Parece que nuestros líderes nacionales tienen prisa por volver al trabajo, a pesar de que todavía queda una semana para terminar agosto. Claro que con el tiempo que estamos sufriendo no me extraña. Lo de las prisas me recuerda a mi tierna infancia, cuando ya nos vendían la vuelta al cole desde finales de julio.

No pensaba recurrir al tópico pero este año es más cierto que nunca: se avecina un otoño caliente. Lo digo por la proximidad de las elecciones, no por la temperatura ambiente, claro. Y es que después de los 2500 €, la subasta electoral continua con mi tema favorito: la fiscalidad de la vivienda. El equipo económico de ZP lleva toda la legislatura filtrando sus intenciones de endurecerla, empezando por el recibo de la contribución de viviendas vacías y terminando con las deducciones en el IRPF. Propuestas arriesgadas que contrastan con la dulce promesa de liberalización y desfiscalización por parte de Rajoy.

Lo cierto es que me gusta que cada uno se ponga en su sitio: a la derecha los librepensadores sin fronteras, a la izquierda los partidarios de un estado padrazo. Nada de mezclas extrañas que confundan al electorado. Blanco o negro. Conmigo o contra mí.

Me reafirmo en mi esperanza en el verdadero liberalismo para la otra vida. Pero mientras sigamos en este valle de lágrimas hay que pensar mal para acertar. No existe un mercado de vivienda y no vamos a improvisarlo a estas alturas. Así que intervéngase lo que haga falta para que el ladrillo deje de ser el ombligo de nuestra economía (la real y la financiera). Fiscalícese todo aquello que desvíe recursos necesarios para un crecimiento productivo, no especulativo. Purifíquese el ambiente de malos humos financieros. Y, por supuesto, redáctese todo bien clarito en el programa electoral, no queremos declaraciones de intenciones ni filtraciones por la prensa.

Bueno, ya sé que esto último va a ser mucho pedir. Aunque estoy seguro de que el otoño nos va a dar sorpresas económicas interesantes. Permanezcamos a la escucha.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar