Los Bancos Centrales destruyen la economía la reflación esta fracasando

8
La reflación se define como un escenario donde el Estado se dedica a estimular artificialmente la economía para provocar que consiga salir de la recesión económica, mediante el estímulo fiscal y o monetario.

Básicamente el objetivo de la reflación es crear inflación a través de las políticas fiscales, es decir; bajar impuestos y mediante políticas monetarias, es decir; aumento de la base monetaria para evitar que la economía caiga en deflación y por consiguiente se genere inflación.

En teoría con la reflación lo que se pretende es que los ciudadanos demanden bienes y servicios, así mediante la estimulación de la demanda de bienes y servicios, el sistema productivo no se vea afectado por un shock de demanda y evitar la espiral deflacionista que supuestamente conduce a una caída de la actividad económica.

Supuestamente este aumento de la demanda conllevaría un efecto colateral el aumento generalizado de precios, provocando una recuperación de la economía desde fases posteriores a la recesión.

Básicamente lo que se busca es estimular la demanda agregada para que está sea la que acelere la recuperación post recesión o consigue como mínimo suavizar una recesión.

Se conoce por el término reflación ya que es la conjugación de recesión e inflación. El ejemplo más reciente son los QE de la FED.

En teoría esto sería básicamente lo que es una reflación, quedando en manos de los estados las políticas fiscales y en manos de los Bancos Centrales la política monetaria.

Y digo esta idea, la reflación; solo funciona en términos teóricos, en la realidad vemos como los Bancos Centrales están fallando, aunque a mí no me queda claro si es voluntario o porque realmente creen en las medidas que están tomando.

Alto apalancamiento de la economía


Parece que la solución para los problemas que nos trajeron aquí es aplicar más de lo mismo, es decir, ya que la deuda ha provocado que familias, empresas y estados estén altamente apalancados, los Bancos Centrales siguen insistiendo en políticas ultraexpansivas, aumentando la creación de crédito a través de la emisión de bonos.


Deuda corporativa
Deuda corporativa


Hay una enorme cantidad de deuda corporativa la cual se pude calificar como basura, ya que los problemas de insolvencia están garantizados, el problema se agrava ya que muchas de estas deudas están en forma de bonos de alto rendimiento dentro de derivados financieros como los CLO y los ETF. Estos instrumentos de ingeniería financiera solo han provocado una gran amplificación del problema.

Estructura de un CLO.
Estructura de un CLO.


El tamaño de estos derivados es 9 veces el tamaño de la economía, proporción que ha ido aumentando con el tiempo. Es decir los Bancos Centrales no están viendo el problema claramente, no es un problema de liquidez es un problema de insolvencia por crecimiento acelerado, ya que la creación de bienes y servicios es muy inferior en comparación con el crecimiento acelerado que se busca para mantener a flote el sistema, y solo se puede logra a base de confiscar riqueza a futuro, que es en lo que consiste endeudarse.

Básicamente es lo que Misky describe a la perfección como un deudor ponzi, ya que es aquel que no puede devolver ni principal ni intereses, por lo cual necesita un aumento de precio de sus activos ilimitado para que pueda refinanciar su deuda. Lo que han provocado los Bancos Centrales con la reflación es posponer el problema en el tiempo generando una bola de nieve de insolvencia cada vez más enorme.


Los asignados franceses y la hiperinflación.

Si en mi anterior articulo hablaba del Imperio Romano, en este me voy a apoyar en el fenomeno de los asignados franceses que acabaron por desencadenar un periodo de hiperinflación, yo sigo pensando que los Bancos Centrales juegan con fuego con la inflación y su única función debería ser, servir a sus ciudadanos, no a corporaciones zombis ni estados zombis.

El asignado fue el papel moneda creado el 1 de abril de 1790 por la Asamblea Nacional Francesa para arreglar el desorden de la hacienda durante la Revolución Francesa 
 
Estos fueron creados como respuesta a una situación heredada del reinado de Luis XVI, ya que el sistema absolutista que unía el erario público con la fortuna personal del rey lo que provocó un enorme endeudamiento con acreedores tanto nacionales como internacionales, dejando las arcas públicas totalmente vacías.

Una Francia que contaba con una industria tan potente como Inglaterra por aquel entonces pero con un país totalmente arruinado por los gastos desorbitados de la corona que consumían todos los recursos generados por los tributos, y que condujo posteriormente a la Revolución Francesa.

Tras las advertencias de Jacques Necker la Asamblea Nacional Francesa decidió expropiar todos sus bienes al clero obteniendo grandes cantidades de riqueza en tierras, edificios,... Pero esto no se tradujo en dinero líquido para ello crearon los asignados.




Foto de asignados Republica Francesa
Foto de asignados Republica Francesa


Los asignados actuaban como bonos, estos bonos tenían como garantía los bienes confiscados por el gobierno revolucionario a personajes hostiles tales como, aristócratas emigrados y clérigos católicos, estas propiedades eran vendidas por la Asamblea Nacional para obtener oro y plata, estos empiezan a emitirse en diciembre de 1970. Los cuales estaban ideados para generar interés de la misma manera que lo hace un bono, los cuales en principio se usaron para el pago de obligaciones públicas hacia particulares, debiendo ser quemados después de que volviesen al tesoro francés.


Pese a este intento, los elevados gastos estatales desencadenaron un déficit público importante, sumado al financiamiento de guerras de la revolución, provoco que la enorme carga de deuda sobre la economía, sumado a las guerras que impedía un comercio internacional fluido, lo cual aún más estrangulo la economía.


El resultado un desplome de los tributos del cual vivía el erario francés, sumado a una enorme escasez de moneda en Francia, precisamente por la escasez de oro y plata provoco que la Asamblea Nacional introdujese el papel moneda de curso legal con los asignados, lo cual provoco una enorme devaluación de la moneda.


Debido a esto, al papel moneda, se empezó a imprimir tantos asignados que estos empezaron a perder la relación con el valor real de los bienes nacionales, incluso cuando estos no habían sido vendidos, lo que acabaría por desencadenar una desastrosa hiperinflación. Ya que la acuñación de los metales preciosos había sido suspendida para financiar el esfuerzo bélico, provocando escasez de estos, provoco que el valor de los asignados al desaparecer la moneda metálica descendiesen bruscamente, y sumado al control de precios llevado acabo por la Asamblea Nacional, esto desencadeno una inflación extrema que realimentó la perdida de valor.


En principio la emisión inicial de asignados estaba prevista en 500 millones de libras de plata, finalmente llego a 45.000 millones de asignados reduciendo su valor nominal hasta 1/200.


Deuda, Masa monetaria y Velocidad Monetaria.
Deuda, Masa monetaria y Velocidad Monetaria.


Parece que la locura de los Bancos Centrales no tienen fin con la impresión monetaria, se creen que puede controlar la inflación a su antojo, cuando lo que hacen es cambiar las métricas para poder seguir sosteniendo todo el esquema ponzi de deuda que han convertido la economía, los cierres de negocios a la fuerza es lo mismo que lo que hizo la Asamblea Nacional Francesa con el oro y plata para financiar guerras, destruir la economía real para financiar aventuras que suelen acabar mal, no se puede imprimir crecimiento, a todo lo que conduce la impresión monetaria es a hiperinflación, siempre a pasado y ahora no va a ser diferente, la hiperinflación siempre se ha reflejado desde el Imperio Romano a la República de Weimar sin excepción.

Como se aprecia en el gráfico a medida que se imprime se aumenta la deuda y la actividad económica reflejada por la velocidad monetaria se hunde, el dinero no debería ser algo con lo que hacer experimentos ya que debería guardar relación con la riqueza en bienes y servicios que genera un país, los bancos centrales han distorsionado la economía a saber porque motivos ocultos, por el bien de la economía y la riqueza de sus ciudadanos no.



Considero que las entidades bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que las fuerzas militares Si los ciudadanos americanos permiten a los bancos privados controlar la moneda, primero mediante la inflación, y después mediante la deflación, la banca y las corporaciones que proliferen alrededor (de los bancos) despojarán a los ciudadanos de toda la propiedad hasta que sus hijos se queden sin casas en un continente que conquistaron sus padres y a quienes pertenece todo lo que haya alrededor.

Thomas Jefferson.

  1. en respuesta a Fernandojcg
    #8
    26/12/20 23:08
    Yo creo que sí, están destruyendo, es más tengo el convencimiento de que es a posta, en la mayoría de úniversidades la corriente dominante es muy progresista, y la admiración que sienten por Keynes, la MMT y el socialismo roza lo religioso. 
  2. en respuesta a Diegoqs
    #7
    26/12/20 19:45
    Hola, Diegoqs: Casi todo lo que comentas es cierto. Otra cosa es que haya gente que piense o le convenga decir que todo va más o menos "bien". O lo que es lo mismo: aplicar la táctica del avestruz... así creen que son más "felices".

    Y la Inflación está aumentando entre la ciudadanía de aquí, en la de los Estados Unidos y en la de casi todo el mundo... Qué desconocimiento hay de la auténtica REALIDAD.

    Por otro lado, hace tiempo que me pregunto si estos "pirómanos" que dirigen los Bancos Centrales NO estarían buscando deliberadamente que la moneda se vaya devaluando cada vez más...


    Saludos.


  3. en respuesta a Hispanofondista
    #6
    22/12/20 12:15
    No hay ninguna profecía la realidad es que hay inflación y ya esta empezando a aumentar bruscamente aunque los bancos centrales cambien las métricas ( por ejemplo no incluyen el precio de la vivienda para calcular el IPC), de hecho el Chapwood Index ya muestra un 10% de inflación, la cuestión es que ya se está destruyendo solo hay que ver los niveles de deuda descontrolada, y todos sabemos lo que pasa cuando juegas con tu divisa, siempre acaba igual, no hago profecías, observo.

    Un saludo.
  4. en respuesta a Diegoqs
    #5
    22/12/20 12:09
    La realidad es que esas profecías de hiperinflación y destrucción de la divisa en el mundo desarrollado no se han cumplido.

    Y en cuanto a los imperios y países, pues claro que se acaban destruyendo, nada es eterno ni lo será.

    Saludos.
  5. en respuesta a Hispanofondista
    #4
    22/12/20 12:02
    No se raja es la realidad que algunas personas no queréis asumir y se acaba por repetir una y otra vez los mismos comportamientos que han acabado destruyendo imperios, países,... 


    Un saludo.
  6. #3
    22/12/20 11:39
    Otro artículo más rajando de los Bancos Centrales y añorando no se sabe muy bien que situación de virtud y pureza donde todo estará en orden y no existirá inflación, deflación ni ningún problema monetario.
  7. en respuesta a Msci63
    #2
    21/12/20 02:37
    No estoy a favor porque la historia nos enseña que cuando se juega con el dinero todo acaba en un desastre hiperinflacionista. Una moneda debería estar atada a lo que una economía produce en bienes y servicios, no debe estar al servicio de instituciones financieras, ni se debe usar para financiar a zombis, puesto que drenan riqueza de la economía generando enormes desequilibrios. 

    Desde mi punto de vista la deuda se debería usar para generar un retorno de riqueza, no para financiar empresas, gobiernos,... En estado de insolvencia, cuando la burocracia y tamaño de un estado crece lo suficiente, como le paso al imperio romano conduce a la corrupción, ruina y colapso social.


    Un saludo.
  8. #1
    20/12/20 12:06
    Entiendo que no estás a favor de la actuación de los bancos de fabricar dinero. Que se debería hacer mejor según tu. 

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar