Rankia España
Acceder
Blog Doing Simple - Fundamental & Macro Analysis

Situación de Mercado - Resumen semana 29/07 al 02/08

Trump dispara un nuevo arancel a China y genera una caída severa en los mercados de riesgo tras el desilusionante comunicado de la FED.

Situación Macro Global:

De forma excepcional hemos apreciado un deterioro relativo en los datos macro publicados durante la semana en USA respecto al resto del mundo, sin que los indicadores tampoco hayan mejorado sustancialmente.

Con el inicio del mes de agosto se han sucedido las publicaciones de los PMI’s manufactureros de varios países. Resulta destacable la estabilización del sector en la zona euro que, aunque no logra crecer de forma importante, detiene el deterioro que sufría quedándose en el nivel de 46,5 marcando contracción clara. Nuevamente tenemos que destacar a Alemania con 43,2 como máximo exponente de la industria europea que sufre la debilidad de los intercambios comerciales mundiales.

Al visualizar la tabla hay un país que destaca por el descenso sufrido respecto a la lectura anterior, y no es otro que USA. Su indicador manufacturero de Chicago retrocedió del 49,7 a un severo 44,4, el peor desde 2015, y aunque generó gran preocupación entre los analistas avivó las expectativas de nuevas bajadas de tipos de interés.

En Japón se publicó un dato de ventas minoristas mostrando un incremento del 0,5% mientras que la producción industrial descendió un -3,6% desde el 2% anterior.

Desde Europa, Francia comunicó que el PIB trimestral creció un 0,2%, ligeramente inferior al  0,3% esperado y en España fue del 0,5% cuando se había previsto el 0,6%. Por el lado positivo, Alemania ofreció un crecimiento del 3,5% en sus ventas minoristas, mostrando la fortaleza del consumidor alemán.

En la zona euro el IPC subyacente no logró mejorar y retrocedió del 1,1% anterior al 0,9% actual, mostrando que ante la debilidad económica los precios no reciben apoyo por la carencia de una mayor demanda. En línea con la situación actual del sector industrial europeo, su indicador de confianza descendió a su menor nivel desde agosto de 2013 en -7,4. Tal y como se puede apreciar en la gráfica, el deterioro desde el inicio de la Guerra Comercial entre USA y China es claro, evidenciando que la economía europea  padece de una dependencia total de la estabilidad comercial mundial.

Fuente Datos: Economic & Financial Affair

Desde USA hemos tenido nuevamente datos positivos en el gasto personal que se incrementó un 0,3%, la confianza del consumidor de la universidad de Michigan se situó en 98,4 y de the conference board escaló a 135,7 desde el 124,3 previo, mostrando a un consumidor sólido. Además, uno de los indicadores más seguidos por la FED para evitar bajadas de tipos, que es el PCE, descendió una décima hasta 1,4% mostrando que la inflación está controlada.

En el mercado de trabajo el cambio de empleo no agrícola ADP fue de 156k, las nóminas no agrícolas de 164k, el ingreso medio por hora de los trabajadores subió un 0,3% y la tasa de desempleo se mantuvo en 3,7%. En el sector de la construcción la venta de viviendas pendientes escaló un 2,8% pero el gasto en construcción mostró un descenso de -1,3%. Por el lado positivo, los pedidos de fábrica se incrementaron un 0,6% recuperándose del -1,3% previo.

La publicación de la balanza comercial estadounidense mostró de nuevo un déficit estable de -55,2B. Sin embargo, profundizando en las subpartidas podemos apreciar un descenso de las importaciones y las exportaciones del -1,69% y -2,06% respectivamente, reflejo de la debilidad económica mundial.

Durante la semana se han publicado multitud de resultados empresariales, que fueron completamente eclipsados por la comparecencia de Powell y la aplicación de una nueva ronda de aranceles a China por parte de USA. No obstante, me gustaría mencionar los resultados de Apple que fueron muy bien acogidos por los analistas al reducirse el retroceso de los ingresos por la venta de iphones y al mejorarse la de los dispositivos wereable (iwatch) un 50% así como los servicios cloud (*1). Los analistas están especialmente expectantes respecto al nuevo servicio de streaming de canales de suscripción que ofrecerá próximamente y que le valió retrocesos a Netflix, al incrementarse la competencia en el sector. Resulta destacable una práctica que tiene a Apple como máximo exponente, la recompra de acciones. Durante el tercer trimestre la empresa anunció la recompra de 17.000M$, lo que garantiza una presión alcista de fondo al valor, puesto que posteriormente suele amortizar las acciones adquiridas en el mercado.

Guerra Comercial:

De nuevo Trump golpea al mercado de acciones con otra acción beligerante afectando a la decreciente economía mundial, se trata de la aplicación de un nuevo arancel a 300.000 M$ de productos chinos, que hasta ahora no lo tenían, del 10% a partir del 1 de septiembre si no se logran avances en las negociaciones y que se incrementarán al 25% posteriormente.

El objetivo de la medida es poner presión a la delegación china para que se comprometan en el proceso tras las conversaciones poco fructíferas realizadas durante la semana pasada en Shangai y que no se reanudarán hasta septiembre. Como era de esperar, el movimiento no ha sido bien recibido por parte de China que ha indicado nuevamente que el camino para una resolución no es el adoptado por la administración de USA.

Los analistas consideran que el momento tomado para la decisión del incremento de dichos aranceles no es casual. Dada la fortaleza comparativa mostrada por USA respecto al resto del mundo y China especialmente, Trump puede estar considerando que se puede permitir presionar a China, perjudicando a su economía ligeramente a corto plazo para lograr un mejor acuerdo a largo, puesto que tiene el margen de poseer datos macro mejores y el “comodín” de poder implantarse mayores bajadas de tipos de interés. De algún modo al generar incertidumbre con esta medida logra dos objetivos: presionar a la FED para forzar mayores bajadas de tipos, devaluando su divisa y a su vez presiona a China para lograr el acuerdo comercial que desea (*2).

En el mercado de acciones, las ventas no se hicieron esperar tras la publicación del nuevo arancel, ya que pone más presión al crecimiento mundial y al dinamismo de los intercambios comerciales. El temor al impacto bajista de esta medida en la economía lo canalizó el precio del petróleo de forma inmediata dada su extrema sensibilidad al crecimiento mundial que se llegó a desplomar un 8% intradía.

FED:

Finalmente, Powell ha cedido a las presiones de Donald Trump y la FED ha bajado los tipos de interés en 25 puntos básicos. En el comunicado emitido por la máxima autoridad monetaria estadounidense se postulaba principalmente la debilidad económica exterior como el motivo de la rebaja del precio del dinero, más que por los indicadores del país que se mantenían sólidos, especialmente en los referentes al trabajo y sector servicios. Powell matizó que se había tomado esta acción dentro de un escenario de medio ciclo para prevenir los riesgos del enfriamiento global en la economía americana, ya que la inflación se encontraba controlada con el crecimiento y por tanto no se planteaban un inicio de ciclo de bajadas de tipos continuadas.

Tras las palabras de Powell los operadores no dudaron en apretar el botón de vender de forma agresiva tumbando los índices, llegando a bajar el Nasdaq un 3% en menos de 2 horas. Aunque los mercados de riesgo descontaban que la bajada de tipos iba a ser de 25pb esperaban que se sucedieran durante el resto del año e incluso deseaban un recorte de 50pb. Al descartarse dicha posibilidad las resistencias mayores de los grandes índices bursátiles de USA pesaron demasiado y se sucedieron las ejecuciones de “stop loss” acelerando las caídas e incrementando la cotización del dólar contra las principales divisas (*3).

Si bien los operadores desean recortes de tipos de interés para continuar teniendo catalizadores que alimenten los ascensos constantes en las bolsas estadounidenses muchos analistas no ven con buenos ojos una bajada de tipos en USA al considerarla innecesaria, siendo que los datos macro del país muestran gran solvencia y un crecimiento sólido. Por ello, se muestran preocupados ante las dudas surgidas por la pérdida de independencia y de confianza en la toma de decisiones de la FED, ante las constantes presiones de Trump para que desciendan los tipos de interés y en consecuencia el precio del dólar, haciendo más competitivos los productos estadounidenses en el exterior.

Brexit:

Tras la elección del nuevo líder del partido conservador y primer ministro de UK, Boris Johnson, la libra se ha situado en la zona de mínimos históricos, tras perder el nivel de 1,21 contra el dólar estadounidense, mostrando el gran nerviosismo que existe en torno al proceso de salida de la Unión Europea.

La inestabilidad británica ha surgido tras las declaraciones del Boris Johnson indicando que se tenía que negociar un nuevo acuerdo con la Unión Europea y que en caso de que no se alcanzase el día 31 de Otubre se saldrá de la Unión Europea con o sin acuerdo (*4). Una salida sin acuerdo sería muy perjudicial tanto para la zona euro como para el Reino Unido tal y como apuntó esta semana el Banco de Inglaterra en su comparecencia. Durante la misma rebajó las perspectivas de crecimiento para este año y en 2020 para el territorio inglés, advirtiendo que una salida sin acuerdo generaría un gran impacto negativo en su economía haciendo caer la libra de forma considerable.

Petróleo:

El precio del crudo, al igual que los mercados de riesgo, ha sufrido una gran volatilidad en este periodo. Tras lograr aproximarse a la cota de 60$ por barril WTI sufrió una corrección brusca hasta alcanzar los 53,5$ en su mínimo, dicho descenso fue generado por la aplicación de la nueva ronda de aranceles impuesta por Trump a China que será efectiva a partir de septiembre, lo que generó un gran temor entre los operadores a que se reduzca en gran medida la demanda del activo energético.

Por el lado de la oferta de crudo, USA sigue estrangulando la exportación de crudo iraní con las sanciones impuestas al país. Como consecuencia, los iraníes han retenido un petrolero de bandera inglesa y otros dos han sufrido ataques desde junio por la zona en la que circula el 30% de la producción mundial. Dicha inestabilidad en la región se puede apreciar en los mapas de posicionamiento de los petroleros, que ocultan su ubicación al acercarse al estrecho de Hormuz, cerca de territorio iraní, tal y como ha publicado Bloomberg (*5). A fin de mejorar la seguridad, USA ha liderado una propuesta para la formación de una flota de coalición de varios países que garantice el tránsito de los buques petroleros. Sin embargo, Alemania comunicó que no participaría en acciones militares (*6).

Respecto a los inventarios de la EIA, se publicó una reducción de los inventarios de petróleo de -8,496 millones de barriles y los de gasolina disminuyeron en -1,791 millones. Posteriormente Baker Hughes indicó que el número de plataformas petrolíferas en USA se había reducido en 6 hasta alcanzar las 770.

 

Conclusiones:

Los mercados de acciones han mostrado sin ningún pudor que los niveles alcanzados son únicamente sostenibles ante estímulos externos. Concretamente, las inyecciones de liquidez en el mercado de crédito, el abaratamiento del precio del dinero y los avances en la guerra comercial son los principales drivers que pueden sostener los precios actuales, además de las recompras de acciones, que al disminuir el capital social de las empresas mejoran los ratios y sus valoraciones. No obstante, el recorrido de mejora ante dichos elementos es limitado y se necesitan avances en ingresos para incrementar los beneficios de las empresas de forma sostenida sin que sean por ajustes que ofrecen poca visibilidad futura.

Respecto al Brexit existe la percepción de que Boris Johnson desea tener su espacio tras su elección y presionar a la Unión Europea a fin de obtener un acuerdo más favorable para sus intereses. No obstante, no parece probable que vaya a lograr modificaciones de calado desde Bruselas, que ya ha indicado en multitud de ocasiones que el acuerdo no es susceptible de modificaciones. Las perspectivas apuntan a que se tensarán las posiciones, generando volatilidad en la libra y que los datos macro ingleses empeoren ligeramente ante la prudencia de los agentes económicos. Por otro lado, existe la probabilidad de que ante la imposibilidad de aprobarse un plan de salida en la cámara de los comunes puedan convocarse elecciones, lo que incrementaría las posibilidades de celebrar un nuevo referéndum.

Dada la situación actual, y a pesar de la importancia de la temporada de resultados, los grandes índices se han posicionado respondiendo con subidas a los datos macro negativos que procedan de USA, ya que de este modo se incrementan las probabilidades de bajadas de tipos. En el caso de Europa y dado que la situación está más deteriorada se deseará que los datos sean positivos puesto que el BCE dispone de menos herramientas para ofrecer liquidez en el mercado.

Un aspecto que ha pasado algo mas inadvertido en los comentarios de analistas es la salida de USA del pacto nuclear con Rusia con motivo de que Moscú habría incumplido los acuerdos alcanzados (*7). Sin embargo, se puede leer en esta decisión una estrategia para exigir un pacto a nivel mundial en la que se incluiría, además de Rusia, a China para garantizar la paz mundial. La cuestión es que China no ha estado sujeta a ningún acuerdo hasta ahora, por lo que ha realizado ingentes inversiones en defensa lo que le ha situado como el país con mas misiles balísticos. Sin embargo, China ya ha descartado renunciar a la modernización de sus fuerzas armadas. Este último hecho unido a la creciente hostilidad en Oriente Medio hace razonable pensar que puede haber un incremento en el gasto militar cimentando una carrera armamentística a nivel mundial por lo que resultaría razonable tomar posiciones en empresas defensivas del sector como son Raytheon Company, Lockheed Martin Corporation, etc., en las que además evitaríamos la volatilidad de los mercados de acciones actuales.

 

Twitter: @ivanftoril

 

(*1)  Apple's services, wearables shore up results as iPhone drops below half of sales

(*2)  Trump's new tariffs may set stage for more Fed rate cuts

(*3)  Dollar rises after Fed cuts rates, signals move is one-off

(*4)  Boris Johnson promete que habrá Brexit "pase lo que pase" y la libra se desploma

(*5)  Oil Tankers’ Tracking Signals Are Vanishing in the Strait of Hormuz

(*6) Germany Says It Will Not Support U.S. Military in Gulf, Where Iran Is Ready for Talks with Saudi Arabia

(*7) U.S. withdraws from Soviet-era nuclear missile accord with Russia

 

Autor del blog
  • Iván F. Toril

    @ivanftoril Gran apasionado de los Mercados de Capital Máster en Bolsa y Mercados Financieros (IEB) 2019 Level II CFA Candidate Ingeniero de Telecomunicaciones

Envía tu consulta

Últimos comentarios
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar