MI POSICIONAMIENTO SOBRE  CATALUNYA.

Como cada uno contamos la feria tal y como nos va  les diré en  primer lugar que me siento y creo que ejerzo de  valenciano, español, mediterráneo y europeo  y que no entendería ninguna de mis cuatro patrias sin las otras tres.

Tema éste  complejo como el deportista olímpico catalán de origen andaluz que representa a España, es independentista, y que cuando vuelve a Andalucía confiesa a sus amigos que tiene la cabeza hecha un lio.

Pero para mi concepto de nación es algo peculiar: son mis vecinos, la educación la justicia rápida, la sanidad, la innovación y el progreso, las carreteras, la transparencia, un sistema impositivo progresivo ,una clase política honrada y eficaz y los chorizos en la cárcel……

También les diré que ante la ausencia de ver en TVV pilota valenciana veo en la sexta Fronton y que me siento en casa tanto en Barcelona, como en Madrid, como en Paris y que me  alegro cuando gana un equipo español incluido el Barca cualquier título. 

Afortunadamente en España hemos progresado en el reconocimiento de las  cultura y lenguas (ya lo quisieran para si los catalanes franceses, los bretones…etc) no castellanas, y tenemos un sistema relativamente descentralizado (aunque a veces  uno se pregunta por qué  tener  17 calendarios de vacunaciones o 34 programas informáticos de hospitales, como si la descentralización fuera incompatible  con la racionalización y control del gasto.).Mientras ,Francia y Alemania comparten embajadas y  nosotros seguimos teniendo palacios como embajadas como en la época Imperial.

¿Tienen razones los catalanes para pedir la independencia?.¿Tienen derecho a pronunciarse  .¿Existe el pueblo catalán?

Como ven no hablo de la historia ni de lo que pudiera haber sido. Lo único que tengo claro es que las fronteras y las dependencias de unos y otros  eran tremendamente móviles  y negociables en la edad media y que los reyes más progres (Jaume I que por cierto nació en Montpellier) considerados hoy en día, contribuyeron a una sociedad estamental que afortunadamente acabó con la Revolución Francesa  y el reconocimiento de los derechos individuales y  que abrió el camino para el de los sociales.

Hablar de si una futura Catalunya independiente(¿ incluiría Andorra, Utiel o Perpinyan ,el Alguer ,?)es perder el tiempo según mi opinión , en un mundo cada vez más conexionado y globalizado donde el poder de las multinacionales y las insituciones traspasa fronteras y en el que un vecino de Martorell se puede sentir tan identificado con un obrero de la Wolswagen como con su vecino agricultor.

Para mí los catalanes tienen razón en quejarse en temas como  ( y no lo han hecho lo suficientemente ,al igual que otros muchos españoles) entre otras cosas  por los peajes de las autopistas (por cierto aquí la catalana Abertis tiene algo que decir), el transporte metropolitano de Barcelona que es un desastre y que el tripartito aceptó una transferencia insuficientemente financiada o por la ausencia de un corredor mediterráneo (reclamado desde tiempos inmemoriables.

Un nacionalista valenciano JV Marques decía que le daba igual que le robaran e insultaran en valenciano como en castellano. Y es aquí donde veo el peligro de que se reproduzcan las estructuras estatales. Si no hay un cambio en el modelo de hacer política y Catalunya se independizara es muy posible que se repitiera el esquema que a nivel estatal parecen rechazar algunos y les contaré algunos episodios que uno sin quererlo ha sido sujeto.

a)      En 1994  recibí la visita de un profesional de medios de información económica que ya me dijo claramente que gran parte de los macronegocios financieros pasaban por la familia Pujol.

b)      Personas muy vinculadas  con el juez Estevill (el que convergencia puso en el Consejo del Poder Judicial) me comentaban como en los meses de verano se quedaba de guardia para atraer la competencia del máximo numero de asuntos y hacer aquello por lo que fue condenado.

c)       Inspectores de Hacienda me han comentado como la “floristería de la Marta” tenía gran impacto en bajas, permisos, excedencias y traslados pues nadie quería coger el toro por los cuernos.

d)      Si uno analiza los negocios del Sr. Sumarroca verá como hacia negocios y compartía consejos de administración con lo más granado del nacionalismo español.

 

Para mi hay mucho de negocio (la política y los partidos se parecen cada vez más en oficinas de empleo) en crear estructuras innecesarias como el Senado, las Diputaciones. Imagínense los funcionarios que se necesitan para construir un Estado y ello va en detrimento de los paganos. Pero tampoco me gustaría que alguien quisiera compartir determinados proyectos solo por cuestiones económicas.

Creer que el dia 28 se decida a o b se solucionan todos los problemas es una quimera. Los problemas se resuelven con la participación de todos en nuestras diferentes facetas cotidianamente .Creer que el resto de España aceptará una condonación de la deuda catalana o tendrá en cuenta la mala financiación reciente sin valorar lo que nos costaron los aranceles textiles es una quimera.

Creo que se debe hacer un referéndum en lo que hoy es territorio de Catalunya y que si mayoritariamente (60%) votara a favor habría que negociar (no significa aceptar todo lo que pidan) con el mínimo coste posible para ambas partes  y que  deberíamos apoyar la permanencia en la Unión Europa del nuevo Estado y seguir bebiendo cava catalán  Si Catalunya se independizara también me gustaría que determinadas poblaciones que mayoritariamente votaran en contra se independizaran del resto y viceversa.llos independentistas habrían ganado pues desde mucho tiempo están trabajando por ello, los españoles nos hemos inhibido cuando nos hablan de la corona catalana  que nunca existió  de la valentía de los almógaraves  (unos mercenarios) , del demócrata Jaume I y es que ni la guerra de sucesión  ni la civil fueron  contra  Catalunya por no hablar de la influencia del carlismo .

Desde luego lo que tengo claro es que yo no robo a nadie más bien al contrario me roban.

  1. #7
    16/09/15 09:34

    Añado algunos comentarios.

    "Y añadiré que lejos de la opinión que se suele tener fuera de Catalunya, aquí no hay problemas idiomáticos con ningún idioma (subrayo ningún)."

    Depende de si quieres que tus hijos estudien en castellano, entonces te convierten a ti y a tu familia en un paria señalado, y aparece un problema idiomatico importante, creo. Lo que nunca durante años fué un problema está comenzando a generarse.

    "En las aulas, las niñas y niños hablan en cualquier idioma que se les enseñe..."

    Es que solo se enseña en uno, el resto ingles incluido no existen, lamentablemente, fue comentar la posibilidad de pedirlo como lengua vehicular en el colegio, y casi se mueren de la risa.

    Diría que lo expuso gurus en su blog, al final todo este "tema", "problema" o "procés" depende de los politicos, por lo que estamos jodidos, ya seas independentista, no independentista, independiente, o de lugo. En todos los bandos, continuan los mismos políticos que han demostrado un grado de ineptitud de record mundial, asi nos va.

    Por lo demas, lo único que se vé, es el mismo esquema que en un partido de futbol, los mios son los mejores, y los "contrarios", aunque sean vecinos, son duros de mollera, o fascistas en el mejor de los casos.

    Estoy de acuerdo con prometeo, creo que si votaramos todos, es posible que como somos bastante estupidos todos en este pais, todo el mundo estuviera encantado con el resultado, aunque fuera catastrofico.

    Mis disculpas si alguien se siente ofendido.

  2. #6
    15/09/15 16:30

    LIDIA FALCÓN O’NEILL es licenciada en Derecho, en Arte Dramático y Periodismo y Doctora en Filosofía. Nombrada Doctora Honoris Causa por la Universidad de Wooster, Ohio. Es fundadora de las revistas Vindicación Feminista, y Poder y Libertad, que actualmente dirige.

    Creadora del Partido Feminista de España y de la Confederación de Organizaciones Feministas del Estado Español. Ha participado en el Tribunal Internacional de Crímenes contra la Mujer de Bruselas, en el congreso Sisterhood Is Global de Nueva York, en todas las Ferias Internacionales del Libro Feminista y en los Foros Internacionales de la Mujer de Nairobi y de Beijín.

    Es colaboradora de numerosos periódicos y revistas de España y de Estados Unidos. Ha publicado 42 libros. En el terreno del ensayo destacan: Mujer y Sociedad, La Razón Feminista, Violencia contra la mujer, Mujer y Poder Político y Los Nuevos Mitos del Feminismo que han sido traducidas a varios idiomas.

    Así mismo, tiene una extensa obra narrativa Cartas a una idiota española, Es largo esperar callado, Los hijos de los vencidos, En el Infierno, El juego de la piel, Rupturas, Camino sin retorno, Postmodernos, Clara, Asesinando el Pasado, Memorias Políticas, Al Fin estaba Sola, Una Mujer de nuestro Tiempo, Ejecución Sumaria y el libro de poesías Mirar Ardiente y Desgarrado.
    --------------------------------------------
    La verdad es siempre revolucionaria

    El nacionalismo siempre es de derechas.

    Centrándonos en Cataluña la invención de la nacionalidad catalana surge a finales del siglo XIX de la mano de los representantes de la burguesía Valentí Almirall y Prat de la Riba con un discurso en el que a partir de exigir el reconocimiento de las singularidades y particularidades de los catalanes se proponen un único objetivo: obtener mayores privilegios para los fabricantes y comerciantes en el reparto de los impuestos estatales y de las cargas aduaneras. Impulsado por estos próceres en 1885 se presentó al rey Alfonso XII un Memorial de greuges, en el que se denunciaban los tratados comerciales y las propuestas unificadoras del Código Civil, y en 1886 los empresarios organizaron una campaña contra el convenio comercial que se iba a firmar con Gran Bretaña. Ambos constituyeron la Lliga Regionalista, de la que Prat de la Riba fue uno de sus principales líderes. Los dos son representantes típicos de la burguesía de finales del XIX y principios del XX que defendían sus beneficios frente a la competencia de los fabricantes ingleses, franceses y alemanes, exigiéndole al gobierno español cada vez mayores privilegios.

    Son los burgueses los que construyen la teoría de la identidad propia de Cataluña, puesto que difícilmente los obreros y las obreras podían dedicarse a tan imaginativas tareas sometidos a la salvaje explotación de los industriales catalanes, propia de la época del industrialismo, y sobre todo teniendo en cuenta que el proletariado en Cataluña está compuesto también con la inmigración masiva de los campesinos y campesinas hambrientos del resto de España.

    Como deberían saber los comentaristas de izquierda —y los historiadores de toda laya— de esta cuna y no de otra procede el nacionalismo catalán. A la que se sumaron otros más que elaboraron una ideología para implantar en el ánimo de los ciudadanos catalanes el sentimiento de pertenencia a un pueblo “especial” —no exactamente el escogido por Dios como creen los judíos sionistas, pero en esa misma línea—. Virtudes e identidad, vagos componentes de un alma distinta a la de los demás españoles, que nadie más que ellos conoce, pero cuyo precio sí pueden exigir: que los impuestos que pagan al Estado central se queden en Cataluña, para hacer aún más rica y próspera a su burguesía, que ya se encargará por sí misma de explotar a sus trabajadores, catalanes o no. Teorías que en aquel comienzo del siglo XX únicamente atraían a los intelectuales pequeño-burgueses, ya que la clase obrera estaba más implicada en la Semana Trágica que en discutir las características del “seny” catalán, mientras los burgueses se ocupaban de organizar sus empresas para conseguir extraer la mayor plus valía de los trabajadores y trabajadoras —especialmente estas que eran mayoría en la industria textil— y en exportar sus productos, que en dilucidar que fuera eso de la identidad catalana.

    Por si cabe alguna duda de los motivos económicos que llevaban a la burguesía a defender y difundir el nacionalismo es bueno leer las Memorias de Francesc Cambó, donde escribe: “Diversos motivos ayudaron a la rápida difusión del catalanismo y la aún más rápida ascensión de sus dirigentes. La pérdida de las colonias, después de una sucesión de desastres, provocó un inmenso desprestigio del Estado, de sus órganos representativos y de los partidos que gobernaban España. El rápido enriquecimiento de Cataluña, fomentado por el gran número de capitales que se repatriaban de las perdidas colonias, dio a los catalanes el orgullo de las riquezas improvisadas, cosa que les hizo propicios a la acción de nuestras propagandas dirigidas a deprimir el Estado español y a exaltar las virtudes y merecimientos de la Cataluña pasada, presente y futura”.

    El nacionalismo catalán empezó a tener importancia política con la victoria electoral en 1901 de la Lliga Regionalista, partido conservador sin duda, al que siguió Solidaridad Catalana, fruto de la coalición de varios grupos que en las elecciones de 1907 obtuvo 41 de los 44 escaños del congreso catalán. Pero poco emocionados debían estar los obreros con tal partido cuando desencadenaron La Semana Trágica de Barcelona que ocasionó la disolución de Solidaridad. Los líderes de la Lliga consiguieron en 1913 la creación de la Mancomunidad de Cataluña, una especie de gobierno autónomo que englobaba las 4 diputaciones provinciales y que a partir de 1918 fue el partido más importante de Cataluña, aunque nunca consiguió la mayoría de los escaños catalanes en las Cortes Generales españolas. Su evidente adscripción a la derecha le impulsó a participar en los últimos gobiernos de la Restauración y en 1923 no se opuso a la dictadura de Primo de Rivera, que sin embargo disolvió la Mancomunidad. Por su parte, la mayoría del proletariado apoyaba el anarquismo, representado por la CNT.

    La bandera del nacionalismo la enarbola más tarde Esquerra Republicana de Catalunya, pero cierto es que tanto Maciá como Companys no eran independentistas -mucho es exagerar llamarlos de izquierdas, cuando el ideal de ERC era que cada catalán tuviera “la caseta y el hortet”- y tampoco bajo la dictadura se definían independentistas los de CIU y todos los de ERC. Pero precisamente porque no lo eran, no sé a qué viene ahora mostrarse tan apasionada y febrilmente independista cuando las represiones franquistas han desaparecido. Afirman que ese cambio se debe a que el Estado español está controlado por una casta responsable del enorme retraso social de España, incluyendo Catalunya, y que nunca aceptará la plurinacionalidad de España. Y me pregunto perpleja, ¿ahora se acaban de enterar? ¿Ha tenido que llegar el año 2010 para que las izquierdas se enteraran de que la derecha española es reaccionaria y responsable de la miseria de su pueblo? Pero de todo el pueblo español, no solo el catalán. Y la izquierda catalana, ante esta evidente explotación, escoge separarse del resto de España, para preservar los bienes y riquezas de su burguesía —una de las más corruptas del país—, y dejar a los trabajadores y las trabajadoras de las otras regiones abandonados a su miseria secular, en vez unirse y luchar juntos por acabar con este régimen monárquico, capitalista y patriarcal que nos está esquilmando a todos y todas las ciudadanas.

    No cabe duda de que Franco fue el que más catalanes convirtió al independentismo, con sus medidas de abolición del Estatuto y de persecución del idioma, pero les aseguro que resultaba mucho más agradable y alentador vivir en Barcelona en esos trágicos años, hermanados todos, catalanes, castellanos, murcianos y andaluces antifranquistas en aquella interminable lucha contra la dictadura, que hoy, cuando restaurada esta democracia burguesa resulta que los que seguimos siendo de izquierda pero no nos mostramos de acuerdo con ese remedo de referéndum y la reclamación de la independencia, somos enemigos de la patria, tildados de nacionalistas españolistas, término que equiparan al de fascistas.

    Para informar a los que lo ignoren no está de más recordar las declaraciones que han venido realizando los prohombres del nacionalismo catalán, rotundos enemigos de cualquier izquierda -que mala memoria tienen los articulistas-, para que de una vez se conozca la ralea de semejante casta. Aquí están algunas de las perlas que vertió Heribert Barrera, Presidente de ERC, en el libro Què pensa Heribert Barrera en 2001:

    “Veo el futuro un poco negro. Si continúan las corrientes migratorias actuales, Cataluña desaparecerá”. “[Cuando] el señor Jörg Haider [líder nazi austriaco, fallecido en 2008] dice que en Austria hay demasiados extranjeros no está haciendo ninguna proclama racista”. “No pretendo que un país haya de tener una raza pura; esto es una abstracción. Pero hay una distribución genética en la población catalana que estadísticamente es diferente a la de la población subsahariana, por ejemplo. Aunque no sea políticamente correcto decirlo, hay muchas características de la persona que vienen determinadas genéticamente, y probablemente la inteligencia es una de ellas”…“El cociente intelectual de los negros de Estados Unidos es inferior al de los blancos”…“A mí no me parece fuera de lugar esterilizar a una persona que es débil mental a causa de un factor genético”…“Tenemos escasez de agua. Si en lugar de seis millones fuésemos tres, como antes de la guerra, no tendríamos este problema. Cualquier científico objetivo sabe que el principal problema ecológico es el exceso de población”…“Una política que signifique instituir una situación permanente de bilingüismo implica la desaparición de Cataluña como nación. […] Por razones de unos derechos morales e históricos, reivindico que Cataluña sea monolingüe”… “Lo que complica bastante las cosas es que es más difícil integrar a un latinoamericano que a un andaluz. El único recurso que tendremos para subsistir [si Cataluña no se separa del resto de España] es ser un grupo étnico, una minoría nacional en el territorio de Cataluña”. Con este tipo de declaraciones se entiende que uno de los primeros políticos que rindió homenaje a Barrera tras su muerte fuera el líder de la xenófoba Plataforma per Catalunya, Josep Anglada. Estas declaraciones fueron defendidas en varias ocasiones por Jordi Pujol y Marta Ferrusola, con semejantes y parecidas expresiones.

    http://blogs.publico.es/lidia-falcon/2014/10/06/el-nacionalismo-siempre-es-de-derechas/

    Un saludo

  3. #5
    14/09/15 16:47

    Quien no llora no mama, pero a los niños lloricas nadie quiere acercarse.

  4. #4
    14/09/15 10:55

    Yo creo q si votásemos todos los españoles al respecto....todo el mundo tendría lo que quiere......

  5. en respuesta a trigemio
    -
    #3
    13/09/15 14:04

    Dice mi vecina que: "los españoles son duros de mollera; hay que arrearles duro, duro, pero duro de verdad que sino no les entran las cosas".

    https://www.youtube.com/watch?v=UtTW72F8xo0

    Salud

  6. en respuesta a trigemio
    -
    #2
    13/09/15 13:56

    Trigenio:

    Soy valenciano y bilingue.(quant mes sucre mes dolc). Creo no haber excluido a nadie del progreso de las cultura y lenguas. Creo conveniente fomentar y potenciar las otras lenguas y culturas .. Afortunadamente en Catalunya esto no es necesario pero en Valencia sí.Estoy de acuerdo contigo en que mayoritariamente no existe problema idiomático pero es más, si un español va a Francia y aprende francés por qué no aprender catalán que siendo una lengua romance costaría poco.

    Mi teclado no tiene la c trencada....Sorry.
    Por lo demás pensé en escribir o no ,prefiero decir lo que pienso y suscitar debate e intercambio de información-opinión antes que callarme.
    Creo que es más lo que nos une que lo que nos separa.y nos falta a todos mucha humildad ,generosidad y solidaridad.Los probelmas lo deben resolver los ciudadanos si los politicos son incapaces de encontrar soluciones.
    Sort i treball.i gracies per compartir opinió

  7. #1
    13/09/15 13:21

    ¡Vaya jardín en el que te has metido (y nos has metido a quienes este tema nos toca la fibra), Enrique!
    Siempre me enseñaron que en los foros de debate o de opinión no debía hablarse ni de política, ni de fúbol, ni tampoco de religión. Tú casi hablas de los tres. Espero pues que los comentarios que hagan los foreros sean de lo más sosegado posible. Yo intentaré aportar sólo algunas puntualizaciones desde la distancia, aunque creo que me costará.
    - Hablas de lo que es para ti el concepto de nación y hablas de un sistema impositivo progresivo. Yo también hubiera añadido la frase "un sistema salarial progresivo" porque creo que ambos conceptos deben ir de la mano. Sin ser independentista y estando a favor de abolir las mordazas para que la gente pueda expresarse y decidir, en términos generales coincido contigo en lo que debe ser una nación.
    - Cuando escribes que te alegras de que cualquier equipo español gane títulos, incluído el "Barca", no sé si ha sido un error mecanográfico pero a todo aquél que se sienta culé o le guste este equipo también le hubiera gustado ver escrito "Barça" (con "ce trencada")* porque según se mire pudiera resultar algo despectivo.
    - Afirmas de que en España hemos progresado en el reconocimiento de las cultura y lenguas, y excluyes a los catalanes entre otros. Sólo diré al respecto de que los catalanes hemos tenido que progresar en nuestra propia lengua (reconocida por la Constitución Española) tras años de dictadura franquista. Y añadiré que lejos de la opinión que se suele tener fuera de Catalunya, aquí no hay problemas idiomáticos con ningún idioma (subrayo ningún). El artificial y provocado debate creado no tan recientemente ya por el exministro Wert existe sólo en la calle. En las aulas, las niñas y niños hablan en cualquier idioma que se les enseñe y para ellos no resulta ningún problema hablar en español. Tampoco resulta ningún problema hablar en español a cualquier catalán cuando su interlocutor así lo prefiere.
    - Dices que si en un supuesto referéndum el 60% de los catalanes votara a favor, habría que negociar. En mi opinión deberíamos exigirles a todos nuestros políticos que hablaran y negociaran hasta llegar a acuerdos sin necesidad de votaciones, y que no se enquistara un problema como el que tenemos hoy los españoles a causa de ideologías políticas y falta de diálogo.
    Por lo demás puedo estar más o menos en acuerdo o desacuerdo contigo y te doy las gracias por tu punto de vista alejado de fanatismos.

    *Lo escribo en catalán porque este grafema no existe en español.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar