Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog La macroeconomía al descubierto.
Analizando las contradicciones del mercado

Cambio de Ciclo

El otro día, estaba escuchando al loco de Max Keiser y no podía parar de reír… Decía que los extraterrestres no se daban a conocer, porque los seres humanos somos los más estúpidos de la galaxia. Y que recomendaban a todos sus congéneres alinenígenas que han invertido en la Tierra, sacar el dinero de los bancos porque éstos van a estallar en mil pedazos… 
 
En efecto, la crisis económica global está cogiendo velocidad de crucero y todas las partes involucradas; sean gobiernos, bancos centrales, hedge funds o banca privada, están empleando todo su arsenal para posicionarse con el viento a favor. No se trata de ganar o perder, sino de sobrevivir. Porque a estas alturas la brisa sahariana ya se ha convertido en un huracán; y cuando la tormenta termine, bien podríamos asistir a un reseteo completo del sistema. 
 
Desde que empezó esta crisis, la economía mundial se ha sostenido por las compras de los bancos centrales y por la extraordinaria demanda agregada proporcionada por China. Tras el colapso de Lehman Brothers, sea porque temieron por la devaluación de sus divisas nominadas en dólares o para evitarse engorrosos conflictos sociales, las autoridades de Pekín se embarcaron en un gigantesco plan de construcción de infraestructuras, cuya puesta puesta en marcha revolucionó su economía y la de los países netamente exportadores.
 
La extraña pareja formada por los bancos centrales y el gigante asiático, mejoró el clima internacional de las finanzas. Los alemanes se frotaron las manos pensando en los millones de vehículos que podrían vender en China –cosa que han hecho-, y los países productores de materias primas, fueran o no re-emergentes, ajustaron sus industrias para satisfacer la creciente demanda. De la noche a la mañana, todos estos países se convirtieron en un gran negocio… y parte del capital occidental, emigró de Europa y Norteamérica hacia nuevos escenarios que ofrecieran mayor rentabilidad. 
 
Para entender lo que pasó, no hay mejor ejemplo que el de Brasil. La fortaleza de sus exportaciones y sus elevadas tasas de interés, eran irresistibles para el capital extranjero que deseaba consolidarse en el país; lo hiciera a través de la renta fija o de la renta variable. La llegada de todo ese dinero fortaleció al real, lo cual se convirtió en un aliciente más para redoblar la apuesta brasileña. Para desesperación de su ministro de finanzas, Guido Mantegna, que pasará a la historia por su denuncia de la “Guerra de Divisas”. En realidad, Mantegna creía que la política monetaria ultralaxa de la FED debilitaba al dólar y fortalecía artificialmente las divisas de los países productores (empeorando sus exportaciones). Y así es. Pero tampoco puede negarse que los flujos de capitales movilizados para satisfacer la demanda china, vinieran de dónde vinieran, sólo buscaban unas buenas plusvalías con las que satisfacer a sus clientes. 
 
En cualquier caso, el proceso es bastante más complejo. Cuando un país tiene superávit por cuenta corriente y altos tipos de interés… los bancos empiezan a prestar y a expandir el crédito por toda la economía. La oportunidad para ganar dinero es inmejorable. Y cómo hemos visto en España durante los años de las vacas gordas, las entidades financieras centran todas sus expectativas en el mercado de la vivienda (porque fideliza al cliente durante 30 o 40 años). La llegada de capital extranjero, la expansión del crédito, la demanda asiática de materias primas… presiona a la baja los tipos de interés; lo cuál ejerce de “efecto llamada” para que las clases medias canalicen sus ahorros hacia los negocios patrocinados por la banca.
 
La demanda doméstica proporcionada por el auge de la vivienda, aunada a la demanda internacional procedente de Asia, llenó de exhuberancia a los mercados. “I’m having a very good crisis”, decía Soros a mediados de 2010. Sin embargo, como los seres humanos somos los más estúpidos de la galaxia… al final toda esa efervescencia termina generando burbujas, cuyo estallido compromete a las finanzas del Estado y empobrece a la sociedad. Todos los países involucrados en el comercio asiático, han experimentado un boom inmobiliario. Para empezar, la propia China. Pero tenemos varias burbujas inmobiliarias estallando o a punto de estallar en Brasil, Turquía, Canadá, Australia… Y otras más en Occidente, como consecuencia de la inmensa liquidez proporcionada por los bancos centrales, como en EE.UU., Reino Unido, Holanda o Islandia. 

 

Cambio de Ciclo

 
Hay cambio de ciclo a la vista, porque el endeudamiento a escala planetaria se ha convertido en una pesadilla. Si algo nos enseña el libro de Kenneth Rogoff y Carmen Reinhart, This time is diferent, es que cuando un país sobrepasa ciertos umbrales de deuda es imposible crecer económicamente… porque todos los recursos nacionales se destinan al pago de la misma. Ellos sitúan ese umbral en el 90% del PIB. Pues bien, actualmente tenemos a un montón de países con deudas superiores al 100% del PIB y subiendo… subiendo porque, sin crecimiento, es imposible reducir el principal de lo adeudado. Por supuesto, tenemos a Grecia. Pero también están Bélgica, Italia, Portugal, Estados Unidos, Japón, etc. Y los que no han llegado a ese 90%, como sucede con España, lo harán muy pronto. 
 
La imposibilidad de seguir rescatando a la banca con dinero estatal, trasladará la factura al sector privado. Los bail in al estilo español o chipriota, serán la norma a partir de ahora… Es inevitable. No hay margen ni para subir ni para bajar los impuestos; porque si los bajas la deuda se dispara y si los subes, se dispara también porque recaudas menos. Por supuesto, se puede seguir recortando, pero vistos los niveles actuales de deuda de las principales naciones desarrolladas… mucho me temo, no será suficiente. En un momento dado, varios países tendrán que escoger entre el palo y el bate de béisbol; es decir, entre un escenario a la japonesa donde las deudas se pagan a 20 años vista o tomar el camino de los bail out, con quitas o reestructuraciones de deuda, como pasó en Grecia. 
 
Por otro lado, las compras de activos realizadas por los grandes bancos centrales, también está llegando a su fin. Como la demanda privada sigue muy tocada, se ven en la obligatoriedad de comprar todo tipo de productos financieros, sean públicos o privados, para sostener artificialmente sus precios en el balance de los bancos. Ya hablé de esto en artículos anteriores… Con lo cual se produce una monumental transferencia de la deuda privada al Estado, al balance de los bancos centrales.
 
Crecimientos de los balances del Banco Central
 
Toda esa deuda está ahí, no desaparece. Algún día tendrán que colocarla en el mercado… pero tal como están las cosas, no tengo ni idea de cuándo podrán venderla. Mucha gente juega con la idea de que bastaría con darle a un botón, para “borrar” toda esa deuda. Y asunto solucionado. La verdad es que este movimiento se me escapa… pero hacerlo seria muy peligroso porque podría destruir la confianza en la divisa de referencia, sea el dólar, la libra, el euro, el yen o el yuan. Luego tenemos a algunos bancos centrales como el BoJ –y próximamente el BoE-, que han decidido ir más allá y comprar todo lo que se meneé… en un intento a la desesperada por monetizar la deuda de una vez por todas. Pero como hemos visto en Japón, Abe ha tenido que dar marcha atrás porque su iniciativa ha precipitado las ventas de bonos soberanos por parte de los fondos de pensiones… empujando el yield hacia arriba, para consternación de los responsables de la política monetaria. Porque Japón podría quebrar. 
 
Por eso, no me extraña que la FED esté evaluando la necesidad de ralentizar las compras. La situación se está volviendo insostenible. Reducir el QE3, dado el clima deflacionario mundial, es peligroso. Pero no hacerlo podría ser incluso peor… Tal vez lo reduzcan y que sea “lo que Dios quiera…”.
Sin embargo, las cosas están mucho peor. Los problemas de Occidente con la deuda, han reducido al mínimo las importaciones chinas. Lo vemos en España, que estamos muy cerca de tener superávit por cuenta corriente… no porque exportemos más, sino porque no importamos nada. Y es que ahora mismo, no hay dinero para comprar absolutamente nada.
 
Evoluciones de las exportaciones China
 
La pérdida de la demanda agregada procedente de Asia, es una pésima noticia para la economía global. Y francamente, sin la contribución de China y con deudas crecientes en Occidente, el mundo no va a ninguna parte. La caída del oro nos advierte desde hace tiempo, de que viene un gran shock deflacionario. Los activos en el balance de los bancos se van depreciar, ocasionándoles graves pérdidas. De ahí que muchos de ellos, estén buscando liquidez como posesos para parar la hemorragia que se avecina; porque ni los gobiernos acudirán al rescate como han hecho hasta ahora, ni vendrán revalorizaciones de precios por parte del mercado. Creo sinceramente que el oro está leyendo bien la situación; y que muchas bolsas, que están en fase de burbuja, se van a dar un buen batacazo.
 
Evolución del PMI a escala mundial
 
Ha llegado el momento de que la economía se ajuste a sus verdaderos fundamentales. Los países productores de materias primas que se han endeudado demasiado, iniciarán el camino que tomó España hace 5 años. Los excesos en el mercado inmobiliario pasarán factura a sus bancos; que tendrán que provisionar, recapitalizarse o nacionalizarse, para mantenerse a flote. Las revueltas sociales en Brasil o Turquía, no pasan por casualidad. Evidencian que las finanzas del Estado están muy tensionadas y que, sin el aporte de China, probablemente, hayan entrado ya en déficits por cuenta corriente. Por eso no debería extrañarle a nadie, que el capital que llegó durante el boom, ahora esté marchándose… aunque no haya ahora mismo, ningún refugio donde posicionarlo. 
 
La principal consecuencia de este escenario deflacionista a nivel mundial, es la progresiva subida de los tipos de interés. Si el oro era el canario en la mina, la subida de las tasas equivale a un concierto de Metallica. Ninguna nación puede permitirse el lujo de pagar más por su deuda… eso es la gota que colma el vaso. La subida del yield está machacando a los hedge funds invertidos en renta fija, porque sus bonos se deprecian cada día más (ya lo estamos viendo, en varios fondos de Pimco). Y muchos bancos los seguirán en las pérdidas… 
 
La subida de los tipos de interés –que replican la subida de la prima de riesgo en que se halla la economía glogal-, se agravan cuando saltan los stop loss para frenar las pérdidas. Lo cual empuja al yield todavía más arriba… Naturalmente, los bancos centrales y la banca privada contraatacarán; porque si la situación se descontrola, muchos países se dirigen rápidamente hacia la quiebra. Pero eso quedará para el próximo artículo… en el que hablaré de este asunto y de la dinámica inflacionista-deflacionista en que puede recaer la economía internacional a corto y medio plazo.
 
¡Un abrazo a todos/as, que tengáis un buen día!
 
  1. #1

    Francisco Llinares

    En un escenario deflacionario está claro que el oro bajaría. Si la deflación ha sido provocada por impagos e insolvencia mundial ya no lo tengo tan claro. Al precio actual del oro todas las mineras pierden dinero.

  2. #2

    Claudio Vargas

    en respuesta a Francisco Llinares
    Ver mensaje de Francisco Llinares

    Gracias por el gráfico, Llinares. Desde luego, una deflación a la japonesa machaca al oro. Pero no creo que pase eso, la verdad. En un años o dos, o incluso antes, veremos todo tipo de quitas; sobre todo, a los ahorradores e inversores bancarios (hay que tenerlos muy cuadrados para invertir el dinero en acciones de bancos, deuda subordinada y demás... sobre todo ahora, que es un momento crítico). Aunque puede que también veamos quitas a la griega. No me extrañaría nada. Otros, como los ingleses, le van a dar a la impresora como nunca en la vida... y eso que el BoE ya ha multiplicado por 8 su balance, en los últimos 11 años. Le deseo buena suerte al suecesor de Mervin King...
    O aplican quitas o las deudas destrozarán el consumo...

    Un abrazo!

  3. #3

    Solrac

    Excelente resumen Claudio, como siempre.

    Para no parecer un fan tuyo, sólo decir que hay un par de cosas en las que no estoy de acuerdo. Por ejemplo, utilizar el precio descendente del oro como canario en la mina es muy arriesgado toda vez que sabemos que se trata de oro-papel, muy manipulable por los bancos centrales. No me fío de la integridad de ese indicador, la verdad.
    Así mismo creo que la locomotora china gripada debe tener algún efecto beneficioso en países otrora industriales como España que han deflacionado ya bastante sus salarios. Las empresas textiles han vuelto, las jugueteras lo están haciendo. Si esas han vuelto, habrá industrias menos intensivas en mano de obra que se relocalizarán en España, de eso no cabe duda. Con algo contribuirán a darle verdor erial industrial en que se ha convertido esto.

    Por lo demás que has dicho, escenario de quitas parciales, sensación de desesperación de los bancos centrales especialmente el japonés, completamente de acuerdo.

    Saludos.

  4. #4

    Uranio

    en respuesta a Claudio Vargas
    Ver mensaje de Claudio Vargas

    hola claudio:
    podrias aclarar la opcion de q en japon las deudas se pagan a 20 años?
    son todo obligaciones a 20 años?
    gracias y un saludo.

  5. #5

    Claudio Vargas

    en respuesta a Solrac
    Ver mensaje de Solrac

    Muy buenas Solrac! En efecto, la caída del oro hace referencia al oro-papel... Tener oro físico es otra historia; porque al ser un bien tangible, actúa como valor refugio. De todos modos, en la cotización del oro influyen un montón de factores. Lo que más le beneficia es la inflación o la deflación extremas, con quitas incluídas. Porque en ese supuesto se activa su cualidad de activo refugio. Lo que estamos viendo ahora, que no es "chicha ni limoná", es el peor escenario; porque los inversores están acumulando liquidez por lo que pueda pasar.
    Respecto a las quitas, van a venir seguro. Pero adoptarán un sinfín de formas, que serán de lo más imaginativas para "despistar" al personal. Las quitas a la griega no son descartables, sobre todo para países como Portugal o Italia -por la elevada deuda en relación al PIB-, pero no creo que sean las más frecuentes. En cualquier caso, los accionistas, bonistas y depositantes de los bancos -si tienen más de 100.000€ por cuenta y titular-, están jugando con fuego. Pero también veremos refinanciaciones de deuda, alargando el plazo para pagarla a un tipo de interés menor (lo cual también es un default, se mire como se mire); hiperinflaciones no reconocidas en algunos países para timar al acreedor (modelo argentino); recortes sociales más agresivos en Sanidad y Educación...; recortes en las pensiones; etc.
    Respecto a lo que comentas de España, es cierto. Parte de la industria volverá, sobre todo porque los salarios chinos ya no son tan competitivos como antes. Pero el problema de fondo es que, aunque vuelva la industria, la demanda del mercado es muy débil. Como en España, que llevamos 36 meses consecutivos con caídas en las ventas minoristas... El capital puede volver, pero el mercado está muerto; así que: a quién vendemos? Así son las cosas, cuando ataca la deflación... Pero en fin, España ha bajado los salarios no tanto para ganar competitividad (que también); sino para que los alemanes nos compren nuestros productos. Si dejas a la economía en estado catatónico, como pasa actualmente en España, la deflación de los precios y salarios se vuelven muy atractivos para el comprador exterior; que básicamente, son los alemanes. Ellos tendrán un 1'5% de inflación, pero nosotros estamos "bajo cero".
    Zapatero le pedía a la Merkel que inflacionará los salarios para reactivar el consumo alemán y, con ello, mejorar nuestra economía. Pero ésta se negó, porque allí están por la contención salarial. Así que al final, hemos optado por la devaluación salvaje de nuestros salarios y precios, simplemente, para garantizar que los alemnes tengan la misma capacidad adquisitiva que antes. Ellos siguen igual y nosotros nos quedamos mucho peor.
    Pero ya hablaré de esto, cuando llegue el especial para España.

    Un abrazo amigo y muchísimas gracias por seguir mi blog

  6. #6

    ayrton

    Lo que aprende uno por estos lares...

    Un saludo, y gracias!

  7. #7

    Kapandji

    en respuesta a Claudio Vargas
    Ver mensaje de Claudio Vargas

    Excelente aporte Claudio, como siempre.
    Sólo decirte que si el precio del oro es el canario en la mina, este esta diciendo que vamos hacia una japonización global.
    Últimamente he estado pensando sobre el riesgo de tangibilizar los ahorros en un escenario deflacionista y creo que lo único que no deflacta son las deudas.

  8. #8

    Sauron

    en respuesta a Claudio Vargas
    Ver mensaje de Claudio Vargas

    Al final, estamos en una situacion con el activo menor que el pasivo.

    Aparentemente hay 2 soluciones: aumentar el activo (inflación) o reducir el pasivo (quitas, reestructuraciones, etc)

    La convención general es reducir la brecha poco a poco

    Preguntad a cualquier acreedor de una empresa en dificultades y siempre responde eso: poco a poco

    Hay una 3a opción cambiar la forma de contar

    (Sigo)

  9. #10

    Sauron

    en respuesta a Sauron
    Ver mensaje de Sauron

    Cambiar la forma de contar como introducir el € o cambiar normas contables despista y facilita hacer guarradas

    En este sentido, ojo porque en 2015 toca revisar la cesta de divisas que componen los DEG del FMI

    Y la 4a: ese boton borrando activos en bancos centrales y asumir pérdidas. No entiendo los efectos pero te invito a estudiar estas 2 opciones y en particular el detalle de esta

    Gran blog

  10. #11

    Jose Alberni

    Exquisito post.
    Mira!!!! Me lo volveré a leer, aquí tenemos mucha miga que sacar.
    Enhorabuena.

  11. #12

    Larry hega

    en respuesta a Francisco Llinares
    Ver mensaje de Francisco Llinares

    Estimado Francisco. Saludos.

    Haces un comentario muy profesional, de enterado; y por ello en cierto sentido, críptico.

    Lo que entiendo que en esencia aseveras, es que en un escenario de deflación (que no hubiese sido ocasionado por el severo endeudamiento y creación de burbujas que conocemos, que no es el caso) se daría por descontado que el oro bajaría (igual que casi todo, agregaría yo) pero, si la deflación fuese ocasionada por esos factores,(que es le caso) el oro (y similares) subirían a saco como valor refugio.

    Cuando dices: "Al precio actual del oro todas las mineras pierden dinero." lo que dices es que al no poder (las mineras) sostener sus operaciones a un precio del oro menor a sus costes o en el caso de algunas, al agotar sus reservas de efectivo esperando nuevos tiempos, sencillamente deja de haber oro "de repuesto" que cubriese la demanda y por ende veríamos un subidón en serio.

    ¿ Es así ?

  12. #13

    Claudio Vargas

    en respuesta a Jose Alberni
    Ver mensaje de Jose Alberni

    Gracias José! En efecto, hay mucha miga que sacar... Iba a continuar, pero era demasiada miga para un sólo post. Así que lo dejé para el artículo siguiente. En el blog me gustaría cumplir varios propósitos; pero es evidente que uno de ellos es compartir mis reflexiones económico-financieras con todos vosotros. Desde un punto de vista macro, claro está. Vuestros comentarios son más que bienvenidos porque enriquecen el blog y fomentan la participación.
    Me alegro que os guste.

    Un abrazo!

  13. #14

    Claudio Vargas

    en respuesta a Uranio
    Ver mensaje de Uranio

    Bueno Uranio, era una forma de hablar... Durante estos 20 últimos años, la deuda pública de Japón no ha parado de aumentar; en cambio, la deuda privada excluyendo a los bancos, está a unos niveles más que aceptables. Para el ciudadano común japonés, la crisis no ha estado tan mal. El país está completamente cerrado a la inmigración, con lo cuál los salarios se mantienen artificialmente altos. Luego, como el país lleva décadas en deflación, la capacidad adquisitiva del ciudadano medio ha mejorado mucho. También si eres inversor de la deuda nipona; porque el interés que ha pagado el Estado, más o menos del 1% durante muchos años, ajustada a la deflación, sigue siendo un buen negocio.
    Así que ya ves, al sector privado japonés le ha ido muy hasta hace muy poco (porque ahora tiene la competencia de koreanos, taiwaneses y chinos) y, al sector público, bastante mal.

    Un saludo!

  14. #15

    Claudio Vargas

    en respuesta a Kapandji
    Ver mensaje de Kapandji

    Desde luego, si hay deflación, las deudas son casi impagables... O si se pagan, es a través de un gran sufrimiento. Para mi, lo mejor es aplicar quitas y "muerto el perro... se acabó la rabia". Si un país de los grandes, como España o Italia, impagará parte de sus deudas; lo más probable, es que se desatara un efectó dominó de impagos soberanos... porque nadie en sus sano juicio dejaría escapar la posibilidad de poner el casillero a cero y, con ello, ganar un montón de competitividad comercial. Islandia y Grecia impagaron, pero no tenían suficiente "masa crítica". Pero si Italia o Japón lo hicieran... otro gallo cantaría.
    Lo del oro es cierto, indica deflación a la japonesa. Pero ya veremos... a mi todo esto me huele a final de ciclo, a final de la partida. Por supuesto, empezará otra, pero con reglas diferentes. El yuan (y menos el real brasileño), ascenderán a la primera división y eso cambiará sustancialmente las relaciones de los intercambios comerciales. Todo eso, aderezado con deuda y más deuda, imposible de pagar. Luego, quién sabe, a lo mejor el oro también forma parte de esa futura cesta de divisas. Por algo los chinos lo compran como locos, para respaldar a su moneda. Y después tienes movimientos increíbles, como que Irán le vende petróleo a la Índia a cambio de oro... No me extraña que los yanquis quieran meterle mano al régimen de los ayatolás.

    Un saludo!

  15. #16

    Francisco Llinares

    en respuesta a Larry hega
    Ver mensaje de Larry hega

    Si la deflación es debida a impagos e insolvencias, lo lógico es que la gente busque el oro como refugio, pues no tiene el riesgo de contrapartida. Una moneda de oro en tu bolsillo nunca puede producirte un impago.

    El coste real de extraer oro de la mayoría de las mineras está por encima del precio actual, con la plata pasa algo parecido. Pero aunque cierren la mitad y la producción de oro baje mucho, no necesariamente esa circunstancia haría subir mucho el precio. Ten en cuenta que la producción anual respecto a todo el oro disponible es poca cosa.

    Con el oro la oferta y la demanda no funciona igual que con los cereales. Tampoco tiene nada que ver cuando entra en backwadation (cosa que ha ocurrido estos días), ya expliqué las diferencias en el post de hace poco.

    Si tu tienes una cantidad de trigo que no te puedes comer y te lo pagan muy bien, lo vendes, por si luego no lo puedes vender tan caro y se apolilla. Si tienes metales y suben todos los días, se te quitan las ganas de venderlos, pues con ese dinero es posible que no los puedas volver a comprar. Si suben mucho, es precisamente porque se pone en duda el mantenimiento del poder adquisitivo del papel moneda.

    Los metales tendrán una subida fuerte cuando la gente vea que todo lo que le han dicho es mentira, una solemne, brutal y asquerosa mentira.

  16. #17

    Larry hega

    en respuesta a Claudio Vargas
    Ver mensaje de Claudio Vargas

    Estimado Claudio, Saludos.

    No tengo que decir mucho acerca de tu estupendo artículo. parece cumplido, pero en realidad es una simple descripción. Gracias por compartirnos tu opinión.

    Hace mucho tiempo que no me explico del todo este "misterio" de los bonos en general y los "treasuries" USA en particular.

    En tu articulo expresas entre otras, dos cosas significativas acerca de esto. Una donde dices: "La verdad es que este movimiento se me escapa…" y " La subida del yield está machacando a los hedge funds invertidos en renta fija, porque sus bonos se deprecian cada día más".

    Yo, aunque se supone que tengo preparación en ese sentido, no entiendo como hace más o menos apenas un año, el "10year Treasury" se pudo colocar en el escandalosamente caro 1.43% de rendimiento y ahora, apenas el día 5 de este mes se tuvo que colocar por las farragosas razones que conocemos en 2.73%. Ni más mi menos que el asombroso ¡90% más de rendimiento! ¡Y encima rendimientos pagados con dinero rotundamente falso, aún con la tinta fresca!

    Ante esto y con base en lo que comentas me pregunto: ¿ Porqué no ha colapsado el mercado de bonos si es evidentísimo que pese a los fraudulentos esfuerzos de los bancos centrales con sus masivas compras amañadas, no pueden detener los incrementos?...

    Incrementos que pagan no porque son hermanas de la caridad sino porque no tienen alternativa. Creo que ese rídiculo factor del "fly to quality" en realidad, como las moscas hacen, es un "fly to sheet".

    ¿Tú que opinas en este sentido ? Porque creo que bien mirado (y es lo que creo que podría pasar) la solución de esto será, como bien señalas y como ya lo hemos visto, ir a esquilmar a saco a la población por la vía que puedan; pero creo que antes dejarán caer el chiringuito hasta un nivel que les justifique más impresión, además de la confiscación en ciernes.

    Espero te dé tiempo para comentar acerca de cúando, porqué y cómo podría implosionar la burbuja de bonos.

  17. #18

    Larry hega

    en respuesta a Francisco Llinares
    Ver mensaje de Francisco Llinares

    Gracias por la respuesta.

    Lo mejor de ella es donde apuntas agudamente: "Ten en cuenta que la producción anual respecto a todo el oro disponible es poca cosa."

    La verdad es que no lo había visto así y tienes razón. ¿ Cuanto más oro podría producirse, (sobretodo cuando no consigues ni tus costes) que pudiese incrementar significativamente la oferta?. El incremento vendría del atesoramiento del existente, es decir, de quien lo vendiese en ese escenario y por esas razones.

    "Los metales tendrán una subida fuerte cuando la gente vea que todo lo que le han dicho es mentira, una solemne, brutal y asquerosa mentira." ¿ Sabes que creo acerca de esto? Que desgraciadamente estos HP (no quiere decir honorables patriotas) estarán del lado correcto de la historia. Nada les ocurrió, ni les ocurre ni les ocurrirá.

    El punto es que los borregos los pusieron ahí y los borregos pese a todo los sostienen contra viento y marea.

    Te envío un videíto muy corto que te va a dejar un tanto cuanto encabronado: http://youtu.be/026BMNC8xCo

    Saludos y hasta la próxima.

  18. #19

    Claudio Vargas

    en respuesta a Larry hega
    Ver mensaje de Larry hega

    Muy buenas, Larry! De todo esto quiero hablar en el próximo artículo... Desde luego, le estoy dando vueltas a todo lo que está pasando con los bonos. Es un tema muy complejo y muy interesante. Que suba el yield del bono a 5 o 10 años, no es ningún problema si no piensas vender. En esa tesitura están muchos fondos de pensiones; aunque algunos de ellos y, sobre todo, varios hedge funds, compran o venden contínuamente en función de las variaciones del yield.
    Hoy he leído que Ken Rogoff piensa que la subida de los tipos de interés ha sido demasiado vertical y que los responsables de la política monetaria no deberían congratularse con las caídas del oro porque, tal vez, no valida que estén haciendo las cosas bien... Para lo discreto que es, Rogoff ha dicho mucho!
    Que va a hacer la FED? La mayoría cree que comprará más deuda pública para contener la subida del yield; lo que en Zerohedge denominan QEternity... Pero ese camino, tampoco está tan claro; porque con cada compra de la FED, se debilita un poco más la confianza en el dólar.
    Desde luego, para los bancos, la subida del yield -con toda la deuda pública que tienen-, es un desastre. Quizá por eso la FED, tal vez, baraje otras posibilidades... No me extrañaría nada que subiera los tipos de interés referentes al precio del dinero; el coste que repercute a los bancos que necesitan liquidez... Pero es una medida peligrosa.
    Voy a reflexionar sobre todo ello, estos días. A ver que encuentro por Internet...
    Un saludo!

  19. #20

    Larry hega

    en respuesta a Claudio Vargas
    Ver mensaje de Claudio Vargas

    Hola de nuevo Claudio,

    ¿ Qué quieres decir cuando dices: "Lo del oro es cierto, indica deflación a la japonesa. Pero ya veremos..."

    ¿ Tienes tiempo para comentar algo al respecto ?...

    Saludos.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar