11
Este contenido tiene más de 9 años


 

Viene del post anterior a este. 

 

http://www.rankia.com/blog/economia-domestica/1098195-tarjetas-revolving-prestamos-consumo-i

 

 

 

 

 

 

 

Ejemplo “sistema A”:

 

Fecha  Feha inicio    Importe   suma  Saldo  importe Intereses capital Deuda 
operación calc.ints.      mensual  Liquidable cuota 1,95% mensual devuelto Tarjeta
                   
01/01/2011 31/01/2011 consumo A 100,00           100,00
15/01/2011 31/01/2011 consumo B 50,00           150,00
18/01/2011 31/01/2011 consumo C 180,00           330,00
23/01/2011 31/01/2011 consumo D 400,00           730,00
31/01/2011 31/01/2011     730,00 0,00 100,00 0,00 100,00 630,00
14/02/2011 28/02/2011 consumo A 64,00           694,00
15/02/2011 28/02/2011 consumo B 136,00           830,00
19/02/2011 28/02/2011 consumo C 265,00           1.095,00
25/02/2011 28/02/2011 consumo D 187,00           1.282,00
28/02/2011 28/02/2011     652,00 1.282,00 100,00 11,47 88,53 1.193,47
06/03/2011 31/03/2011 consumo A 82,00           1.275,47
10/03/2011 31/03/2011 consumo B 445,00           1.720,47
15/03/2011 31/03/2011 consumo C 200,00           1.920,47
21/03/2011 31/03/2011 consumo D 72,00           1.992,47
31/03/2011 31/03/2011     799,00 1.992,47 100,00 24,05 75,95 1.916,51
01/04/2011 30/04/2011 consumo A 32,00           1.948,51
17/04/2011 30/04/2011 consumo B 68,00           2.016,51
19/04/2011 30/04/2011 consumo C 104,00           2.120,51
25/04/2011 30/04/2011 consumo D 47,00           2.167,51
30/04/2011 30/04/2011     251,00 2.167,51 100,00 37,37 62,63 2.104,89
06/05/2011 31/05/2011 consumo A 114,00           2.218,89
07/05/2011 31/05/2011 consumo B 62,00           2.280,89
18/05/2011 31/05/2011 consumo C 31,00           2.311,89
22/05/2011 31/05/2011 consumo D 93,00           2.404,89
31/05/2011 31/05/2011     300,00 2.404,89 100,00 42,41 57,59 2.347,30
07/06/2011 30/06/2011 consumo A 80,00           2.427,30
08/06/2011 30/06/2011 consumo B 33,00           2.460,30
09/06/2011 30/06/2011 consumo C 90,00           2.550,30
17/06/2011 30/06/2011 consumo D 268,00           2.818,30
30/06/2011 30/06/2011     471,00 2.818,30 100,00 45,77 54,23 2.764,07
10/07/2011 31/07/2011 consumo A 42,00           2.806,07
18/07/2011 31/07/2011 consumo B 60,00           2.866,07
20/07/2011 31/07/2011 consumo C 82,00           2.948,07
23/07/2011 31/07/2011 consumo D 26,00           2.974,07
31/07/2011 31/07/2011     210,00 2.974,07 100,00 55,70 44,30 2.929,77
31/08/2011 31/08/2011 pago cuota     2.929,77 100,00 59,03 40,97 2.888,80
30/09/2011 30/09/2011 pago cuota     2.888,80 100,00 56,33 43,67 2.845,13
07/10/2011 31/10/2011 consumo C 93,00           2.938,13
19/10/2011 31/10/2011 consumo D 33,00           2.971,13
31/10/2011 31/10/2011     126,00 2.971,13 100,00 57,33 42,67 2.928,46
30/11/2011 30/11/2011 pago cuota     2.928,46 100,00 57,11 42,89 2.885,57
31/12/2011 31/12/2011 pago cuota     2.885,57 100,00 58,14 41,86 2.843,71
31/12/2011 31/12/2011                
            cuotas intereses capital  
            1.200,00 504,71 695,29  

 

El mismo cálculo "sistema B" 

 

Dia Feha inicio    Importe   suma  importe Intereses capital Deuda 
  calc.ints.      mensual  cuota 1,95% mensual devuelto tarjeta
                 
01/01/2011 01/01/2011 consumo A 100,00         100,00
15/01/2011 15/01/2011 consumo B 50,00         150,00
18/01/2011 18/01/2011 consumo C 180,00         330,00
23/01/2011 23/01/2011 consumo D 400,00         730,00
31/01/2011 31/01/2011     730,00 100,00 6,07 93,93 636,07
14/02/2011 14/02/2011 consumo A 64,00         700,07
15/02/2011 15/02/2011 consumo B 136,00         836,07
19/02/2011 19/02/2011 consumo C 265,00         1.101,07
25/02/2011 25/02/2011 consumo D 187,00         1.288,07
28/02/2011 28/02/2011     652,00 100,00 15,22 84,78 1.203,29
06/03/2011 06/03/2011 consumo A 82,00         1.285,29
10/03/2011 10/03/2011 consumo B 445,00         1.730,29
15/03/2011 15/03/2011 consumo C 200,00         1.930,29
21/03/2011 21/03/2011 consumo D 72,00         2.002,29
31/03/2011 31/03/2011     799,00 100,00 34,20 65,80 1.936,50
01/04/2011 01/04/2011 consumo A 32,00         1.968,50
17/04/2011 17/04/2011 consumo B 68,00         2.036,50
19/04/2011 19/04/2011 consumo C 104,00         2.140,50
25/04/2011 25/04/2011 consumo D 47,00         2.187,50
30/04/2011 30/04/2011     251,00 100,00 39,84 60,16 2.127,33
06/05/2011 06/05/2011 consumo A 114,00         2.241,33
07/05/2011 07/05/2011 consumo B 62,00         2.303,33
18/05/2011 18/05/2011 consumo C 31,00         2.334,33
22/05/2011 22/05/2011 consumo D 93,00         2.427,33
31/05/2011 31/05/2011     300,00 100,00 46,49 53,51 2.373,82
07/06/2011 07/06/2011 consumo A 80,00         2.453,82
08/06/2011 08/06/2011 consumo B 33,00         2.486,82
09/06/2011 09/06/2011 consumo C 90,00         2.576,82
17/06/2011 17/06/2011 consumo D 268,00         2.844,82
30/06/2011 30/06/2011     471,00 100,00 51,45 48,55 2.796,27
10/07/2011 10/07/2011 consumo A 42,00         2.838,27
18/07/2011 18/07/2011 consumo B 60,00         2.898,27
20/07/2011 20/07/2011 consumo C 82,00         2.980,27
23/07/2011 23/07/2011 consumo D 26,00         3.006,27
31/07/2011 31/07/2011     210,00 100,00 58,15 41,85 2.964,42
31/08/2011 31/08/2011 pago cuota     100,00 59,73 40,27 2.924,15
30/09/2011 30/09/2011 pago cuota     100,00 57,02 42,98 2.881,17
07/10/2011 07/10/2011 consumo C 93,00         2.974,17
19/10/2011 19/10/2011 consumo D 33,00         3.007,17
31/10/2011 31/10/2011     126,00 100,00 59,76 40,24 2.966,94
30/11/2011 30/11/2011 pago cuota     100,00 57,86 42,14 2.924,79
31/12/2011 31/12/2011 pago cuota     100,00 58,93 41,07 2.883,73
31/12/2011 31/12/2011              
          cuotas intereses capital  
          1.200,00 544,73 655,27  

 

La diferencia entre un sistema y otro, que avanzo que no podemos elegir, simplemente es el que es por meras características de cada contrato, a nivel individual puede parecer una cifra poco relevante, con ello no pretendo decir que es mucho o es poco, simplemente que conozcamos de que va el asunto.

El tema de “poco o mucho”, pues de depende, porque la siguiente pregunta que uno debe hacerse es ¿comparado con qué? Porque si las entidades financieras están ejecutando viviendas, solo es cuestión de imaginarse el tema de las tarjetas, donde la garantía no es una casa, convendremos que los impagos van a ser elevados, con lo cual el interés que se cobra por este tipo de créditos debe ser alto, de otra forma “los números” no salen.  Con ello no digo que pueda ser una ruina para el emisor de las tarjetas, si lo fuera, simplemente dejarían de dedicarse a este negocio, lo que ocurre es que una parte de los intereses contempla los costes y los riesgos de impago.

Como se puede observar, estamos ante un “crédito eterno” de 3.000 , el cual acabará en el momento que el cliente decida (y pueda) o que la entidad emisora de la tarjeta diga “basta”. Como también pueden decidir ampliar el límite, pero en todo caso el coste debemos considerarlo “relevante”. 

No se trata de “demonizar” este tipo de financiaciones, ni los créditos rápidos , ni las tarjetas con pago aplazado,  ya que aún considerando su elevado coste, que repito, en parte responde a una mayor dificultad en el cobro en una parte de las concesiones, pueden tener cierta utilidad en casos concretos, y obviamente es bueno que existan en el mercado, como una opción más. Personalmente considero que “comprar lechugas, pescado o el jamón york” que nos vamos a comer esta semana y su pago demorarlo mediante una cuota fija en una tarjeta revolving, es una idea que pronto o tarde nos va a explotar en las narices, de alguna forma estamos consumiendo ahora algo que tendremos que pagar en otros meses, y como sea que en dichos otros meses tendremos que seguir “cargando” la nevera, corremos el riesgo de llegar a un punto que entre lo que pagamos de meses anteriores y “la carga” actual, nuestra economía doméstica se vaya al cuerno, me parece que es mas que obvio. Por el contrario, si que puede ser interesante, si estamos dispuestos a asumir su coste para la financiación de bienes mas o menos duraderos (la nueva televisión LCD, o el cambio del lavavajillas….)  siempre y cuando y aún que el banco o financiera no nos solicitó “el ¿para qué?”, tengamos claro que nosotros si sabemos y controlamos perfectamente dicho “¿para qué?”, en este sentido pues sí, incluso sea la solución, porque difícilmente un banco nos va a conceder un préstamo de 400, 500  ó 1.000  de otro modo. Pero si la idea es “huída hacia adelante”, al final como dije antes, nos puede explotar en las mismas narices, porque además el hecho de la facilidad en la obtención de este tipo de financiaciones, nos puede suponer un buen stock de operaciones (número de plásticos en nuestro poder)  de este tipo dentro de la cartera, y la suma de todo ello ya no es un mero problema “visual” de 30 ó 40  al mes en concepto de intereses, a estos porcentajes de coste, las cifras de disparan muy fácilmente.

Si nos paramos un momento a pensar en una situación concreta (el de las lechugas, el pescado .....), es probable que convengamos que es un mal uso de esta facilidad crediticia, que mas pronto que tarde pasará factura. 

Tampoco me parece correcto, culpar a los emisores de las tarjetas (bancarios o no) de este tipo de problemas, considerando que si no las ofrecieran este problema no existiría, en mi opinión es un falacia, ciertamente las entidades financieras emisoras ofrecen un producto demandado por la ciudadanía, incluso voy mas allá, con este “invento” han generado la creación de una necesidad, para alimentar su negocio financiero (comisiones, intereses, seguros asociados, etc.), sin embargo lo que no podemos olvidar es que LA RESPONSABILIDAD EN EL GASTO ES NUESTRA, NO ES DEL BANCO, ÉSTE NOS FACILITA UN MEDIO DE CONSUMO, no mas que eso.  

En cuanto a la morosidad de este tipo de operaciones, hay que decir que es elevada, y para la ejecución de la deuda no existe intervención notarial del contrato, con lo cual el proceso es mas lento que una deuda que sea directamente ejecutiva como en los casos de concurrencia notarial, no es que no se pueda cobrar, claro que se puede, sencillamente ya de inicio la garantía contractual es menor, de ahí insisto, que el precio de la financiación también tiene relación con ello.

 

Agradecimientos: Jexs71 y Maltijo 

 

Sigue en el post siguiente ----->

 

www.yoreklamo.com

  1. en respuesta a miperronoesmarica
    -
    #12
    27/02/12 14:59

    Lo de la Sra. Amorós (y demás "presuntos" en la jodienda de las cajas de ahorro) mejor no hablar que nos deprimimos todos ............

    Volviendo al asunto, este tipo de financiaciones y tal como indico en los post's sirven, entiendo, para ciertas ocasiones, como por ejemplo financiar un bien mas o menos duradero (una nevera, la nueva televisión o una reparación seria del coche ..........) o incluso para bienes de consumo a liquidar con las pagas extraordinarias, pero como bien indicas, en lo del "ajuste" no como forma de vida, porque si es así, estamos en una constante "huída hacia adelante", que lo único que nos va a suponer es meternos en un problema de muy difícil solución.

  2. en respuesta a W. Petersen
    -
    #11
    27/02/12 14:53

    Hola, Petersen;

    Quien se ve en la necesidad de pedir prestamos o utilizar tarjetas, es pobre, lo mires por donde lo mires, ya que no llega a fin de mes y vive por encima de sus ingresos, pero siempre hay de alguien de quien se aprovecha hermanos, padres, suegros, amigos solteros, etc.

    Cada persona se tiene que ajustar el ritmo de vida, quiera o no quiera y al final no consumirá, le guste o no le guste a: Zp o Mariano o a Rosell.

    La pregunta que me haces:
    ¿quien es mas rico, el que vive por encima de sus posibilidades, o el que ajusta las mismas ????????????
    Es maliciosa, perversa y yo no iba por ahí, sino que quien va muy justo y no puede ahorrar y luego le viene un imprevisto se hunde, porque tiene que recurrir a esto.

    No sigo, ya que voy a acabar yendo a la reforma laboral o al dinero que el gobierno anterior dio a los bancos y no son los temas.

    Pero acuerdate de la Sra o Srta Amoros, fue el viernes pasado al juzgado, a defender que su despido sea declarado improcedente y me creo que tambien a tener derecho a su renta vitalicia de 300 y pico mil euros, para no ser pobre el resto de su vida.

    Sigo pensando que ser pobre en esta vida es un autentico asco.

    Salu2.

  3. en respuesta a miperronoesmarica
    -
    #10
    27/02/12 12:23

    Estas tarjetas se suelen "vender" por cuota o sea una cuota fina comprensiva de capital mas intereses, no obstante si, es perfectamente posible liquidar un porcentaje fijo sobre el saldo, a menos en la mayoría de ellas, solo que siempre bajo un mínimo porque si por ejemplo uno hace el 50%, podría llegar a un punto que el 50% fuera una cantidad muy baja.

    Esto de "pobre" pues depende ¿quien es mas rico, el que vive por encima de sus posibilidades, o el que ajusta las mismas ????????????

    A los bancos les interesa mas por cuota, se acaban generando mas intereses, pero uno puede elegir, mi pretensión con este post fue precisamente esta, que se conociera de que va, y luego cada uno pudiera entender el uso y que le conviene.

  4. #9
    27/02/12 11:52

    Hola;

    Yo no tengo ni idea de los múltiples trucos que hay con las tarjetas de crédito.
    No utilizo ninguna y de vez en cuando utilizo la tarjeta de débito, creo que en mi vida la he utilizado 5 veces.

    No sé si en vez de poner 100 € en la columna de: "importe cuota"
    Se puede sustituir por un tanto por ciento, por ejemplo 50%.
    Si esto fuera posible, se pagaría menos de intereses y también tendrías menos dinero disponible para gastar, pero a los bancos no les interesaría.

    Sería muy insensato dada mi situación si viviera por encima de mis posibilidades, los pobres no podemos hacer eso, es decir, adaptarnos al dinero que nos da nuestro curro y por desgracia mirando precios en distintos sitios, hipermercados.

    Para los pobres un asco de vida.

    Salu2.

  5. en respuesta a Bender
    -
    #8
    13/02/12 23:45

    Al final (y lo lamento) siempre acabo pensado en la asignatura de "educación para la ciudadanía" una oportunidad para poner un poco de orden, pero no pudo ser, por un tema político ¿cómo no?, oportunidad para enseñar a ir por la vida, una mínima cultura financiera, una idea para presentarse a un trabajo, para redactar un curriculum, para contratar un préstamo, un depósito, una hipoteca ..... , como actuar ante un gran compañia, nuestros derechos de consumo, y nuestros deberes (claro está), pero no la daremos un jodido contenido político, y de esta forma con quedamos en nada (antes las peleas de los bandos políticos) y en el ínterín la cultura, en este caso financiera, pues la dejan para mejor ocasión.

    En todo caso ..... el uso, sigo pensado que es el responsable ..... pero obviamente respeto tu forma de entender digamos ¿una responsabilidad compartida? con la que no estoy totalmente de acuerdo, aún cuando un cero por parte del comercializador, probablemente no. Aquí también entraría algo de aquello de "crear necesidades", en todos los ambitos de la vida comercial obviamente.

  6. en respuesta a W. Petersen
    -
    #7
    13/02/12 23:16

    No, al contrario, tu elección fue muy acertada para un tema tan complicado (y me serviste mis argumentos en bandeja).

    Iba a poner un tocho acerca de las drogas legales (básicamente alcohol y tabaco) y el juego privado legal como ejemplo de actividades en las que aunque se acepta que el ciudadano decida "libremente" una actividad de riesgo, hay regulaciones al respecto.
    Yo sobre todo insisto en que no estoy de acuerdo en la imagen de las tarjetas de crédito como un producto inofensivo que hasta el más "libre" ciudadano puede probar y usar hasta que la dura realidad se imponga. No oiga, son un producto potencialmente muy peligroso. Y tú estás de acuerdo en que son peligrosas, de ahí tu entrada en el blog. Tú alertas de los peligros de la regulación, pero incluso aunque haya inconscientes que salten la barandilla al barranco, hay que poner barandilla para que los incautos no caigan al barranco, no sólamente los que se hayan molestado en leer el cartelillo de "A partir de aquí si se cae es su responsabilidad", cartelillo que estaba semioxidado e ilegible.

  7. en respuesta a Bender
    -
    #6
    13/02/12 10:13

    Vale, vale ..... tal vez "la contra" no fue demasiado acertada por mi parte, sin embargo pretender descargar nuestras responsabilidades, las de nuestros propios actos, en los comercializadores de un servicio determinado, me parece que no es una excusa adecuada, aún cuando si, ciertamente habrá personas a las que hay que ponerles alguna cortapisa en todo, porque de otro modo "no echan cuentas" y se puede liar, y también habrá quien si echa cuentas, pero ante la necesidad los aprovecha como una especie de "huida hacia adelante" suponiendo que las cosas van a mejorar.

    En todo caso en esto de regular por normativa o ley, yo estoy bastante en contra porque si permitimos excesiva regulación, nuestra libertad se va a resentir, pero es que es igual, hay cosas de complicada regulación, por no decir imposible, por ejemplo la inconsciencia de algunos.

  8. #5
    13/02/12 08:58

    De nuevo, si alguien no encuentra el siguiente post, está aquí: https://www.rankia.com/blog/economia-domestica/1100411-tarjetas-revolving-prestamos-consumo-continuacion-iii

    Saludos,

  9. en respuesta a W. Petersen
    -
    #4
    12/02/12 23:55

    Gran argumento el de los fabricantes de bebidas. Supongo que te refieres a las bebidas alcohólicas, pero también podríamos incluir a las de alto contenido calórico o a las de elevada concentración en cafeina y otros estimulantes.

    Pero podríamos cambiar el producto y hablar de morfina u otras drogas susceptibles de administrarse legalmente "por prescripción facultativa" mientras que perseguiremos al camello que reparte muestras gratuitas para enganchar a críos. Aun recuerdo los "cigarrillos de chocolate" que repartian en mi cole cuando era niño.

    O de usar según qué tipo de aceites y grasas en los alimentos, lo pone en la letra pequeña, usted elije libremente, si tiene un mínimo de luces para saber que aceite vegetal es sinónimo de aceite de coco, de palma o peor. Etc, etc. El ciudadano elíge libremente (la soga en la que ahorcarse)

    Sólo discrepamos en dónde hay que poner el límite para proteger al ciudadano de sí mismo. Algunos dirán que mejor la Ley Seca de los EEUU, otros pensarán en Holanda y barra libre al porrito (que no considero que sea peor que el cigarrillo de toda la vida) .

    Pero si no se permite conducir por encima de una tasa de alcohol en la sangre de x mg/l ni se permite circular sin cinturón de seguridad, ¿por qué no regular esto?. No se debería permitir la barra libre de tarjetas de crédito.

    Un argumento que he oído a menudo sobre el cinturón de seguridad:"Si me muero por no llevarlo es mi problema, no de la sociedad". Y tus hijos huérfanos, tus cargas familiares, la posibilidadad de que sobrevivas al accidente quedándote tetrapléjico, la indemnización de los otros afectados, ¿quién la cubre?

    Aunque me gusta mucho tu hilo, discrepo en la forma, como en http://www.filmaffinity.com/es/film272340.html

    En Canadá está limitado el uso de armas de fuego. En los USA no.

    Para mi primera tarjeta de crédito Visa allá en el 1995 debías presentar poco menos que un certificado de buena conducta expedido por el párroco. Hoy en día tengo crédito hasta casi 4000€ en mi visa oro de los naranjitos sin haberlo pedido ni siquiera solicitar la tarjeta . Por supuesto que nunca he usado ni mil euros de esa capacidad de endeudamiento y siempre en pago a fin de mes.

  10. en respuesta a Bender
    -
    #3
    12/02/12 22:45

    Tal vez tengan una parte de responsabilidad, pero en mi opinión la parte gorda es del uso ..... de otro modo es como decir que los fabricantes de bebidas son responsables del su consumo ..... ¿podemos creer realmente que si no hubieran tarjetas de crédito muchos tendrían su economía mas saneada? puede que algo si, con la imposibilidad de endeudarse ...... no, sigo pensando que la responsabilidad del gasto es de uno, no de que te ofrezcan la posibilidad.

  11. #2
    12/02/12 10:42

    No estoy de acuerdo con exonerar de toda responsabilidad a los emisores de las tarjetas, sobre todo cuando las emiten y hasta las activan sin haberlas solicitado.

    El hecho de que uno tenga el seguro del coche con una determinada aseguradora no les da derecho a que emitan a tu nombre una de esas tarjetas revolving.

    Conmigo la broma les salió muy cara porque les denuncié a la Agencia Española de Protección de Datos.

    Sí estás muy acertado al comentar que han generado un hábito y un estilo de consumo y de gasto con riesgos muy elevados.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar