Rankia España
blog Cambiando el mundo
Discusión de problemas y soluciones de actualidad económica mundial

La guía NO definitiva para reclutadores, y para candidatos que buscan empleo

¿Has notado cómo los reclutadores juzgan a los entrevistados?  Para pasar la entrevista se necesita ser actor de teatro.  Los factores que se enumeran para rechazar candidatos son exactamente las cualidades de los CEOs de la actualidad.  Esto nos dice que los CEOs no son candidatos idóneos para trabajar en una empresa. Analicemos cómo pueden los gerentes de RRHH hacer que sus reclutadores trabajen mejor y colaboren con técnicas para mejorar la gestión.

Rechazo de candidatos al puesto

Entre las características que se enumeran para fracasar en la entrevista están:

  • Falta de habilidades técnicas
  • No calificado
  • Pobres habilidades de comunicación (lo que sea que eso signifique)
  • No entiende la organización
  • Falta de etiqueta apropiada
  • Otras razones

Como no me gusta hablar por hablar, en este post voy a simular que soy un reclutador odioso, y voy a traer a algunos CEO candidatos que no han aplicado en "Mi Empresa Ficticia Inc", en mi trabajo como reclutador ficticio (porque tampoco soy reclutador) siguiendo estos mismos principios.  Vamos a tomar a los CEOs de empresas famosas para ver si califican para un puesto dentro de la compañía.  Y yo como reclutador me quejaré profundamente por la mala calidad de candidatos que me mandan a entrevista.  

Si alguno de ellos llega a leer este post, seguramente a mí es al que no contratarían como reclutador.  Afortunadamente en este post estoy siendo actor que pretende ser reclutador, y evaluar a estas personas bajo los criterios con los que se evalúa a cualquier fulano en una entrevista de trabajo.  Así que si ellos leen lo que escribo sabrán entender la ironía de lo que es un proceso de contratación.

Ahora fingiré ser un reclutador imbécil, para mostrar la manera en que muchos candidatos son rechazados en las entrevistas de trabajo.  No pretendo insultar a nadie, sólo reproduzco con variantes los juicios de valor que he observado en reclutadores hacia sus candidatos.

Steve Jobs

En Mi Empresa Ficticia Inc nadie sabe quién es él.  Yo como reclutador tampoco sé quien es el y realmente he visto que es un pésimo candidato para cualquier puesto de la empresa:

  • Vino sin afeitarse a la entrevista.  No sabe que para la entrevista hay que afeitarse.  No interesa la moda, lo que interesa es que el cabello en la cara no va con la entrevista.  No sabe sobre etiqueta.  ¡Descalificado para el puesto!
  • Vino con pantalones vaqueros desteñidos y unos zapatos tennis que se ve que han sido usados, como los que usarías para salir a correr en la mañana.  No se mete las faldas de su camisa dentro del pantalón, y parece que no usa cinturón.  Esa presentación terrible nos dice que no respeta al entrevistador.  Y si va a llegar vestido así a una presentación, va a poner a la empresa en vergüenza absoluta.  Este empleado dará una mala impresión acerca de la seriedad de nuestra empresa. ¡Descalificado!
  • En la entrevista me dio la impresión de que el tipo es narcisista y gruñón (y no estoy proyectando en él mi propio carácter de reclutador narcisista y gruñón, ni lo digo porque me cae mal... ¿o sí?), por lo que no creo que sirva para trabajar en una empresa.  Tiene muy pobres habilidades de comunicación y no creo que vaya a funcionar en ningún empleo o empresa. ¡Descalificado!

Cuando miro a este candidato me doy cuenta de que no es una persona que quiséramos para trabajar o para dirigir esta empresa.  Si así como viste maneja la empresa o su trabajo, vamos mal. Y su falta de glamour de Miss Universo le inhabilita para desempeñarse exitosamente en un mundo como el de los negocios.

Jeff Bezos

En Mi Empresa Ficticia Inc nadie sabe quién es él.  Yo como reclutador tampoco sé quien es el y realmente he visto que es un pésimo candidato para cualquier puesto de la empresa:

  • ¿Viste la combinación de colores de la foto?  Mira que hay cajas fuertes que hacen mejores combinaciones.  Obviamente no sabe de etiqueta. ¡Descalificado!
  • Le miras un rostro risueño. ¡¡Qué falta de seriedad!!  Si así se va a portar en la empresa, seguramente no se va a tomar nada en serio y no va a llegar lejos en la vida, o en el trabajo, porque la vida no es un juego para andarse riendo o jugar de simpático.  Este sujeto con esas risas y carácter juguetón parece muy infantil. ¡Descalificado!  
  • Dice que pretende vender libros por Internet algun día.  Hasta ahora sólo hemos visto Arpanet y no parece haber mucho modelo de negocios ahí.  Además Barnes & Noble tiene como 100 años de existir y este tío cree poder meterle competencia.  Si ese negocio funcionara, ya alguien lo habría inventado. ¡Descalificado!

Como reclutador he visto que la seriedad debe reflejarse en el vestuario y en la conducta.  Ni viste de Tuxedo, ni es callado y pensativo como el modelo de ejecutivo triunfador que me enseñaron cuando estudiaba para Recursos Humanos.

Elon Musk

En Mi Empresa Ficticia Inc nadie sabe quién es él.  Yo como reclutador tampoco sé quien es el y realmente he visto que es un pésimo candidato para cualquier puesto de la empresa:

  • Vino sin afeitarse a la entrevista.  No sabe que para la entrevista hay que afeitarse.  No interesa la moda, lo que interesa es que el cabello en la cara no va con la entrevista.  No sabe sobre etiqueta.  ¡Descalificado!
  • Mira que dice que fue a Rusia en el año 2000 a tratar de comprar cohetes, por lo que creo que seguramente debe estar un poco desconectado de la realidad.  Y como los rusos no le han vendido los cohetes (obviamente, porque se preguntan "¿y quien es este tío?") dice que va a trabajar haciendo cohetes, pero no tiene estudios al respecto, por lo que le he anotado que carece de habilidades técnicas para desempeñarse en el puesto de dirigir o hacer ingeniería sobre cohetes. ¡Descalificado!
  • Además, el tipo me habla en la entrevista de sus sueños de crear una empresa de coches, siendo que ninguna empresa nueva de coches ha triunfado desde hace como 100 años.  Creo que el tipo está un poco desconectado de la realidad, no creo que funcione en la empresa, y tampoco creo que ni vaya a triunfar por su cuenta, y menos hacerse famoso con esa clase de mentalidad.  ¿No te parece?  Dice que su sueño es hacer coches, cohetes, páneles solares y túneles para ir a Marte, un poco disperso el tipo. Realmente parece estar bien desubicado el tío este.  Es que seguro él aspira a ser Ironman, y si le hacen reboot a Ironman seguramente al último que buscarán para construir este personaje será a Elon Musk, y olvidate de la idea de que aparezca en una película de Ironman, no es realista para alguien tan desubicado, idealista y soñador.   Es que para triunfar tiene que estar con los pies bien puestos sobre la Tierra, y yo como reclutador puedo dar fe de ello.  Yo soy un reclutador exitoso entre miles, y mi triunfo da fe de que yo sí tengo los pies sobre la Tierra.  Elon Musk tiene sus pies sobre Marte o quizás sobre Tatooine. ¡Descalificado!
  • He concluido que el candidato es muy infantil.  ¿Cómo lo sé?  Es que eso de andar pensando en cohetes y saber que juega videojuegos y que me hable de cambiar el mundo me da muy mala pinta.  Hay que aceptar el mundo como es y jugar dentro de él, nada de andarse con niñerías de cohetes e inteligecias artificiales y robots de novelas fantasiosas de Isaac Asimov. ¡Descalificado!
  • Este candidato obviamente no entiende la organización.  Nosotros no queremos gente que venga con sueños de un mejor producto y nada de vender publicidad.  Lo que queremos es alguien que sepa vender nuestros productos de mediocre calidad, usando el poder de las marcas para vender,  Las marcas venden, no la calidad. ¡Descalificado!

Concluyo como reclutador que este candidato no llegará lejos, que sus idealismos un día se encontrarán con el muro de la realidad que le dirá que ser empleado de 9 a 5 es sinónimo de éxito en la vida, porque esas ensoñaciones de cambiar el mundo son para tontos.

¿Cómo evaluar a los reclutadores?

Como podrás observar en realidad el proceso de reclutamiento exige que la persona no se muestre como es, y eso es porque a los reclutadores no los evalúan apropiadamente.  Entonces se ponen a jugar de jueces que juzgan por estereotipos e ideas preconcebidas.

Si has leído el texto anterior has visto que mi evaluación es la de un reclutador imbécil, pero no hay consecuencias para un reclutador si esto ocurre.  Y si ese imbecil que he retratado en este post fuese reclutador, el mundo se habría privado de tres grandes genios de los negocios como Steve Jobs, Elon Musk y Jeff Bezos.  Entonces te preguntas por la calidad de la contratación, porque si descalificaste a los genios, ¿quienes quedan?

Las empresas reclutadoras o los entrevistadores a menudo acuden a tácticas de intimidación para sacarle una mala respuesta al candidato, bajo la excusa de ponerle a prueba. Y hay interacciones que de estar del lado del entrevistado significarían rechazo absoluto del candidato.  ¿Tendría el entrevstado el derecho a hacer preguntas incómodas a la empresa también?

Lo que tendría que pasar es que a los reclutadores se les pague un porcentaje de su salario en virtud de los trabajadores contratados que sigan en la empresa, al que se le resta una penalidad cuando el trabajador es despedido (pena grande), o renuncia (pena menor).  No aplica penalidad cuando obedece a un recorte dado por la gerencia.  A como la rotación de personal se conecte al salario del reclutador habrá incentivo para dejarse de memeces de juzgar mal a un candidato, pues tendría serias implicaciones para su ingreso como reclutador.

Por ejemplo:

  • A: Trabajadores contratados (total) por el reclutador: 100
  • B: Trabajadores contratados que siguen laborando en la empresa: 50
  • C: Antigüedad promedio (años) de los que siguen laborando en la empresa: 5 años
  • D: Trabajadores contratados por el reclutador que han sido despedido este mes: 2
  • E: Trabajadores contratados por el reclutador que han renunciado este mes: 3
  • Salario = Salario base + B / A * C * Incentivo - (E + 2 * D) * Penalización

Supongamos que:

  • Salario base = 1000
  • Incentivo = 10
  • Penalizacion = 1

Entonces

  • Salario (del reclutador) = 1018

Si nadie es despedido ni renuncia:

  • Salario = 1100

Tomemos ahora cifras de antigüedad de las plantas bananeras:

  • Antigüedad promedio de jornaleros de fincas: 7 meses.   Salario = 1002
  • Antigüedad promedio de jornaleros de fincas: 1.5 años. Salario = 1007
  • Antigüedad promedio de administrativos de oficinas de casa matriz: 5 años.  Salario = 1020

Queda claro que el empleo de reclutador con menor salario será el que tenga la mayor rotación de personal.  Y debido a las ganas de ganar más, al reclutador le conviene buscar maneras de mejorar la rotación, antes de que los empleados que contrató se le vayan.  Si hay una crisis de mala gestión que empuja renuncias, el reclutador verá afectado su salario y se preguntará ¿que está pasando allí?

Una penalizacion adicional tendría que venir si contrató a un reclutador despedido o el despedido fue el que reclutó.  Si una persona despedida entró por recomendación de un tercero, ese tercero tendrá que recibir una penalización con el despido del trabajador.  Si renuncia no debería haber penalidad.

¿Te ha gustado el artículo?

Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico.

Autor del blog

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar