10
                                                       FERNANDO ESTEVE MORA

La teoría económica neoclásica. como teoría internamente racional, consistente  o no autocontradictoria, (lo que es condición necesaria -aunque no suficiente- para que pueda considerarse una teoría científica), adolece de varios "puntos ciegos" ("blind-spots") que cuestionan sus pretensiones para optar a esa calificación. Uno de ellos es la cuestión de la asig
nación de los derechos de propiedad.

Veamos. Con arreglo al Primer Teorema de la Economía del Bienestar se concluye que, dada una asignación de derechos de propiedad privados sobre todos los bienes y recursos, entonces se demuestra  lógicamente que el libre mercado de competencia perfecta los reasigna del modo más eficiente posible, es decir,. que gracias al mercado se reasignan de modo tal que en esa economía se alcanza un Óptimo de Pareto, definido como aquella situación en la que ya no es posible llevar adelante ningún cambio sin que ello suponga que, al menos, un agente económico PIERDA bienestar.

La implicación política de este Teorema es obvia y brutal. El capitalismo, la economía de libre mercado es -dada una asignación de derechos de propiedad privados sobre todos los bienes- el mejor sistema económico posible para maximizar el bienestar de la sociedad.

Por supuesto, en la práctica, trasladar las conclusiones de ese teorema a la vida real es difícil. Hay, por ejemplo, "recursos" que no se dejan poseer privadamente, como por ejemplo los bienes públicos y los bienes comunales. Hay externalidades, tanto positivas como negativas, que implican que el libre mercado no alcanza la mejor asignación de recursos. Y hay, finalmente, monopolios y otras desviaciones de la competencia perfecta  que hacen que una economía de mercado no sea libre y no llegue al óptimo. Pero, al margen de esos "desconchones", nadie duda de que el Teorema es un espaldarazo intelectual para los defensores de las economías de mercado, o sea, para los liberales y neoliberales en su disputa con los defensores del intervencionismo económico y de la economía socialista

Pero, si se lee con un poco de cuidado la argumentación precedente, se descubre rápidamente un "problema". Y es que el Teorema parte de que existe ya una distribución dada de las "cosas" o "recursos" del mundo  entre diferentes propietarios antes o previamente a que comience el juego económico, antes por tanto a que se desenvuelva una economía de mercado. Ciertamente, en la vida de cada cual, cada quién tiene sus propiedades y nos pasamos la vida vendiendo unas y comprando otras. Pero, ello plantea el problema de dónde vienen esas propiedades que compramos. Sí, cierto, las que uno tiene, uno puede tenerlas por haberlas recibido por herencia o bien por haberlas comprando legimamente   a cambio del dinero percibido vendiendo su "fuerza de trabajo" a cambio de un slario. Pero, de dónde vienen las propiedades de quien se las vendió a uno. ¿Por qué estos eran ya propietarios?

Empezaría, entonces, un retorno hacia atrás en la búsqueda de la "primera" asignación de derechos de propiedad privados.  De los propietarios iniciales. Que, por definición, no pudieron adquirir su propiedad compŕandosela a otros, puesto que ellos eran los propietarios primeros. Y ahí nos encontraríamos con el aserto de Proudhon, y es que, en su origen, : "toda propiedad es un robo". Los primeros propietarios, o bien se apropiaron de lo que no era de nadie, o bien se apropiaron por la fuerza de lo que era de todos. Y no hay otra posibilidad.  El robo, la violencia, es la base oculta de la economía de mercado. Y esto es lo que está debajo del Primer Teorema de la Economía del Bienestar y cuestiona su eficacia, pues ¿cómo podemos asegurar teóricamente que se alcanza el Óptimo de Pareto, el máximo bienestar social, gracias a  una economía de mercado si olvidamos .la pérdidas de bienestar de ese robo inicial asociadas a la primera asignación de derechos de propiedad que es la base de ese tipo de sistema económico?

Uno podría pensar que todo eso no sólo es un asunto teórico y que -además-  queda muy lejos en el tiempo, que cierto, la asignación inicial de derechos de propiedad es asunto de otras épocas históricas plagadas de violencia y anarquía en donde la ley del más fuerte era la única y verdadera ley, y que merece la pena olvidarlo y dejarlo de lado , y partir de la situación que nos ha dado la historia como punto de partida. Quizás sea así en otros lares, pero no aquí, en  nuestro desventurado país, como muestra el ejemplo de las inmatriculaciones.

Se conoce como inmatriculaciones a la apropiación "legal" de bienes inmuebles que no eran suyos que una singular empresa inmobiliaria, la llamada Iglesia Católica, ha venido realizando en nuestro país desde 1939. En efecto, con la complicidad y asistencia del gobierno del general Franco, la Iglesia Católica como pago por la cobertura "moral" de los asesinatos y demás crímenes del franquismo, recibió la capacidad de  apropiarse y hacer "legalmente" suyos infinidad de inmuebles que no eran suyos. Incluso robándoselos descaradamente a los vencidos en la contienda y a sus descendientes. Que eso sucediera en una dictadura, puede ser comprensible, pues ya se sabe que en las dictaduras las mafias se apoyan mutuamente, como han explicado de modo irrebatible Daren Acemoglu y James Robinson en su obra, ¿Por qué fracasan los países?. Pero que tal cosa también haya sucedido en democracia es inadmisible y hace cuestionar seriamente -y no por las chorradas del señor Pablo Iglesias- no sólo la calidad de la democracia española sino su viabilidad como país.

Y es que, como es de sobra conocido, en 1998, el "liberal" José María Aznar (llamarlo liberal haría revolverse en su tumba a Mendizábal y otros liberales auténticos del siglo XIX que consideraron la desamortización de los bienes eclesiásticos pieza esencial para el desarrollo de la sociedad española), modificó la ley para permitir a esa empresa inmobiliaria, Iglesia Católica S.A., registrar como suyos cualquier inmueble que no estuviera registrado, con la única justificación de un papel firmado por alguno de sus "empleados" (los obispos, usualmente. Sí, ese grupo algunos de cuyos miembros se han saltado las colas de vacunación contra la COVID-19. Pero, ¿cómo es que tienen tanto miedo a la enfermedad y la muerte? Pero ¿acaso no repiten que están seguros que hay otra vida?)

Cualquiera podría pensar que esa apropiación, ese "legalizado" robo,  abarcó sólo a inmuebles de uso religioso. Pues no, la avaricia mafiosa de esa empresa le ha llevado a apropiarse también de jardines, garajes, trasteros...y hasta !un centro de salud! Increíble, ¿no? Y eso lo ha hecho una empresa que dice tener como VISIÓN una celestial y como MISIÓN la de ayudar a los pobres. Como cuándo para ayudar a los niños, algunos de sus religiosos miembros y miembras se los robaban  a sus madres para "darlos" (o sea, venderlos) en adopción a "buenas" familias. Sin duda, es la institución más hipócrita e inmoral de toda la sociedad española. Lo que, por cierto, no deja de  tener su mérito.

Por supuesto, algo como las inmatriculaciones no sólo sería inviable sino impensable en países de nuestro entorno como Alemania, Francia, Italia o Portugal. Y  el que aquí haya sido viable algo también dice sobre nuestras instituciones políticas. Que los partidos de derechas promoviesen semejante tropelía a nadie le debe extrañar: su compincheo es histórico. Pero que también lo hagan los de izquierdas, "clama al cielo" . Y por decirlo con toda claridad. Que el actual Gobierno de izquierdas transija con este "legalizado" robo parece deberse a la disposición de la actual vicepresidenta, la señora Calvo, a superar en indignidad y pornográfica genuflexión ante la Iglesia Católica el listón que ya puso en vergonzante altura su predecesora en ese cargp, la -para mí- indigna, olvidable y olvidada Maria Teresa Fernández de la Vega.

Desventurado país éste. Minusválido estado. Y luego hay quien se extraña del ascenso de los independentistas.

 
  1. #10
    21/02/21 09:33

    Inmatriculaciones: ¿de quién es la torre del Micalet?

    • El problema no consiste solo en que la Iglesia católica se haya adjudicado la titularidad de ermitas, edificios y fincas, sino también en los bienes de servicio público y los bienes del patrimonio histórico que han sido inscritos a favor de las autoridades eclesiásticas

    El Micalet, que presidió durante siglos el perfil de València como una especie de torre de homenaje sobre el conjunto urbano y la huerta que lo circunda, pertenece a todos los valencianos, creyentes o no, feligreses o no feligreses, como seguramente otros edificios ahora inmatriculados. Pienso en la iglesia de Santa María del Temple, que forma parte del convento y colegio neoclasicista construido en el siglo XVIII, durante el reinado de Carlos III, donde se ubica la Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana, inscrita ahora a nombre del Arzobispado de València por obra y gracia de esa especie de desamortización invertida que ha hecho posible la arbitraria decisión de un Gobierno del PP.
    https://www.eldiario.es/comunitat-valenciana/opinion/inmatriculaciones-torre-micalet_129_7236282.htmlç
    ----------
    He estado poco en Valencia, pero me llamo la atencion la torre del Micalet
    He estado poco en Valencia, pero me llamo la atencion la torre del Micalet
  2. #9
    20/02/21 13:32
    ¡Ah! Para debatir con usted también necesitaría ser un lector con la calidad de sus lecturas, un comunicador excepcional y lo más importante, mucha, mucha HUMILDAD. 
    Un enorme abrazo fraternal a TODOS. 
  3. #8
    20/02/21 13:26
    Queridos amigos y estimado Fernando. 
    Como siempre, extraordinaria clase magistral y riquísimos comentarios. Los enlaces, un lujo. 
    No tengo palabras de agradecimiento. Personalmente ni quiero debatir ni tener que estar de acuerdo, ni mucho menos discrepar con el caudal de conocimiento e información que generosamente nos proporciona. 
    La apreciadísima lectura que humildemente hago en este foro, me lleva a reflexionar sobre qué sentido tiene la propiedad privada en un mundo fraternal. 


  4. #7
    19/02/21 17:46
    Me permito repetirle que la historia la escriben los vencedores, y en este país “esos”, no han perdido nunca, o eso se creen. Dentro de lo complejo lo más simple suele ser la respuesta más idónea y además la más veraz.

    La primera parte me ha parecido muy buena argumentación. En la segunda está el pecado, codicia y avaricia. En cualquier caso, haciendo un uso razonado, es muy probable que acaben siendo despojados. Como esto va por barrios, colores y preferencias y debido a la escasez de demanda de ciertos servicios, mi opinión es que a medio/largo plazo no tiene recorrido, es un hecho contrastable igual que la ilegalidad de usurpación que, con la ayuda de un marco legislativo y judicial, se puedan acometer ciertas fechorías. Que no le quepa duda de que con el tiempo serán subsanadas. 

    Cuídese. Un saludo.
  5. #6
    19/02/21 11:09

    Esta tierra es mía. (1943)

  6. en respuesta a Madoz
    #5
    19/02/21 08:35

    La iglesia católica española y el general Franco


    En realidad, la deificación del dictador fue una constante en el comportamiento de la Iglesia Católica Española. Hasta el último día del régimen, el Caudillo entraba en las iglesias bajo palio, con los mismos honores que se daban al Santísimo Sacramento de la Eucaristía, poniéndolo, como bien dice Juan José Tamayo, al mismo nivel que Dios.
    La ICE definió a tal personaje como "el dedo de Dios", definición que fue ampliamente reproducida por los mayores medios de información durante la dictadura. Nada menos que Luis Martínez de Galinsoga, director de La Vanguardia, indicó que "La vida de Franco ha sido conducida por el dedo de Dios", y las monedas españolas llevaban la imagen del dictador rodeado de un laurel en el que estaba escrito "Caudillo por la gracia de Dios", mostrando la gran complicidad entre la Iglesia y el sistema financiero de este país.

    Una última observación. En el término ICE incluyo predominantemente a las autoridades eclesiásticas de tal institución y no a la gente normal y corriente que es creyente y de la cual hay de todos los colores políticos, aun cuando dominan numéricamente las sensibilidades conservadoras. A todas ellas las animaría a que se rebelaran frente a tales autoridades, las cuales han dado amplias muestras de una gran falta de vocación democrática y excesivo apego a sus intereses corporativistas, en contra de los intereses de la mayoría de la población. Por el bien del país, por favor, háganlo.

    ---------------------------------

    En España no se compran periodistas... Se alquilan 

    Fosa común - gatillazo

    Boikot - Lágrimas de Rabia (Vídeo Oficial)

  7. #4
    18/02/21 14:28

    The Kagas - Bad Religion.flv

  8. en respuesta a Madoz
    #3
    17/02/21 23:17

    Lujuria-traidores y criminales contra nosotros batallan

    “Es una amnistía registral, el Gobierno se ha lavado las manos”

    Las asociaciones que han batallado contra las inmatriculaciones de la Iglesia creen imposible la vía judicial y reclaman que el Ejecutivo las anule.

    “Es el mayor escándalo inmobiliario de la historia de España. El Gobierno no deshace lo que estaba mal hecho, se lava las manos y consolida una amnistía registral. Además sigue sin regular en qué casos un bien religioso debería ser de dominio público, sin perjuicio del uso católico, que no se cuestiona, como pasa en Francia, donde Notre Dame es del Estado, o Portugal”, razona Antonio Manuel Rodríguez Ramos, profesor de Derecho Civil en la Universidad de Córdoba y uno de los portavoces de Recuperando. Considera el caso español una anomalía en Europa y recuerda que ha habido dos sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en 2014 y 2016 muy críticas con este sistema. En 2014 consideró “sorprendente, por decir lo menos, que un certificado expedido por el secretario general del obispo pueda tener el mismo valor que los certificados expedidos por funcionarios públicos”. También cuestionaba que la prerrogativa se refiriera únicamente a los obispos de la Iglesia católica y excluyera a representantes de otras religiones.

    Rodríguez Ramos es muy escéptico con la vía judicial: “No habrá juicios, es una probatio diabolica, la Iglesia ha inscrito bienes sin demostrarlo y ahora corresponde demostrar la propiedad a quien lo impugna”. Critica la postura del Gobierno, que cree que por pedir el listado ya ha hecho su parte: “Dice que todo ha sido legal, por no enfrentarse a la Iglesia, y permite impugnarlo, cuando es de una complejidad probatoria y procesal imposible, o es legal o no”. Por otro lado opina que no es una cuestión religiosa, pero está distorsionada y “muchos ayuntamientos no van a impugnar por una cuestión ideológica”. 

    Castilla comunera-canto de esperanza

    LUJURIA "Migas De Paz" (Vídeo-lyric)

  9. #2
    17/02/21 22:15
    Vaya, ya tenemos las infulas de un intolerante que se tiene que vender y prostituir y porque en USA, se compran y venden los titulos al mejor postor en los mercadillos y nos tenemos que creer que sabe algo, que no sea dar coces y no hablar del tema:

    https://es.linkedin.com/in/ignacio-garc%C3%ADa-de-val-ochoa-7b065116
    ---------------------
    Ahora despues darle de su propia medicina, hablaremos del tema en cuestión y no haremos tampoco un patetico ataque personalizado de envidioso fracasado prostituido en el mercado que necesita que lo llamen para dar clases MUY particulares y lecciones de como no encuentra un trabajo decente y se tiene que vender.
    -----------------------

    INFORME DE LA VICEPRESIDENCIA

    El Gobierno contabiliza 34.961 inmatriculaciones a favor de la Iglesia Católica


    El Gobierno ha llevado al Congreso de los Diputados el listado de bienes inmuebles inmatriculados por la Iglesia Católica entre 1998 y 2015 en cumplimiento del mandato parlamentario aprobado en 2017.

    El informe, presentado este martes por la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, se nutre de la información recabada en la totalidad de los Registros de la Propiedad, donde se realizaron 34.961 inmatriculaciones a favor de la Iglesia Católica entre el 1 de enero de 1998 y la entrada en vigor de la posterior ley de 2015.

    De ese total, 20.014 fincas son templos de la iglesia o dependencias complementarias y 14.947 son otro tipo de fincas: terrenos, solares, viviendas o locales. Además, ha precisado que 30.335 inmatriculaciones responden a una certificación eclesiástica y 4.626 se han inscrito bajo un título distinto.

    Carmen Calvo ha explicado que la modificación de la Ley Hipotecaria realizada por el Ejecutivo de José María Aznar el 30 de diciembre de 1996 favoreció que se pudieran inscribir a título de propiedad los bienes eclesiásticos con la certificación expedida por el diocesano correspondiente. Una nueva reforma de la norma, en el año 2015, puso fin a esa posibilidad.
    https://www.nuevatribuna.es/articulo/actualidad/iglesia-catolica-inmatriculaciones-bienes-inmuebles/20210216193629184676.html
    ---------------------

    El Gobierno inicia la vía para revertir las inmatriculaciones de la Iglesia católica

    ---------------
    A ver si el lerdo, sobre estos HECHOS, tiene algo que  decir al respecto, que no sea ataques personales y espumarajos de que nadie le llama (los pudientes y propietarios solo, por favor) para dar clases de contabilidad a chavales de parvulos a quienes pueda engañar
    ----------

    Koma - El Marqués de Txorrapelada

    Las Desamortizaciones De Mendizábal Y Madoz

    La Yesca Arderá

  10. #1
    17/02/21 17:29
    Don Fernando Esteve Mora,

    Voy a responderte. Estoy bastante cansado de todo lo que escribes. 

    Para empezar y, asumiendo que aún estamos en un país donde la libertad de expresión se respeta, te voy a decir unas cuantas verdades del barquero.

    Tú eres, en mí nada modesta opinión un seudo intelectual. Lo que quiere decir, que haces proposiciones basándote en tus intelectuales de referencia, pero sigues siendo un ignorante de la vida.

    O, aún peor, una persona totalmente ideologizada y, por supuesto, de una izquierda totalitaria. 

    No lo digo por decir, has calificado a VOX, en otros artículos, como una " derecha casposa". ¿Qué eres tú entonces? Honestamente no tengo ni idea. 

    Si hablas de crímenes del Franquismo, me gustaría que al menos lo argumentases. 

    Si te metes con la iglesia, diciendo que tiene propiedades, según tú, indebidas, me gustaría que lo argumentases con hechos y referencias. No des algo por cierto sin argumentarlo y sin dar referencias bibliográficas y veraces. 

    Tienes un problema. Lanzas primero una serie de resñas: Libre mercado; apropiación indebida...Para a continuación, aparentando ser un intelectual, qué no eres ni por asomo, para atacar todo aquello qué at tí, ideologizado personaje, no va con tu ideología o, profundamente detestas. 

    ¡Tú, y, mil disculpas por tutearte, no argumentas un carajo!

    Calificas negativamente lo que, no creo que ni entiendas, te parece adecuado de acuerdo a tu ideología y, positivamente lo qué tú quieres 

    Eres, de una forma, lo peor que le puede pasar a una persona: Creer que sabe de algo y realmente ser un completo ignorante. Un persona que basándose en citas de otros intenta crea un argumento, del que Platón se reíria, y directamente introduces tu ideología que no argumentación de tipo alguno quieres que cale en las personas a las que te diriges. 

    Te reto a tener un debate conmigo sobre cualquier tema que decidas elegir y, que los demás juzguen.

    Un cordial saludo, desde mi profunda discrepancia con todo lo que escribes.

    Ignacio García de Val Ochoa

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar