¿Qué criterios sigue el banco para concederte o rechazarte un préstamo?

¿Qué criterios sigue el banco para concederte o rechazarte un préstamo?

A la hora de conceder un préstamo, las entidades financieras tienen en cuenta una serie de criterios para valorar nuestro nivel de solvencia y, por tanto, el riesgo de la operación. En base a este criterio decidirán si nos conceden el préstamo o la cantidad de financiación a la que tendremos acceso. Tener estabilidad laboral o no estar inscrito en una lista ASNEF, son algunos de los requisitos que comentaremos. Veamos con más detalle estos y otros aspectos que tendrán en cuenta las entidades financieras. 

¿Qué criterios sigue el banco para concederte o rechazarte un préstamo?

 

¿Me concederán el préstamo? Estos son los 4 criterios que mirará tu banco

El mayor miedo al que se enfrentan las entidades bancarias a la hora de conceder préstamos, es que el cliente deje de pagar. Para minimizar este riesgo, los bancos realizan un exhaustivo análisis del perfil del cliente. Los 4 criterios que revisa el banco son: Ingresos mensuales del solicitante, su estabilidad laboral, el historial bancario y comprobar si aparecen en una lista de morosos.

Ingresos mensuales del solicitante

Como en todo préstamo, lo que el banco mirará con lupa son los ingresos netos del solicitante. Es decir, a los ingresos por desempeñar la actividad laboral, se restará la cuota mensual de otros gastos o préstamos, como la hipoteca. El margen debe ser suficiente para poder abonar la cuota del préstamo de forma holgada. Pongamos un ejemplo:

  • Ingresos mensuales de todos los titulares: 1.500€
  • Otros gastos o préstamos: 400€ (hipoteca) + 200€ (préstamo del coche, por ejemplo)
  • Ingresos netos mensuales: 900€

Como norma general, los bancos y entidades de crédito no quieren que la cuota mensual del nuevo préstamo supere el 30-35% de los ingresos netos mensuales. Por lo tanto, para unos ingresos netos mensuales de 900 euros, podrías pedir un préstamo con una cuota máxima de 300 euros aproximadamente. Aunque a priori es el requisito más importante, no será el único criterio a tener en cuenta.

Estabilidad laboral

Tener buenos ingresos mensuales no sirve de nada a la hora de pedir un préstamo si no tienes estabilidad laboral. Llevar varios años trabajando para la misma empresa o llevar poco tiempo pero tener un contrato indefinido son factores positivos para recibir un préstamo. El colectivo que más fácil lo tiene para pedir un préstamo son los funcionarios.

Por el contrario, si estás desempleado o tienes un contrato temporal, muy probablemente el banco rechace la operación, dado que la devolución del dinero prestado al cliente no está asegurada. Para casos particulares como ser un trabajador autónomo, trabajador temporal cuyo contrato se convertirá en indefinido en los próximos meses, o vas a comenzar a trabajar próximamente, es recomendable acudir a una entidad bancaria con documentación que demuestre tu solvencia crediticia: últimas nóminas/ingresos, IRPF, últimos pagos a la Seguridad Social, etc.

Historial bancario

Tener un historial positivo en tu banco siempre va a ir en tu favor a la hora de contratar un préstamo. Quizá tus ingresos mensuales no sean excesivamente amplios, pero tu gestor puede valorar que siempre has estado al corriente de tus pagos (la cuota hipotecaria o los recibos del hogar, por ejemplo) y eres buen cliente.

De hecho, si llevas varios años en una entidad, ellos mismos te ofrecerán la posibilidad de contratar un préstamo con ellos. Bien porque estudien que llegas justo a fin de mes o bien para que abordes un proyecto en concreto, como reformar tu vivienda.

Si estás en una lista de morosos (RAI/ASNEF)

Los bancos, por regla general, no conceden préstamos si estás en una lista de morosos. Si perteneces a alguna de estas listas (RAI o ASNEF), tendrás que recurrir a préstamos rápidos o minicréditos. Estos productos son concedidos por establecimientos financieros de crédito (no son bancos) y suelen tener un tipo de interés mayor que los préstamos personales concedidos por un banco.

Ahora bien, existen otros criterios que los bancos también toman en cuenta para conceder o rechazar un préstamo, y estos son: 

  • La capacidad de ahorro: las entidades suelen analizar el patrimonio de su futuro cliente y sobre todo, si tiene propiedades que estén libres de cargas, es decir, de deudas que pudieran usarse como garantías.         
  • El nivel de endeudamiento: antes de conceder un préstamo, los bancos analizan el resto de deudas que el cliente tiene pendiente, como préstamos personales, hipotecas, financiación con tarjetas de crédito, etc. y el porcentaje de todas ellas representan el total de los ingresos       
  • Tu vinculación con la entidad: como es normal, aunque cualquiera puede solicitar  préstamos sin cambiar de banco, las entidades financieras premian a sus clientes con los mejores tipos de intereses.          
  • La finalidad del préstamo:  aunque no es tan decisivo como otros criterios, conocer qué quieres hacer con el dinero que vas a solicitar prestados también dice mucho del cliente, ya que no es lo mismo pedir financiación para comprar una casa o continuar unos estudios, que solicitar dinero para refinanciar una deuda. 

 

¿Qué préstamo puedo contratar en mi caso, siguiendo estos criterios?

A la hora de solicitar un préstamo, hay dos tipos de clientes diferentes: los que buscan un préstamo personal y los que buscan un préstamo o crédito rápido. El préstamo personal suele tener una finalidad determinada (comprar un vehículo, hacer reformas en casa, viajar...) siendo los bancos los que mejores tipos de interés ofrecen. Por ejemplo, en el caso del préstamo Cetelemofrece hasta 60.000 € con un tipo de interés nominal desde 6,95% TIN (7,18% TAE). Es un préstamo sin comisiones y sin necesidad de cambiar de banco ni contratar otros productos. 

Por otra parte, los créditos rápidos son aquellos préstamos, generalmente online, que se conceden en pocos minutos por entidades de crédito. Los tipos de interés suelen ser superiores a los préstamos personales, pero también suelen ser préstamos de menor cuantía. A cambio, son más flexibles en caso que el solicitante no cumpla con todos los requisitos mencionados previamente. Los préstamos personales concedidos por bancos no suelen aceptar que los clientes estén en una lista ASNEF, mientras que ciertos créditos rápidos , el algunas ocasiones, sí lo permiten.

Si tu nombre aparece en algún fichero de morosidad como ASNEF, en este artículo te contamos cómo puedes consultar los ficheros y las opciones que tienes ara salir de ellos: ¿Cómo consultar el ASNEF?. También puedes consultar directamente tus opciones a través de una llamada gratuita con Woinfi Legal, expertos en solvencia y riesgo. 

Si quieres saber cuál es el préstamo que mejor se adapta a tu perfil económico, puedes consultar el comparador de préstamos personales de Rankia.

¿Qué documentos solicitan los bancos para concederte un préstamo?

 Los bancos además de los criterios mencionados anteriormente, también solicitan una serie de documentos que los clientes deben presentar para ser evaluados, entre ellos se encuentran:        

  • Últimas nóminas y declaración de la Renta: las nóminas permiten a  la entidad conocer cuánto gana el solicitante, si su salario ha sido estable los últimos meses y para quién trabaja. Por su parte la declaración de Renta les permite saber si existe un ingreso adicional, si posee vivienda, si cuenta con un plan de ahorros, entre otros.         
  • Los datos de la CIRBE: para conocer si el solicitante tiene deudas, los bancos suelen consultar los datos de la CIRBE,  es decir, la Central de Información de Riesgos del Banco de España. 
  • La escritura de otras propiedades: comprobar que propiedades tiene el cliente permite que el banco se haga una idea de si está ante un usuario con capacidad de ahorro. Además, una vivienda puede servir de garantía adicional para lograr que un préstamo sea concedido. 

En resumen, las entidades financieras antes de aprobar un préstamo se aseguran de que el cliente sea una persona responsable  y que cuente con los recursos y herramientas necesarias para hacerle frente a la deuda que está buscando asumir. 

  1. #28
    13/05/21 20:24
    Hola, en mi caso todo bien..nos hablan ya de escoger dia para firmar pero tenemos un problena,nuestras capitulaciones matrimoniales esta en el registro central de madrid en un limbo sin fecha de ser registrados y sin nadie que nos informe al respecto
    El notario dice las capitulaciones son validas y por el tema covid es logico los retrasos y la poca informacion,pero he leido tanto comentarios que aun el dia de la firma nos pueden decir que no se puede sin las benditas caitulaciones
    Hemos firmado el contrato de arras y tenemos 1 mes mas pero sinceramente a no ser que me encadene en el registro central dudo que este a tiempo...
    Alguien sabes algo de este tema?,ayuda....
  2. en respuesta a Sergiors
    #23
    30/05/19 11:38

    Buenas Sergiors,

    Puedes averiguarlo tú mismo utilizando el asistente de préstamos de Rankia: ¿Me concederán el préstamo?

    Teniendo en cuenta tu situación personal y laboral, te mostraremos los préstamos que mejor se adapten a tu perfil. Este estudio es gratuito y sin compromiso.

    Saludos!

  3. #21
    29/05/19 19:58

    Hola, tengo una nómina de mil euros trabajo fijo pero tengo un préstamo de 280 euros y me queda 1 año solo d e pagarlo, la hipoteca seria de 300 me la echaría para atrás?

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar