Resultado de imagen de jo em qiuedo a casa gencatDesde hace un par de años, todo tipo de empresas, intentan la máxima digitalización de sus clientes particulares, empezando por cosas tan simples como la correspondencia virtual y siguiendo con un intento de que sigan un camino similar, consultas, gestiones, reclamaciones, etc., me refiero a compañías de suministros domésticos, aseguradoras, bancos, etc.

El primer problema a mi entender es la configuración de las claves de acceso a tales empresas, nos encontramos que no todas aceptan los accesos a través de una cuenta de google (por ejemplo) o a través de certificados digitales personales, que por cierto son muy sencillos de obtener a través de la Seguridad Social o la Agencia Tributaria, y desde aquí recomiendo su obtención, que nos será muy útil. 

Así, nos encontramos con empresas que tiene la configuración de la clave con 8 dígitos, otras con 6, unos pocos con 4, otras precisan de combinaciones alfanuméricas, cuando no, precisan incluir algún otro carácter distinto a letras o números. Es evidente que esto está pensado para mantener un adecuado nivel de seguridad, y no seré yo quien lo censure, el problema es que a uno no le va a ser fácil recordar las distintas claves de acceso, viéndose obligado “a clicar” muy a menudo los recordatorios de contraseñas, mucho me temo que en los aplicativos de notas de los teléfonos móviles hay buenos listados de claves, lo cual no parece de lo más recomendable en aras de una seguridad mínima. Supongo que con el avance de la tecnología móvil a través de huella dactilar, reconocimiento facial o cualquier otra, en poco tiempo (espero) que tengamos una solución simple para “arreglar” eso.

La banca lleva tiempo y concretamente unos dos años, “forzando la maquina” en aras de la digitalización de sus clientes, con reformas de oficinas que no solo invitan, sino que obligan a hacer las gestiones por canales digitales, como líneas web o cajeros automáticos que cada día tienen más aplicaciones, porque además hay gestiones que ni queriendo las oficinas pueden realizar, al parecer, las propias entidades ya no les dan acceso a ciertos aplicativos, que el cliente solo pude hacer a través de cajeros o web.

Para la banca tal digitalización no es una opción, sino algo a lo que están absolutamente obligados, con los tipos en negativo, e incluso si estuvieran en el 1%, sus márgenes se fueron literalmente al cuerno, y su única posibilidad es un ahorro drástico de costes, que se lo proporciona la digitalización. Con buena o mala prensa, la banca es un mal negocio en estos momentos, y creo que al menos “en números” lo demostré en el post  “Resultados contables empresas IBEX 2018 y comparativa con resultados bancarios *278*”, y probablemente las entidades realizaron una calendarización de objetivos a lograr con su clientela.

Tal como se puede comprobar por parte de quien haya participado en cursillos, seminarios, ponencias, etc., de consultoras, también los no vinculados a esta temática, una de las claves es vencer la dificultad que suponen los cambios de costumbres, de sistemáticas, etc.,  incluso cuando el colectivo al que se destina tal cambio no es muy grande. La frase del “siempre lo hecho así” campa a sus anchas, y cambiar la perspectiva en muchas ocasiones, suele ser el primer reto a batir.

Las actuales circunstancias por las que lamentablemente atravesamos, van a cambiar muchas cosas, no lo dudemos, salgamos de esta lamentable situación en forma de “U”, de “V”, o de la calificación que se les ocurra a los economistas, el cambio de actitudes, de ciertas costumbres, de sistemáticas o de organización, incluso a nivel doméstico, ya están aquí, no hay vuelta atrás, y no serán simples detalles, observaremos cambios de alto calado.

La banca será uno de los relevantes, los calendarios de adaptación de su clientela hacia la digitalización, habrán saltado por aires, con una avance muy relevante en poco más de un mes (esperemos que sea éste, en el peor de los casos, el tiempo de confinamiento de la población y de las lamentables noticias que vemos ya no a diario, sino cada pocas horas).

 

****************************************************************************************************************

“Cambiando el tercio” y no menos relevante:

Esta mañana y en  este mismo sentido,  ha llegado a mis manos una publicación en Facebook en relación a la sistemática de aplicación de las medidas de uno de estos últimos reales decretos aprobados con urgencia por parte del gobierno del estado, más o menos lo de siempre, con rojos o azules, una cosa es lo que dicen las ruedas de prensa tras los consejos de gobierno y otra muy distinta cuando al día siguiente uno lee el Boletín Oficial del Estado (quienes precisen de tal lectura para su trabajo), y otra más diferente todavía, cuando se obtiene el reglamento (o como se llame) para su aplicación, copio y pego:

 

Fuente: Una asesora fiscal de una localidad del Pirineo de Girona, a la que agradezco su autorización a la difusión. 

 

CARTA DE UN ASESOR DESESPERADO

Difundida de un compañero que publica en un grupo profesional.

Señores del gobierno Español. Basta YA!!
Si toman medidas sobre algo, háganlo fácil. Sino mejor que no hagan nada.

Vamos a ver, toman medidas mediante Real decreto Ley, ERTES para todo el mundo!! Y en 5 días, resueltos!!

Ayudas para autónomos (aún no tenemos del todo claro si solo para los del decreto o para todos los que tienen cerrado, que son la gran mayoría).

Bueno, pues ¿quién tiene que hacer todo eso? Porque nosotros, asesores de esas empresas, estamos agotados y cansados de buscarnos la vida para no dejar tiradas a las PYMES y tenemos derecho a ponernos enfermos y quedarnos en casa con nuestras familias. Nadie nos informa de los trámites, sueltan la noticia por la televisión sin estar preparados y se quedan tan anchos. La administración correspondiente de informarnos en estos procedimientos, no atiende, no cogen el teléfono...como lo van a hacer?? Si ya me han dicho que están todos histéricos y van a hacer huelga!! Y, ¿¿qué pasa si nosotros hacemos huelga?? ¿¿De quién será la responsabilidad de no tramitar nada??

Busquen la forma de hacer todo automático y fácil. Hay gente que en sus casas no tiene ordenador!! (Lo suelen tener en los negocios) Y mucho menos impresora!! Y encima tiene que tener escáner. Pero, ¿¿Que estamos locos??

Y como empresa, ves y busca a todos los trabajadores para que firmen el recibo del ERTE!! Cuando está prohibido salir a la calle!!!

Y las ayudas de autónomos, mandamos a la gente al banco a pedir certificados de titularidad de la cuenta, últimos recibos de autónomos pagados, pero, ¿no está prohibido salir??? ¿Tan necesario es tener un certificado oficial o una cartilla??

La primera noticia que salió en el telediario, son las facilidades de aplazamientos para los impuestos del primer trimestre que tenemos que hacer en abril. Exactamente del 1 al 20 de abril. Porque a fecha de hoy, no los han ni aplazado ni suspendido.

¿Cómo vamos a recoger la documentación de las empresas? La mayoría de PYMES están cerradas y todos metidos en casa. Tienen algo de documentación en sus negocios pero jamás será toda la documentación. La contabilidad debe ser real, ordenada y fiel según la Ley y les aseguro que si nos obligan a presentar el trimestre, será de todo menos real y fiel.

Esto, ¿es cuestión de recaudar a toda costa o cual es la cuestión de no aplazar el trimestre y hacer como excepción un semestre en Julio? ¿Cómo vamos a presentar IVA y retenciones de las empresas que se están arruinando y generarles una deuda si no saben ni cómo van a comer??

Según la Agencia Tributaria, se concederán aplazamientos hasta 6 meses, los primeros 3 meses sin intereses. ¿En serio??? ¿Tenemos que generar más deuda a las PYMES??

Anulen el trimestre de abril y hagan un semestre excepcional en la fecha del segundo trimestre y a partir de ahí­, facilidades de aplazamientos hasta 6 meses. Eso es lo que deben hacer.

Ya han anunciado la campaña de renta. Claro!! Como la mayoría de presentaciones son telemáticas...y ¿quién se cree que las hace??? ¿Los contribuyentes?? Pues no, lo hacemos los Graduados Sociales y asesores. Entienden que no podemos reunirnos con los clientes. ¿¿¿Verdad???

Hagan las cosas fáciles en esta situación tan angustiosa para todos, porque todos los españoles estamos haciendo un esfuerzo tremendo para quedarnos en casa mientras vemos como se van hundiendo nuestros negocios.

Creo que la situación requiere el aporte de todos, INCLUIDO EL GOBIERNO y este país lo sustentan en su mayoría, las  PYMES

Necesitamos AYUDA de verdad.

Paralicen los impuestos de abril y tengan manga muy ancha con las declaraciones de la renta.

No expriman más a las PYMES y ayuden a los Graduados Sociales y Asesores porque luego no habrá vuelta atrás.

Si estáis de acuerdo con este mensaje del que estoy de acuerdo al verme afectado igual que nuestro compañero, difúndelo por favor.

A nivel se seguridad y evitación del fraude, algunas limitaciones deben existir y recabar cierta información previa y garantías tiene sentido, incluso en circunstancias tan excepcionales como la presente, ahora bien, esto solo de entrada es un despropósito mayúsculo. Los “inteligentes” a los que se les ha ocurrido el redactado de la norma, puede que estén muy cómodos, dentro de lo que cabe, en su teletrabajo y nómina asegurada a final de mes, con poca preocupación por el mundo real, el de una calle que no podemos (ni debemos, salvo las mínimas ocasiones) pisar por precaución y solidaridad con nuestros conciudadanos, o si me pongo en lo peor, es que no tienen ni idea, lo cual ya no solo me preocupa en estos momentos, sino que me preocupa a largo plazo.

No soy nada conocedor de seguridad informática, y menos de las precauciones que deben tomarse para evitar fraudes, pero me atrevo a poner una parte de la Ley 11/2007, de 22 de junio, de acceso electrónico de los ciudadanos a los Servicios Públicos, la que por desgracia he tenido que esgrimir en más de ocasión cuando un funcionario público o por ejemplo toda una sede provincial de un organismo oficial  que se negaba a realizar la baja temporal de un vehículo solicitada por correo administrativo certificado, pretendiendo obligar al ciudadano a acudir a su sede provincial, perder una mañana de trabajo y sin garantía de solución en la primera visita.

En este post la parte que nos interesa y está en la exposición de motivos de la indicada Ley es:

 

Previa: Esta ley es de 2007, no es novedosa, pero tras casi 13 años, estamos en las mismas o peor !!!!!!

No obstante, esa mayor proximidad al ciudadano de la Administración, derivada de la descentralización autonómica y local, no ha acabado de superar la barrera que sigue distanciando todavía al ciudadano de la Administración, de cualquier Administración, incluida la del Estado, y que, muchas veces, no es otra que la barrera que levanta el tiempo y el espacio: el tiempo que hay que dedicar a la relación con aquélla para la realización de muchos trámites de la vida diaria que empiezan a veces por la necesidad de una primera información que exige un desplazamiento inicial, más los sucesivos desplazamientos y tiempo que se dedican a posteriores trámites a hacer con la Administración para las actividades más elementales. Esas primeras barreras potencian, en ocasiones, otras que afectan a la posición servicial de las Administraciones Públicas. Éstas no pueden cumplir siempre su misión atendiendo cualquier cosa que pida un ciudadano, puesto que puede estar en contradicción con los intereses de la mayoría de los demás ciudadanos, con los intereses generales representados por las leyes. Pero en esos casos –en que los intereses generales no coinciden con los intereses individuales– la relación con el ciudadano debe ser, también, lo más rápida y clara posible sin pérdidas de tiempo innecesarias

En todo caso, esas primeras barreras en las relaciones con la Administración –la distancia a la que hay que desplazarse y el tiempo que es preciso dedicar– hoy día no tienen razón de ser. Las tecnologías de la información y las comunicaciones hacen posible acercar la Administración hasta la sala de estar de los ciudadanos o hasta las oficinas y despachos de las empresas y profesionales. Les permiten relacionarse con ella sin colas ni esperas. E incluso recibir servicios e informaciones ajenos a actividades de intervención administrativa o autorización; informaciones y servicios no relacionados con actuaciones limitadoras, sino al contrario ampliadoras de sus posibilidades. Esas condiciones permiten también a los ciudadanos ver a la Administración como una entidad a su servicio y no como una burocracia pesada que empieza por exigir, siempre y para empezar, el sacrificio del tiempo y del desplazamiento que impone el espacio que separa el domicilio de los ciudadanos y empresas de las oficinas públicas. Pero, además de eso, las nuevas tecnologías de la información facilitan, sobre todo, el acceso a los servicios públicos a aquellas personas que antes tenían grandes dificultades para llegar a las oficinas públicas, por motivos de localización geográfica, de condiciones físicas de movilidad u otros condicionantes, y que ahora se pueden superar por el empleo de las nuevas tecnologías. Se da así un paso trascendental para facilitar, en igualdad de condiciones, la plena integración de estas personas en la vida pública, social, laboral y cultural

Pasemos ahora al artículo 6,  apartado b) del  TÍTULO PRIMERO - Derechos de los ciudadanos a relacionarse con las administraciones públicas por medios electrónicos.

b) A no aportar los datos y documentos que obren en poder de las Administraciones Públicas, las cuales utilizarán medios electrónicos para recabar dicha información siempre que, en el caso de datos de carácter personal, se cuente con el consentimiento de los interesados en los términos establecidos por la Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal, o una norma con rango de Ley así lo determine, salvo que existan restricciones conforme a la normativa de aplicación a los datos y documentos recabados. El citado consentimiento podrá emitirse y recabarse por medios electrónicos.

Pues bien … a modo de ejemplo (de los varios y variados que podemos encontrar dentro de la Ley 11/2007), esto que dice el “Asesor Desesperado” de los recibos de autónomos, me parece todo un incumplimiento flagrante de dicho artículo 6, de la Ley 11/2007 … y si nos leemos por completo dicho texto legal, encontraremos quebrantamientos flagrantes, porque a algunos no les da la gana acceder a las bases de datos de su administración o de otras, o tal vez como no todos los funcionarios disponen de permisos informáticos para ello, es posible que sea mejor, pedirlo al ciudadano que llamar a la puerta del despacho del cargo intermedio que si dispone de permiso para tales consultas, no sea que la molestia le pudiera ofender !!!!

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar