Rankia España Rankia Argentina Rankia Brasil Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Deutschland Rankia France Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polska Rankia Portugal Rankia United Kingdom Rankia USA
Acceder

At the money

At the Money (por sus siglas en inglés, ATM) es un término utilizado en el trading de opciones financieras. Se refiere a una opción cuyo precio de ejercicio es igual o muy cercano al precio actual del activo subyacente. En tal caso, se dice que la opción está «en el dinero». No genera beneficios ni pérdidas significativas. Puesto que el precio del activo y la opción son equivalentes.

En el mundo de las finanzas, el término "At the money" se utiliza para describir una situación específica en el mercado de opciones financieras. Una opción es un contrato que da a su poseedor el derecho, pero no la obligación, de comprar o vender un activo a un precio determinado en una fecha futura. Cuando decimos que una opción está "At the money", estamos diciendo que el precio de ejercicio de la opción, es decir, el precio al que se puede comprar o vender el activo subyacente, es igual o muy cercano al precio actual de mercado de ese activo.

Por ejemplo, si tienes una opción para comprar acciones de una empresa a 50 euros y el precio actual de las acciones de esa empresa también es de 50 euros, entonces tu opción está "At the money". Lo mismo ocurre si tienes una opción para vender acciones al mismo precio y las acciones se cotizan actualmente a ese nivel.

Esta situación es particularmente interesante porque la opción no tiene un valor intrínseco inmediato. En otras palabras, si decide ejercer la opción, no obtendrá una ganancia ni sufrirá una pérdida debido a la diferencia entre el precio de mercado y el precio de ejercicio. Sin embargo, esto no significa que la opción no tenga valor. De hecho, el valor de una opción "At the money" puede ser significativo, ya que existe la expectativa de que el precio del activo subyacente se mueva en una dirección que podría hacer rentable ejercer la opción en el futuro.

Las opciones "At the money" son populares entre los inversores porque ofrecen un equilibrio entre el coste de la opción y el potencial de beneficio. A menudo son más baratas que las opciones "In the money" (donde el precio de ejercicio es más favorable en comparación con el precio de mercado), pero tienen más potencial de beneficio que las opciones "Out of the money" (donde el precio de ejercicio está más alejado del precio de mercado).

Otra curiosidad es que el valor de una opción "At the money" puede ser bastante sensible a cambios en el mercado. Por ejemplo, pequeñas fluctuaciones en el precio del activo subyacente pueden cambiar rápidamente el estatus de la opción de "At the money" a "In the money" o "Out of the money". Esto las hace interesantes para los inversores que buscan aprovechar movimientos de precios a corto plazo.

En resumen, una opción "At the money" en el contexto de las opciones financieras es aquella cuyo precio de ejercicio es igual o muy cercano al precio actual del activo subyacente. 
 

Características de una opción at the money 


Una opción at the money (ATM) tiene una singularidad que la distingue de otros tipos de opciones en el ámbito financiero y de inversión. Las características distintivas de una opción at the money son variadas y su conocimiento es esencial para cualquier inversionista interesado en comprender a profundidad cómo funciona el trading. Aseguraos de recordar siempre estas características. La razón es que forman parte integral de vuestra estrategia comercial al decidir qué opciones adquirir. 

Primero que nada, definamos brevemente lo que es una opción ATM: Hacemos referencia a una opción ATM cuando el precio del activo subyacente está muy cerca, si no igual al precio de ejercicio (strike price). Es decir, la cotización actual del mercado para ese activo subyacente prácticamente coincide con el precio acordado previamente en un contrato. 

Dicho esto, enumeraremos las características distintivas de una opción ATM: 

  • Valor intrínseco neutral: Las opciones at the money se caracterizan por tener un valor intrínseco igual a cero. Ya sea que estés tratando con opciones call o put, si el precio del activo subyacente iguala exactamente al precio acordado o strike price, entonces no existe beneficio neto ni pérdida a la hora del ejercicio.
  • Alto valor temporal: Otra característica notable es su alto valor temporal o extrínseco. Este se debe a la incertidumbre acerca de si la opción terminará in the money (ITM) o out of the money (OTM) al vencimiento. Debido a esta incertidumbre, los inversores estarán dispuestos a pagar más por esta opción ya que brinda mayores posibilidades tanto bajistas como alcistas, dependiendo de cómo evolucione el mercado.
  • Sensibilidad a la volatilidad: Las opciones ATM son sensibles a las variaciones en la volatilidad implicada del activo subyacente. Aumentos en la volatilidad pueden aumentar significativamente el valor de estas opciones. Por otro lado, disminuciones pueden mermarlo.
  • Mayor liquidez: Normalmente, las opciones ATM tienen más volumen de operación y por ende más liquidez que las opciones ITM o OTM. Esto puede facilitar su compra y venta en el mercado.
  • Posible alta rentabilidad y riesgo: Como cada inversión con potencial alta rentabilidad, también puede involucrarse un alto riesgo. Si al momento de vencimiento el precio del activo subyacente se ha movido favorablemente, puedes obtener significativas ganancias. Por otro lado, si cambia desfavorablemente podrías perder toda tu inversión inicial.

Evocando estas características -en especial, ese gran valor temporal o extrínseco- es fácil entender por qué una opción at the money genera tanto interés entre los inversionistas. Estas poseen un equilibro entre riesgo y recompensa que resulta atractivo para muchos actores en el mundo del trading en opciones. 
 

¿Cómo funciona una opción at the money? 


Una opción «at the money» (ATM) es un tipo de contrato de opciones que se encuentra en una posición única con respecto al precio de mercado del activo subyacente. En general, las opciones ATM son aquellas cuyo precio de ejercicio es más igual o muy cercano al precio actual del activo subyacente. Pero, ¿cómo funciona exactamente una opción At The Money? Vamos a desglosarlo. 

En primer lugar, cabe recordar que existen dos tipos de opciones financieras: las llamadas (call) y las puts. Un call otorga al titular el derecho, pero no la obligación, a comprar el activo subyacente a un precio determinado antes o en una fecha específica. Por el contrario, una put proporciona al titular el derecho, no la obligación, a vender el activo subyacente a un precio específico antes o hasta una fecha predeterminada. 

Las opciones ATM pueden ser tanto llamadas como puestas y su funcionamiento se rige por los mismos principios básicos. Veamos esto con más detalle: 

  • El primero paso es entender que este tipo de opción está exactamente en el «dinero». Es decir, si decides ejercer tu opción at the money en este instante preciso, no obtendrías ganancia ni tampoco sufrirías pérdidas (no obstante hay que tener en cuenta las comisiones).
  • Cuando compras una opción ATM estás haciendo un juego neutral sobre la volatilidad del activo subyacente. Si piensas que va a haber mucha volatilidad e incertidumbre con respecto a ese activo y crees que va a moverse significativamente –pero aún no sabes si para arriba o para abajo– entonces una opción ATM sería una estrategia clave para considerar.
  • Profundizando un poco más, el precio de una opción ATM está compuesto por lo que se conoce como «valor extrínseco». Esto se debe a que, al estar al mismo precio que el mercado, no poseen «valor intrínseco» (la opción no vale nada si se ejerce en ese momento). Sin embargo, la posibilidad de que ese activo pueda moverse en una dirección favorable antes de la fecha de vencimiento engloba el valor extrínseco y justifica así el coste inicial de la opción.
  • Si terminas comprando un contrato y llegado su vencimiento el precio del activo subyacente no ha cambiado (sigue siendo igual al precio de ejercicio) habrás perdido toda la prima pagada por esa opción ya que esta expirará sin valor.

Como resumen, las opciones at the money son contratos oportunos cuando pronosticas un gran movimiento en el precio del activo subyacente pero aún no estás seguro del rumbo que tomará. Su magia reside en ofrecer la posibilidad de obtener altas rentabilidades si tu pronóstico se lleva a cabo teniendo siempre un riesgo limitado –y conocido– independientemente del movimiento contrario del mercado. 

Ejemplo de opción at the money 


Supongamos que estamos entrando en el mundo del trading y nos topamos con algo conocido como opción ‘At The Money’ (ATM). Este término, que suena bastante sofisticado, es en realidad un concepto sencillo una vez desglosado. Para simplificarlo aún más, proporcionaremos un ejemplo. 

Imaginemos que estamos considerando invertir en acciones de una empresa tecnológica muy famosa, por ejemplo Amazon. En este momento las acciones se cotizan a 3.000 euros por acción. Es aquí donde entra en juego la opción ‘At the Money’. 

Si somos optimistas acerca del futuro de Amazon y creemos que el precio de las acciones aumentará en los próximos meses, podríamos comprar una opción call. Una opción call nos da el derecho (pero no la obligación) de comprar esas acciones a un precio determinado (llamado precio strike o de ejercicio) en una fecha específica. 

Entonces decidimos comprar una opción call ATM con un precio strike de 3.000 euros (el cual es igual al precio actual del mercado) y expira dentro de 6 meses. Es decir, hemos adquirido el derecho a comprar acciones de Amazon a 3.000 euros por acción cualquier día durante los próximos 6 meses. 

Si después de tres meses las acciones suben a 3.500 euros podemos ejercer nuestra opción. Adquiere cada acción al precio que ya pactaste (3.000 euros), vendiendo inmediatamente al nuevo precio vigente (3.500 euros), generando ganancias significativas sin tener que haber comprado físicamente la acción. 

Por otro lado, si predices mal y las acciones bajan a 2.500 euros no tendrías necesidad alguna de ejercer tu derecho porque estarías perdiendo dinero comprándolas a 3.000 euros cuando en el mercado están por debajo de ese precio. En este caso, sólo perderías la prima que pagaste por la opción. 

Este ejemplo ilustra cómo una opción ‘At The Money’ puede ser una estrategia eficaz para capitalizar las fluctuaciones de precios sin asumir los riesgos completos asociados con la compra física de acciones. 

La opción ATM nos proporciona un grado de flexibilidad al permitirnos decidir si deseamos o no ejercer nuestros derechos en función del rendimiento del activo subyacente, actúa como una especie de seguro brindándonos protección contra posibles pérdidas financieras. 

Es importante recordar que estas opciones llevan implícito un nivel considerable de riesgo y deberían ser consideradas únicamente después de realizar un análisis exhaustivo del mercado y pedir consejo a alguien con experiencia en trading e inversión en bolsa. 
Aquí te dejo 3 brokers más baratos que el tuyo:
Scalable Capital

Sin comisiones

Ver más
Interactive Brokers

+1,5M cuentas de clientes

Ver más
ETORO

Acciones y ETFs sin comisión de compra-venta

Ver más

¿Quieres referenciar esta definición?
At the money, Francisco Coll, 30 de noviembre del '23, Rankia.com
Definiciones de por letra

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Configurar
Rechazar todas
Aceptar