Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
Hipoteca inversa: ¿quién puede solicitarla? Requisitos y funcionamiento

Hipoteca inversa: ¿quién puede solicitarla? Requisitos y funcionamiento

Es posible que hayas oído hablar en alguna ocasión acerca de la hipoteca inversa, pero ¿tienes claro su en qué es, su funcionamiento y requisitos para solicitarla? Se trata de un producto para que los mayores de 65 años puedan disponer de unos ingresos fijos con los que complementar su jubilación. Si la opción de contratar una hipoteca inversa te interesa, a continuación te explicamos su funcionamiento y requisitos.

Hipotecas inversas: ¿quién puede solicitarla? Requisitos y funcionamiento

 

Hipoteca inversa: un plan para la jubilación 

La hipoteca inversa no es una financiación al uso y ni tan siquiera está destinada para todos los perfiles de usuarios. Tan solo si eres mayor de 65 años, si se acredita una discapacidad del 33% o si se es una persona dependiente propietaria de una vivienda podrás ser receptivo a estas propuestas. Se trata de un préstamo hipotecario que se encarga de abonar una cantidad mensual todos los años como contraprestación a la garantía que este bien material ejerce sobre estos intermediarios.

Una de las ventajas de la hipoteca inversa es que podrás disponer de una mejor jubilación durante los años dorados de tu vida, porque a la pensión que te pudiese corresponder se le añadirá otro ingreso con el que principio con contabas. No obstante, este producto financiero no contempla solo luces para que lo contrates, sino también alguna que otra sombra que deberás valorar por si finalmente te conviene optar por esta estrategia en el momento de la jubilación. 

Este tipo de hipoteca puede ser una opción ante las pensiones más bajas que impidan satisfacer las necesidades más inmediatas y básicas. También resulta útil en el caso de dispongas de una pensión no retributiva. En estas situaciones, la hipoteca inversa podrá servirte para que estés en condiciones de elevar los ingresos más bajos.

Requisitos para acceder a la hipoteca inversa 

Al tratarse de una financiación un tanto atípica, también lo son los requisitos que te demandarán para que puedas solicitar la hipoteca inversa y contar así con unos ingresos fijos todos los meses. Hay dos requisitos básicos que deberemos cumplir:

  • Ser mayor de 65 años e independientemente de los ingresos que aportes a tu próxima jubilación, o contar con una discapacidad mayor o igual al 33% o en su caso que tengas dependencia. No obstante, en algunas propuestas de las entidades financieras suelen eliminar esta cláusula en el contrato para que se beneficien más personas.
  • Ser titular o propietario de una vivienda y que en todos los casos deberá ser la principal. Las hipotecas inversas no se aplican sobre segundas residencia u otra clase de inmuebles.

Contar con herederos y con una vivienda de mayor valor puede hacernos clientes más atractivos para el banco a la hora de que nos concedan una hipoteca inversa. 

¿Cómo funciona la hipoteca inversa?

La hipoteca inversa no es un producto muy conocido por parte de las personas mayores de 65 años. Por el contrario, se rige por una mecánica un tanto particular que deberás conocer para constatar si te conviene o no su contratación a partir de estos momentos. Se basa en a idea de que el beneficiario percibirá una cantidad fija y garantizada mensual de por vida, pero a diferencia de otra clase de hipotecas más convencionales, sin exigirte el dinero prestado.

El arma de doble filo que tiene la hipoteca inversa es que serán tus herederos los encargados de liquidar la deuda contraída con la entidad encargada de comercializar este producto en el preciso momento del fallecimiento. Eso sí, con toda seguridad, la deuda no alcanzará el 100% del valor de la propiedad con hipoteca inversa. Las opciones que tienen los herederos son las siguientes: 

  • Vender el inmueble y pagar al banco la deuda pendiente.
  • No aceptar la herencia. En este caso, el banco ejecutaría la garantía hipotecaria. 
  • Quedarse con el inmueble, haciendo frente a la deuda contraída con dinero de su bolsillo. 
  • Contratar una nueva hipoteca.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es el tratamiento fiscal de la hipoteca inversa. Desde un principio, será favorable para tus intereses por la sencilla razón de que los importes recibidos no tributarán en el IRPF. No en vano, son disposiciones de un crédito que te concede el banco.

  1. #2
    Saik20

    Tengo una duda, tengo 36 años y tengo una discapacidad mayor del 33%. También tengo una casa en propiedad. Podría pedir la hipoteca inversa por tener discapacidad? que cantidad se percibe al mes por la hipoteca inversa?
    gracias

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar