La Regasificadora de El Musel, los costes del sistema gasista y la tarifa que pagamos los consumidores

1

En este blog ya he publicado algunas entradas sobre lo absurdo de la regasificadora de El Musel y los costes que innecesariamente generaba en el sistema del gas (e, indirectamente, en el de electricidad) y por ende, en la tarifa del gas (e, indirectamente, en la de la luz). Ahora, la CNMC ha publicado un informe sobre la propuesta de Orden ministerial que regulará la tarifa del gas que viene a concretar la cantidad que esta absurda infraestructura nos va a costar a los usuarios en el año 2014: 75,9 millones de euros, a cuenta de las anualidades 2012, 2013 y 2014. En los años sucesivos deberemos seguir pagando a Enagás las cantidades correspondientes para que esta sociedad recupere el importe de la construcción, unos 380 millones de euros, más el beneficio industrial. Beneficio industrial de una inversión inútil, que está en "hibernación" porque la Comisión Nacional de la Energía, y después el Consejo de Ministros, confirmaron nuestras denuncias sobre la inutilidad de la planta.

Nuestra demanda de nulidad de la autorización de la regasificadora fue estimada, pero tanto Enagás como el Ministerio recurrieron. Es lógico que Enagás recurra, ya que al fin y al cabo es una sociedad privatizada que busca el lucro de sus accionistas, aunque sea a costa de sangrar a los consumidores sin proporcionarles ningún servicio (en lo que se refiere a esta regasificadora); y todos sabemos que las declaraciones de responsabilidad social de la mayoría de las grandes sociedades valen menos que el papel en que están escritas. Lo que ya no es tan lógico es que el Ministerio, después de hibernar la planta inútil, recurra la sentencia que anulaba la autorización previa de la misma; máxime cuando se encuentra en una pelea con la industria energética sobre el déficit de tarifa y el importe de la tarifa. Uno tiene la impresión de que toda esta pelea es una farsa para aparentar que el Gobierno hace algo para sujetar el afán de lucro desmedido de la industria de la energía sucia mientras sigue haciéndole regalos a costa de los bolsillos de los consumidores. Veremos si el actual Ministro de Industria sigue el mismo camino que Felipe González, Aznar, Elena Salgado, etc. hacia el consejo de administración de una u otra gran empresa del ramo cuando, esperemos que dentro de poco, cese como Ministro.

Sobre este asunto, EQUO, promotor del recurso contra la autorización de la regasificadora, ha publicado la siguiente nota de prensa:

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha emitido un Informe11 sobre los peajes, cánones y retribuciones correspondientes al sector de distribución del gas que establece la propuesta de Orden ministerial que regulará esa materia para el año 2014. El Informe pone de manifiesto que los ingresos derivados de esa propuesta no cubrirán los costes del sistema, por lo que propone una serie de medidas alternativas.

Es relevante tener en cuenta que al referirse a los costes del sistema, en la página 56 informa de que se ha previsto que en 2014 se realice un pago de 75,9 millones de euros como “retribución transitoria” correspondiente a los años 2012, 2013 y 2014 por la planta regasificadora de El Musel. Esta cantidad es provisional en tanto se conozca el valor auditado de la inversión realizada.

Debemos recordar que Los Verdes de Asturias, y en la actualidad EQUO, nos opusimos desde el primer momento al proyecto de construcción de esta planta aduciendo que era innecesaria; que las plantas existentes ya cubrían en exceso la demanda de gas en el mercado español incluso teniendo en cuenta un escenario económico mucho más activo que el actual; que la construcción de esta planta supondría un coste extraordinario que repercutiría en las tarifas a pagar por los consumidores innecesariamente. En coherencia con ese planteamiento, formulamos recurso contencioso administrativo contra la autorización inicial de la planta, recurso que fue estimado por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. La Sentencia estimatoria fue recurrida por la empresa promotora, Enagás, y por el Ministerio de Industria.

Ha de recordarse también que el propio Ministerio, a instancia de la Comisión Nacional de la Energía, acordó “hibernar” la regasificadora, e incluso no construir el gasoducto que la conectaría a la red, reconociendo de hecho que teníamos razón en nuestra denuncia. A pesar de ello, en manifiesta contradicción con este acuerdo, decidió recurrir la Sentencia que nos daba la razón.

La CNMC ahora viene a poner de manifiesto lo cierto de nuestra denuncia y el coste que este innecesario capricho del Sr. Álvarez Areces, a la sazón Presidente del Principado de Asturias y en la actualidad viviendo un retiro de lujo en el Senado, va a costar a todos los consumidores españoles en el año 2014: 75,9 millones de euros, sólo para los años 2012 a 2014; habrá que añadir la remuneración que se reconozca a Enagás para los años sucesivos, para garantizarle la total amortización de la inversión (unos 370 millones de euros) más el beneficio industrial; beneficio industrial de una planta hibernada por inútil, pero que igualmente hemos de pagarle.

Si finalmente los absurdos recursos interpuestos por el Ministerio y por Enagás no prosperan, la retribución que ahora se va a acordar a favor de Enagás debería cancelarse, ahorrando así a los consumidores españoles esos 75,9 millones de euros (a los que se habrán de sumar las cantidades que se fijen para los años sucesivos).

Por ello, EQUO exige al Ministro de Industria y a Enagás que muestren su compromiso con los consumidores españoles, retiren el recurso formulado contra la Sentencia que declaró la nulidad de la autorización de la construcción de la planta regasificadora de El Musel y, en consecuencia, que eliminen la retribución prevista para la misma de los cálculos del coste del sistema gasista español, con el consiguiente abaratamiento de la tarifa a pagar por los consumidores.

EQUO afirma que la sostenibilidad del sistema pasa por evitar costes inútiles; no construir instalaciones innecesarias; reducir la dependencia energética del exterior (lo que además mejoraría nuestra balanza de pagos) mediante la promoción de las energías renovables, que además contribuyen al desarrollo del tejido industrial y social español, a la creación de empleo de calidad, a la mejora del medio ambiente y a la mitigación del cambio climático, además de contribuir a reducir el precio ofertado por los productores en las subastas periódicas del suministro energético.

1http://www.cnmc.es/Portals/0/Ficheros/sala_de_prensa/2014/01_Enero/20140107_Informe_peajesycanones.pdf

 

 

Equo Va
  1. #1
    13/01/14 22:30

    Ciertamente el tema de los tendidos de gas es algo inexplicable, España no produce gas, luego es una importación que benefia a otros estados, ¿porque se subvenciona por el gobierno esta energía? La verdad es que no hay explicaciones validas, si fuera una empresa nacional, esto es pública, tendría sentido, pero no es así.
    Además el sistema de gas no es más barato que otros sistemas y cuariosamente la gasista principal tiene una gran cuota de mercado en gas natural, butano, diesel y electricidad, un pull en toda regla. Es un mercado en el que las empresas ganan mucho, y lo pagamos todos, como con las Cajas, digo es que es de una Caja.
    Así cualquiera.
    EL problema es que es un oligopolio, depende del ministerio, no hay competencia. No pueden decir por un lado que no se puede subvencionar la mineria porque es antieconomico y subvencionar otros sectores energeticos, es una tomadura de pelo.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar