Rankia España Rankia Argentina Rankia Brasil Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Czechia Rankia Deutschland Rankia France Rankia Indonesia Rankia Italia Rankia Magyarország Rankia México Rankia Netherlands Rankia Perú Rankia Polska Rankia Portugal Rankia Romania Rankia Türkiye Rankia United Kingdom Rankia USA
Acceder

Fisher Investments España comparte su opinión sobre la recompra de acciones

Si una empresa compra sus propias acciones y las retira del mercado, ¿contribuye a que suba el precio de las acciones? Y, si muchas empresas recurren a esta herramienta, conocida como recompra de acciones, ¿se puede provocar una subida generalizada del mercado bursátil? Algunos comentaristas financieros a los que seguimos afirman que las recompras son actualmente una de las pocas fuerzas que impulsan los mercados y que, sin ellas, las acciones perderán una de sus principales fuentes de apoyo. Las cifras parecen respaldar esa idea. Los bancos europeos recompraron la friolera de 4750 millones de EUR de sus propias acciones este verano. A escala mundial, las 1200 mayores empresas del mundo realizadon recompras por valor de 1,25 billones de EUR en 2022, un 22 % más que el año anterior. Según las opiniones de Fisher Investments España sobre la historia bursátil, aunque las recompras pueden ser positivas para las acciones, tienen una influencia limitada en la dirección del mercado (como se pudo observar en 2022, año en el que se registraron rentabilidades negativas a pesar del auge de las recompras).

Fisher Investments España señala que hay varias razones por las que las empresas pueden optar por recomprar sus acciones. Por un lado, las recompras son una forma de devolver efectivo a los accionistas y una alternativa al pago de dividendos en este frente. En lugar de pagar dividendos directamente a todos los accionistas, las empresas recomprarán y amortizarán sus acciones. Al hacerlo, devuelven dinero a los accionistas, no solo remunerando a aquellos a los que compran acciones, sino que consolidan el accionariado restante de manera que los beneficios futuros se repartan entre un número más reducido de accionistas, cada uno de los cuales tendrá derecho a una mayor cantidad de estos beneficios. ¿Por qué recurren algunas empresas a este método que, aparentemente, resulta más complicado que el uso de dividendos en efectivo? En Estados Unidos, así como en muchos países europeos, las recompras pueden ser más favorables desde el punto de vista fiscal que los dividendos, ya que los tipos impositivos sobre las plusvalías son más favorables que los tipos sobre los ingresos por dividendos. También pueden servir para compensar la remuneración en acciones pagadas por las empresas, evitando así un aumento del número de acciones en circulación mediante la dilución de las participaciones de los inversores. A falta de recompra de acciones para compensar las opciones de compra de acciones de los empleados, el valor de una empresa se repartiría entre un mayor número de acciones, lo que reduciría la participación de cada inversor.

Fisher Investments España comprende por qué las recompras tienen fama de subir directamente los precios de las acciones. Los precios de las acciones son producto de la oferta y la demanda de acciones, y las recompras de las empresas reducen la oferta de acciones en circulación. Según la teoría económica básica, una menor oferta en medio de una demanda constante o creciente provoca una subida de los precios. Sin embargo, cuando se evalúa el impacto de las recompras sobre la oferta total, creemos que es fácil ver su limitada influencia sobre la dirección de los mercados. Por ejemplo, los 1,25 billones de EUR en recompras corporativas del año pasado —la mayor cifra de la historia— representan solo en torno al 1,3 % de la capitalización bursátil mundial. A menor escala, las empresas de Europa continental gastaron casi 140 000 millones de EUR en recompras a lo largo de 2022, aunque esto equivale aproximadamente al 1,4 % del mercado europeo en diciembre de 2022. En opinión de Fisher Investment España, es poco probable que estos descensos marginales de la oferta supongan cambios drásticos para las acciones, ya que hay demasiadas otras variables en juego.

Además, el aumento de las recompras no implica un aumento de las cotizaciones bursátiles, y viceversa. Analicemos lo ocurrido en 2018 y 2021, cuando las recompras en Europa continental aumentaron de 68 800 a 92 500 millones de EUR y de 70 700 a 164 500 millones de EUR, respectivamente. Los valores europeos obtuvieron resultados inferiores a los de los mercados mundiales en ambos años. Por otro lado, en 2009, los valores de la eurozona registraron un rendimiento superior al de los valores mundiales, mientras que las recompras en la Unión Europea disminuyeron. Este fenómeno no se limita a Europa. Consideremos el índice S&P 500 Buyback, que sigue el rendimiento de los 100 valores con los mayores ratios de recompra del índice S&P 500 para el mercado de Estados Unidos. En 2015, el índice Buyback cayó un 6,9 %, mientras que el S&P 500 general subió un 1,4 %. Por el contrario, el S&P 500 terminó 2020 con una subida del 18,4 %, mientras que el índice Buyback subió solo un 4,6 %. En opinión de Fisher Investment España, el aumento de la recompra de acciones no implica automáticamente una subida de los precios de las acciones, al igual que una reducción de las recompras no implica una caída de los precios.

Las empresas también pueden optar por utilizar el efectivo del modo en que consideren más productivo para su negocio específico en lugar de recomprar acciones. Las empresas podrían considerar el pago de dividendos como un método más adecuado para atraer la demanda de los inversores, o bien podrían optar por reinvertir los beneficios en la empresa con la esperanza de aumentar las ganancias a largo plazo, por ejemplo, destinando más dinero a investigación y desarrollo o actualizando sus instalaciones y tecnología. Las empresas más grandes pueden incluso utilizar el efectivo para fusiones y adquisiciones. Según nuestra experiencia, los inversores pueden considerar que, a largo plazo, alguna o todas estas acciones son una mejor opción para los accionistas que las recompras.

Aunque Fisher Investment España tiene en cuenta las recompras a la hora de calibrar los fundamentales del mercado bursátil, creemos que es mejor considerarlas en conjunción con todos los demás factores que contribuyen a la oferta y la demanda de valores, sin olvidar el grado en que el sentimiento inversor también valora estos factores.

No se pierda las últimas noticias y perspectivas de los mercados de Fisher Investments España:


Fisher Investments España es el nombre comercial utilizado por la sucursal en España de Fisher Investments Ireland Limited,  (“Fisher Investments España”). Fisher Investments Ireland Limited es una sociedad de responsabilidad limitada constituida en Irlanda que opera bajo la denominación de Fisher Investments Europe (""Fisher Investments Europe""). Fisher Investments Ireland Limited y su nombre comercial, Fisher Investments Europe, están inscritos en el Registro Mercantil de Irlanda con los números 623847 y 629724. Fisher Investments Europe está regulada por el Banco Central de Irlanda. El domicilio social de Fisher Investments Europe es 2 George’s Dock, 1st Floor, Dublin 1, D01 H2T6 Ireland. Fisher Investments Europe externaliza parcialmente diversos aspectos de las funciones cotidianas de asesoramiento de inversión, gestión de carteras y operaciones bursátiles a sus filiales. 

El presente documento recoge la opinión general de Fisher Investments Europe y no debe ser considerado como un servicio de asesoramiento personalizado en materia de inversiones o fiscal ni un reflejo de la rentabilidad de sus clientes. No se garantiza que Fisher Investments Europe siga sosteniendo estas opiniones, las cuales pueden cambiar en cualquier momento a la luz de nuevos datos, análisis o consideraciones. La información que figura en el presente documento no pretende ser una recomendación o un pronóstico de las condiciones del mercado. En su lugar, tiene por objeto esclarecer los aspectos tratados. Los mercados actuales y futuros pueden diferir ampliamente de los que se describen en este documento. Asimismo, no se garantiza la exactitud de ninguna de las hipótesis empleadas en los ejemplos contenidos en el presente documento

(1) "European Banks Unleash $5 Billion in Buybacks on Rates Boost", Steven Arons, Bloomberg, 28/7/2023. Consultado a través de Yahoo! News UK.
(2)Fuente: FactSet, a 4/10/2023. Declaración basada en las rentabilidades con dividendos netos del índice MSCI World, del 31/12/2021 al 31/12/2022.
 (3)Fuente: US Tax Foundation, a 4/10/2023. Declaración basada en los tipos impositivos sobre las plusvalías y los dividendos en 2023 para Estados Unidos y varios países europeos.
(4) Fuente: nota ii y Federación Mundial de Bolsas, a 4/10/2023. Declaración basada en la capitalización bursátil de las empresas nacionales cotizadas, diciembre de 2022. La capitalización bursátil es una medida del tamaño de una empresa o un índice que se calcula multiplicando el precio por acción por el número de acciones en circulación. En este caso, es el valor combinado de todas las bolsas mundiales.
(5) Fuente: nota ii y Federación de Bolsas Europeas, a 16/10/2023. Declaración basada en las recompras de acciones en Europa (excluido el Reino Unido) en 2022 como porcentaje del valor combinado de las 15 principales bolsas europeas en diciembre de 2022.
(6) Fuente: Nota ii y FactSet, a 4/10/2023. Declaración basada en las recompras de acciones de Europa (excluido el Reino Unido), la rentabilidad del MSCI World Index con dividendos netos y la rentabilidad del MSCI Europe (excluido el Reino Unido) en EUR, del 31/12/2017 al 31/12/2022.
(7)ibid.
(8) Fuente: FactSet, a 4/10/2023. Declaración basada en las rentabilidades de los índices MSCI EU y MSCI World con dividendos netos (en EUR), del 31/12/2008 al 31/12/2009 y "Short-Termism, Shareholder Payouts, and Investment in the EU", Jesse M. Fried y Charles C.Y. Wang, ECGI Working Paper Series in Law, febrero de 2021.
(9)La ratio de recompra se calcula dividiendo la cantidad de efectivo que una empresa paga al recomprar sus acciones entre su capitalización bursátil al inicio del período de recompra.
(10)Fuente: FactSet y S&P Global, a 4/10/2023. Rentabilidad de los precios del S&P 500 y del S&P 500 Buyback, del 31/12/2014 al 31/12/2020. Valores expresados en USD. Las fluctuaciones entre el dólar y el euro pueden influir en el rendimiento de una inversión al alza o a la baja.
(11) ibid.
¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico