Rankia España Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

Diferencias entre Inline, warrants, multi y turbos

Los mercados financieros están en constante evolución, y para aprovechar las oportunidades que se presentan es necesario conocer los diferentes productos financieros y vehículos de inversión para aplicar la mejor alternativa en cada caso. Entre ellos podemos contar los Inline warrants, Multi warrants y Turbo Warrants. 

En el siguiente post te mostraremos a qué se refiere cada uno de estos productos y cuáles son las diferencias entre ellos. 

¿Qué son los Warrants y cómo se clasifican?

Los Warrants son productos de inversión derivados, es decir, son contratos con un activo subyacente sobre el que se negocia un precio en el futuro. Son opciones negociable en forma de título valor que dan a su propietario el derecho, aunque no la obligación, de comprar o vender una cantidad preestablecida del activo a un precio fijo, también conocido como precio strike o precio de ejecución, en un periodo determinado que tiene una fecha de vencimiento, a cambio del pago de una prima. Dichos activos pueden ser acciones, índices, divisas, tipos de interés, commodities, entre otros. 

En función del tipo de derecho que den al propietario, los Warrants se clasifican en dos tipos:

  • Warrant Call: Ofrece a su comprador el derecho, pero no la obligación, de adquirir un número determinado de títulos sobre un activo subyacente, a un precio de ejercicio o Strike, en una fecha prefijada. 

Warrant Call

 

  • Warrant Put: Ofrece a su comprador el derecho que no la obligación, a vender un número determinado de títulos sobre un activo subyacente, a un precio establecido (Precio de Ejercicio), en una fecha prefijada de antemano (Fecha de vencimiento).

Warrant Put

Por su parte, estos dos tipos de warrants pueden ser de dos clases, según la fecha de vencimiento y cuándo pueda ejercer el propietario su derecho:

  • Warrants europeos: Solo se puede ejercer el derecho en la fecha de vencimiento. 

  • Warrants americanos: El propietario puede ejercer su derecho de compra o venta en cualquier momento dentro del período del contrato hasta la fecha de vencimiento. 

Teniendo esto en mente, veamos a qué se refieren los Inline Warrants, Multi Warrants y Turbo Warrants y en qué se diferencian entre sí. 

Inline Warrants

Los Inline son un tipo de warrants que conceden a su propietario el derecho a recibir un importe fijo de 10 € en la fecha de vencimiento, siempre que el activo subyacente cotice dentro de los límites preestablecidos. 

Esto quiere decir que, si el activo subyacente, traspasa los límites establecidos (superior e inferior en cualquier momento de la vida de los Inline, estos vencen anticipadamente sin valor, por lo que la liquidación sería de cero euros. 

Veamos esto en un ejemplo gráfico:

  • Un Inline que llega a la fecha de vencimiento. El importe de liquidación es de 10 euros.

inLine

  • Un Inline que vence anticipadamente por el toque del límite del rango inferior. El importe de liquidación es de 0 euros.

inLine
  • Un Inline que vence anticipadamente por el toque del límite del rango superior. El importe de liquidación es 0 euros.

inLine expira por la parte superior

 

Los Inline, al igual que el resto de los Warrants, se negocian en los mercados de forma continua durante los horarios de negociación. 

Diferencias entre Warrants e Inline Warrants

La principal diferencia entre un Warrants clásico y un Inline es que estos últimos son más recomendables en mercados con rangos de cotizaciones amplias donde hay baja volatilidad, mientras que los Warrants son más útiles en mercados alcistas o bajistas con alta volatilidad, ya que protegen el precio de un activo en el futuro. Es decir, los Inline son ideales en mercados laterales, mientras que los Warrants son mejores para los mercados de tendencia. 

Otra diferencia es que con los Inline Warrants el inversor conoce de antemano el importe de la liquidación, a saber, 10 €, y si el precio del activo subyacente cruza cualquiera de las barreras delimitadas, la liquidación será de cero euros. Mientras que en los Warrants clásicos, el precio de liquidación puede variar entre un contrato y otro, dependiendo del activo subyacente. Esto hace que en los Inline el inversor limite su pérdida a solo 10 €. 

Sin embargo, los Warrants y los Inline tienen una semejanza importante, y es que ambos productos cotizan en bolsa con liquidez garantizada por el creador del mercado durante toda la sesión bursátil. Y ambos se contratan a través de intermediarios financieros. 

Multi Warrants

Por su parte, los Multi Warrants son un tipo de producto que da exposición con apalancamiento al inversor ante la subida o bajada de precio del activo subyacente. Son ideales para los inversores que tienen una expectativa concreta sobre la evolución del precio de un activo a corto plazo. En este caso, el inversor puede aprovechar estrategias largas si prevé la subida de precio del activo, o estrategias cortas si prevé su descenso. 

La principal característica de los Multi Warrants, y lo que los diferencia de los Inline y los Warrants clásicos, es que estos no tienen fecha de vencimiento, por lo que el inversor puede ejercer su derecho en cualquier momento y el precio de liquidación será la valoración correspondiente del día del ejercicio. 

A diferencia de los Inline, los Multi son más recomendables en mercados alcistas o bajistas, no en mercados laterales. Además, la volatilidad del activo y el paso del tiempo tienen un menor impacto en su precio que en otros tipos de Warrants. 

Turbo Warrants

Por último, tenemos los Turbo Warrants, un producto cotizado que permite invertir sobre un activo subyacente tanto al alza (CALL) como a la baja (PUT) con un elevado apalancamiento. Este factor, aunque aumenta el riesgo, también permite al inversor obtener rentabilidades más altas que con otros tipos de Warrants.  

Son muy parecidos a los Warrrants clásicos, con la diferencia de que se caracteriza por ser un tipo de opción de barrera, es decir, el activo subyacente tiene límites de precio que, si son alcanzados, hacen que el Turbo Warrant expire de forma anticipada sin valor. Esta característica los asemeja a los Inline. 

Inline Warrants, Multi y Turbo: Tabla comparativa

Ahora que conoces los conceptos básicos de cada uno de estos Warrants, veamos el resumen en una tabla comparativa:

 

Warrants

Inline

Multi

Turbos

Cotización en Bolsa

Liquidez garantiada

Vencimiento

No

Influencia del tiempo y la volatilidad

No

No

Estrategia alcista

No

Estrategia bajista

No

Estrategia lateral

No

No

No

Nivel de apalancamiento

Variable

No

Variable

Alto

Estrategia diaria, cambio base

No

No

No

Pérdida máxima limitada

Riesgo de contrapartida

 

En resumen, de acuerdo a tu estrategia de inversión, podrás invertir en determinados tipos de Warrants para garantizar un mayor porcentaje de éxito. Si el mercado es lateral, te serán útiles los Inline Warrants, mientras que si el mercado es alcista o bajista, podrías utilizar alguno de los otros tipos de Warrants para proteger tus inversiones. 

¿Qué Bróker se adapta mejor a tu perfil?

¿Quieres dar tus primeros pasos en bolsa o cambiar a un bróker que se adapte mejor a tus necesidades? Te ayudamos a encontrar el mejor bróker de acciones y derivados que mejor se adapta a ti en menos de 2 minutos. El estudio es gratuito y sin compromiso.


¡Comenzar búsqueda!
Herramienta gestionada por Rankia S.L.
Lecturas relacionadas
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar