Rankia España
Acceder
Blog de economía doméstica y pequeñas empresas
Debate de ideas, financiación y formación financiera básica

El alcance de un boicot comercial por parte de ciudadanos “de a pie” como nosotros *255*

Resultat d'imatges de boicotVaya por delante que no entraré en política, aun cuando con la que cae, es bastante difícil de evitar.

En estos días el tema català, estará en todas las casas y multitud de comentarios entre amigos, conocidos, relaciones comerciales, etc., negar esto sería faltar a la verdad. No, no iré por ahí, pretendo hacer una simple reflexión sobre un boicot comercial a productos que presumiblemente están elaborados en una zona de nuestra geografía , y tampoco pretendo coartar la libertad de nadie que estime que esta es una medida que considere que debe aplicar en su vida diaria.

En una economía tan globalizada como la la U.E. y por extensión de todos los estados occidentales sin excepción, los productos difícilmente proceden al 100% de un territorio concreto.

 

Pongamos unos pocos ejemplos:

Si se boicotea un cava de una determinada zona o denominación de origen, y recordemos que la denominación de origen de cava no es solo en el Penedès, sino que se extiende por 159 municipios: 63 de la provincia de Barcelona, 52 de Tarragona, 12 de Lleida, 5 de Girona, 18 de La Rioja, 2 de Zaragoza, 3 de Álava, 2 de Navarra,  los de Requena (Valencia) y Almendralejo (Badajoz).

Por tanto podemos perfectamente consumir cava, de diversas tierras, y sin duda todas ellas tienen productos de varios niveles de calidad y precio.

Ahora bien en estos lugares se cultivan las viñas y envejece y embotella el líquido, pero las botellas, pueden ser perfectamente fabricadas por Vidrala (por ejemplo) fabrica en Llodio, en Caudete y Castellar del Vallès, como se puede observar por tanto, en tres comunidades autónomas distintas.  Y el corcho en buena parte es extremeño.

Repsol, tiene la sede social en Madrid, pero refinerías en Múskiz, Cartagena, A Coruña, Puertollano y Tarragona (5 comunidades autónomas).

Leche Pascual, que salvo error es Madrileña, tiene plantas en Aranda de Duero, Tajonar, Trescasas, Segovia y Gurg ( 4 comunidades autónomas).

Ya si hablamos de energía, el lío puede ser mayúsculo, y de telefonía más todavía, por ejemplo una pequeña compañía de telefonía IP denominada Voz Telecom, que es de una localidad barcelonesa,  resulta que utiliza las redes adsl de Movistar y las de móvil de Orange.

Incluso cuando hace ya algunos años (mucho antes de la crisis) se intentó un boicot a productos franceses, por el tema agrario en la frontera pirenaica, algunos nos enteramos que de hacerlo, perjudicábamos de forma relevante a empresas exportadores españolas.

Si nos propusiéramos un boicot a aceites italianos, en parte estaríamos perjudicando al sector del olivo andaluz., que exporta a Italia en unas cantidades muy relevantes, y no siempre para productos que en sus etiquetas se indique que el origen es de dicha CC.AA. española.

En el tema de Borges, resulta que tiene plantas en Altura (Castellón), Badajoz, Guadix (Granada), Murguía (Álava), dos en Reus (Tarragona), Ribaforada (Navarra), Tárrega (Lleida) y Viator (Almería).

La planta vallisoletana de Renault, o la planta valenciana de Ford, está adquiriendo componentes en toda la geografía. Desconozco si adquiere muchos o pocos a Ficosa, Gestamp, etc., y que parte de ellos son fabricados en una u otra comunidad autónoma.

En fin … de ejemplos se pueden localizar fácilmente a montones ....  este post solo pretende hacer reflexionar de la dificultad que tendrá un ciudadano para determinar a quien está perjudicando, cuando en el ejercicio de su libertad individual estima necesario boicotear a una empresa determinada, o en el mismo ejercicio de libertad cree estar beneficiando a una zona, y en realidad podría estar haciendo en todo o en parte, lo contrario a su pretensión.  

www.yoreklamo.com
Autor del blog
Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar