las empresas estadounidenses están bien preparadas para soportar la volatilidad con una posición de efectivo en los niveles más altos de todos los tiempos.
  • La ampliación del diferencial debería ser moderada, ya que es probable que la Reserva Federal de EE.UU. apoye los mercados de crédito
  • Es probable que el aumento del rendimiento en los mercados crediticios de Estados Unidos se mantenga
 
Estados Unidos votó el martes, pero los ciudadanos estadounidenses aún no saben quién será su próximo presidente. Aunque Biden tiene muchas posibilidades de declarar la victoria, la retórica de Trump indica que podría impugnar el resultado de las elecciones. Un prolongado período de discusiones en torno al resultado implicaría un tono bajista para los mercados financieros debido al aumento de la incertidumbre, pero será de naturaleza temporal.
 
De hecho, las empresas estadounidenses han entrado en la fase de recuperación del ciclo crediticio y están bien preparadas para soportar la volatilidad con unos niveles de efectivo en máximos históricos.
 
Además, los mercados de crédito están fuertemente apoyados por la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed). Inicialmente, la autoridad monetaria estadounidense lanzó el programa de compra de bonos corporativos como un servicio de respaldo donde las empresas podían usar la Fed como prestamista de último recurso. Ahora, está comprando activamente bonos corporativos de EE.UU. con un vencimiento de hasta cuatro años, incluyendo bonos con calificación BB. Esto ha aliviado los nervios del mercado incentivando a los inversores a acumular bonos corporativos. En caso de que continúe la incertidumbre del mercado debido a un resultado electoral embrollado en EE.UU., la Reserva Federal podría restablecer fácilmente la confianza en el mercado de crédito corporativo intensificando sus actividades en el marco de las facilidades de crédito de los mercados primario y secundario. Por lo tanto, cualquier ampliación del diferencial debería resultar modesta y las condiciones de liquidez deberían seguir siendo favorables.
 
Si bien se avecina un período de mayor volatilidad, los inversores pueden beneficiarse de unos precios mal aplicados y las ineficiencias del mercado. Aparte de las oportunidades de recuperación del rendimiento de los bonos del mismo emisor denominados en monedas diferentes, el aumento de la actividad de los bancos centrales en los mercados de crédito de Estados Unidos y Europa ha hecho que los diferenciales de algunos mercados se comporten de manera diferente a la habitual, lo que ha creado oportunidades de compra para los inversores mundiales. Cualquier debilidad del mercado puede convertirse en una oportunidad de compra, siempre que los fundamentales de crédito de los emisores sean objeto de un análisis en profundidad.
 
Si bien la economía de Estados Unidos sigue recuperándose, es probable que el mercado estadounidense siga ofreciendo un repunte decente del rendimiento en comparación con otros mercados locales de Europa o Asia. Además, el coste de la cobertura de la exposición a las divisas ha ido disminuyendo. Esto ha atraído a los inversores extranjeros, como los clientes de Asia, al mercado del dólar, en particular a los bonos corporativos con calificación de grado de inversión
 
Una vez que se haya determinado el resultado de las elecciones, todas las miradas estarán puestas en la aplicación del régimen fiscal de la nueva administración. Si se confirma que Joe Biden será el próximo presidente de los Estados Unidos, la reversión parcial de la reforma fiscal de 2018 afectaría primero a los sectores que inicialmente se beneficiaron más de la reducción de impuestos:  el transporte y las finanzas.
#21

Re: Seguimiento y reacciones a las elecciones USA

James Athey, Director de Inversiones de Aberdeen Standard Investments, sobre el efecto de los resultados de las elecciones en los mercados y en la economía.

 
"Hasta ahora los mercados están básicamente de vuelta al nivel donde empezaron en lo que respecta a las elecciones estadounidenses. Parece haber un consenso de que el punto de máximo riesgo ha pasado y los inversores han vuelto a las posiciones que tenían antes de los comicios. Esto es casi una consecuencia mecánica de la caída de la volatilidad implícita después de las elecciones.

"La conclusión inmediata de las elecciones era que una carrera tan reñida y un Congreso tan dividido significaría un menor apoyo fiscal y aún más apoyo monetario.  Ahora parece que estamos ante una situación menos binaria. Ciertamente nos encontramos en un mundo en el que la Fed va a ser la fuerza dominante pero hay algunos indicios de que los republicanos estarán de acuerdo en mantener nuevas conversaciones sobre los estímulos fiscales. Todos esos factores, junto a algunas buenas noticias en torno a la vacuna, están ayudando al mercado a alcanzar un frágil equilibrio. Los riesgos están bastante bien compensados en este momento entre más o menos apoyo fiscal, malas o buenas noticias en torno a la vacuna y una propagación más rápida o más lenta del virus. Los inversores ahora parecen estar sopesando esos factores más que el recuento de votos".
#22

¿Qué suponen las elecciones estadounidenses para los inversores?

¿Qué suponen las elecciones estadounidenses para los inversores?
Análisis de vice chairman de Capital Group Internacional, John Emerson , y los economistas de Capital Group, Matt Miller & Darrell Spence sobre este asunto y su importancia para los inversores.

La incertidumbre de 2020 continúa

Tras alcanzar un récord de participación en la jornada electoral, los votantes estadounidenses despertaron  la mañana del miércoles sin un vencedor claro en las elecciones presidenciales. Después de una carrera electoral que ha resultado ser mucho más ajustada de lo que la mayoría de sondeos pronosticaba, es posible que el resultado no se conozca hasta dentro de días o incluso semanas.

Según John Emerson, Vice Chairman de Capital Group International y exembajador de Estados Unidos en Alemania, «la paciencia será la clave para superar este periodo de incertidumbre política. « Son literalmente millones de papeletas las que aún deben contarse, entre las que hay un gran número de votos por correo, de modo que lo razonable es que se produzcan retrasos. De hecho, ya veníamos advirtiendo de este escenario desde hace meses».

Desde una perspectiva de inversión, según explica Emerson, es probable que la volatilidad del mercado permanezca en niveles elevados hasta que se proclame vencedor el actual presidente Donald Trump o el exvicepresidente Joe Biden. Durante la jornada electoral, los mercados de renta variable estadounidenses registraron un fuerte repunte en el que el S&P 500 Index avanzó un 1,8%. El miércoles, sin embargo, las acciones continuaron subiendo en medio de la incertidumbre debida a que los resultados en varios estados clave seguían estando muy reñidos. En este contexto, los títulos del Tesoro estadounidense repuntaron, en parte debido a la visión de que un Gobierno dividido podría limitar las perspectivas de un estímulo fiscal excesivo.

«Aunque es comprensible que actualmente haya mucha ansiedad», prosigue Emerson, «los inversores deberían hacer un esfuerzo por ceñirse a sus objetivos de inversión a largo plazo en lugar de reaccionar a los eventos políticos inmediatos, ya que suele ser un error».

A lo largo de la historia, los mercados han conseguido superar disputadas elecciones presidenciales, mortíferas pandemias y recesiones económicas que, aunque normalmente no han coincidido en un mismo año como ahora, no les han impedido seguir adelante. Además, el hecho de que el inquilino de la Casa Blanca haya sido un demócrata o un republicano apenas ha influido en los beneficios totales de las inversiones a largo plazo.

 Posibles caminos de cara al futuro

Ahora, el terreno está abonado para las disputas en el recuento de votos y una oleada de acciones judiciales en aquellos estados bisagra en los que todavía no se ha declarado ganador ni a Biden ni a Trump. Según Associated Press, en la mañana del miércoles dichos estados incluían Pensilvania, Nevada, Carolina del Norte y Georgia. 

En la opinión de Matt Miller, experto en economía política y analista monetario de Capital Group, «probablemente, los resultados preliminares de los escrutinios de cada estado no se conocerán hasta, como mínimo, el jueves o el viernes, dependiendo de las demandas judiciales que se presenten». «En el tenso periodo que tenemos por delante, la presidencia podría caer de cualquier lado».

Si analizamos el recuento inicial de la noche electoral, la nación sigue estando esencialmente igual de dividida que hace cuatro años, cuando Trump se proclamó inesperadamente vencedor de las elecciones de 2016. «A la medianoche de la jornada electoral, Biden había obtenido 64,6 millones de votos y Trump 63,2, cifras que podrían suponer un récord de participación de 160 millones de votos totales», señala Miller. «Sea quien sea el ganador de estos comicios, deberá enfrentarse a la difícil tarea de tratar de recuperar la unidad y coser una nación que actualmente se encuentra partida por la mitad».

Según Miller, en lo que respecta a las batallas secundarias de estas elecciones, parece que los republicanos mantendrán su mayoría en el Senado y que los demócratas retendrán el control de la Cámara de Representantes, lo cual resultará en un Congreso dividido. Este ha sido justamente el caso desde las elecciones de mitad de mandato de 2018, en las que los republicanos perdieron la Cámara. Casualmente, según indican nuestros análisis, los mercados han registrado un mejor rendimiento en aquellos periodos en los que el control del Congreso ha estado dividido.

Dos aspectos clave en la carrera presidencial
Según la mayoría de sondeos, la economía estadounidense y el brote de coronavirus fueron las dos principales preocupaciones durante la contienda electoral. Mientras que los votantes tuvieron una visión generalmente desfavorable sobre la gestión de la pandemia por parte de Trump, le asignaron calificaciones más altas en el apartado de políticas económicas. A comienzos de este año, Estados Unidos cayó en recesión después de que los confinamientos impuestos por el Gobierno detuviesen casi por completo la economía.

Sin embargo, en el informe más reciente sobre la actividad económica estadounidense, que se publicó tan solo cinco días antes de las elecciones, el crecimiento del PIB nacional repuntó con fuerza, avanzando hasta una tasa anual del 33,1% impulsado por la demanda acumulada y las medidas de estímulo fiscal masivo aplicadas por el Gobierno. Un catalizador clave de esta mejora han sido las ventas de viviendas, que se han beneficiado del incremento de la demanda y de unos tipos hipotecarios en mínimos históricos.

Pese a la extrema volatilidad vivida durante el año, los mercados de renta variables estadounidenses también han seguido una tendencia al alza. En lo que iba de año hasta el 30 de octubre, el S&P 500 Index avanzó un 2,8% gracias a que las acciones tecnológicas y de electrónica de consumo se recuperaron en pleno confinamiento.

«Aunque es posible que la rentabilidad a corto plazo de la economía y los mercados haya influido en estas elecciones, la realidad es que atribuimos demasiado mérito a los presidentes cuando las cosas van bien y los culpamos en exceso cuando van mal», sostiene el economista de Capital Group Darrell Spence. «Casi siempre, las dinámicas que contribuyen al crecimiento económico y a la rentabilidad de los mercados ya están en marcha mucho antes de las elecciones y siguen vigentes mucho después de ellas.

En nuestra calidad de inversores, debemos tratar de centrarnos en los fundamentales subyacentes que impulsan la economía y la rentabilidad corporativa», señala Spence, «que con frecuencia tienen muy poco que ver con quien termina ganando unas elecciones»

#23

Re: Seguimiento y reacciones a las elecciones USA

Mona Mahajan, estratega de inversión de renta variable americana en Allianz
Positive vaccine data drives surge in cyclical sectors
Pfizer vaccine data shows 90% effectiveness (wow):
  • This morning we learned that the Covid-19 vaccine being developed by Pfizer and BioNTech has shown to prevent more than 90% of symptomatic infections in a study of thousands of volunteers, the most encouraging scientific advance so far in the battle against the coronavirus, according to Bloomberg.
  • With effectiveness for the first vaccines previously expected to be in the range of 60% to 70%, “more than 90% is extraordinary,” according to BioNTech CEO.
  • Pfizer expects to get two months of safety follow-up data, a key metric required by US regulators before an emergency authorization is granted, in the third week in November. If those findings raise no problems, Pfizer could apply for an authorization in the US  this month. The vaccine is being tested in a two-dose regimen.
  • Markets are up over 2.5%, as there is a clear value cyclical tilt to risk assets, with sectors like Energy, Financials and Industrials all up over 4.0%. Meanwhile, yields are climbing, with the 10YR Tsy back to 95bps, and curves steepening sharply.
 
Cyclical sectors rally, while the US 10-Year Treasury yield climbs to 95 bps:
           
 
  • Keep in mind, US equity markets are now up 9.0% since last Monday, and may be due for a period of consolidation. However, the broad question may be whether we continue to see a cyclical rotation continue, as we now have a few key ingredients more firmly in place (vaccine and potential Biden-lite policy agenda).
 

2020 US Presidential Race: A Biden presidency and Split Congress is a base case
  • This weekend, Joe Biden and Kamala Harris were officially declared winners in the US presidential race, as Pennsylvania and Nevada were called for Biden. Indeed the current electoral vote currently stands at 279 for Joe Biden, and 214 for President Trump, with Biden exceeding the 270 threshold needed to win. Despite the polls, betting sites and headlines, the presidential race ended far tighter than the projected “blue wave” that had dominated the headlines in recent weeks.
 
  • The mail-in ballots played out as expected – the in-person votes on election day were more skewed in favor of Trump, while the mail in ballots counted in the days after election day leaned more towards Biden.
 
  • Meanwhile President Trump seems intent on fighting the outcome of election through legal battles in the courts. However, it should be noted the President’s team has not (yet) provided much specific evidence around his claims and many of his Republican surrogates have remained silent on these issues as well. We have heard some of his closest advisors like Jared Kushner and perhaps even first lady Melania Trump are advising the president to concede.
 
  • On the Senate side, thus far we are seeing the race tied 48-48, but markets seem to be pricing a split Congress. We are monitoring the Georgia Senate races still, as both of these remain undecided until January. If these both turn Democratic, there will be a completely tied Senate, with 50 Dems and 50 Republicans – and VP-elect Harris serving as the tie-breaker. But overall the outcome of the 2020 election seems likely to be a Democrat President and split Congress.
 
  • From a market perspective, we certainly have seen markets move around the US race. Initially we saw a clear reversal of the reflation trade that was building in a “blue wave” scenario with much higher spending. But markets over the last day or so seemed to be coming to terms with a Biden presidency and split Congress, and the overall tone seems to be one of risk-on.
 
  • In this scenario we would get a “Biden – lite” policy agenda over the next four years: this likely means not a full $4 trillion tax hike (perhaps none of it goes through, and clearly not a year-one priority), but also not a full $7 trillion in fiscal spending.
 

Top priorities of a Biden-Harris administration include:

 
Creation of a new pandemic taskforce
As the coronavirus pandemic remains rampant in the US and globally, one of the Biden team's first priorities will be to address the virus head-on, with support from a new pandemic taskforce of scientists and medical officials. This will set guidelines to stop outbreaks, double down on testing and contact tracing, and invest heavily in vaccine distribution. This will mark a return to "relying on the science" as a fundamental pillar in managing the pandemic.
 
Fiscal stimulus
One area of agreement for both Democrats and Republicans is the need for an additional fiscal stimulus to provide pandemic relief - albeit in varying amounts. Thus far, Congress has issued nearly USD 3 trillion in stimulus, and Democrats and Republicans have proposed competing packages for a next round of stimulus of USD 2.2 trillion and USD 500 billion respectively. Both packages cover unemployment benefits, small business relief, and another round of stimulus cheques to households. Notably, Senate majority leader Mitch McConnell has indicated he would like to see a deal done, perhaps even in the lame-duck period before inauguration day. We could certainly see stimulus passed early in the next presidential term, which is likely positive for risk assets.
 
More executive orders on climate and clean energy
Biden's plan included a USD 2 trillion investment in areas of clean energy, including wind, solar and renewable energy. While this policy would likely face opposition in a split Congress, we may still see a Biden presidency seek to push forward his climate and sustainability agenda via executive order, and he may appoint more "environmentally friendly" leaders to his cabinet. Overall, we could see new opportunities for sustainable investing under an administration that is pledged to take climate change seriously. Some actions that the new president could take without the support of Congress may include:
 
  • Rejoining the global Paris climate accord, which aims to keep the global temperature rise this century to under 2 degrees Celsius above pre-industrial levels
  • Reversing some of President Trump's executive orders on energy, including a March 2017 order for federal agencies to dismantle their climate policies
  • Signing executive orders to cut emissions, including instructing agencies to develop methane limits and tightening efficiency standards for buildings and appliances.
 
Infrastructure investment
Another area where both Democrats and Republicans may ultimately agree is infrastructure investment. Both Biden and Trump have talked about investing in traditional infrastructure - such as the rebuilding of roads, bridges and airports. While the Biden team proposed a USD 1.3 trillion infrastructure package, we may ultimately see a smaller package approved by both sides, perhaps in the USD 750 billion range. This would nonetheless represent an important investment in US economic growth and potential jobs. It could also stimulate opportunities in the private markets space to help finance these critical projects.
 
Returning the US to the world stage
In addition to rejoining the Paris climate accord, Biden has also talked about restoring US membership in the World Health Organization (WHO), as well as repealing via executive order the travel ban on majority Muslim countries. Overall, a Biden administration would favour the US returning to the world stage as an ally and leader, aligning itself once again with its historical allies and perhaps coordinating globally on climate solutions.
 
In terms of US-China relations, while Biden has pledged to be "tough on China", he has indicated he prefers a less unilateral approach than his predecessor and plans to bring US allies, labour groups and environmental organisations to the negotiating table. Mr Biden could repeal some tariffs via executive order but may also use these for negotiating leverage.
 
Reaching across the aisle
With a focus on reconciliation, a Biden administration may "reach across the aisle" for Cabinet and key position appointments. Indeed, there has been speculation that Biden may maintain Trump appointee Jerome Powell as chairman of the Federal Reserve and consider Republican senator Mitt Romney for the position of US Treasury secretary. Markets may welcome this balanced approach to governing, particularly in key roles impacting financial policy.
 

Markets like evolution, not revolution
Overall, the theme of a Biden victory and split Congress seems to be evolution rather than revolution - perhaps what voters and investors welcome most when it comes to government policy. Also note that, historically, investors have seen seasonally stronger market returns from election day through year-end – although this year we have seen this perhaps pulled forward already.
 
As we head into 2021, the broader story will continue to be the true “re-opening” of the economy, in the US and globally:
  • In the scenario that we do see growth and earnings rebound in 2021, while rates remain low and fiscal stimulus is added to the system – this is a favorable back drop for risk assets broadly
  • We could see a continued broadening of participation across asset classes, with cyclical parts of the market performing alongside growth technology, and non-US markets playing catch-up, especially given more congenial global relationships and perhaps an ongoing softer US dollar. Notably, China and north Asia would benefit most from a thawing of tension, alongside better virus outcomes in that region overall, and EM assets may be poised to outperform as well.
  • In credit markets, with yields expected to remain stable and low, we would continue to see investors “hunt for income.” Our preferred credit risk include parts of the high yield market (including “fallen angel” strategies), convertible bonds (which can participate in equity upside as well), and curve steepener strategies that benefit in better growth and inflation potential
  • And finally, we see potential areas of opportunity outside of traditional value/growth, including infrastructure, clean energy, US housing, and “technology infrastructure” like 5G, all of which have secular growth and could thrive in a post-election environment
Brokers destacados
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar