Rankia España Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

Objetivo de inversión

El objetivo de inversión hace referencia a las metas, intenciones o propósitos que un inversor tiene en mente a la hora de “colocar” su dinero en un determinado producto financiero como son los fondos de inversión. Este propósito es fundamental para que las empresas de servicios de inversión establezcan la estrategia más adecuada para que sus clientes puedan alcanzar sus objetivos teniendo en cuenta una serie de parámetros como, por ejemplo, la tolerancia al riesgo.

En líneas generales, existen tres tipos de objetivos de inversión: seguridad, crecimiento e ingresos. Tener claro el objetivo de inversión ayuda a tomar mejores decisiones. Por ejemplo, un inversor que quiera seguridad puede apostar por la conservación de capital y la renta fija, aceptando que el dinero no va a tener un alto rendimiento. Por el contrario, si el inversor quiere incrementar su capital a lo largo del tiempo puede apostar por la renta variable a largo plazo y obtener ganancias.

Tener el objetivo de inversión bien definido implica que el inversor es consciente de los riesgos y costes de la inversión, lo que le ayuda a ser más realista a la hora de conocer sus necesidades y metas.

¿Quieres referenciar esta definición?
Objetivo de inversión, Paula Pérez Picazo, 07 de junio del '22, Rankia.com

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar