Las comisiones pueden reducir una buena rentabilidad de nuestra inversión

Las comisiones pueden reducir una buena rentabilidad de nuestra inversión

Formar una cartera para invertir en bolsa a largo plazo no es complicado, de hecho sabemos que la bolsa a largo plazo es uno de los mercados más rentables. Aunque es cierto que hay que asumir un mayor riesgo, a largo plazo, y comprando a buenos precios, es una buena forma de diversificar parte de nuestros ahorros. 

¿Cómo debo invertir en bolsa?

En bolsa nadie regala el dinero, por tanto hay que ser muy cuidadoso con las decisiones de inversión que se toman. Primero vamos a ver lo que está en nuestra mano, cuál es nuestra aversión al riesgo. La herramienta para invertir es el capital, y para invertir en bolsa es mejor un capital que no vayamos a necesitar. Ahora bien dependiendo de nuestro perfil, ya seamos conservadores (poco riesgo), equilibrados (tratamos de conseguir un buen ratio rentabilidad-riesgo) o arriesgados (entrando en bolsa con una proporción de capital elevada) elegiremos un determinado tipo de activo u otro, ya sean productos de renta fija, renta variable o una combinación de ambos.

Para invertir en bolsa, siguiendo unos consejos básicos, se puede estar sin perder el sueño invirtiendo en empresas grandes aprovechando una corrección del mercado, o en empresas con elevados dividendos, o incluso operando directamente sobre índices a través de fondos cotizados (ETF), existen múltitud de alternativas. 

¿Qué comisiones tengo que pagar para invertir en bolsa?

Uno de los principales aspectos a tener en cuenta para invertir a largo plazo son las comisiones. Existen distintos tipos de comisiones que debemos tener en cuenta a la hora de invertir:

  • Comisión de mantenimiento de la cuenta de valores: La cobrará el broker según su libro de tarifas
  • Comisión de custodia: La cobra el broker según el número de acciones y empresas que se tengan compradas, es un coste periódico
  • Comisión de compra-venta: La que nos cobra el broker cuando compramos y vendemos acciones.
  • Canon de bolsa: este canon lo cobra Bolsas y Mercados Españoles por ser el intermediario último de la transacción en el mercado. 

Es importante invertir a través de un broker que nos facilite herramientas y que además no nos cobre comisiones periódicas, como son el mantenimiento de la cuenta o la custodia. El Broker Naranja de ING no cobra comisiones de mantenimiento y tampoco de custodia si al menos se hace una operación al semestre. Sobretodo si comenzamos con un capital reducido, estas comisiones, al cabo del año pueden suponer una cantidad muy razonable en cuanto a la capitalización de la rentabilidad acumulada. 

En este ejemplo podemos ver la diferencia entre conseguir desde un 1% de rentabilidad neta anual frente a un 4%. Si somos capaces de conseguir un 4% de rentabilidad, pero las comisiones al cabo del año, nos suponen por ejemplo un 2% de nuestra inversión, al cabo de varios años la rentabilidad acumulada podría haber sido mucho mayor, como vemos en el gráfico a continuación:

Capitalización compuesta

Estrategias de inversión a largo plazo

Gracias a los avances tecnológicos cada vez somos capaces de filtrar las empresas según ciertos criterios. Sabemos que existen dos vertientes principales de análisis, el análisis técnico y el fundamental. El primero se basa en precios históricos de cotización, mientras que el segundo se centra en los estados financieros de las empresas.

Actualmente existen multitud de brokers que ofrecen filtros, tanto de análisis técnico como de análisis fundamental. El rastreador de acciones nos permite filtrar empresas según datos fundamentales, como por ejemplo la rentabilidad por dividendo, o la rentabilidad económica de la empresa... para poder clasificar las empresas por criterios de calidad. 

De hecho una de las estrategias a largo plazo más conocidas es el «value investment» que consiste en aprovechar empresas cuyo precio de mercado es sustancialmente inferior a lo que realmente vale, de esta manera con el paso del tiempo el precio de mercado alcanzara el valor de la empresa. 

Otro método a largo plazo es la búsqueda de dividendos, ¿Qué acciones pagan mayor dividendo?, gracias a los «rastreadores» podemos obtener una respuesta. 

También nos puede interesar saber qué acciones están cerca del mínimo de 52 semanas, una estrategia que pasando algunos filtros de calidad es seguida por algunos inversores. 

¿La bolsa sólo se recomienda para el largo plazo?

Actualmente la mayoría de los brokers ofrecen aplicaciones móviles, sistemas de alerta, noticias de actualidad económica, cotizaciones en tiempo real, incluso nos aportan ideas de inversión según los estudios de los analistas. Todas estas ventajas nos permiten estar al día de nuestras inversiones, estar pendiente y poder modificar, lanzar y cerrar órdenes en el mercado. 

El corto plazo es más propio de los inversores que están dispuestos a asumir un mayor riesgo. 

Uno de los produtos que se ha puesto más de moda en los últimos años son los Fondos Cotizados o ETFs, que nos permiten hacer operaciones tanto a corto como a largo plazo, posicionarnos alcistas y bajistas en bolsa. Tal y como he comentado anteriormente, existen «rastreadores de ETFs» que permiten filtrar estos fondos cotizados según ciertos criterios, como por ejemplo la localización geográfica de sus inversiones, el tamaño de las empresas que lo componen, el sector de las empresas, criterios de dividendos etc... ING en su Broker Naranja ofrece un rastreador de ETFs así como otro de acciones.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar