Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
1 recomendaciones
3

El 7 de octubre de 2009, realizo en Google la busqueda “macro hunde ibex”; obtengo 19.100 resultados y la primera página es una noticia fechada el 1 de octubre de 2009, donde se recoge una gran caída del ibex hasta los 11.500 y el petróleo hasta los 65 dólares.

La frase “recuperación impulsa Ibex”, me da 3.980 resultados y una noticia del 22 de septiembre de 2009, donde se da cuenta de una subida espectacular de ese día basada en la recuperación de la confianza. Por supuesto el 6 de octubre de 2009, la noticia es de expansión en la que se habla del Ibex desbocado y preparado para atacar los 12.000.

En resumen lo que tenemos es que el 22 de septiembre, (martes), los inversores de bolsa, confiaban en la recuperación, el jueves de la semana siguiente los inversores tenían miedo y el lunes siguiente se confiaba en la recuperación. Por supuesto, por el medio hemos tenido unos cuantos cambios, que no busco por más razones que mi vagueza y porque evidentemente con estos ejemplos queda absolutamente clara una conclusión.

¿Con cuál de las sensaciones me quedo?. Asumiendo que la bolsa anticipa la evolución de la economía me encuentro hecho un lío, porque si el jueves soy pesimista y el lunes optimista, ¿Qué soy?.

No nos queda más que intentar analizar la frase “la bolsa anticipa la economía”.

Y entonces, ya que concedemos una habilidad a la bolsa, debemos tener en cuenta como hace la bolsa, para hacer algo tan humano como pensar, (y errar).

En teoría la bolsa recoge la valoración de las empresas que están en ese mercado. Pero claro luego nos encontramos noticias que nos dicen que los mercados esperan que los resultados empresariales superen las expectativas, lo cual viene a ser algo así como el colmo a la hora de rizar el rizo. ¿Cómo es posible que se espere que los resultados sean mejores de lo que se esperan?.

Sin embargo tiene alguna explicación, que va más allá del abuso de drogas y alcohol, y esta explicación está en los análisis técnicos. Realmente este análisis parte de la premisa de que determinados inversores analizan los fundamentos de las distintas empresas, activos o bienes, de tal forma que toman decisiones en función de esos análisis y de los efectos que las distintas noticias que se producen al cabo de los días.

En resumen. Confiamos en que mucha gente ha analizado el valor de la empresa X, y en consecuencia, invierten o desinvierten y forman un precio según las circunstancias. Es lógico pensar por lo tanto que en consecuencia, y dado que el precio es la conclusión de todo el proceso, observando la evolución de los precios, podemos conocer la evolución de la empresa referida.

El grave problema estriba en tal circunstancia, los análisis técnicos dependen para que su funcionamiento sea correcto de que por lo menos una parte significativa de los analistas usen informes de tipo fundamental. Dicho de otra forma, podemos entender que los precios reflejan toda la información del mercado, únicamente en el caso de que existan agentes suficientes que se dediquen a valorar dicha información.

Podemos entender esta paradoja con un ejemplo sencillo. Imaginemos que llegamos a una ciudad que no conocemos y salimos a tomar unas copas. Uno de los trucos que podemos tomar es si tenemos la suerte de encontrar una serie de grupitos que se mueven en la misma dirección. Evidentemente no sabremos, ni donde estamos, ni hacía donde vamos. Pero lo más lógico es que cuanto más grande sean los grupos de gente a los que seguimos, más probable será que sin tener ni idea de nada, encontremos el pub de moda.

Por supuesto, esto significa que realmente estamos asumiendo que la mayor parte de los “lugareños”, tienen información sobre los distintos sitios de su ciudad y ya han valorado precios, diseño, música, ambiente y en general todos los atributos de un pub.

Pero, y si realmente somos muchos los que usamos este truco y muy pocos los que se dedican a hacer análisis de verdad. En este caso nos encontraremos una situación muy curiosa donde a lo mejor un grupito ha seguido a una pareja que iba a acompañar a una amiga de la pareja a casa. Luego otro grupito ha seguido a estos dos, y entre ellos han hablado por teléfono con otros amigos, de forma que al final nos encontraremos en la casa de la amiga de la pareja. Es en ese momento cuando el desconcierto nos puede y nos encontramos con la triste realidad de que no sabemos ni donde estamos, ni a donde hay que ir.

Cuando aplicamos el análisis técnico debemos tener cuidado y empezar a comprobar si los grupos que seguimos saben a dónde vamos o no, y para ello suele ser conveniente hacernos preguntas; creo que es importante cuando sigamos a alguien el tratar de saber sus conocimientos sobre el futuro y no tanto el cómo se ha llegado a esta situación. Si nos damos cuenta, los métodos de gráficos y análisis, lo que hacen es proyectar el pasado e inferir el futuro a partir de datos pasados. Usando gráficas, velas o envolventes tenemos que tener cuenta que los datos que tratamos son pasados. En este sentido, ¿deberíamos preguntarnos hacia dónde vamos?

¿Quién sabe?, podríamos llegar a la conclusión de que los precios de determinado valor subirán siempre, porque siempre han subido, (como hemos llegado en cierta burbuja reciente que tardaremos en pagar).

De todas formas, otro símil me gustaría proponer: ¿montaría alguien en un coche en el que el conductor conduce mirando por el retrovisor?. Ya sé que tras cuatro curvas a la izquierda lo más probable es que la siguiente sea otra curva a la izquierda; sin embargo, a veces suele ser una buena medida mirar por el parabrisas y la carretera.

Esta es para mí la gran diferencia entre el análisis técnico y el fundamental. El análisis fundamental trata de determinar el valor del futuro en función de datos y una serie de razonamientos. El análisis técnico trata mediante diversas técnicas de predecir el futuro de un valor o activo analizando las conclusiones a las que ha llegado todo el mundo. Sin embargo si los análisis técnicos son mayoría es normal que la mayoría haya llegado a las conclusiones siguiéndose así mismo.

O dicho de otra forma, en esa ciudad desconocida nos estamos siguiendo los unos a los otros, de tal forma que al final raro será que lleguemos a ningún sitio de moda. Por cierto, en el momento en que comencemos a ver que estamos saliendo de la ciudad, a lo mejor debemos plantearnos cambiar la estrategia.

  1. #1
    Anonimo

    Leí decenas de libros de análisis técnicos, teoria de Down, teoria del caos, teoria de losjuegos etc etc, etc. especulé en Bolsa y perdi.

    Compré una bola de cristal en un viejo anticuario y desde entonces acierto todas las predicciones de la Bolsa. ¿ no me creen ? Compren mi libro "Analisis de la Bolsa con una bola mágica de cristal" y aprendan el secreto de mi éxito. ¿ no se lo creen ? ¿ y por qué siguen creyendo en el análisis técnico ? trata de lo mismo, intentar adivinar el futuro leyendo el pasado, eso sí, basandonos en números.

  2. #2
    Yo mismo

    Tienes toda la razon Francisco.

    un saludo...

  3. #3
    Anonimo

    Me gusta mucho tu blog, pero en esta ocasion no estoy de acuerdo contigo yo mismo, creo que es el analisis fundamental el que trata de conocer el futuro en base al pasado, el tecnico en cambio observa el presente, ademas del pasado y a partir de estos dos se plantea el futuro. Te voya decir mas, si hubieras observado el comportamiento de una persona durante 10 años cada dia a todas horas, ¿crees que serian mas las veces que cumpliria tus espectativas, o bien las que te sorprenderia?
    naturalmente una persona nunca deja de sorprendernos, pero esta sorpresa, ya por definicion, viene precisamente de que la mayoria de veces cumple las espectativas.

    En fin, llanamente, que no acertaras siempre, pero un 80% de las veces si, y eso basta.

    Un saludo.


Sitios que sigo
1 recomendaciones
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar