Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Enrique Gallego
Consejos de inversión de un autodidacta que ha alcanzado la independiencia financiera.

123 Invierta otra vez (I) Aportación inicial

Comenzamos una nueva serie dedicada a describir el diseño y la implementación de un plan de ahorro. Un plan de ahorro es conceptualmente distinto de un plan de inversión y por ello requiere otras reglas de funcionamiento.

En un plan de inversión como Kike Junior partimos de una cantidad inicial relativamente elevada, sin aportaciones posteriores o con aportaciones adicionales no periódicas ni planificadas, al albur de los acontecimientos.

En un plan de ahorro partimos de cero o de una cantidad relativamente pequeña y planificamos una aportación periódica a realizar sistemáticamente, salvo circunstancias de fuerza mayor que impidan disponer del dinero destinado a la aportación.

Las reglas de funcionamiento de un plan de ahorro deben ser distintas a las de un plan de inversión porque su punto de partida es distinto: en un plan de inversión tenemos mucha liquidez al principio y en un plan de ahorro poca o ninguna.

Su horizonte debe ser siempre de largo plazo, como mínimo 10 años, cuanto más largo mejor, ya que el objetivo es constituir un capital importante partiendo de pequeñas aportaciones y para ello necesitaremos el tiempo suficiente para que el efecto del interés compuesto sea significativo.

 

Como en Kike Junior, en esta serie vamos a mostrar un plan con dinero real y operaciones reales, enseñar como se hacen las cosas en realidad y los problemas prácticos que aparecen, en vez de teorizar sobre lo que debe hacerse. En este caso no voy a hacer un “spin off” de mí mismo sino operar con dinero ajeno en un plan con utilidad real para su beneficiario, lo que aporta un grado adicional de realismo.

Resulta curioso e instructivo explicar los antecedentes previos a la idea de poner en marcha este plan.

Como señalé en la entrevista que me hizo Juan Such mi estado mental ante la gran crisis de 2008 era de alegría y no de preocupación porque lo veía como una oportunidad y no como un problema o una desgracia (la referencia concreta está en torno al minuto 100), tesis que transmitía a mi entorno de relaciones personales.

Dentro de ese entorno había una persona que acababa de recibir una herencia de su padre fallecido. Dado que se trata a de un ingreso de carácter excepcional y no necesitaba el dinero para cubrir sus necesidades cotidianas, le propuse invertirlo con la finalidad de crear una reserva de valor para contingencias inesperadas, para cubrir eventuales necesidades tras la jubilación o para transmitirlo como patrimonio familiar a sus descendientes si no llegaba a necesitarlo, en definitiva, los usos habituales del ahorro a largo plazo.

En aquella época no había la cantidad y variedad de ofertas actuales para invertir a largo plazo con las condiciones adecuadas de diversificación, costes y liquidez. A principios de 2009 se abrió una cuenta en Cortal Consors (hoy BNP Paribas), invirtiendo unos 19.000 euros en un fondo indexado al Eurostoxx 50.

A finales de 2012 descubrí una alternativa interesante, los fondos indexados de Amundi, por lo que decidí liquidar la inversión en el Euro Stoxx 50 que había dado un rendimiento mediocre y construir una réplica de la cartera mundial combinando fondos regionales, ya que por entonces no existía el fondo indexado al MSCI World.

La toma de posiciones fue bastante prudente ya que el momento mágico había quedado bastante atrás sin haberlo aprovechado en todo su potencial. En concreto, la cantidad aportada el día 29-01-13 fue de 21.113,70 de los que se destinaron 13.099,91 (un 62% aproximadamente) y el resto a liquidez y renta fija.

Las expectativas a corto y medio plazo no eran especialmente brillantes porque no había razones en la información disponible para que lo fueran. El traspaso suponía crear una cartera con mucho menor riesgo en conjunto, a pesar de la inclusión del riesgo de cambio, gracias a su estar a mucho más diversificada y con un probable mayor potencial de revalorización siempre teniendo en cuenta el horizonte de muy largo plazo de la inversión.

Y a partir de ahí me olvidé por completo del plan. En estos años, la continuidad del proceso alcista en las bolsas, especialmente en Estados Unidos y la debilidad del euro frente al dólar han hecho milagros. El valor liquidativo de la cartera a 10-07-19, es de 35.733,36, con una plusvalía latente de 14.620,06, lo supone una rentabilidad anualizada del 8,50%, bastante por encima de lo que cabría esperar de la asignación de activos realizada y que no debemos tomarnos demasiado en serio, ni extrapolarla a futuro.

Con esa inversión mantenemos la estrategia con la que concibió. Dicha estrategia consiste en hacer una compra inicial prudente, sólo compras adicionales en el supuesto de entrar en pérdidas, sólo vender si se necesita anticipadamente el dinero y el rendimiento acumulado en ese momento está por encima de las expectativas y sólo reducir riesgo cuando el horizonte temporal de inversión baje de los 10 años. No concurriendo ninguna de estas circunstancias, seguimos manteniendo la posición sin hacer ninguna operación y sin dejarnos influir en uno u otro sentido por la volatilidad del mercado.

En la actualidad, la evolución de su situación personal le permite plantearse el dedicar una parte de sus ingresos al ahorro sin mayor problema. En concreto, puede aportar 500 euros mensuales al plan de ahorro.

El primer paso es determinar si hacemos o no una aportación inicial. Lo más aconsejable, y lo que vamos a hacer es aportar inicialmente un año entero, es decir 6.000 euros.

En el corto plazo es prácticamente imposible prever la evolución de los precios, igual les da por subir que por bajar. Así que colocamos la mitad, 3.000 euros, en el fondo de bolsa mundial para beneficiarnos de las subidas y la otra mitad la dejamos en cuenta creando una reserva de liquidez que gestionaremos según las reglas del plan.

Si no tenemos ahorrado previamente el dinero para cubrir esta aportación inicial, deberemos estar un año aportando sistemáticamente la mitad al fondo y la mitad a liquidez. A partir de ahí comenzaríamos a aplicar las reglas del plan de ahorro.

El día 26 de junio se ingresó en cuenta la aportación inicial y se suscribió la primera aportación de 2.999,79 euros (por aquello de los redondeos) a 178,10. A fecha 10-07-19 acumulaba una revaloración del 3,17%

En el siguiente gráfico está recogida la posición mezclada con los fondos de la inversión anterior porque Self Bank permite abrir varias cuentas corrientes y de valores a un mismo titular, pero sólo se puede mantener una cuenta de fondos de inversión.

Situación a 10-07-2019En la próxima entrega explicaremos las reglas del plan y su aplicación práctica en la primera aportación periódica.

  1. #1

    diazro

    Buenos días, Enrique
    Interesante propuesta!!
    Sigo con interés todo lo que publicas y también seguiré esta nueva iniciativa.
    Yo también soy coloborador de Rankia (Blog de Juan Diaz) y veo muy positivo que entre todos podamos mejorar la cultura financiera de las personas que estamos interesadas en estos asuntos.
    Hasta tu próximo post!
    Saludos,

  2. #2

    Arribasespinosa

    Buenos días Enrique,
    Sigo con gran interés tus publicaciones, de echo, está semana he suscrito las participaciones para imitar el plan de inversión de Kike júnior, soy nuevo en esto de la inversión y que mejor manera de empezar que seguir los consejos de gente experimentada.
    La pregunta es la siguiente, este nuevo proyecto que propones al invertir en el mismo fondo (mscí World), no tiene sentido imitarlo si ya estoy inmerso en el plan de Kike júnior, verdad?
    Me gustaría seguir con la inversión ya que dispongo de algo de ahorro para invertir.
    Como lo ves?
    Muchas gracias por todo.
    Saludos!!

  3. #3

    Luis Angel Hernandez

    Muy interesante la distinción entre un plan para ahorro y un plan de inversión. Muchas personas quieren los resultados del segundo pero solo cumpliendo los requisitos del primero.
    No se si estás de acuerdo o es tu filosofía pero entiendo que un plan de ahorro su objetivo es preservación de capital a largo plazo frente a la inflación mientras que en un plan de inversión el objetivo es obtener una rentabilidad que permita un aumento del capital al largo plazo.

    Saludos

  4. #4

    Siames

    Tiene gracia. Precisamente yo empece como Kike. Con 6.000 eur iniciales y aportaciones mensuales de 700 eur. Alla en 2006. Con el transcurso de los años me ha pasado de todo tanto en las aportaciones como con las inversiones. Algun año pude hacer aportaciones extraodinarias y otros tuve que vender forzadamente pero unas cosas con otras diria que en promedio pude ir subiendo la aportacion a 1000 mensuales. Hoy en dia mi cartera es de 200mil y mi excel se va cumpliendo para retirarme con cerca de 700 mil, el merito lo tiene mas la disciplina de ahorro que la inversion.

  5. #5

    Julio J

    en respuesta a Siames
    Ver mensaje de Siames

    Para conseguir 200.000 euros partiendo de 6.000 con aportaciones periódicas de 1000 euros al mes durante 13 años tu cartera ha tenido que rendir aproximadamente solo un 3% anualizado durante todo ese tiempo. ¿Te cuadran tus estimaciones?

  6. #6

    Siames

    en respuesta a Julio J
    Ver mensaje de Julio J

    Bueno comp digo ha pasado de todo este tiempo. En realidad al principio las aportaciones eran mas pequeñas. Ademas en algunos momentos tuve gastos imprevistos. En realidad mi rentabilidad media anual ronda mas o menos el 7%

Autor del blog

  • Enrique Gallego

    Autodidacta que ha alcanzado el éxito en sus estrategias de inversión, hasta el punto de alcanzar su independencia financiera.

Envía tu consulta


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar