Rankia España Rankia Argentina Rankia Brasil Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Czechia Rankia Deutschland Rankia France Rankia Indonesia Rankia Italia Rankia Magyarország Rankia México Rankia Netherlands Rankia Perú Rankia Polska Rankia Portugal Rankia Romania Rankia Türkiye Rankia United Kingdom Rankia USA
Acceder

Canal bajista

Un canal bajista en bolsa es un patrón gráfico que muestra una tendencia descendente en el precio de un activo financiero. En este patrón, los precios tienden a moverse dentro de dos líneas paralelas inclinadas hacia abajo, creando un corredor descendente. Este patrón indica un impulso bajista y una mayor oferta del activo.

En el mundo de las inversiones y el análisis técnico, un concepto común es el de canal bursátil, y entre los principales tipos de canal que existen, el canal bajista. ¿Te has preguntado alguna vez qué es y cómo podría afectar tus decisiones de inversión? Pues bien, aquí te lo explicamos.

Un canal bajista es un término utilizado en el análisis técnico de los mercados financieros, ya sea de acciones, divisas, materias primas o incluso criptomonedas. Este concepto describe una situación en la que los precios de un activo están cayendo y lo hacen dentro de un rango específico. Al igual que su contraparte u otros tipos de canal, como el canal alcista o el canal horizontal, el canal bajista se representa mediante dos líneas de tendencia paralelas. La diferencia clave es que en un canal bajista, estas líneas se inclinan hacia abajo.

Este patrón puede visualizarse en un gráfico de precios. La línea superior, o línea de resistencia, conecta los puntos más altos que el precio alcanza antes de rebotar hacia abajo. La línea inferior, o línea de soporte, conecta los puntos más bajos que el precio toca antes de rebotar hacia arriba. Aunque el precio puede fluctuar entre estas dos líneas, la tendencia general es a la baja.

Canal bajista
Canal bajista


En cuanto a las curiosidades, el canal bajista puede ser tanto de corto como de largo plazo. Un canal bajista de corto plazo puede durar desde unos pocos días hasta unas pocas semanas, mientras que un canal bajista de largo plazo puede durar meses o incluso años. Además, estos canales no son exclusivos de los mercados bajistas. De hecho, pueden aparecer durante un mercado alcista más amplio como una corrección temporal antes de que los precios continúen subiendo.

El canal bajista es una herramienta valiosa para los inversores porque proporciona señales sobre cuándo podrían cambiar las tendencias de precios. Cuando el precio rompe la línea de resistencia del canal bajista y se mantiene por encima de ella, puede ser una señal de que la tendencia bajista está llegando a su fin y que podría ser un buen momento para comprar. Por otro lado, si el precio rompe la línea de soporte y se mantiene por debajo de ella, podría ser una señal de que la tendencia bajista se está acelerando y que podría ser un buen momento para vender.

Pero recuerda, como con todas las herramientas de análisis técnico, el canal bajista no es infalible y debe utilizarse junto con otros indicadores y estrategias de inversión. El análisis técnico es tan solo una parte de la ecuación. La otra es conocer bien el activo en el que estás invirtiendo, estar al tanto de las noticias y eventos que pueden afectar su precio, y tomar decisiones de inversión basadas en tus objetivos de inversión y tolerancia al riesgo.

Cómo identificar un canal bajista: Representación gráfica de un canal bajista


Para identificar un canal bajista en un gráfico bursátil, necesitamos prestar atención a dos líneas de tendencia que, en este caso, deben mostrar una inclinación descendente. Estas dos líneas son la línea de resistencia y la línea de soporte.

La línea de resistencia se dibuja uniendo los picos más altos que el precio ha alcanzado antes de rebotar a la baja. La línea de soporte, por otro lado, se dibuja uniendo los puntos más bajos que el precio ha tocado antes de rebotar al alza. En un canal bajista, ambas líneas se trazan en paralelo y con una inclinación descendente.

Entonces, ¿cómo se ve esto en un gráfico? Imagina que estás viendo un gráfico de líneas o de velas de un activo y observas que el precio ha estado fluctuando, pero en general se está moviendo hacia abajo. Si puedes dibujar dos líneas paralelas, una que toque los picos más altos y otra que toque los puntos más bajos, y ambas líneas se inclinan hacia abajo, entonces estás viendo un canal bajista.

Representación gráfica de un canal bajista
Representación gráfica de un canal bajista


Una particularidad que se debe tener en cuenta a la hora de identificar un canal bajista es que no siempre es perfecto. A veces, el precio puede romper brevemente la línea de resistencia o la línea de soporte, pero si vuelve al canal rápidamente, es probable que el canal bajista aún sea válido.

Además, es importante recordar que las líneas de tendencia son más confiables cuando se basan en varios puntos de contacto. Cuantos más picos toque la línea de resistencia y más fondos toque la línea de soporte, más fiable será el canal.

Por último, aunque un canal bajista pueda parecer una señal negativa a primera vista, también puede ofrecer oportunidades de inversión. Los inversores a menudo buscan comprar cerca de la línea de soporte, donde el precio tiende a rebotar al alza, y vender cerca de la línea de resistencia, donde el precio tiende a rebotar a la baja.

Análisis de un canal bajista: ¿Qué nos dice un canal bajista? 


Una vez identificado un canal alcista en un gráfico, hay varias maneras de interpretarlo y utilizarlo para informar nuestras decisiones de inversión. Por lo habitual, un canal bajista nos indica que el precio de un activo está en una tendencia a la baja. Cuando observamos un canal bajista, estamos viendo que los precios disminuyen a lo largo del tiempo.

El canal bajista nos da información crucial. Nos habla de la dirección de la tendencia, mostrándonos que el mercado se mueve a la baja. Esta es información valiosa, ya que nos ayuda a establecer una estrategia de inversión. En este caso, la estrategia sería seguir la tendencia, que es a la baja.

Además, el canal bajista nos da una idea de la fuerza de esta tendencia bajista. Observando la pendiente de las líneas de soporte y resistencia, podemos saber si la tendencia es fuerte o débil. Una pendiente más pronunciada nos indica que la tendencia es fuerte. Por otro lado, una pendiente más suave nos muestra que la tendencia es más débil.

Este patrón también nos ayuda a identificar oportunidades de inversión. Los inversores pueden buscar comprar cerca de la línea de soporte y vender cerca de la línea de resistencia. Si se rompe la línea de resistencia, lo que puede indicar un cambio de tendencia, los inversores podrían considerar abrir posiciones largas.

Ruptura de resistencia en un canal bajista que provoca un cambio de tendencia
Ruptura de resistencia en un canal bajista que provoca un cambio de tendencia


Por último, el canal bajista nos ayuda a gestionar el riesgo. Este patrón nos permite establecer niveles de stop-loss y take-profit. Por lo general, un stop-loss se colocaría por encima de la línea de resistencia, mientras que el take-profit se establecería en función de los objetivos de beneficio previamente calculados.

Es importante recordar que las tendencias no duran para siempre. En algún momento, el precio puede romper la línea de resistencia, lo que podría indicar un cambio de tendencia. Por eso, es fundamental estar atentos a estos cambios y adaptar la estrategia de inversión en consecuencia.

Ejemplos de canal bajista


En el cierre de nuestro recorrido por los canales en bolsa, es momento de visualizar algunos casos de canales bajistas en la realidad. Para ello, recordemos que estos canales son patrones gráficos que nos muestran una tendencia a la baja de los precios de un activo financiero.

Un caso ejemplar ocurrió durante la crisis financiera de 2008. El índice S&P 500, que agrupa a 500 de las mayores empresas cotizadas en las bolsas de Estados Unidos, experimentó un marcado canal bajista. Entre octubre de 2007 y marzo de 2009, el índice cayó cerca de un 57%. En el gráfico de este índice en ese periodo, se puede observar un canal bajista, donde los precios tocaban alternativamente el techo y el suelo del canal en una pendiente descendente.

Otro ejemplo notable fue la acción de la empresa BlackBerry en el periodo 2010-2013. Tras el auge inicial de sus dispositivos, la empresa no pudo competir con nuevos rivales como iPhone o Android, lo que condujo a un declive sostenido de su cotización. Durante esos años, la acción de BlackBerry mostró un claro canal bajista en su gráfico.

En conclusión, los ejemplos que se mencionan son solo dos ejemplos de canales bajistas en la realidad, pero existen muchos más, y es muy probable que te encuentres con este patrón si decides invertir en bolsa. Así, los canales, ya sean horizontales, alcistas o bajistas, son una herramienta muy útil para entender las tendencias del mercado y tomar decisiones de inversión. Sin embargo, es importante recordar que no garantizan resultados y que es necesario complementarlos con otros indicadores y con un análisis fundamental del activo en cuestión.
Aquí te dejo 3 brokers más baratos que el tuyo:
Scalable Capital

Sin comisiones

Ver más
Interactive Brokers

+1,5M cuentas de clientes

Ver más
ETORO

Acciones y ETFs sin comisión de compra-venta

Ver más

¿Quieres referenciar esta definición?
Canal bajista, Francisco Coll, 17 de mayo del '23, Rankia.com
Definiciones de por letra