Briconsejos antes de una refinanciación (I): Análisis

5
Estos últimos días estoy observando que, en los distintos extras dominicales de la prensa, hay bastantes artículos sobre que hacer ante la subida de los tipos de interés, dando consejos sobre refinanciaciones y demás. En algunos casos se dicen verdades de perogrullo, y en otros la cagan miserablemente. A continuación va mi visión sobre el asunto, o como yo lo haría (pero vamos, que vale lo mismo para una refinanciacion que para un coche):

En primer lugar, y antes de correr al Banco, análisis, análisis, y análisis. Me llama la atención como gente que se dedica a temas empresariales no aplica su knowhow en su vida diaria. Lo primero es hacer un análisis de los ingresos y de los pagos, de nuestro flujo de caja. Lo que en el argot financiero se llama cashflow. Tan fácil como poner un folio en horizontal y trazar una recta. A la izquierda ingresos (si hay pagas extras, haría un prorrateo previo), a la derecha pagos. Y sin imaginación, ponemos los que nos constan, con sentido común. Con eso tendremos una visión de nuestro balance de caja mensual.

La segunda parte sería analizar uno por uno dichos ingresos/pagos. Por ejemplo, respecto a la cuota de un préstamo, yo pondría entre paréntesis, el saldo de deuda que queda pendiente y el plazo en que finaliza dicho préstamo.

Y una vez hecho esto con nuestro flujo de caja mensual, haría otro tanto con mi patrimonio, en definitiva mi Balance. A la izquierda mis activos (inmuebles,valores,fondos,liquidez,etc...) a la derecha pasivos, o sea las deudas y su plazo de vencimiento.

Este autoanálisis nos vendrá bien para ir seguros a negociar. Es lo primero que nos van a preguntar, especialmente las entidades que no nos conocen. Y por otro lado, esta reflexión cuantitativa nos ayudará al siguiente paso que es hacernos un DAFO. Supongo que a muchos les suena. Debilidades-Amenazas-Fortalezas-Oportunidades. Debilidades y Fortalezas son aquellas características mías, o de mi unidad familiar, que pueden suponer puntos positivos o negativos en la refinanciación. Por citar algunos, sin ánimo exhaustivo:

Debilidades:
* Figurar en Listados de Morosidad.
* Empleo inestable.
* Sueldo congelado.
* Etc.....

Fortalezas:
* Experiencia crediticia positiva
* Funcionario
* Diversidad de fuentes de ingresos
etc...

Las Amenazas y Oportunidades son circunstancias externas que nos influirán de igual modo. Pongo unos escasos ejemplos.

Amenazas:
Ralentización inmobiliaria
Costes fiscales
etc....

Oportunidades:
Competencia bancaria
Próxima reducción de los costes por subrogación
etc...

Lo mejor es ir apuntando todo tipo de circunstancias que nos afecten y luego clasificarlas en cada uno de los cuadrantes. ¿Para qué todo esto?

1. Si nos paramos a escribir nos paramos a reflexionar. Habrá muchas con las que habíamos contado, pero con otras tantas no. Demosle una vuelta.

2. Tendremos una visión bastante aproximada de nuestra realidad (casi mejor si pedimos ayuda a alguien de confianza que nos eche un cable para corregir excesos de subjetividad). Conoceremos nuestros puntos fuertes. Y nuestros puntos débiles.

3. Si conocemos esos puntos, hablar de ellos en el Banco no nos pondrá tan nerviosos. Es importante causar siempre una sensación de seguridad. Las dudas, los no-lo-había-pensado, no son buenos compañeros de viaje. Mentira. Lo que no es un buen compañero de viaje, mejor dicho, es demostrar esas dudas.

4. Deberemos esforzarnos en potenciar los positivos ante nuestro interlocutor y ocultar/justificar/arreglar los débiles.

5. De acuerdo con este ejercicio de reflexión, nos ayudará a fijarnos objetivos que puedan estar a nuestro alcance. Es decir que tipo de operación financiera necesito, mi cuota, que tipo de entidad....


Pues eso. Pero para sacarle todo el jugo a este análisis hay que hacerlo fundamentalmente desde la visión que va a tener de nosotros y de la operación la entidad financiera. Eso para el siguiente post.
  1. #5
    02/03/08 22:52

    Spam no gracias

  2. #4
    22/10/07 13:01

    Cambio de hipoteca, es muy posible que tengas razón (es más, yo estoy totalmente convencido).

    Cuando se habla de cantidades importantes de dinero hay que esforazarse por aprender... No hay que mirar sólo la cuota final, sino también el plazo y lo que en realidad pagas.

    Esta misma gente que carece de cultura financiera, puede que se tire meses antes de comprar un coche y se informa de los caballos, consumo, costo del seguro, etc. Aquí es lo mismo.

  3. #3
    Anonimo
    21/10/07 22:09

    El problema es que la mayoría de las personas que hacen uan refinanciación, no tienen ninguna cultura financiera y no pueden hacer ningún análisis de lo que aqui se expone y lo que es peor, por est motivo, caen en manos de los llamados intermediarios financieros que le incrementan de forma notable su deuda con la comisión que le arrean. En estos casos, lo mejor visitar al menos 4ó 5 entidades pidiendo ofertas y tratar de hacer un estudio propio.

  4. #2
    Anonimo
    19/10/07 13:08

    Y seguimos con vuestros escritos repasando, aprendiendo y reflesionando, herramientas son para organizarse y prever.

    Como siempre, Patxi

  5. #1
    Anonimo
    19/10/07 10:07

    Gracias, se explica vd. muy bien.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar