Rankia España
blog El blog de Echevarri
O lo que se me ocurre sobre el mundo financiero

Saber comprar o saber vender

Como si estuviese haciendo un pis con los primos de Makelele. Así me siento yo al hablar de Bolsa rodeado de los Bloggeros de Rankia. Insignificante. Vamos, que hasta se me encoge. Pero creo que el tema de este post va mucho más allá de la mera ejecutoria bursátil, que fue lo primero que me vino a la cabeza al leer la noticia del Sport.
El Sport titula: El Barca ficha bien pero vende mal. Vaya noticia. Para llegar a esta conclusión se ha realizado un estudio por la Universidad de Navarra y por la UIC (¿y esto qué es?). Los autores del sesudo estudio indican que si bien el FC Barcelona ha tenido buen ojo para fichar (comprando a un buen precio) no sabe desprenderse con las ganancias adecuadas de sus jugadores. Para que los culés estén tranquilos, el Sport señala que el Estudio también afirma que el Real Madrid ni sabe fichar ni sabe vender, al menos desde el punto de vista económico. Triste consolación. Como ejemplo de todo lo contrario señala al O. Lyon (ya, pero a que precio deportivo), al Bayern Munich, y oh, sorpresa, al At. Madrid (ejem...supongo que en este punto se refieren a sólo un año, y eso gracias a la op. Torres fundamentalmente).
No he leído el estudio en profundidad, pero si se limita a esto, lo tiene todo para que sus autores opten con fuerza al premio de los Anti- Nobel. Vaya perdida de tiempo y recursos. Y es que es algo que cualquier aficionado al fútbol conoce. A los equipos grandes, especialmente españoles o italianos, a los grandes grandes, les une un común denominador. Podrán fichar bien o mal, aunque como dijo Nuñez, con dinero ficha mi portera (aunque aquí hablamos de fichar con precios atractivos), pero a todos les cuesta horrores obtener rentabilidad de los jugadores que se van. Supongo que motivos hay muchos, pero a mi entender están intrínsecamente unidos a la condición de grandes (a nivel europeo) que he comentado. Como le decían a Nuñez los hinchas, los millones en el campo y no en el Banco. A ver quien era el guapo que hubiese vendido a Ronaldinho en su cenit por 90 o 120 mms. de euros. Y es que aún pervive una pasión en el fútbol, vinculado a su origen deportivo que impide el tomar decisiones racionales. Racionales desde el punto de vista financiero y deportivo, pues es racional sacarle dinero a un activo en tanto en cuanto aún brille en el Mercado, y es racional el desprenderse de jugadores cuyo rendimiento deportivo, motivación, aportación a la dinámica de grupo va a descender. Pero como digo un gran club no quiere o no puede entrar en esa dinámica, no le pueden colgar la etiqueta de club vendedor.
En este sentido envidio a los gestores del Arsenal y a Wenger en particular. No sólo ficha bien (cometiendo errores también, cómo es lógico). Es que vende muy muy bien. No es sólo el caso de Henry, es que al Barca ya le colocó a Overmars y a Petit por una millonada. Y hay bastantes más ejemplos.
¿Y qué tiene que ver esto con la Bolsa? Pues que, según me comentaron, y cada vez creo que es más cierto, gran parte del éxito en la misma estriba más que en saber comprar en saber vender. Tengo la sensación de que, con excepciones, muchos pueden coincidir en que valores, en que precios, en que volúmenes se mueven opciones de compra interesantes para el bolsillo. Pero saber vender creo que esta más complicado. No parece que la opinión sobre las opciones de venta sean tan claras como sobre las opciones de compra. Ademas, tener la disciplina para dejar correr las ganancias, o la sangre fría para aguantar y no vender o incluso seguir comprando, dejarle ganar el último duro a otro, todo esto me parece un auténtico arte. Por mucho que se coloquen stops, precios objetivos de venta, etc...A veces tengo la sensación de que llegados esos momentos, se produce un sutil juego de mecanismos psicológicos, que riéte tu de lo que le paso a al FCB por no vender un año antes a Rivaldo, a Kluivert, a Saviola,...Por eso, y por supuesto dejo los comentarios para que los compañeros que de verdad saben de esto me rebatan, tan o más importante que saber comprar es saber vender.
Y es que así, en caliente, creo que esto tiene muchas más derivadas ajenas al mundo de la Bolsa. Existe una entidad bancaria que es famosa por su política de salidas de clientes empresariales. Me explicó. La competencia la suele mirar muy mucho, y cuando observa que cierra el grifo al cliente y que se sale del mismo, es rápidamente imitada. Y es que se mueve agilmente y sin compromisos, fría y profesionalmente (es necesario un plan de desinversiones, y tener montado la financiación de tal manera que pueda hacerse sin dejarse los pelos en la gatera). Sus competidores le suelen envidiar este punto, porque muchas veces acierta. El problema es que es posible que sus predicciones no fuesen correctas, pero al iniciar ese movimiento, erosiona la credibilidad de la empresa cliente, se produce un efecto en cadena, y acaba desembocando en una especie de derivada de la Teoría de la Profecía Autocumplida.
Y es que en Marketing se dedican muchas muchas horas a la captación y gestión del cliente, pero muy pocas al proceso por el cual un cliente debe dejar de serlo, generando el mínimo daño o el máximo beneficio, para la organización. No todos los clientes son buenos para la empresa. Y sin embargo este parece un tema tabú, una cuestión a no debatir. Pues no. Por mucho que los popes del marketing no hablen de un problema este no desaparece. Hay que gestionar la salida de los clientes.
Otro tanto ocurre en el mundo de los Recursos Humanos. Se habla mucho de la atracción del Talento. Se menciona la necesidad de bajar el índice de rotaciones de los empleados. Pero una organización necesita, especialmente si no tiene un crecimiento brutal, hacer sitio a los nuevos talentos preparando la salida de aquellos no necesarios para el proyecto. Esos procesos de salida no se gestionan al mismo nivel que los de entrada. Puede parecer duro, pero más duro es dejar que este proceso no este planificado, sea al azar o se deje pudrir la situación.
Hay que saber vender.
  1. #1
    Anonimo

    Ya te contarás que entidad bancaria es esa tan clarividente 8-)
    Sería interesante saberlo

  2. #2
    Anonimo

    Si el objetivo de los fichajes es ganar títulos, creo que el Madrid fichó mejor que el Barça, pues el Madrid gastó muchísimo pero consiguió el objetivo, y el Barça gastó mucho para nada. Dicho de otro modo: Uno pagó muy caro lo que quería, y el otro tiró el dinero (mucho).

  3. #3
    Anonimo

    La UIC es la Universitat Internacional de Catalunya.

  4. #4
    Echevarri

    Lo siento, se dice el pecado, no el pecador...

  5. #5
    Cajero malencarado

    Por favor, profundiza en más artículos sobre los temas tabús. Interesantísimo: Cuando conviene dejar marchar (o echar) al cliente.

  6. #6
    Echevarri

    Hola Cajero, ando liado (muchos temas para sacar), pero he encontrado algo en Red que igual responde a tus inquietudes, y es que el cliente no siempre tiene razón
    De todos modos prometo abordar el tema tarde o temprano...

Autor del blog
  • Echevarri

    Usuario de Rankia desde sus inicios. Su blog está considerado uno de los más representativos de Rankia.

Envía tu consulta

Sitios que sigo
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar