Gail Tverberg presenta de nuevo, la teoría de Olduvai (o el colapso de la civilización)

35

Llevo tiempo sin aparecer por Rankia, pero es que este artículo me ha dejado en estado de shock. Gail Tverberg es una reputada analista con pensamientos parecidos a los que defiendo en el blog, pero esta vez ha dado un paso de gigante en sus previsiones. 

 

Mejor que leáis el post que he preparado.

En el último artículo de Gail Tverberg, la autora se moja y con este gráfico revisita la teoría de Olduvai que Richard Duncan creó hace unas décadas.

Solo hace falta ver este gráfico de la presentación para ver que Gail ha cambiado las cifras de Duncan, veinte años, pasando del ciclo 1930-2030 a la aportación de Gail, 1950-2050. 

En la imagen se puede apreciar como el consumo mundial de energía en 2050 es similar al consumo de 1950.

 

 

Recordemos lo que nos dice la Teoría de Olduvai, según la Wiki.

https://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_de_Olduvai

La teoría de Olduvai establece que la civilización industrial actual tendría una duración máxima de cien años, contados a partir de 1930. De 2030 en adelante, la humanidad iría poco a poco regresando a niveles de civilización comparables a otros anteriormente vividos, culminando dentro de unos mil años (3000 d. C.) en una cultura basada en la caza,1​ tal y como existía en la Tierra hace tres millones de años, cuando se desarrolló la industria olduvayense; de ahí el nombre de esta teoría,2nota 1​ planteada por Richard C. Duncan basándose en su experiencia en el manejo de fuentes de energía y por su afición a la arqueología.

Originalmente, la teoría fue propuesta en 1989 con el nombre de «teoría de pulso-transitorio».3​ Posteriormente, en 1996, se adoptó su actual denominación inspirándose en el famoso sitio arqueológico, pero la teoría no depende en forma alguna de datos recopilados en ese sitio.1​ Richard C. Duncan ha publicado varias versiones desde la aparición de su primer artículo con distintos parámetros y pronósticos, lo que ha sido motivo de críticas y controversias.

En 2007, Duncan define cinco postulados fundamentándose en la observación de datos sobre:

  1. La producción de energía mundial per cápita.
  2. La capacidad de carga terrestre.
  3. La vuelta a la utilización del carbón como fuente primaria y el pico de la producción de petróleo.
  4. Los movimientos migratorios.
  5. Las etapas de utilización de energía en Estados Unidos (Duncan, 2007).

En 2009, nuevamente publica una actualización replanteando el postulado concerniente al consumo de energía per cápita mundial con respecto a los países de la OCDE, en donde anteriormente solo comparaba con Estados Unidos, restando importancia al papel de las economías emergentes.4

Distintas personas, como Pedro A. Prieto, basándose en esta y otras teorías del colapso catastrófico o die-off, han formulado probables escenarios con varias fechas y eventos sociales.56​ Por otro lado, existe una corriente de personas, como Richard Heinberg o Jared Diamond, que también creen en el colapso social, pero aún visualizan la posibilidad de escenarios más benevolentes en donde se puede dar el decrecimiento con continuidad del bienestar.786

Esta teoría ha sido criticada por la forma en que se plantea el problema de los movimientos migratorios y por la orientación ideológica de la editorial que ha publicado sus artículos, The social contract press, que es defensora de medidas antinmigratorias y del control de la natalidad.910​ Existen críticas importantes sobre cada una de las bases argumentativas y distintas ideologías contrarias a tales planteamientos como los cornucopianos,11​ los defensores de la economía basada en recursos naturales,12​ posturas ecologistas y posturas de distintas naciones, también fallan a la hora de establecer una base coherente con dichas aseveraciones.

 

La imagen sería esta. Salvando las diferencias temporales, hay que reconocer que presentan ambas gráficas, idénticas perspectivas.  

 

 

 

Respecto a la postura defendida por Gail, los salarios y la capacidad adquisitiva de la población mundial no permite una subida sostenida de los precios del petróleo y para los productores, los precios actuales entre 40-50$, suponen pérdidas en el desarrollo de sus proyectos. Con esta situación, la producción de petróleo no puede aumentar  y el resultado es un descenso sin fin. Las renovables no pueden sustituir al petróleo y el resultado es la gráfica que he puesto en primer lugar.

Gail admite la posibilidad de que los gobiernos o los BC puedan generar dinero puntualmente para pagar precios más altos, pero eventualmente esta situación es insostenible, crea burbujas, que acaban por explotar y volvemos al punto de partida de la imposibilidad de seguir pagando precios más altos.

En consumo energético per cápita, el nivel de 2050 equivale al consumo per cápita de 1900 (no hay error, es correcto) y la población que asume Gail en 2050 son 2.800 millones de personas.

Lo que Gail no dice es que una caída de este calibre no se puede hacer sin una destrucción completa de la sociedad actual y por supuesto, guerras, hambre, revoluciones sociales, disturbios permanente, etc, porque la sociedad no está preparada para el decrecimiento controlado.  

 

Es Game Over y fin del juego.

Les dejo con el artículo. En el original se puede ver también un video con la propia Gail, moderando Chris Martenson e interviniendo además de la propia Gail, Art Berman y Richard Heinberg.      

 

 https://ourfiniteworld.com/2020/11/09/energy-is-the-economy-shrinkage-in-energy-supply-leads-to-conflict/#more-45643

Se necesita energía para realizar cualquiera de las actividades que asociamos con el PIB. Se necesita energía para cultivar alimentos: energía humana, energía solar y, en el mundo actual, los muchos tipos de energía que se utilizan para construir y alimentar tractores, transportar alimentos a los mercados y proporcionar refrigeración para los alimentos que deben refrigerarse. Se necesita energía para cocinar alimentos y fundir metales. Se necesita energía para calentar y acondicionar las oficinas y para alimentar Internet. Sin la energía adecuada, la economía mundial se detendría.

Estamos alcanzando límites de energía en este momento. La energía per cápita ya se está reduciendo y parece probable que se reduzca aún más en el futuro. Alcanzar un límite produce un problema de conflicto similar al del juego de sillas musicales . Este juego comienza con un número igual de jugadores y sillas. Al comienzo de cada ronda, se quita una silla. Luego, los jugadores deben competir por las sillas restantes, y el jugador que termina la ronda sin una silla es eliminado. Hay un conflicto entre los jugadores mientras luchan por obtener una de las sillas disponibles. El conflicto dentro del sistema energético está algo oculto, pero el resultado es similar.

Un conflicto actual es, "¿Cuánta energía podemos gastar para luchar contra COVID?" Es obvio que los gastos en mascarillas y vacunas tienen un impacto en la economía. Es menos obvio que un recorte en los vuelos de las aerolíneas o en las comidas en restaurantes para combatir el COVID indirectamente lleve a que se produzca y consuma menos energía en todo el mundo. En total, el mundo se vuelve un lugar más pobre. ¿Cómo se va a compartir el dolor de esta reducción del consumo energético per cápita? ¿Es justo que los trabajadores de viajes y restaurantes se vean afectados de manera desproporcionada? En todo el mundo, estamos viendo una recuperación en forma de K: los ricos se vuelven más ricos, mientras que los pobres se vuelven más pobres.

Un problema importante es que, si bien podemos imprimir dinero, no podemos imprimir los suministros de energía necesarios para hacer funcionar la economía. A medida que se agoten los suministros de energía, cada vez más tendremos que "elegir nuestras batallas". En el pasado, los humanos han podido ganar muchas batallas contra la naturaleza. Sin embargo, a medida que la energía per cápita disminuya en el futuro, podremos ganar cada vez menos de estas batallas contra la naturaleza, como nuestra batalla actual con COVID. En algún momento, es posible que simplemente tengamos que dejar que las fichas caigan donde puedan. La economía mundial parece incapaz de acomodar a 7.800 millones de personas y no tendremos más remedio que afrontar este problema.

En esta publicación, explicaré algunos de los problemas involucrados. Al final de la publicación, incluyo un video de una mesa redonda en la que participé sobre el tema "La energía es la economía". El moderador de la mesa redonda fue Chris Martenson; los otros panelistas fueron Richard Heinberg y Art Berman.

[1] El consumo de energía por persona varía mucho según el país.

Comencemos con algunos antecedentes. Existe una gran variabilidad en la cantidad de energía consumida por persona en todo el mundo. Existe una diferencia de más de 100 veces entre los países más altos y más bajos que se muestran en la Figura 1.

Figura 1. Consumo de energía per cápita en 2019 para algunos países de muestra basado en datos de la Revisión Estadística de Energía Mundial 2020 de BP . El consumo de energía incluye energía de combustibles fósiles, energía nuclear y energía renovable de muchos tipos. Omite los productos energéticos que no se comercializan en los mercados, como la madera recolectada localmente y el estiércol de animales. Esta omisión tiende a subestimar un poco el consumo de energía de países como India y África Central.

Solo he mostrado algunos países de ejemplo, pero podemos ver que los países fríos tienden a usar mucha energía, en relación con sus poblaciones. Islandia, con un suministro abundante de electricidad hidroeléctrica y geotérmica de bajo costo, la usa para calentar edificios, cultivar alimentos en invernaderos, extraer “bitcoins” y fundir aluminio. Noruega y Canadá cuentan con suministros tanto de petróleo como de gas, además de ser productores de energía hidroeléctrica. Con abundantes suministros de combustible y un clima frío, ambos países utilizan una gran cantidad de energía en relación con el tamaño de su población.

Arabia Saudita también tiene un alto consumo de energía. Utiliza sus abundantes suministros de petróleo y gas para proporcionar aire acondicionado a su gente. También utiliza sus productos energéticos para permitir la operación de negocios que brindan empleo a su gran población. Además, Arabia Saudita utiliza impuestos sobre el petróleo que produce para subsidiar la compra de alimentos importados, que el país no puede cultivar localmente. Como ocurre con todos los productores de petróleo y gas, una parte del petróleo y el gas producidos se utiliza en sus propias operaciones de petróleo y gas.

En países cálidos, como los de África central e India, el consumo de energía tiende a ser muy bajo. La mayoría de las personas en estos países caminan para transportarse o usan transporte público muy concurrido. Las carreteras tienden a no estar pavimentadas. Los cortes de electricidad son frecuentes.

Uno de los pocos cambios que se pueden hacer fácilmente para reducir el consumo de energía es trasladar la fabricación a países con salarios más bajos. Hacer esto reduce significativamente el consumo de energía (en forma de electricidad). De hecho, la mayoría de las naciones ricas ya lo han hecho.

Figura 2. Generación mundial de electricidad por parte del mundo, basada en datos de la Revisión Estadística de Energía Mundial 2020 de BP .

Tratar de reducir el consumo de energía en muchos países del mundo será un gran desafío porque la energía está involucrada en todas las partes de las economías.

[2] Doscientos años de historia muestran que un crecimiento muy lento en el consumo de energía per cápita conduce a malos resultados.

Algunos lectores recordarán que he reunido datos de diferentes fuentes para obtener una aproximación razonable al consumo mundial de energía desde 1820. En la Figura 3, agregué una estimación aproximada de la caída esperada en el consumo de energía futuro que podría ocurrir si ( 1) el comienzo del pico de combustibles fósiles está ocurriendo ahora debido a los bajos precios de los combustibles fósiles, o (2) las economías mundiales optan por dejar los combustibles fósiles y pasar a las energías renovables entre ahora y 2050 para tratar de ayudar al medio ambiente. Por lo tanto, la Figura 3 muestra mi estimación del patrón del consumo total de energía mundial durante el período de 1820 a 2050, a intervalos de 10 años.

Figura 3. Estimación de Gail Tverberg del consumo mundial de energía de 1820 a 2050. Cantidades de los primeros años basadas en estimaciones del libro Energy Transitions: History, Requirements and Prospects de Vaclav Smil y la Revisión estadística de 2020 de la energía mundial de BP para los años 1965 a 2019. Se estima que el consumo de energía para 2020 será un 5% inferior al de 2019. Se supone que la energía para los años posteriores a 2020 caerá un 6,6% anual, por lo que la cantidad alcanza un nivel similar a las energías renovables solo para 2050. Las cantidades que se muestran incluyen un mayor uso de productos energéticos locales (madera y estiércol de animales) que BP incluye.

La forma de esta curva es muy diferente de la que esperan la mayoría de los pronosticadores porque asumen que los precios eventualmente subirán lo suficiente como para que todos los combustibles fósiles que se pueden extraer técnicamente, de hecho, se extraerán. Espero que los precios del petróleo y otros combustibles fósiles se mantengan demasiado bajos, por las razones que analizo en la Sección [4], a continuación. De hecho, he escrito sobre este tema en un artículo académico revisado por pares , publicado en la revista Energy .

La Figura 4 muestra esta misma información que la Figura 3, dividida por población. Al hacer este gráfico, supongo que la población cae solo la mitad de rápido que el consumo de energía después de 2020. La población mundial total cae a 2.8 mil millones para 2050.

Figura 4. Cantidades que se muestran en la Figura 3, divididas entre las estimaciones de población de Angus Maddison para los primeros años y las estimaciones de población de las Naciones Unidas para 2019 para los años más recientes.

En la Figura 4, algunas partes de la curva son relativamente planas, o incluso descienden levemente, mientras que otras aumentan rápidamente. Resulta que los tiempos de rápido aumento son mucho mejores para la economía que los tiempos planos y de baja. La Figura 5 muestra el cambio porcentual anual promedio en el consumo de energía per cápita, para períodos de diez años que terminan en la fecha mostrada.

Figura 5. Incremento anual promedio en el consumo de energía per cápita para períodos de 10 años terminados en las fechas mostradas, utilizando la información de la Figura 4.
 

Si miramos hacia atrás en lo que sucedió en la Figura 5, encontramos que cuando el crecimiento de 10 años en el consumo de energía es muy bajo o se vuelve negativo, los conflictos y los malos resultados son típicos. Por ejemplo:

  • Dip 1: 1861-1865 Guerra civil estadounidense
  • Dip 2: varios eventos
    • 1914-1918 Primera Guerra Mundial
    • 1918-1920 Pandemia de gripe española
    • 1929-1933 Gran Depresión
    • 1939-1945 Segunda Guerra Mundial
  • Dip 3: Colapso del Gobierno Central de la Unión Soviética en 1991
  • Dip 4: Pandemia y recesión de COVID 2020

El consumo de energía per cápita ya estaba creciendo muy lentamente antes de que llegara 2020. El consumo de energía dio un gran paso a la baja en 2020 (estimado en un 5%) debido a los cierres y el gran recorte en los viajes aéreos. Una de las cosas importantes que hace el consumo de energía es generar empleo. Con severos recortes destinados a contener COVID, muchas personas en países lejanos perdieron sus trabajos. Los recortes de esta magnitud causan problemas rápidamente en todo el mundo.

Por ejemplo, si la gente de los países ricos rara vez se viste elegante para asistir a reuniones de diversos tipos, hay mucho menos mercado para la ropa elegante. Mucha gente de países pobres se gana la vida fabricando este tipo de ropa. Con la pérdida de estas ventas, los trabajadores se encontraron repentinamente con ingresos muy reducidos. Los países pobres generalmente no cuentan con buenas redes de seguridad para proporcionar alimentos a quienes están desempleados. Como resultado, las dietas de las personas sujetas a pérdida de ingresos se volvieron inadecuadas, lo que llevó a una mayor vulnerabilidad a las enfermedades. Si la situación continúa, algunos incluso pueden morir de hambre.

[3] El patrón del consumo mundial de energía entre 2020 y 2050 (modelado en las Figuras 3, 4 y 5) sugiere que se avecina un colapso muy preocupante.

Mi modelo sugiere que el consumo mundial de energía per cápita puede caer a unos 28 gigajulios per cápita por año para 2050 (para una población reducida de 2.800 millones). Se trata del nivel de consumo energético mundial per cápita del mundo en 1900.

Alternativamente, 28 gigajulios per cápita es un poco más bajo que el consumo de energía per cápita de la India en 2019. Por supuesto, algunas partes del mundo podrían hacerlo mejor que esto. Por ejemplo, tanto México como Brasil tuvieron un consumo de energía per cápita de aproximadamente 60 gigajulios per cápita en 2019. Algunos países podrían hacerlo bien en 2050.

Usar menos energía después de 2020 dará lugar a muchos cambios. Los gobiernos se volverán más pequeños y ofrecerán menos servicios, como carreteras pavimentadas. A menudo, estos gobiernos cubrirán áreas más pequeñas que las de los países de hoy. Las empresas se volverán más pequeñas, más locales y más involucradas con los bienes que con los servicios. Los ciudadanos individuales caminarán más, cultivarán sus propios alimentos y harán mucho menos calefacción y refrigeración en el hogar.

Con menos energía disponible, será necesario reducir la lucha contra sucesos naturales desafortunados, como incendios forestales, líneas de transmisión de electricidad caídas después de huracanes, bacterias resistentes a los antibióticos y virus en constante mutación. Por tanto, es probable que disminuya la esperanza de vida.

[4] Es la "demanda" y el nivel de aumento de los precios de la energía lo que determina la cantidad de suministro de energía disponible en el futuro.

Sigo insistiendo en este punto en mis publicaciones porque siento que no se comprende bien. El gran problema que deberíamos estar anticipando es que los productores de energía quebran porque los precios de la energía son crónicamente demasiado bajos . Veo cinco formas en las que teóricamente se podrían subir los precios de la energía:

  1. Una economía mundial verdaderamente floreciente. Esto es lo que elevó los precios en la década de 1970 y en el período previo a 2008. Si realmente hay más personas que pueden pagar viviendas y vehículos nuevos, y gobiernos que pueden permitirse nuevas carreteras y otras infraestructuras, las empresas que extraen petróleo y carbón construirán nuevas instalaciones en ubicaciones de mayor costo y, por lo tanto, ampliar la oferta mundial. Los precios más altos ayudarán a las empresas energéticas a ser rentables, a pesar de los precios más altos. Tal escenario parece muy improbable, dado donde nos encontramos ahora.
  2. Mandatos y subsidios gubernamentales. Los mandatos gubernamentales son los que mantienen la demanda de energías renovables y vehículos eléctricos. Por el contrario, los mandatos gubernamentales son parte de lo que está frenando los viajes turísticos. Indirectamente, esta falta de demanda relacionada con los viajes conduce a bajos precios del petróleo. Parece poco probable que exista un mandato del gobierno para que las personas se involucren en más viajes.
  3. Disparidad salarial muy reducida. Si todos, ricos o pobres, pueden permitirse casas, automóviles y teléfonos móviles bonitos, los precios de los productos básicos tenderán a ser altos porque la compra y explotación de productos como estos requiere el uso de productos básicos. Los gobiernos pueden intentar arreglar la disparidad salarial mediante más dinero impreso, pero dudo que este enfoque realmente funcione porque otros países no estarán dispuestos a aceptar este dinero impreso.
  4. Más deuda, lo que a veces conduce al colapso de las burbujas de deuda. El gasto puede mejorarse si a los ciudadanos les resulta más fácil comprar a crédito bienes como casas y vehículos. Asimismo, las empresas pueden pedir dinero prestado para construir nuevas fábricas o, alternativamente, seguir pagando salarios a los trabajadores, incluso si no hay mucha demanda de los bienes y servicios vendidos. Pero si la economía realmente no se recupera rápidamente, se puede esperar que estos enfoques conduzcan a colapsos.
  5. Deshacerse de las ineficiencias y el miedo de COVID . Las economías de todo el mundo están deprimidas en diversos grados por las continuas ineficiencias causadas por los requisitos de distanciamiento social y el miedo. Si estos problemas pudieran eliminarse, podría impulsar a las economías a volver a los niveles ya algo deprimidos de principios de 2020.

En resumen, el problema al que nos enfrentamos es que la demanda de petróleo (y por lo tanto los precios) eran demasiado bajos para los productores de petróleo debido a la disparidad salarial antes de que llegara la crisis de COVID en marzo. Intentar hacer que la demanda vuelva a subir a través de una mayor deuda parece probable que genere burbujas de deuda, que estarán en peligro de colapsar. Puede haber picos de precios temporales, pero una solución permanente es prácticamente imposible. Es por eso que pronostico la fuerte caída en el consumo de energía que se muestra en las Figuras 3 y 4.

[5] Los seres humanos no necesitamos descubrir cómo arreglar la economía de manera óptima entre ahora y 2050.

La economía es un sistema autoorganizado que descubrirá por sí solo la forma óptima de "disipar" la energía, en la medida de lo posible. En términos físicos, la economía es una estructura disipativa. Si el recurso energético son los alimentos, la energía se disipará al digerir los alimentos. En el caso del combustible fósil, la energía se disipará al quemarlo. Puede que nos guste pensar que estamos a cargo, pero en realidad no lo estamos. Son las leyes de la física, o quizás el Poder detrás de las leyes de la física, el que está a cargo.

Las estructuras disipativas no son permanentes. Por ejemplo, los huracanes y tornados son estructuras disipadoras. Las plantas y los animales son estructuras disipativas. Eventualmente, nuevas economías más pequeñas, que abarcan áreas más pequeñas del mundo, pueden reemplazar la economía mundial existente.

Saludos.

PD. También está siendo muy comentado este análisis de Tim Watkins. Pone los puntos sobre las íes con meridiana claridad, aunque los lectores de este blog, conocen el problema desde hace tiempo.

Una buena lectura.

El problema narrativo tras el cenit del petróleo.

https://consciousnessofsheep.co.uk/2020/11/06/the-narrative-problem-after-peak-oil/

 

Además, David Archivald da su previsión sobre la producción de petróleo para los próximos 10 años.

Pista. No pinta bien.

https://wentworthreport.com/world-oil-production-outlook/ 

 

 

Saludos.

 

 

 

  1. en respuesta a Fleischman
    #20
    11/11/20 22:31
     
    Profesor Manuel Pimienta https://profe-manuel-pimienta.blogspot.com/2010/01/iii-geografia-humana.html
    Profesor Manuel Pimienta https://profe-manuel-pimienta.blogspot.com/2010/01/iii-geografia-humana.html
    La población española no es distina a las demás, simplemente crece la población residente a base de inmigración, es un dato que se puede obtener de las proyecciones del INE. Considero que la población mantiene el crecimiento por dos motivos, la propia inercia (no hay una situación de mortalidad disparada, pese a que la Covid es bastante buena, pero no catastrófica) y que España sigue siendo "rica" comparanda con lo que hay ahí fuera.

    Proyecciones de población del INE Evolución de la población proyectada según escenarios de migración exterior (2020-2070)
    Proyecciones de población del INE Evolución de la población proyectada según escenarios de migración exterior (2020-2070)


    Pero cuando el propio INE hace la proyección de fecundidad y migración nos encontramos que sin hacer nada la población desciende:
    Todas estas cuestiones están en el Anexo.

    De todos modos, la población española crece, y el propio INE indica como puede seguir creciendo:

    Crecimiento migratorio
    Según datos provisionales, España alcanzó un nivel de 748.759 inmigraciones en 2019,
    mientras que 297.368 personas abandonaron nuestro país para residir en el extranjero. El saldo migratorio, de más de 450.000 personas, consolidaría así la tendencia positiva iniciada en 2016.
    No obstante, por efecto de la COVID-19 y con la información disponible al momento de cerrar estas proyecciones, se estima que el saldo migratorio disminuya sensiblemente en 2020, hasta las 110.000 personas. Se proyecta un saldo migratorio similar en 2021 y levemente creciente a partir de ese año, obteniéndose así una ganancia neta de población debida a migraciones de casi 2,7 millones de personas hasta 2034.
    La tendencia a largo plazo sería de un crecimiento del saldo migratorio constante, lo que produciría un aumento neto de la población de 12,2 millones de personas hasta 2069. 
    https://www.ine.es/prensa/pp_2020_2070.pdf

    En consecuencia como se suele decir, los resultados pasados no aseguran resultados futuros, y menos sobre la población.

    Sin embargo hay otra gráfica que me llama más la atención y que le veo cierta correlación:
    www.epdata.es
    www.epdata.es
    Para acabar, en mi opinión se les ha ido la mano con la previsión de caída de la población, no me creo que sea tan rápida, ni tan inminente, salvo que supusieran que la población humana se va a comportar como modelos experimentales en islas aisladas. Colapsos como el de la Isla de Pascua a nivel mundial, es para mi gusto, temerario.

    De todos modos, estaremos todos para verlo, y si con la evolución de una enfermedad vírica los números no salen siempre en los modelos matemáticos, creo que más dificil va a ser con esta cuestión.


  2. en respuesta a Reloaded
    #19
    11/11/20 19:15
    Hola Reloaded.

    Me gusta la explicación de la ley de los ciclos sociales.

    Detrás de un ciclo donde la gran mayoría de los políticos son "menesterosos", donde la corrupción campa a sus anchas, donde el populismo lleva la voz cantante, llega un periodo lleno de dictaduras y guerras, donde el ejército y hombres de fuerte carácter, toman el mando para reiniciar de nuevo otro ciclo completo.

    Naturalmente esto quiere decir que vienen  tiempos turbulentos. Si además sumamos la escasez de recursos, habituados al exceso y la abundancia, el panorama todavía se ennegrece más.

    Si es cierto que la capacidad  de carga de la Tierra solo permite la vida a 2.000 millones de personas, no cabe duda que el overshoot que supone, significará un ajuste durísimo, cuando empiecen a escasear aquellos bienes sin fácil sustitución, empezando por el petróleo.

    Una época donde los países pobres ven por el móvil, como se vive en los países ricos, siempre incita a la inmigración. Llegará un momento que se quieran cerrar las fronteras por la fuerza y no podremos evitar conflictos en mucho lugares. Si faltan alimentos, me imagino muchas "largas marchas" buscando alimento.

    Nadie quiere este panorama, pero dudo que podamos evitarlo.

    Saludos.    
  3. en respuesta a steelman1234
    #18
    11/11/20 18:36
    Jejeje, pues leía hace poco que cuanto más prestigiosos son los "expertos", más se equivocan haciendo predicciones (era un estudio en el ámbito de la economía, no sé si se podrá generalizar pero diría que sí). Creo recordar que lo achacaban a que cuanto más experto eres, más ciega es tu confianza y más reacio eres a considerar otras posibilidades. Aunque vete tú a saber... :)

    Hace tiempo que no entro, es verdad, desde que empezó a haber censura y dejaron de participar Dario, Know y compañía, estaba bastante aburrido...
  4. en respuesta a Fleischman
    #17
    11/11/20 18:09
    Hombre Fleischman, tengo mucha imaginación, pero comparar a Gail con Leo Harlem ha estado gracioso..., aunque si miras de que va el chiste, menuda broma macabra.

    Menos mal que son analistas de prestigio que si no...

    ¿Ya no posteas en forocrashoil?.

    Saludos.
  5. en respuesta a steelman1234
    #16
    11/11/20 18:03
    Jejeje, es lo que tiene juntarse con Heinberg, Martenson y compañía, que se van retroalimentando unos a otros... :P

    Es como si aquí te juntas con Pedro Prieto, Niño Becerra, etc., sales corriendo a comprar latas de atún.

    "¿Que no me atrevo a escribir un artículo donde se mueren 5000 millones de personas? ¡Sujétame el cubata!"  ;D
  6. en respuesta a Fleischman
    #15
    11/11/20 17:56
    Si, habría que pedirle explicaciones a Gail.

    Pero tampoco es consecuente con las previsiones anteriores.

    Si en 2012-2013 ya estimaba un hundimiento energético para 2050, ¿por qué la población no se desplomaba?. En cambio en 2020, con unas previsiones parecidas en cuanto a la producción energética, se saca de la manga un descenso de 5.000 millones.

    ¿Qué ha cambiado?.

    Saludos. 
  7. en respuesta a Reloaded
    #14
    11/11/20 17:28
    Sí, así es. El ejemplo que se pone siempre es la caída de la esperanza de vida en los países ex soviéticos después de la caída de la URSS.

    Pero la caída no tiene por qué ser lineal, y menos aún si no hay un colapso repentino (ley de los rendimientos decrecientes everywhere...).

    Noticia de ayer: 

    Las importaciones de crudo a España caen casi un 18% en septiembre

    En el tercer trimestre de este año la caída es de un 17,2%, siendo las segundas más bajas, tras las del segundo trimestre, desde el primer trimestre de 2014

    Podríamos ir a la estadística y ver cuándo subió la población española en la fase creciente, y decir que si entonces subió en X millones, ahora se han muerto esos X millones. Lo que no ha sucedido.

    Podríamos pensar que no ha sucedido aún, pero está a punto de pasar...

    Y, sin embargo, puede verse en la gráfica que puse antes que entre 2005 y 2015 la energía per cápita en España bajó en un porcentaje superior y tampoco pasó. Al contrario:

    Población española
    Población española


    La población no solo no bajó sino que subió en más de tres millones.

    Nótese que esto no son profecías a futuro, sino datos pasados. 

    Si un desplome del consumo de energía futuro va a provocar un desplome de la población, hay que explicar por qué un desplome del consumo de energía pasado no provocó un desplome de la población, sino todo lo contrario.

  8. en respuesta a Fleischman
    #13
    11/11/20 16:57
    Si los yayos son mayoría ya en Asturias y muchas otras regiones del noroeste español.

    Los yayos no hacen la revolución, pero sin servicios asistenciales, hospitales modernos, pensiones y los avances de una sociedad moderna, acaban muriendo mucho más rápido, mucho antes.

    El deterioro del sistema general, desemboca en deterioros concretos y estos en menos esperanza de vida. No hace falta "imaginar", los datos de mortalidad de esta pandemia son interesantes tanto en muertos por la enfermedad Covid, como por todo lo demás que no se trata. Y eso es lo que vendrá con el deterioro del sistema.

    Si es cierto que cae la producción de petróleo, la disminución de la población es inevitable, y la bajada será tanto o más intensa que la falta de energía. Igual que la subida fue proporcional al aumento de energía disponible.


  9. en respuesta a steelman1234
    #12
    11/11/20 14:16
    Las revoluciones las hacen los jóvenes, no los ancianos. Pero me temo que en 2050 los yayos seremos mayoría...

    Por eso en Asturias hubo revolución en su día, pero ahora ya ni hay ni se le espera. Los mineros están ahora cobrando su pensión.

    Quizás en Nigeria y por ahí sí, pero en España y compañía (Japón, Italia, etc.) ya pasó la época de revoluciones.
  10. en respuesta a Fleischman
    #11
    11/11/20 14:05
    Desde luego, como razonamiento, la previsión de Gail  se puede discutir.

    Pero hay matizaciones, sobre lo que dices.

    En 2050, los BC han muerto varias veces. Si no fuera por ellos, ahora mismo en España correría la sangre por las calles y la crisis-depresión económica, sería bestial.

    Luego, en un forecast a largo, hay que tener en cuenta las retroalimentaciones. Si somos 7800 millones de personas y de repente, hay escasez de alimentos, de trabajo, de dinero, se forma una revolución de todos contra todos, terrible. En 1950 había mucha menos gente para hacer la revolución.

    Me imagino que si un padre (o una madre) tienen que dar de comer a su familia, robarán y harán lo que haga falta, antes de morirse de hambre. En esas circunstancias, de hundimiento de la economía, durante tanto tiempo, los destrozos en infraestructuras (robo de cables eléctricos por ejemplo), serían mucho mayores que en otra época con mucha menos gente. La policía o el ejército, en caso de existir todavía, tendría que hacer frente a manadas hambrientas, mafias sin escrúpulos y revueltas continuas, por el exceso de población, que en los años 30 no existía. Es lo que tiene la superpoblación combinada con el instinto de supervivencia.

    Saludos.




      
  11. en respuesta a steelman1234
    #10
    11/11/20 13:30
    Supongo que lo que quiere decir es que el nivel de consumo energético va a caer a valores de 1950 y ese consumo de energía solo puede mantener una población similar a la existente en 1950. No tengo otra explicación.

    Sí, supongo que ese es el razonamiento.

    No tiene sentido por dos motivos (al menos):

    - El tiempo no es reversible. No por tener la energía de los 80 vamos a volver a tener que elegir entre VHS y Beta.

    - No por tener menos energía tiene que morirse la gente de repente. En España ya estamos en este proceso y aquí seguimos 15 años más tarde:

    Consumo de energía per cápita en España
    Consumo de energía per cápita en España


    (Casi un 20% de caída en un decenio.)

    Una caída similar, o puede que incluso mayor, la estamos teniendo justo ahora por el coronavirus y tampoco nos morimos como moscas (si no te contagias, claro).
  12. en respuesta a Fleischman
    #9
    11/11/20 13:12
    Gracias Fleischman.

    El enlace directo es.

    https://ourfiniteworld.com/2012/07/26/an-optimistic-energygdp-forecast-to-2050-based-on-data-since-1820/

    Como se puede ver en tu enlace, Gail siempre ha pensado en un descenso salvaje de la energía producida, sobre todo la proveniente del petróleo.

    Pero no estoy de acuerdo con lo que dices de la población.

    Cuando hizo el estudio, ya planteaba una reducción muy fuerte para la energía disponible, pero la población prevista todavía aumentaba de 7.000 millones en 2010 a 7.100 millones en 2050. No había descenso de población.

    E
    n su estudio actual, sigue planteando un hundimiento de la producción de petróleo, pero de repente dice que la población  va a descender a 2.800 millones.

    Supongo que lo que quiere decir es que el nivel de consumo energético va a caer a valores de 1950 y ese consumo de energía solo puede mantener una población similar a la existente en 1950. No tengo otra explicación.

    Saludos.

     
  13. en respuesta a steelman1234
    #8
    11/11/20 12:52
    He ido a buscar las predicciones de población por años, para ver si empezamos a morir ya mismo (como parece indicar la gráfica). Tener esos datos tiene la ventaja de que no tardando mucho podremos comprobar si se cumplen estas predicciones o hay que darles una patada palante como siempre.

    Y resulta que lo primero que encuentro es un artículo de la propia Gail:
    https://ourfiniteworld.com/2012/07/26/an-optimistic-energygdp-forecast-to-2050-based-on-data-since-1820

    Donde se ve que no es la segunda vez que profetiza el fin del mundo ya mismo, sino la tercera (al menos, jeje):

    Gail Tverberg forecast of future energy consumption
    Gail Tverberg forecast of future energy consumption


    Y eso que entonces era más optimista con la población:

    (...)The indicated population growth rate would slow to 0.09% per year, or total growth of 3.8% over the 40 year period, bringing world population to 7.1 billion in 2050. (...)

    Resumiendo, el fin del mundo empieza siempre mañana mismo, ya estemos en 2010, 2015 o 2020. No sé por qué se molesta en cambiar los años de la gráfica, que ponga "fecha actual" en el inicio del precipicio y así no la tiene que repetir. :D

    Y la población en 2050 varía en varios miles de millones de personas dependiendo de con qué pie me levanto por la mañana... :P
  14. #7
    10/11/20 22:28
    Sin palabras me deja que temas que antes sólo encontrarías en páginas como "crisisenergetica" acaben en un blog de Rankia. Lo que supuestamente es la antítesis. Esto, de entrada, ya es digno de reconocimiento y alabanza.

    Ya le digo, que nuevamente lo importante no es la fecha, 2020 - 2021 - 2024, lo importante es que nada indica que no vayan a pasar la mayoría de los eventos predecidos, como la falta de extracción, abandonar los recursos en los pozos y minas, y que el sistema de consumo está en el pico de todo.

    No hay que ser conspiranoico, simplemente avispado, e ir leyendo de forma crítica las curiosas noticias, juntar las migas, y observar el revés definitivo hacia la transición ecológica a ritmos imposibles para una transición suave. (¿De verdad son "realistas" las previsiones de electrificación de la economía y su redoble en reducción de emisiones?)

    Algunos hemos dudado años de si esto pasaría, y el ritmo del cambio, la fractura hidráulica ha sido un milagro que parecía disipar el cénit, y eso ha arrasado postulados y afirmaciones de un colapso en la anterior década.

    La deuda es impagable, ya lo era en 2007, y ahora es más exponencial, y más impagable. Lo cual me hace pensar que algún "político listillo" ha asumido este postulado hasta el final, y quiere aprovechar esto en su favor. Hasta que se apaguen las luces, no queden sillas, y entonces ya dará igual todo y las deudas se evaporen.

    2800 millones. ¿Mucho, poco? 

    La guerra moderna es devastadora, ya lo vimos en el siglo pasado, entre guerras mundiales y guerras civiles, en Europa en apenas 40 años (1914 - 1949) medio continente fue arrasado a gran velocidad. La recuperación ya sabemos de donde vino, de un mayor gasto energético gracias al petroleo. ¿Habría sido posible esa recuperación y una sociedad "moderna occidental" a base de carbón y petroleo?. Considero que no.

    Futuro-ficción, pero, millones de africanos sin energía, con hambre, frente a occidente con hambre alimentaria y hambre de recursos, separados por un pequeño mar. ¿No generará tensión? ¿No generará flujos migratorios incontrolables hacia "el mundo rico"? ¿No habrá políticos dispuestos a aumentar el mensaje "los míos primero"? Creo que ese camino ya se ha recorrido, y los desfiladeros que atrevesó a base de campos. 

    Buen artículo, y si dudas, no dejes la difusión, eres un auténtico crack.
  15. en respuesta a Evolutiom
    #6
    10/11/20 18:48
    Gail ya había presentado una gráfica parecida en 2014, como ha comentado Fleischman y por eso el título, "presenta de nuevo".

    Predice un colapso financiero y la evolución de ese colapso, supondrá dejar el petróleo en el suelo.  La crisis impide pagar altos precios por el petróleo y los bajos precios impiden a los productores sacar el petróleo bajo tierra en una realimentación perniciosa.

    Lo que me llama la atención de este artículo es la previsión del desastre que se tiene que producir, para reducir la población hasta dejarla en 2.800 millones. No es vivamos peor, volvamos al pueblo, no quede turismo y la aviación desaparezca, es que deben morir de media 5.000 millones de personas en 30 años. 

    Lo dicho, me ha dejado en shock.

    Saludos.
  16. #5
    10/11/20 18:31
    Aterrador
    Cuando en las inocentes mentes de la gente corriente la vacuna les da esperanza de la vuelta a la vieja normalidad, no son conscientes del tsunami que viene a arrasarnos.
    En cualquier caso, creo que se excede en su previsión. Si bien un Seneca Cliff es factible, los estados ya se están moviendo y bajo la excusa del covid y el cambio climática aplicarán el rodillo transformador.
    Morirá gente por la falta de petróleo, pero creo que somos más resilientes cuando vienen mal dadas. 


  17. en respuesta a Fleischman
    #4
    10/11/20 18:03
    He repasado lo que decía Gail  a principio de 2016, para justificar su gráfica.

     
    1. "Hace dos años, armé el gráfico que se muestra en la Figura 12. Muestra que la producción de todos los productos energéticos disminuyó rápidamente después de 2015. No veo ninguna razón por la que este pronóstico deba cambiarse. Una vez que el superciclo de la deuda comience su fase de contracción, podemos esperar una reducción importante tanto en la demanda como en la oferta de todo tipo de productos energéticos".

    Figura 12. Estimación de la producción de energía futura por autor. Datos históricos basados ​​en BP ajustados a agrupaciones IEA.

    Pensaba que era porque los precios se hundieron en 2014, pero se refería al colapso de la deuda.

    La huida hacia delante de los BC acabará en hiperinflación y probablemente su gráfica actual sea certera, independientemente de tener que moverla unos años más a la derecha.

    La deriva de los BC ya no tiene remedio. No pueden subir tipos y tampoco pueden de dejar de inyectar dinero y comprar la deuda de todos los estados. Desde este punto de vista, solo es cuestión de tiempo  un gran reset. 

    Pero lo de los 2.800 millones es bastante salvaje.

    Respecto al pico del petróleo en 2019, el shale oil aflojó, los pozos dulces se les fueron acabando y el Pérmico se volvió gaseoso. Y la producción cayó con precios del oil en 60$.

    El peak oil estaba cantado, pero algunos esperaban otro conejo de la chistera. Habían sacado tantos que no parecía raro otro más. 

    Saludos.         
  18. en respuesta a steelman1234
    #3
    10/11/20 17:42
    Jejeje, es probable que en 2050 ya no le importe mucho la reputación. Y, en cualquier caso, le daría una patada a la profecía y pondría los 2800 millones en 2080 y a correr.

    Pero como nosotros somos unos jovenzuelos, me apuesto un bocadillo doble a que en 2050 la población mundial está mucho más cerca de los 9700 millones que predice la ONU.

    Sobre el pico del petróleo, sí que parece probable que sea el de finales de 2018, por mucho que nos digan que ya tenemos vacuna. Pero si no hubiera sido por el coronavirus, habría sido en 2022... ;)
  19. en respuesta a Fleischman
    #2
    10/11/20 17:16
    Hola Fleischman.

    En 2015 no sabíamos que en 2018 veríamos un pico ¿relativo? en 2018.

    De todas formas, esta gráfica la he visto repetida.



    La inversión ha caído en los últimos años en picado. Sin inversiones, el gráfico de la propia AIE es idéntico a la aleta de tiburón. Y las inversiones se han hundido...

    Además si unimos esto a los comentarios del FMI de gran reinicio, nuevo orden mundial, y los estados de alarma de seis meses, no sé, me falta información.

    Gail dice que para 2050 seremos 2.800 millones de personas. Hace falta valor y algo más para jugarse la reputación de esa forma.

    Saludos.

    PD. Por cierto, el bocadillo del pico del petróleo me lo he llevado, si no tienes inconveniente en aceptar peak oil  en Noviembre de 2018.

     


  20. #1
    10/11/20 17:02
    El moderador de la mesa redonda fue Chris Martenson; los otros panelistas fueron Richard Heinberg y Art Berman.

    Jejeje, se juntó la alegría de la huerta... :D

    El problema de esa gráfica es que ya la vimos hace años:

    Gráfica "aleta de tiburón" de futura producción de energía
    Gráfica "aleta de tiburón" de futura producción de energía


    Me apuesto el bocadillo del recreo a que en 2025 volvemos a ver la misma gráfica... :P

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar