Rankia España
Blog Operativa con futuros
Contratos de futuros sobre índices, acciones, divisas y materias primas

Diferencias y similitudes de los Futuros y Futuros Mini ¿Con cuál operar?

Como muchos ya sabéis, los futuros son derivados financieros que permiten operar sobre ciertos activos en los que sería más complicado hacerlo directamente en ellos. Algunos ejemplos serían invertir en índices bursátiles o en materias primas. En ambos casos, invertir en ellos directamente se complica. En el primer caso, índices bursátiles, invertir en todas las acciones que lo componen conllevaría un alto gasto en comisiones. En el segundo caso, las materias primas, se hace complicado comprar y almacenar oro o petróleo, por ejemplo, para venderlo posteriormente.

Además de ello, los futuros permiten operar con apalancamiento. Básicamente esto significa poder invertir más dinero del que realmente tenemos. ¿Es esto positivo? Digamos que el apalancamiento es una arma de doble filo, ya que permite elevar los beneficios pero también las pérdidas y a mayor apalancamiento, más dinero podemos invertir con una cantidad en cuenta menor. El apalancamiento, como veremos a continuación, depende de cada futuro, si es normal o Mini, y del activo subyacente.

 

¿Qué son los futuros Mini?

Los futuros mini reúnen las mismas características que un futuro normal ya que son activos financieros estandarizados: activo subyacente, fecha de vencimiento, liquidación (por entrega o por diferencias), horario de negociación, etc. Sin embargo hay una característica que difiere, el valor del punto. Continuando con el ejemplo de futuros sobre índices bursátiles, el valor del punto es lo que nuestra posición (larga) en futuros ganará o perderá si el índice búrsatil subyacente sube o baja un punto. ¿Difiere mucho el valor del punto de un contrato mini o a uno normal? En iBroker podemos ver el valor del punto según si el contrato es mini o normal:

 

Futuro Precio por contrato Garantías al Cierre Valor del punto
IBEX 3,75€ 10.000€ 10€
Mini-Ibex 0,9€ 1.000€ 1€
DAX 4€ 19.565€ 25€
Mini-DAX 1,25€ 3.913€ 5€
MIB Italia 8€ 11,25% 5€
Mini-MIB Italia 4€ 11,25% 1€
Mini Nasdaq 6$ 4.400$ 20$
Mini S&P500 6$ 5.225$ 50$
Mini DOW 6$ 4.235$ 5$

 

 

¿Qué nos dice el cuadro anterior? Las diferencias de utilizar unos futuros u otros son:

  • En futuros mini, al ser el valor del punto menor, nuestra posición está menos afectada por las oscilaciones del índice subyacente. Esto significa que la posición está menos apalancada. Por ejemplo si en nuestra cuenta tenemos 10.000€, una caída de 100 puntos en el Ibex supone una perdida de 1.000€ en un futuro IBEX (el 10% de nuestra cuenta) y de 100€ en un futuro mini-IBEX (el 1% de nuestra cuenta).
  • Las comisiones por contrato son relativamente mayores en los contratos minis si consideramos la comisión en relación a las garantías. Pero una posición formada por 10 contratos Mini-IBEX tiene ciertas ventajas sobre una posición en un futuro IBEX normal. Una posición en un futuro grande se tiene que abrir y cerrar en su totalidad mientras que una posición formada por 10 futuros Mini-IBEX nos permite abrir y cerrar la posición parcialmente, lo que permite una gestión mejor.
  • El apalancamiento de cada contrato depende del valor del punto y de la cotización del subyacente. Por ejemplo, el valor del punto en el mini-IBEX y en el mini-MIB es el mismo, 1€, pero el Ibex35 se encuentra cotizando alrededor de los 8900 puntos mientras que el MIB cotiza alrededor de los 16600 puntos. Así, el aumento o disminución de 1€ en nuestra cuenta supone una variación del 0,01% y del 0,006% respectivamente. Por tanto, será más fácil perder / ganar 1€ en el futuro del Mini-MIB ya que se necesitan cambios menores para que nuestra posición gane o pierda 1€. Es decir, el futuro del Mini-MIB está más apalancado y por ello, si calculamos las garantías, las del Mini.MIB son mayores (11,25% x 16600 = 1867,5€).

 

¿Cómo operar Futuros y Futuros Mini?

Ya hemos visto la principal diferencia entre los futuros y su versión mini y como influye el valor del subyacente en el apalancamiento. En resumen, la versión mini permite utilizar el futuro con un menor apalancamiento. Esto no solo permite operar con un menor capital, además permite abrir una posición grande formada por varios contratos Minis con el objetivo de gestionar mejor la posición. Si aun así la posición en futuros Mini fuera demasiado grande para el tamaño de nuestra cuenta, podemos recurrir a los CFDs. Por ejemplo, en iBroker, el valor del punto en el CFD sobre el DAX o el S&P500 es de 1€/$.

ibroker

A la hora de operar en Futuros Minis, el procedimiento es el mismo, solo deberemos de introducir el tipo de orden y el tamaño de la posición. Una vez se nos cruce la operación nos aparecerán en la sección "últimas transacciones". En la imagen anterior vemos el caso para el Futuro Mini-Ibex, pero en caso de tratarse del Futuro IBEX el procedimiento hubiera sido el mismo.

¿Qué Bróker se adapta mejor a tu perfil?

¿Quieres dar tus primeros pasos en bolsa o cambiar a un bróker que se adapte mejor a tus necesidades? Te ayudamos a encontrar el mejor bróker de acciones y derivados que mejor se adapta a ti en menos de 2 minutos. El estudio es gratuito y sin compromiso.


¡Comenzar búsqueda!
Herramienta gestionada por Rankia S.L.
Lecturas relacionadas
Aprovechando las descorrelaciones en el mercado americano
Utilizando la volatilidad para operar en futuros del S&P 500
Dax 30 ¿Volveremos a ver caídas?
¡Sé el primero en comentar!
Autor del blog
  • Rankia

    Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia

Envía tu consulta


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar