10

 

Hace tiempo redacté un post en relación a la contabilidad mediante subcontratación en gestorías o asesorías fiscales , y también otro en relación a la credibilidad de los balances , bien ... por razones que no vienen al caso últimamente, he tenido ocasión de revisar algunos balances de pequeñas empresas, así por encima y será casualidad pero en mi modesta opinión no siempre se tiene en cuenta la extrema importancia de este papelote cuando uno depende en parte del mantenimiento de su financiación bancaria. No, no me refiero a “montar películas”, o “inventos del TBO” (perdón, es posible que algunos de mis lectores no hayan tenido la oportunidad de leer el TBO, que es un comic que se publicaba hace bastantes años), ya que parto de la base que un contable, un financiero de empresa, por primera espada que fuera, y esta profesión, la mía, somos en general gente “bastante gris”, no podrá, cambiar el rumbo de la empresa, al menos en lo sustancial, si es bueno es posible que pueda demorar un problema durante un tiempo, pero si el problema no se soluciona, por mas listo que sea, acabará explotando, solo que un poco mas tarde, y en ocasiones mas gordo … en general un contable, lo único que hace es reflejar en unos papeles la situación de la empresa. Obviamente podrá incidir en algunas mejoras (o empeorar la situación), pero esto que se oye a menudo, la empresa va mal por culpa del contable, suele ser incierto, como mucho es participe en primera fila de un cúmulo de problemas, entre ellos lógicamente el problema de control.  Al final si la empresa no genera recursos suficientes, lo que haga el contable no va a solucionar nada, repito lo único que puede hacer es “vestir el santo”, las típicas “huídas hacia adelante”, sin embargo si el asunto base no se resuelve, la cosa acabará igual de mal o peor.  Que los "inventos" suelen acabar mal, es algo bastante normal.

Vamos a ver, me refiero a pymes y “tirando” hacía la “p” en minúscula, empresas con cifras de facturación, de 600.000, un millón, dos, tres, o hasta puede que cinco o seis millones al año, todas ellas con negocio viable, con resultados positivos o incluso escasos pero con cierta generación de recursos (cash flow positivo), observo un inadecuado cuidado a las macro partidas de balance, luego pondré algunos ejemplos. Yo soy un firme convencido en que si no precisamos de financiación bancaria (a ver quien es el guapo que no la precisa, supongo que alguno habrá) da lo mismo como tengamos el balance, siempre u cuando este nos sirva para el control empresarial deseado y desde luego los asuntos de impuestos, pero si debemos acudir a la financiación bancaria, las entidades se basan en unos ciertos estándares, scoring’s, en función de los cuales obtendremos financiación o directamente nos será denegada, con lo cual nos interesa que dicho balance se acerque todo lo posible a lo que ellos consideran “una empresa merecedora de crédito”, pero es que además de un tiempo a esta parte se acabó aquello de que tiene mejores precios quien es capaz de negociar mejor, que si puede que algo se consiga, pero en general o la parte gorda del precio vendrá siempre condicionada por unos sistemas de análisis de riesgo/precio, a mejor balance, menor precio y al revés, hasta un punto que ni mayor precio ni nada, directamente dicho  balance no soporta concesión. 

Siempre es bueno intentar “ajustar” dichas cuentas a lo que se espera de una empresa con unos datos aceptables, a menudo es solo cuestión de pequeños detalles, insisto no se trata de “inventos”, porque estos solo van a conseguir demorar la explosión del problema, sino de un “acercamiento” a lo que se espera de nuestro negocio, para que sea merecedor de financiación. Obviamente nadie nos dará las claves, no conseguiremos que un directivo bancario nos diga que considera como funciona su scoring de concesión, en primer lugar el problema va a ser encontrar a alguien que lo sepa, las entidades guardan celosamente el secreto, sin embargo algunas cosas son por simple sentido común, con lo que sepamos como funciona o no, una atención a algunos datos de nuestras cuentas, supondrán cierta mejora de nuestra calificación crediticia, y repito a menudo son detalles que se pueden resolver con un pequeño esfuerzo, eso sí, insisto de nuevo, que esto solo servirá si nuestro negocio sigue generando recursos, si es mínimamente viable. 

 

Algunos ejemplos:

 

No es bueno presentar un fondo de maniobra negativo, relación entre el activo corriente y el pasivo corriente, cuya diferencia debería ser siempre favorable al activo. La forma de resolver esto, es aprovechar las concesiones de préstamos ICO liquidez, obviamente a un plazo superior a 1 año, no es fácil que nos los den a 5 años, entre otras cosas porque en estos momentos el máximo, salvo error, son 3 años, para llegar a los 5, deben ser proyectos de inversión.

“Traspasando” una parte de nuestra financiación a corto plazo (hasta 1 año) hasta los tres, una parte de nuestro pasivo corriente “se traslada” a la parte del largo plazo, al pasivo no corriente, con lo cual nuestro fondo de maniobra mejora.

Mucha atención a la disposición de las pólizas de crédito, si es muy elevada, la posibilidad de no renovación es un hecho bastante probable, con lo cual el tema de los ICO liquidez, puede ser también una solución.

Utilicemos el descuento comercial (*), un banco entenderá que tengamos las líneas muy utilizadas, pero no entenderá del mismo modo que esta elevada utilización sea en póliza de crédito, sigue siendo igualmente financiación de circulante, pero ellos lo ven de otro modo, nada cosas de los analistas de riesgos, nos puede gustar mas o menos, el hecho es que en general es así. 

(*) Supongo que a nadie se le ocurre movilizar (descuento de recibos o pagarés) el papel comercial de mala calidad, y normalmente nos enteramos de dicha deficiente calidad al vencimiento, pero una vez conocidas las irregularidades en los pagos de un cliente, este papel deberá quedarse en el cajón y negociarlo al vencimiento, las estadísticas bancarias de impagados, van a condicionar la renovación de las líneas, nuestra estadística debe tender a registrar muy pocos impagados, lo contrario nos va a perjudicar, y no solo por lo que suponen los retrasos en el pago, sino además que el banco nos limitará las líneas para el resto.

Si hay un impagado en un pagaré y por tanto nuestro cliente va a aparecer en el RAI una vez hayamos cobrado, comuniquemos el extremo al banco mediante carta, nosotros lo comunicamos a los dos implicados, el banco que descontó el papel, y el banco del cliente, en primer lugar hacemos un favor al cliente, ya que se anula el registro o como poco aparece como pago posterior, y luego a beneficio propio, el banco se entera de que el problema lo hemos resuelto y no afectará a nuestro balance, y no lo entreguemos a cualquier empleado, nos interesa que llegue a la mesa de nuestro gestor en el banco, luego lo recordará o no, pero si no nos beneficia, al menos va a ser neutro. 

No sé cuál es la cifra porcentual en la que un banco se sentirá cómodo con nosotros, ni idea es el 25% de nuestro movimiento y deuda, el 30 ó el 40%, lo que sí creo saber es que no estarán cómodos si son prácticamente el único banco, con excepción de que nuestra empresa sea muy pequeña, y aún así un solo banco puede ser un problema, un cambio de políticas del mismo nos puede perjudicar mucho, porque si luego tenemos buscar otros bancos, la reacción es similar a la nuestra cuando aparece de nada un cliente nuevo ¿de dónde sale este? ¿no vendrá rebotado de otros lugares?.

No cerremos la puerta a visitas bancarias, vamos a ver que ofrecen, o que interés tienen en nuestra empresa, incluso si los precios que nos ofrecen son ligeramente mas caros que los que estamos pagando en este momento, ahora no es el momento de ir de “sobrao” por la vida, esto era antes, y probablemente en unos meses o mas bien unos años, volverá, hoy si un banco nos ofrece financiación, hasta cierto punto es bueno aceptarla, tampoco se trata de operar con 15 bancos, sin embargo hay que considerar las fusiones, hoy operamos con 4 bancos y resulta que mañana se han convertido en dos, entonces va a ser insuficiente. Yo entiendo que si nos ofrecen financiación y ésta es algo mas cara, pues se utiliza en menor medida, pero el cero, para mi no es una opción en estos momentos.

Luego y también hasta cierto punto, es habitual que en nuestro balance existan partidas, tipo aportaciones de los socios, o préstamos de estos a la empresa, que lo normal es contabilizarlo en el corto plazo, en el pasivo corriente, sin embargo la realidad no es otra que en dicho corto plazo no se podrán devolver estos importes, al menos mientras la crisis esté andando por aquí, con lo cual entiendo que es bueno adecuar esta realidad a la contable, contabilizando estas partidas en el pasivo no corriente (largo plazo), lógicamente formalizando unos contratos adecuados a ello, registrando los mismos en la oficina liquidadora, y en caso de que sea necesario (empresas con baja capitalización) y posible, convertir estas partidas, o parte de ellas en capital, mediante ampliación de capital.  A menudo la cuestión es por diferencias entre las aportaciones realizadas por los distintos socios, y capitalizar esto podría provocar una redistribución de porcentajes en la participación, y por tanto no va a ser posible convertir a capital, pero al mismo tiempo puede ser perfectamente posible hacerlo en una parte de dichas aportaciones. En otros momentos el problema puede ser la futura recuperación de dichos préstamos, porque si los “traspasamos” a capital no será posible, con lo cual los socios consideran no conveniente esta opción, sin embargo a veces es solo mera cuestión de imaginación, perfectamente legal, se trata de capitalizar considerando la ampliación con prima de emisión o de asunción, esto va a depender de la composición de los fondos propios o patrimonio neto antes de acometerla (la cifra de reservas existente), si es posible tiene la ventaja que la parte asignada a “prima” es una reserva que se puede distribuir en el futuro, no siendo necesaria la reducción de capital para devolver esta parte a los socios, cuando las cosas mejoren.

Y luego ya un comentario que he que oído mas de una vez, le indicas a alguien que el balance tendría que reflejar o reclasificar mejor sus partidas, y te dicen que el balance para el banco se modifica ..., vamos a ver esto va a ser un asunto que tiene “las patas muy cortas”, porque es posible que se pueda “colar” un balance provisional que servirá solo en parte para la obtención de una financiación, obviamente acompañado con mas documentos acreditativos, pero cuando presentemos el impuesto de sociedades, si hay algún “invento” previo en provisional, no les va a cuadrar, y vale que habría servido a su objetivo, que es una financiación puntual, pero en mi opinión vamos a perder algo mas importante que una operación de crédito, lo que va a ocurrir es que perderemos nuestra credibilidad, y esto a futuro es un problema gordo.

Imagino que esto es muy excepcional, sin embargo ocurre, por tanto tengamos mucha atención a lo que presentemos, porque se alguna forma somos “prisioneros de nuestras palabras” o en este caso de nuestros documentos. 

En fin, supongo que ideas de estas de los ejemplos las hay a montones, y si se tercian agradecería comentarios y debate sobre ello, a ver si entre todos vamos “redondeando”, ”, y si participa algún “bancario” o “ex bancario”, ya sería la repera. 

www.yoreklamo.com

  1. #11
    20/06/13 18:26

    Muy buenos consejos. No cabe duda de que hoy en día la solicitud/renovación de crédito en las entidades financieras es un trabajo en si mismo (lo realice personal de las empresas o consultores externos), e incluye su planteamiento de estrategia financiera, trabajo de estados contables y proyecciones, conocimiento de nuestros puntos débiles (preparar argumentario para rebatirlo) y por supuesto fortalezas, evitar mas que nunca que salten las alertas de riesgo, reparto del crédito (trabajar pool bancario, etc) y yo añadiría la búsqueda de otros proveedores fuera de las entidades financieras al uso: compañías de factoring, leasing, renting, y otras que vendrán en el futuro (crowdlending, etc..).

    Saludos

  2. en respuesta a W. Petersen
    -
    #10
    29/03/13 00:57

    Obviamente el problema no es si tienes impagados puntuales, pero si tienes dificultades para cubrir algun impago date por fastidiado. Y por supuesto si la empresa que vas a descontar tiene relacion con la construccion es muy probable que directamente no te lo admitan si no tienes una buena calidad crediticia.

  3. en respuesta a Jaloke
    -
    #9
    28/03/13 15:49

    De todas formas en el descuento, supongo que es muy raro que los impagados sean cero, entiendo que los analistas de riesgos, entenderán que se registre alguno, es muy difícil que alguna empresa sea tan rematadamente buena, que todo Cristo le pague a su debido tiempo, con una crisis como la presente yo diría que por mejor control del crédito a clientes que haga uno, le es imposible evitar alguna incidencia, con lo cual si los impagados son cero, creo que debe dar a pesar .... a no ser que tu cliente solo venda a grandes clientes o esté muy concentrado en unos pocos, ambas cosas son malas para el negocio, lo primero porque tendrás un problema de márgenes, y si es lo segundo, si pierdes a alguno de ellos, tu negocio se va al carajo directamente, las concentraciones de clientela son malas por definición.

    Nosotros tenemos algún impagado, no creo que lleguen al 2%, lo que solemos hacer es que cuando hay un cliente que impaga algo, analizamos el tema y podemos decidir reducir las ventas, cerrarlas si es preciso, buscar alguna garantía adicional, desde luego si el seguro de crédito nos dice que basta, pues eso .... y a partir de esta incidencia el saldo debido en curso, se lleva al banco al cobro, a vencimiento, de esta forma el impagado ya te ha pillado, pues vale, pero no habrá mas registros. Ahora bien esto si tienes todavía confianza bancaria para que te financien, de otro modo ya ..... de ahí que yo en el post quise dejar muy claro esto de la transparencia y credibilidad, si tu gestor no se fía de tus palabras, se eempiza a tener un problema mucho mas serio que una concesión puntual de una operación.

  4. #8
    28/03/13 15:08

    Una vez mas extraordinario hilo de Petersen y respuestas de Jexs. Esta es la razon por la que todo el mundo deberia leer rankia.
    Como empleado de banca solo me gustaria recalcar algunas cosas que veo que muchas pymes estan haciendo mal.
    !-Creditos. Hoy en dia es fundamental el buen uso de ellos. Que se vea realmente que su uso se debe a desfases temporales entre pagos y cobros. Un linea con saldo dispuesto siempre elevado esta muy mal visto y se obligara a convertir en prestamo. Cada vez mas se renuevan creditos con reducciones de capital, para obligar a las empresas a un buen uso, a la vez que se disminuye el riesgo.
    2- En las pequeñas empresas donde se intenta cuadrar los beneficios para pagar lo menos posible, mucho ojo. Hoy en dia no hay la manga ancha que habia antes donde por conocimiento del cliente podias otorgar riesgo si sabias que habia mas ingresos de los oficiales. En esta epoca de crisis, aflora todo lo que puedas, porque sino el dia que necesites algo te encontraras con que nadie te lo dara.
    3- Lo que antes era bien visto como coches caros, o un nivel de vida elevado, ahora no esta tan bien visto por los bancos. Normalmente alguien acostumbrado a un nivel de vida elevado le costara mas amoldarse, a si que en estos casos se controla mas la bajada de ingresos.
    4- Descuento. Ante la mas minima duda no descuentes papel. Un devuelto puede dificultarte mucho cualquier intento posterior de utilizar la linea.
    5- Cada dia mas se obligara por los bancos a implicarse en los riesgos a los propietarios. La mayoria de los nuevos riesgos se haran con el aval personal de los propietarios. Si tu no confias en la empresa, los bancos tampoco lo haran.

  5. en respuesta a W. Petersen
    -
    #7
    26/03/13 15:33

    El tema de los seguros es peliagudo. Por ejemplo, en mi entidad hay unas personas con una formación específica en estos temas y los de empresas se derivan a una unidad central de análisis previa visita de mis compañeros.
    En numerosas ocasiones la propia compañía reconoce que no está capacitada para ofrecer esos niveles de servicio y se declaran como "no asegurables" naves con ciertos equipos industriales, vehículos especiales, etc.
    Pero negociar seguros de oficinas, furgonetas de reparto, vehículos de comerciales (si no son renting) es viable amén de seguros de vida para empleados en condiciones especiales y que la empresa paga como beneficio social...hay que echarle imaginación por ambas partes.

    Lo de los provisionales: es que casi no hay quien te presenta un balance estupendo a mitad de octubre...por que no ha prorrateado las amortizaciones con lo que el beneficio es superlativo a esas alturas del año. Y en mas de una ocasión ha colado. De ahí la necesidad de actualizar cuentas anuales y la pesadez de las entidades a la hora de pedir esa documentación (para nosotros también es un poco coña introducirla al sistema y echarle un vistazo aunque luego se analice desde Riesgos).

    Lo de las lineas de descuento tienes razón. Sólo que en muchas empresas su facturación se ha visto reducida a la mitad (o menos) y el volumen de las lineas se ha seguido manteniendo por "inercia" en las renovaciones. Y hay tanto papel mojado por ahí que se está perdiendo confianza en este método de pago en favor de fórmulas alternativas.

    Sí, me refería a lo de la prima de emisión. Hace tanto que estudié ciertas cosas que en una partida de Trivial diría "Prima de emisión, término referido a la contabilidad financiera" para ganar el quesito correspondiente (que no iría mal un juego específico de economía para darnos cuentas de cuanto o tan poco sabemos del tema). A la espera de ese post al respecto.

    Lo del ladrillo: aquel fue mas o menos 70-30 (o mas a tu favor) je je je

    Saludos

  6. en respuesta a Jexs71
    -
    #6
    26/03/13 11:09

    1 – Si, efectivamente hoy a las empresas nos toca “tragar” con algunos flecos que en otro momento nos habríamos negado en redondo, la beligerancia en esto tiene un límite muy marcado en estos momentos, el “nada” nos a puede suponer que “pues nada” en crédito, los tiempos de que eran ellos los que precisaban prestar acabaron, seguramente volverán, de otro modo, pero volverán, y será entonces cuando estas exigencias no serán tan duras y “los poderes” quedarán algo mas compensadas.
    De todas formas Jexs71, esto de los seguros de empresa a través de banco tiene muchos problemas, porque funciona igual que los particulares, en unos call centers, ubicados en “quien sabe donde”, y los problemas e incidencias de seguros empresariales nada tienen que ver con los de una vivienda, accidentes, vehículos o seguros de vida, hablo de multiriesgos empresariales, responsabilidades civiles ... con lo cual si hay que pactar, mejor cosas sencillas o mas estandarizadas como furgonetas, vida o accidentes de los socios ...
    Con todo y en este punto llegamos a tu moraleja “NE GO CIA CIÓN. Tiempos, conversaciones, contar la verdad y que ambas partes ganen.”

    2 - Fondo de maniobra negativo.: Tal como te indiqué casos habrá de todo, pero a la vez algunos que si el negocio funciona, se puede resolver, al final el contable refleja lo que hay en la fabrica o comercio, si esto va, lo de los números se puede cuadrar con una adecuada planificación y calendario, tomado las medidas para la corrección de este dato. Por el contrario si la fabrica no va, pues eso, los números tampoco.

    3 - Uso de cuentas de crédito.: Es evidente que es para eso, no para tener una póliza de 100.000 € con disposición media de 98.000, esto no es una póliza, es un préstamo y como tal habrá de reajustarlo, lo contrario será mas pronto que tarde un problema.

    4 - Descuento y uso de lineas. – Aquí no acabo de estar de acuerdo, depende de la concentración que tengas en clientes que te obliguen a tener líneas superiores a las necesidades, o en algunos casos la temporalidad de algunos negocios, si de alguna forma las disposición (que no los límites) se ajustan a mas o menos (en medias) 1/4 parte del volumen de ventas, siempre que los cobros estén en los 80/90 días, o en 1/6 parte si son de media a 60 días, pocos problemas tendremos. Al margen de no movilizar el papel con incidencias para evitar los porcentajes de impagados excesivos.

    5 – Evidente.

    6 - Aportaciones de socios: Yo añadiría, bien documentadas contractualmente y que exista una explicación clara del porque, si responden a una aportación con el objetivo de un relanzamiento comercial, y ello supone incrementos en las cifras, no hay problema, por el contrario si es un pozo sin fecha se salida, por larga que fuera esta, va a determinar que el negocio tiene problemas de capitalización, con lo cual la solución es bastante simple, convertir en capital.

    7 - Balances provisionales: Yo aquí lo definiría de un modo muy sencillo, si estos van cuadrando con mucha aproximación al balance del Impuesto de Sociedades, vamos a ganar algo mas importante que la concesión del préstamo o crédito, es LA CREDIBILIDAD, si la pierdes no solo dejaras una financiación, probablemente las dejaras todas en el futuro, si no eres creíble ¿Qué te queda? .... ojo que hay ocasiones en las que las diferencias son explicables, por ejemplo presentas un balance con unos resultados previstos a noviembre de 15.000 €, y llega el I.S. con una pérdida de 3.500 €, con motivo de la suspensión de pagos de un cliente en fechas navideñas, hombre no has engañado en nada, un concurso de acreedores no lo podías prever.

    8 – Un tema adicional que no comenté antes, se trata de los saldos de la cuenta 570 la de caja, que a menudo es un pozo de mierda .... empresas con facturaciones de 2.000.000 €, pólizas de crédito totales por 100.000 € y un saldo en caja por ejemplo de 22.500 €, vamos a ver si es un tema puntual porque un cliente te entregó un cheque el día 31 por la tarde y no lo puedes ingresar, puedes hacer dos cosas una es contabilizarlo en efectos a cobrar, o la otra dejarlo como “caja”, pero si de forma recurrente estos 20/25.000 están ahí años y años, parece poco creíble que en realidad existan, y sean realmente “vales” de retiradas de los socios, o pagos realizados no justificables, estas cosas hay que regularizarlas, si los que tomaron el dinero no lo pueden devolver ahora, habrá que documentar mediante un contrato de deuda con unos pactos y unos plazos, traspasando a la 551 Cuenta corriente de socios y administradores, tantas cuentas como “sujetos deudores”, y si responden en parte a pagos empresariales de los cuales no hay justificación posible, simplemente a pérdidas del ejercicio, que sin ser fiscalista me parece que lo son de forma contable, pero no deducibles en el impuesto de sociedades.

    ¿A que te refieres con esto de “Tu explicación es muchísimo mejor que la que yo hubiera podido dar ..”? Al asunto de la ampliación de capital con prima de emisión y también al correcto apoyo documental de estos saldos .... en pocos días quisiera ampliar este post con una segunda parte monotemática de esto, la verdad es que a pesar de ser un blog de “pequeñas empresas”, últimamente he tirado en exceso para los temas de economías particulares.

    Gracias por participar.

    P.D.: Esto no es cierto "Corto y cierro que creo que es el post mas largo que he escrito en Rankia", creo que "el manual hipotecario" que publicamos conjuntamente y que salvo error es el lider (o casi) de las recomendaciones rankianas (71), se lleva la palma con mucha diferencia.

  7. #5
    26/03/13 01:41

    Pues allá va mi contraladrillo, Petersen, comentando algunas cosillas al respecto.

    1- Crédito: importancia de compensaciones.
    Cuando la empresa va a pedir crédito se le pone un precio a esa disponibilidad. Ese precio lo marca la política general de la entidad peeeeero si el director financiero/contable o como se le llame tiene el suficiente margen de acción (luego me explico) esas condiciones pueden verse rebajadas.
    ¿Cómo y por qué? Hay que conocer las debilidades del "enemigo"...ahora mismo el negocio bancario va orientado tanto a la venta de servicios como a la de dinero e incrementar, por ejemplo, la cartera de seguros de la oficina va a hacer que que la oficina (el director...bueno, el que haga el informe, que la gente se cree que todas las propuestas las hace el responsable de la oficina sin preguntarse qué hacen el resto de los que están por allí pululando) "defienda" con especial ahínco la propuesta que remite al departamento de Riesgos pidiendo ayuda, si llega el caso, al jefe de zona o incluso mas arriba ya que el variable que cobran va en función de la consecución de ese tipo de objetivos de venta de productos que podemos llamar satélites al negocio típico de la banca.
    Y aquí llega la "debilidad" que se cifra en la eterna lucha entre el "bien y el mal", digo entre Riesgos Y Comercial. Riesgos dice "hasta aquí y a este precio" y Comercial dirá "es que nos hace el seguro de la nave, el de cuatro vehículos, un plan de pensiones colectivo y abrimos camino para los leasing de las máquinas que quiere comprar el año que viene así que afloja por que si se va a otro lado por un 0,25% nos tiramos de los pelos hasta quedar como Yul Brynner"
    Esto es resumido pero cierto.
    Hablaba del margen de actuación del director financiero/contable por que no es raro que el sheriff de la empresa diga que los seguros se hacen con su amiga Pepita, que para eso la conoce de toda la vida, privándose de un arma que puede ser la salvación financiera de la empresa. Y leyéndose el condicionado de los seguros las coberturas de mas (si las hubiera) no valen el cerrarse la apertura de una cuenta de crédito, pagar un 0,5% menos por el préstamo, rebajar el fijo por efecto de 6 a 2 euros en la linea de anticipos de crédito si giras importes pequeños o que el plazo mínimo a cobrar por descuento pase de 11 a 6 días.

    Un ejemplo de primera mano: empresa importadora con varios comerciales a los que se les pone coches de renting. Pues bien: cada renting está hecho con una empresa y ninguno está contratado con un banco.
    Dile a una oficina que te pida precio para 5 coches y verás que: uno, por lo menos, sale a mitad de precio y que se lo haces si esa comisión tan fea desaparece por arte de magia en la póliza a firmar.

    Obviamente si el scoring es malo, el RAI apesta, el fondo de maniobra es negativo y encima el de la empresa dice a todo que si...los del banco tontos no son y cerrarán la puerta.

    Moraleja: NE GO CIA CIÓN. Tiempos, conversaciones, contar la verdad y que ambas partes ganen.

    2- Fondo de maniobra negativo.

    Aquí entro en un tema que siempre me ha escocido: balance pésimo, técnicamente en suspensión o incluso en quiebra y "tu sabes que la empresa gana dinero + lo de ahí lo pone mi asesor para no pagar impuestos"; que alguna vez ha habido que decir "pues que te financie tu asesor por que yo no sé lo que ganas, la empresa está descapitalizada, hace un mes me dijiste que el BMW es de renting y tu cirbe con garantía hipotecaria (y/o la de la empresa) da miedo...o sea, que no tienes nada a pesar de lo mucho que ganas y yo vivo de que devuelvas lo que te dejo".
    Es evidente que no todos los empresarios y empresas son así pero el porcentaje es abrumador. A esas empresas yo las califico como "esponjas de liquidez" y también se da en el ámbito de los particulares. Me da gracia cuando se habla tanto de la no fluidez en el crédito habida cuenta que he visto tantos casos de empresarios que hoy te piden un crédito y a la vez te cuentan que el año pasado tenía ese mismo importe (hablo de un autónomo con un comercio) en la cuenta de la empresa y se fue con él a Alemania a por el cochazo de la puerta. Pero el ejemplo sería fácilmente extrapolable, vamos.

    3- Uso de cuentas de crédito.
    Entramos en la cueva de los horrores. A ojo te digo que mas del 60% de las cuentas de crédito están mal usadas/mal concedidas y que se usan como las tarjetas revolving de los particulares.
    Y muchas muchas, muchas acaban convertidas en préstamos tipo ICO Liquidez o préstamos comunes al uso.
    Por eso cuando hablas de presentar balances con CC "no demasiado" dispuestas...claro, que para eso hay que pedir desde el banco un detalle de costes medios de financiación, desgloses, copia de pólizas, etc , detalles que suelen obviarse en, lamentablemente, muchas ocasiones.
    Aquí falla, muchas veces, la falta de formación de muchos dueños/jefes/sheriffs que contratan a ese contable/director financiero para luego no seguir sus consejos sobre equilibrio en los balances, pero ese es otro cantar...aunque no me resisto a una anécdota: uno de estos sufridos empleados presenta a su jefe un plan de reestructuración de varios apartados de compras, costes y financiación que suponían un ahorro considerable (coño, y aunque hubiera sido de 5000,-€, que mejor estarán en Reservas que no en el bolsillo de un proveedor) y la respuesta fue (sic) "¿para qué nos vamos a liar?...si ya ganamos bastante".

    Por último comentar que desde hace varios años la liquidez tiene un precio al alza y mas vale, en mi opinión, pagar por tener una cuenta de crédito (o linea de descuento) aunque ahora tenga un uso nulo o reducido ya que el año que viene es muy posible que haya muchas dificultades para volver a disponer de ella. Hay que ahorrar costes pero cierto tipo de ahorros pueden salir muy caros a medio plazo.

    4-Descuento y uso de lineas.
    Mas de lo mismo de las cuentas de crédito y lo comentado. Muchas veces la dimensión no se ajusta a las necesidades y eso perjudica la imagen de la empresa, sobre todo si te cambias de entidad. Una linea de 100.000 con un uso medio de 20.000 supone "desperdiciar" imagen de la empresa además de que la CIRBE esté inflada. Al acudir a otra entidad, y puede que te cambies por que la linea venza y preveas que el uso será superior, digamos que de 50.000, te van a ofrecer 40 con lo que puede que la empresa sufra de tensiones de liquidez innecesarias. Hay que tener margen pero hay que medirlo con cuidado, a la vez.

    Y, ya comentado otras veces, a la hora de renovar no hay que ser cicateros al presentar la documentación. Otra cosa es que el bancario de turno no te pida la Memoria (ni la del pasado ejercicio ni la de los anteriores 5, por ejemplo, ya que es un coñazo leerla), no te pide un balance realmente detallado mas allá que el del IS (y, por favor, que ambos cuadren que hay gente que se piensa que no sabemos sumar, y no es broma), tampoco te dice que le detalles la disposición media de las cuentas con una gráfica a ver si cuadra con el tipo de negocio que se desarrolla; vamos, que hay que ser buenos pero sin pasarse...y me tiro cantos a mi propio tejado por que compañeros míos te confiesan que jamás piden la Memoria, la última visita a la empresa la hizo un compañero que ya no está hace 3 años (copiar y machacar un informe es bastante mas habitual de lo recomendable), tampoco van nunca a visitar las promociones financiadas y a hablar con el del bar de enfrente a ver si hay muchos obreros en el andamio; en fin que, para ambas partes del proceso, Dios dijo hermanos pero no primos.

    5-Visitas de comerciales bancarios.

    Todas. Siempre.
    Hay que conocer todos los mercados y el financiero es otro cualquiera en el que conocer las ofertas reales que te hacen unos y otros proveedores pueden generar ahorros.
    Como yo soy un tipo curioso a mi me gusta ver la empresa todo lo mas de arriba abajo que se pueda, sea un almacén distribuidor o una granja de pollos (de todo ha tocado aunque los ganaderos, si eres urbanita, se llevan la palma je je je).
    Uno tiene el papel de cicerone y el otro de preguntador y de esa conversación sale la literatura que redondea un informe para Riesgos que se complementa con las cifras del balance. Así que no es mala idea que esa visita se haga acompañado con algún responsable de departamento, si la empresa es suficientemente grande, o con alguien que no sepa sólo de números.
    Siempre hay que estar abiertos...y mantener las puertas abiertas aunque suponga una charla anual de 45 minutos con ese gestor de empresa que no te cae muy bien o una llamada en cada campaña ICO para recordarte que hay fondos disponible o que la nueva campaña de leasing es la mejor: puede que alguna vez lo sea.

    6- Aportaciones de socios

    A la vez son y no son "recomendables"
    Son buenas por que demuestran que los socios están involucrados en el proyecto y son malas por que hacen sospechar que la empresa no es tan bonita como te la pintan ya que no consiguen financiación de otro modo, ahora te la piden a ti y quieren sacar sus bollos de ese horno.
    Tu explicación es muchísimo mejor que la que yo hubiera podido dar ni cuando estudiaba esta asignatura así que me la guardaré en el cajón por si acaso hay que tirar de ella.
    Lo mismo de antes: si el del banco no pregunta por el motivo de esa partida, ni tampoco si se deben a algo puntual, llevan años contabilizadas o son cíclicas...allá él.

    7-Balances provisionales

    La cueva de los horrores 2. Por resumir: si la empresa se niega a darte un balance actualizado, un provisional con las amortizaciones prorrateadas, etc, adiós.
    Esas patas son tan cortas que no vale la pena esperar a que crezcan ya que dan muy mala espina al otro lado de la barra.
    Y aunque el bancario no sepa tanto, es posible que también tenga algunos amigos contables a los que recurrir a cambio de unas cañitas y que van a levantar la liebre pronto.

    Corto y cierro que creo que es el post mas largo que he escrito en Rankia.

    Edito: acabo de ver lo largo que me ha quedado al publicarlo.

  8. en respuesta a W. Petersen
    -
    #4
    22/03/13 13:54

    Perfectamente entendido. ¡Gracias!

  9. en respuesta a Pimiento
    -
    #3
    21/03/13 15:53

    Da lo mismo que el dinero venga de aportaciones anteriores de los socios vía préstamo y su conversión a capital, o que sean nuevas aportaciones, la única diferencia es para los documentos notariales, si es préstamo anterior el administrador tiene que certificar la existencia y exigibilidad de los préstamos, y si es dinero de nueva aportación, pues el ingreso bancario .... si la empresa tiene obligación de auditar, además del certificado del administrador correspondiente a la conversión de deuda en capital, va a precisar de informe de dicho auditor como adicional.

    Empresa Zeta, S.L.

    Capital 50.000,00 €
    Nominal 100,00 € participación
    Total participaciones 500 unidades / si fuese S.A., serían 500 acciones

    Reservas legales y voluntarias 25.640,65 €
    Total patrimonio neto o fondos propios 75.640,65 €
    Valor teórico contable de cada partic. 151,28 €
    Capital + reservas / número de participaciones

    Ampliamos capital por 50.000,00 € adicionales

    Si se emiten a nominal serían 500 participaciones pero entonces el valor teórico contable se situaría en:

    Capital 100.000,00 €
    Nominal 100,00 €
    Total participaciones 1.000
    Reservas (las mismas) 25.640,65 €
    Total patrimonio neto o fondos propios 125.640,65 €
    Valor teórico de cada participación 125,64 €


    Entonces para mantener el valor de cada participación y esto de alguna forma es fiscalmente obligatorio si no concurren a la ampliación los socios en la misma proporción porque de alguna forma estaríamos "regalando" derechos de suscripción, hay que calcular la prima de emisión, pues entonces hagamos lo mismo con independencia de si concurren en iguales o en distintas proporciones.

    La prima de emisión de acciones en S.A. o de asunción de participaciones en S.L., que que contabiliza en la cuenta contable 110... es distribuible a futuro al igual que las reservas voluntarias, en la misma forma y con parecidas limitaciones.


    Capital actual 50.000,00 € participaciones = 500
    capital nominal a ampliar 33.100,00 € participaciones = 331
    prima de emisión 16.900,00 €
    Reservas 25.640,65 €
    Total patrimonio neto o fondos propios 125.640,65 €


    Nominal 100,00 €
    Total participaciones 831
    Valor teórico de cada participación 151,19 €

    Exacto a menudo es prácticamente imposible, pero se puede aproximar bastante, y no es posible exacto por la limitación que supone el número de acciones, no se puede obviamente emitir "media o un cuarto de acción" para ajustar al céntimo.

  10. #1
    21/03/13 15:17

    Cómo es habitual ... ¡magnífico post|.

    ¿Serías tan amable de ampliar un poco la transformación de las deudas de la sociedad con los socios con la prima de emisión?

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar