¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Doing Simple - Fundamental & Macro Analysis

Situación de Mercado - Resumen semana 21-25 de enero

Los mercados de riesgo se aferran a la parte alta de sus cotizaciones semanales, a pesar de las advertencias de rebaja del crecimiento mundial estimado para 2019 lanzadas desde el Fondo Monetario Internacional y el BCE.

Asia:

Al iniciarse la semana, el Fondo Monetario Internacional realizó una intervención en la que redujo nuevamente el crecimiento mundial del 3,7% hasta el 3,5% para 2019 y del 3,7% al 3,6% para 2020, ante un enfriamiento de la economía china por encima de lo esperado, así como la incertidumbre generada por el Brexit (*1).

En línea con lo expuesto por el FMI, China publicó el menor crecimiento del PIB en los últimos 28 años, quedando en el 6,4% desde el anterior 6,5%. A pesar de ser un dato esperado, resulta preocupante el goteo constante; sin ser capaz, el Gobierno con sus medidas y estímulos, de revertir la situación. No obstante, el mercado consiguió recuperar fuerzas para seguir tomando altura ante las promesas de mayores medidas económicas para animar la economía china.

Fuente datos: National Bureau of Statistics of China

Una señal adicional, que ratifica las dificultades del comercio mundial y su ralentización, proviene de otra economía que exporta en gran medida como es la japonesa. En esta ocasión presentó un Balance deficitario, en el que se apreció una bajada de las exportaciones de -3,8% cuando se esperaba -1,9%, mientras que las importaciones subieron un 1,9% cuando se esperaba un crecimiento del 3,7%. Lo destacable es que ya son varias las economías de primer orden que reducen las magnitudes de sus intercambios comerciales, mostrando un menor dinamismo económico global.

Europa:

En el viejo continente, si bien se mantienen los datos macro languidecientes, han aparecido algunos que han generado optimismo entre los operadores.

Alemania presentó un índice de precios del productor que bajó un -0,4% desde el -0,1% previo cuando se esperaba un crecimiento del 0,1%. El índice Zew de confianza inversora descendió a -15, dato superior al -17,5 anterior y -18,4 previsto.

Con la publicación del PMI de servicios de Alemania, los mercados de riesgo reaccionaron con optimismo al ver que se situó en 53,1, por encima del 51,8 esperado. Sin embargo, el PMI de manufacturas se ubicó por debajo de la cota de expansión hasta un 49,9 bajando del 51,5 anterior y 51,5 previsto.

El PMI de servicios en Europa, a pesar del buen dato alemán, bajó hasta el 50,8 desde el 51,2 previo y el 51,2 esperado. Lo que evidencia que son varias las economías de la zona euro que sufren descensos en su sector servicios, tal y como indicó Draghi en su comparecencia, advirtiendo que espera un crecimiento futuro más débil ante factores como el enfriamiento de la economía china y el Brexit (*2). A pesar de la situación actual, especificó que no se ha modificado la ruta de la política monetaria, puesto que el mercado laboral se encuentra sólido y la inflación controlada. No olvidemos que el BCE tiene el mandato de mantener la inflación en el 2%.

En este entorno, el DAX alemán consiguió mantenerse firme por encima de la cota de los 11.000 puntos hasta cerrar la semana en 11.281 puntos. Todo ello, ante la esperanza de que las negociaciones comerciales entre USA y China lleguen a buen término y especialmente por noticias que apuntaban a que la comunidad europea y USA llegarían a un acuerdo y no se aplicaría un incremento de aranceles a las exportaciones de vehículos europeos.

En el plano político, el mercado descuenta que se están realizando esfuerzos en torno al Brexit para llegar a un acuerdo que satisfaga a todas las partes y evitar un segundo referéndum que cada vez suena con más fuerza. Irlanda se ha tornado un punto clave en las nuevas negociaciones para conseguir tal fin, e incluso la reina Isabel II que siempre se ha mantenido al margen sin aportar su voto explícito a ninguna opción, pidió entendimiento para encontrar una resolución que beneficie a todas las partes. Los mercados de riesgo, ante gestos favorables para una resolución amistosa del conflicto, reaccionaron con alzas.

USA & Canadá:

En sintonía con otras economías de primer nivel, hemos podido apreciar como la canadiense publicó un dato de ventas minoristas con un descenso del -0,6% cuando se esperaba un -0,4%.


A diferencia de Europa, USA ha publicado unos datos de PMI robustos, quedando el PMI de servicios en 54,2 y el PMI manufacturero en 54,9. Sin embargo, el mercado inmobiliario sigue mostrando un deterioro notable, al presentarse un descenso del -6,4% en la venta de viviendas de segunda mano cuando se esperaba un -1,0% y el dato previo era 2,1%. Un mantenimiento de este ratio en niveles bajos sería tomado como una señal de alerta por los operadores, dado que es empleado como termómetro de la economía.

Fuente datos: National Association of REALTORS

En el plano empresarial, destacamos los resultados de Intel, que publicó unos beneficios por encima de lo esperado a pesar de que los ingresos se situaban ligeramente por debajo de lo previsto. Pero lo más importante fue la estimación que dio para el Q1 2019, con un descenso en ingresos de 17,29B$ a 16B$, hecho que le valió una bajada del 8% en el mercado fuera de horas. El motivo para tal descenso radica en que muchos clientes de Intel habían hecho acopio de productos ante la posible entrada en vigor de los aranceles impuestos por D. Trump en la guerra comercial (*3).

Estados Unidos continúa mostrando una mayor fortaleza comparativa que otras regiones, lo que sin duda le da fuerza a Trump para negociar con mayor dureza las condiciones comerciales con China. Si bien el presidente de USA ha informado vía Twitter en varias ocasiones que las negociaciones van por muy buen camino para alcanzar un acuerdo, existen filtraciones según las cuales funcionarios de alto nivel estadounidenses se están encontrando con dificultades para abordar las reformas estructurales que reclaman a China. Ejemplos de ello son respetar la propiedad intelectual o la posibilidad de realizar inversiones en China por parte de empresas foráneas.

Reapertura de la Administración USA:

Finalmente, Donald Trump cedió a la presión y reabrió la administración temporalmente durante 3 semanas, a expensas de que le aprueben el presupuesto para construir el muro con la frontera de México. Dicha reapertura se produce después de 35 días en los que varias agencias dependientes de presupuestos gubernamentales habían permanecido cerradas (*4). Una de las consecuencias más visibles fue la incomparecencia de mandatarios estadounidenses en la cumbre de Davos celebrada durante la semana pasada.

El mercado había estado cotizando al alza la reapertura de la administración americana, puesto que estaba ocasionando problemas a los agentes económicos y existían informes que apuntaban a que un cierre prolongado restaría décimas de crecimiento al PIB americano. Si bien la noticia es positiva, no lo es todo lo que desearíamos dado que continuamos con la amenaza de nuevos cierres en tres semanas, ya que presumiblemente los demócratas no aceptarán aprobar un presupuesto de 5.000M$ para la construcción del muro. Por lo tanto, nos podríamos volver a encontrar con el cierre de la administración americana y la amenaza de Trump de declarar un estado de emergencia nacional.

Petróleo:

Durante la semana, el crudo se ha mostrado cómodo por encima de los 50$ en WTI, a pesar de haberse publicado cifras de inventarios que arrojaban un incremento de 7,97 millones de barriles, por encima del descenso esperado de -0,042 millones. Otro dato negativo para el precio del petróleo fue el incremento del número de plataformas petrolíferas publicado por Baker Hughes, que subió a 862 desde 852 de la semana anterior. Este último dato es especialmente sensible, puesto que adelanta un posible incremento de producción del petróleo a través del fracking en USA.

Por el lado positivo para el precio del activo energético, tenemos el cumplimiento del recorte de producción de los miembros de la OPEP y Rusia, así como los recortes de producción de crudo que el mercado descuenta que se producirán en Venezuela por una escalada de la violencia ante el nombramiento del presidente interino Juan Guaido. Este último hecho está llevando a un conflicto geopolítico, en el que las potencias mundiales se sitúan, de un lado Rusia, China, Turquía, Siria, Irán, Bolivia entre otros apoyando a Maduro y Estados Unidos, Canadá, Brasil, Europa y la mayoría de los países latinoamericanos del lado de Juan Guaido

 

Conclusiones:

De nuevo hemos asistido a una semana en la que contenemos la respiración, en un mercado de consolidación con sesgo alcista y datos macro mundiales que continúan mandando señales de enfriamiento económico, menos en USA que se mantienen firmes.

Resulta muy importante destacar, que los resultados empresariales de USA tienen incluido un efecto distorsionador que genera un incremento temporal de ingresos y beneficios en algunas compañías por la guerra comercial con China. Las empresas chinas que adquieren productos a las estadounidenses, realizaron compras adelantadas para esquivar el pago del impuesto arancelario. Por lo que resulta vital centrarse, más que en los resultados del cierre del ejercicio 2018, en las estimaciones para el año 2019 y ajustar ratios.

Otra cuestión que debemos plantearnos e incluir en los riesgos de nuestras valoraciones fundamentales de empresas USA es, si una vez pasado el conflicto comercial entre USA y China, las empresas chinas volverán a adquirir productos y servicios a empresas americanas o puede haber huida de parte de ingresos a empresas locales chinas por efecto sustitución. Es un riesgo nada despreciable en caso de que el conflicto se alargue, teniendo en cuenta que China lleva mucho tiempo acumulando conocimiento tecnológico.

Tendremos que prestar especial atención a las noticias que aparezcan de la reunión que mantendrán las delegaciones china y estadounidense durante la próxima semana, para negociar acercamientos que lleven a un acuerdo final en el conflicto comercial. Por ahora sabemos que se han llegado a acuerdos en compras de bienes y que China propuso una hoja de ruta para reducir el déficit comercial. No obstante, las reformas estructurales demandadas por USA todavía no han sido planteadas por China, por lo que cualquier avance y retroceso en las conversaciones será trasladado al mercado con alta volatilidad.

En Europa, a pesar de que Draghi indicó que no espera que Italia y Alemania entren en recesión, todo dependerá, en parte, del enfriamiento global de la economía y de la evolución del Brexit. Si apareciesen informaciones que apuntasen a una distensión y resolución amistosa, veríamos avances en unas plazas europeas que se han quedado algo rezagadas en la recuperación que han vivido los índices mundiales desde mínimos, especialmente las USA.

 

Twitter: @ivanftoril

 

(*1) IMF fears trade war and weak Europe could trigger sharp global slowdown

(*2) ECB's Draghi warns of weaker growth ahead

(*3) Intel, Starbucks, Facebook's Mark Zuckerberg and PG&E

(*4) Backing down, Trump agrees to end shutdown without border wall money

Autor del blog

  • Iván F. Toril

    @ivanftoril Gran apasionado de los Mercados de Capital Máster en Bolsa y Mercados Financieros (IEB) 2019 Level II CFA Candidate Ingeniero de Telecomunicaciones

Envía tu consulta

Últimos comentarios

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar