Futuros sobre madera: características, garantías, fundamentales y cómo invertir

Los futuros sobre madera han experimentado una importante subida en plena crisis del coronavirus. ¿Quieres descubrir cómo puedes participar en este mercado?

La madera es una materia prima; una commodity (producto básico, sin procesar y, por lo tanto, sin valor añadido y sin características que lo hagan diferente de otros de su especie). De esta forma, es susceptible de ser negociado en los mercados financieros y, al igual que ocurre con los metales, las energías y los productos agrícolas, existen futuros sobre madera que pueden ser negociados a través de un bróker.

Futuros sobre madera

¿Qué factores afectan al precio de los futuros sobre madera?

A pesar de que existen otros materiales, es indudable la importancia de la madera para la sociedad. Desde su uso como combustible, hasta la construcción de muebles e incluso viviendas. Sin olvidarnos de la construcción de embarcaciones y las industrias de papel y cartón.

De hecho, tras la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, la cotización de esta materia prima se vio disparada a causa de su fuerte demanda. Dicha demanda tuvo su razón de ser debido a la cantidad de reformas que se hicieron en el hogar durante los confinamientos. Además del incremento en la demanda de casas en zonas rurales, muchas de ellas construidas con madera.

Futuros sobre madera

Espectacular crecimiento de los futuros sobre madera tras la crisis del coronavirus

(Fuente: ProRealTime)

Tanto es así  que los aserraderos tuvieron problemas para satisfacer las necesidades, dado que no podían aumentar su capacidad de producción a corto plazo, y se produjo una situación de escasez en la cadena de suministro.

La madera está supeditada a los cambios en los gustos de los consumidores. Sin embargo, también existen una serie de factores que afectan a su cotización y de indicadores para analizar sus movimientos.

Climatología y desastres naturales

Como cualquier otro elemento que proviene de la naturaleza, la madera es sensible a las condiciones meteorológicas. Aspectos tales como el cambio climático y sequías puede afectar a su oferta. Provocando que su precio aumente en el mercado.

Por otra parte, los incendios (también relacionados con el calentamiento global) o los huracanes tienen la capacidad de disminuir la cantidad de esta materia prima y, por lo tanto, su producción.

Legislación

Existen grupos de presión que inciden para una mayor regulación de la tala de árboles, debido al daño que puede provocar para el ecosistema una deforestación.

Por consiguiente, los cambios regulatorios que afectan a las madereras también inciden en su capacidad de producción y, en última instancia, la oferta. Existen tierras protegidas y, aunque no se da con frecuencia, el riesgo de regulación es alto.

Sector químico

En cierto modo, los avances en los pesticidas y otros tratamientos para evitar plagas que afectan a la madera afectan a su precio.

Existen productos que no son aptos para el medio ambiente e incluso resultan incompatibles para el uso posterior de la madera por los seres humanos. Los avances en el sector químico propician que existan opciones de tratamiento cada vez más económicas y provoca que el precio de la madera baje.

La capacidad de producción

Los aserraderos de madera necesitan infraestructura e instalaciones. Se trata de una producción muy particular y la maquinaria no puede destinarse para otros usos.

Así pues, la capacidad productiva de los aserraderos está fuertemente limitada; provocando una limitación de la oferta. Al saturarse la oferta y ser superada por la demanda, el precio de la madera sufre una fuerte presión al alza.

Los niveles en la capacidad de producción es un buen indicador de cómo puede comportarse el precio de la madera. Al igual que los envíos, inventarios y pedidos del sector manufacturero pueden ser de utilidad.

Datos de empleo

Los informes de empleo suelen ser significativos para todo tipo de mercados, puesto que indican la salud económica de los consumidores y están en relación directa con la demanda de viviendas, muebles y otros bienes que utilizan madera. Sin embargo, en el sector maderero pueden tener una doble connotación.

Esto se debe a existe una escasez de mano de obra, dado que es un trabajo duro. Así pues, en este caso, un mayor índice de desempleo puede ser un dato favorable: las personas, al verse sin trabajo, estarán más dispuestas a dedicarse a esta industria y aumentar la capacidad de producción.

Datos de consumo

La madera es una commodity que tiene aplicaciones reales. En otras palabras, es un material utilizado para construir bienes que son utilizados por los consumidores (bien sean particulares, industrias, etc.).

Así pues, los datos de consumo mundial y los datos de confianza de los consumidores tienen incidencia en el precio de la madera. Al igual que la tienen en la demanda de otras materias primas.

Sector inmobiliario

Sin duda, una de las principales aplicaciones de la madera está relacionada con la vivienda (tanto en construcción como en mobiliario).

Las cifras e informes sobre la evolución del mercado inmobiliario, en particular la construcción de nuevas viviendas, son  un buen indicador de la evolución de su precio.

Además de las nuevas viviendas, los cambios de residencias también influyen en la venta de muebles. Algo que ha sucedido durante el confinamiento, donde muchas personas buscan un hábitat más agradable (más espacioso, luminoso, con espacios abiertos, etc.).

Tipos de interés

El crédito tiene un gran impacto en todas las operaciones bursátiles. A fin de cuentas, una circulación del dinero más fluido propicia que existan mayores capitales para la inversión.

De igual forma, al ser la madera una materia prima que está íntimamente ligada al sector inmobiliario, el cual depende en gran medida de los tipos de interés (para solicitar hipotecas). La situación crediticia cobra una especial relevancia para el desarrollo de la demanda de viviendas.

Por ello, la situación de tipos de interés bajos hace posible que los inversores tengan más fácil el acceso al dinero y poder invertir en cantidades mayores, impulsar al sector inmobiliario (uno de los motores del precio de la madera) y  conseguir que los aserraderos puedan invertir en nuevas instalaciones e infraestructura para aumentar su capacidad de producción.

Deben seguirse de cerca las decisiones sobre política monetaria de la Reserva Federal y el Banco Central Europeo.

¿Cómo es el contrato de los futuros sobre madera?

Los contratos de futuros sobre madera se negocian principalmente en el Chicago Mercantile Exchange (CME) desde 1969, la mayor plaza existente en el mundo para este tipo de instrumentos financieros. Puedes encontrarlos con el nombre de Ramdom Length Lumber Futures (Futuros de madera de longitud aleatoria) y su ticker es el LB.

Este tipo de activos, son derivados y dan la oportunidad a los participantes del sector de cubrir el riesgo de fluctuaciones en el precio de la madera. Además, permite a los inversores participar en el mercado, incluso tratándose de personas que no tienen un interés real por la industria y no desean recibir ni entregar madera.

¿Cuánto cuesta un contrato de futuros sobre madera?

Los contratos de futuros sobre materias primas están diseñados individualmente, según cada tipo de activo. Cada contrato de futuros sobre madera tiene un tamaño de 110.000 pies tablares, lo que equivale a, más o menos, 260 metros cúbicos de esta materia prima.

En cuanto a su precio en términos monetarios, cada punto de cotización equivale a 1000 pies tablares.

Es decir, que si por ejemplo vemos que el futuro sobre madera cotiza a una determinada cantidad, para calcular el precio del contrato se debe multiplicar por 110.

No obstante, para operar con futuros no se precisa tener un capital equivalente al precio del contrato, dado que estos instrumentos se encuentran apalancados y están basados en márgenes de garantías.

Las garantías exigidas son diferentes para cada activo financiero y dependen en gran medida de su volatilidad. Las impone la cámara de compensación del mercado de futuros (CME Clearing, perteneciente a CME Group), pero pueden ser incrementadas según las políticas de cada bróker.

Futuros sobre madera: Mágenes

Márgenes exigidos para operar con futuros sobre madera

(Fuente: CME Group)

En cuanto a la fluctuación, el tick (cada movimiento mínimo del precio) de los futuros sobre madera equivale a 10 centavos de dólar (0,10 $) por cada 1.000 tablares. Esta cantidad equivale a 11 $ por contrato.

En otras palabras, si compras (o vendes en corto) un futuro sobre madera, cada tick supondrá un beneficio o pérdida de 11 $.

¿Cuándo cotizan los contratos de futuros sobre madera?

Los contratos salen a negociación los siguientes meses:

  • Enero.
  • Marzo.
  • Mayo.
  • Julio.
  • Septiembre.
  • Noviembre.

El día hábil del mes inmediatamente anterior al decimosexto, a las 12:45 horas (horario Central Time) se cierra la negociación y vence el contrato.

Por último, cabe la pena señalar que los contratos de futuros sobre madera son entregables. Esto quiere decir que, cuando se produce el vencimiento, las liquidaciones se realizan por la entrega física de la materia prima y no por las diferencias de precio existentes.

En la siguiente imagen mostramos todas las especificaciones del contrato de futuros sobre madera.

Especificaciones del contrato de futuros sobre madera

(Fuente: CME Group)

Para comenzar a operar con madera y participar en los movimientos que está experimentando este mercado, lo único necesario es abrir una cuenta con un bróker de futuros.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar