¿Qué le pasa a Telefónica (TEF)?

43,7K respuestas
¿Qué le pasa a Telefónica (TEF)?
85
suscriptores
¿Qué le pasa a Telefónica (TEF)?
Página
5.534 / 5.534
#44265

Re: ¿Qué le pasa a Telefónica (TEF)?

Quebrar es improbable y el euro también lo es, son la misma chorrada que los que hablan de 6, 7 etc.
#44266

Re: ¿Qué le pasa a Telefónica (TEF)?

te doy la razon 6 o 7 por el momento no los veo pero 5 si las divisas acompañan y hay suerte quizá
#44267

Re: ¿Qué le pasa a Telefónica (TEF)?



Para los que todavía no entiendan que es la digitalización y el 5G como palanca de crecimiento brutal en los próximos años:


El impacto del 5G en los procesos de transformación digital e Industria 4.0

El impacto del 5G no se limita al hecho de que los usuarios puedan disfrutar de un acceso sin precedentes a una gran cantidad de datos, a una velocidad inusitada. Las mejoras tecnológicas del 5G pretenden ayudar también a escalar ámbitos tan diversos como las infraestructuras de las smart cities, la proliferación de los vehículos autónomos, las redes de energía sostenible, los centros de control de tráfico en tiempo real o las operaciones relacionadas con la gestión de recursos y procesos productivos en la industria.

Todo ello se pretende conseguir de la mano del incremento en la cantidad de datos disponibles, la baja latencia, la conectividad masiva, una velocidad sin precedentes y una fiabilidad prácticamente total. Pues bien, En la medida en que la Industria 4.0 trata fundamentalmente de como los datos son capturados, almacenados, analizados y explotados, el 5G se posiciona como el catalizador que va a facilitar que esos datos circulen a una velocidad y en unas cantidades cada vez mayores.

Pensemos que, por un lado, la lógica detrás del desarrollo del 5G no se limita a la expansión del ancho de banda de las redes móviles. El desarrollo del 5G ya se planteó, en su origen, objetivos mucho más ambiciosos como el de proveer de servicios de conectividad inalámbrica avanzada a una gran variedad de industrias como la manufacturera o la del automóvil. Por otro lado, las demandas en cuanto a servicios de comunicación por parte de la industria, y sus procesos de automatización digital, han aumentado el nivel de exigencia en cuanto a latencia, acceso a datos, disponibilidad, fiabilidad y, en algunos casos, la precisión en cuanto a la ubicación y seguimiento de activos.

Así, la cantidad de ámbitos industriales que se van a beneficiar de los nuevos niveles de automatización conseguidos de la mano del 5G son diversos: transporte terrestre, edificios y factorías inteligentes, cuidados de la salud, smart cities…

Aun así, para que esto sea posible, las comunicaciones entre máquinas tienen que ser seguras, fiables y continuas. Para conseguirlo, el 5G soporta tres tipos fundamentales de comunicación: el ancho de banda móvil mejorado, o eMBB (enhanced Mobile Broadband), las comunicaciones masivas del tipo máquina, o mMTC (massive Machine-Type Communication) y las comunicaciones ultra fiables de baja lantecia, o URLLC (Ultra-Reliable Low-Latency Communications).

Y es que la conectividad es un componente fundamental en la industria 4.0 y la promesa de transformación digital que ésta nos ofrece. En definitiva, es esa conectividad la que permite (1) mejorar la flexibilidad, la versatilidad, la usabilidad y la eficiencia de las futuras smart factories, (2) integrar el internet de las cosas (IoT) en la industria y (3) facilitar procesos continuos de integración vertical y horizontal a lo largo de la cadena de valor.

Ciertamente, conseguir todos estos objetivos dependerá, en buena medida, del rendimiento técnico del 5G y de su capacidad para soportar grandes picos de datos, una elevada densidad de conexiones, una demanda cada vez más exigente de precisión y fiabilidad, bajas latencias y requerimientos de consumo energético cada vez más optimizados. Todo ello, además, en un entorno seguro donde la privacidad y control del dato queden completamente garantizados.

Resumiendo, podemos decir que el 5G proveerá a la industria de una conectividad entre máquinas, personas y objetos mucho más poderosa e, incluso, persuasiva, que supondrá un medio para conseguir los tan anhelados objetivos de flexibilidad en la producción, acceso del trabajador a la información en tiempo real y automatización de procesos gracias a la exitosa implementación de vehículos y robots autónomos.

Y, sin embargo, siendo esto importante, no podemos decir que pueda ser considerado como el elemento más relevante dentro de los procesos de transformación digital emprendidos (y por emprender) por la industria española.


El 5G y transformación digital en la industria española

A pesar de que las empresas españolas han tardado más que sus homólogas europeas en subirse al carro de la transformación digital, a día de hoy la digitalización actúa ya como un motor de crecimiento de nuestra economía. Según apunta el informe de Madurez digital España 2018 publicado por Minsait, los procesos de transformación digital han contribuido en un 30% al crecimiento del valor añadido generado por la economía española desde 2015.

En este sentido, aunque la mayoría de los esfuerzos realizados por las compañías se han centrado en la mejora del modelo de negocio tradicional, los resultados son dignos de consideración. No en vano, la mejora en la relación con el cliente, así como en la eficiencia en las operaciones, se muestran como los elementos que más han contribuido al impulso del negocio de las empresas españolas gracias a la adopción de las tecnologías digitales.

Y aún así, a pesar de que los resultados son más que dignos, podemos también afirmar que no son suficientes. Debemos ser más ambiciosos e incrementar nuestra apuesta por la digitalización de la empresa española. Más allá de los procesos de mejora y optimización del modelo de negocio tradicional de nuestras compañías, debemos ser capaces de abordar procesos disruptivos que nos permitan apalancarnos en la tecnología con el objeto de acceder a nuevas oportunidades de negocio y a nuevos mercados. En caso contrario, corremos el riesgo de vernos superados y desbordados por aquellos que sí acepten ese reto, el de transformar sus respectivos modelos de negocio de la mano de los procesos de disrupción digital.


Conclusión

La quinta generación de comunicaciones móviles puede ser esa autopista que facilite la rápida transmisión de datos, desde su generación hasta su posterior procesamiento, análisis y explotación. Pero a día de hoy, tal y como hemos comentado, el principal reto para la digitalización de la industria española en el ámbito de la cuarta revolución industrial, reside, no en como mejorar de manera incremental los procedimientos existentes, o en como aumentar la velocidad de la transmisión de los datos, sino en como aprovechar las nuevas tecnologías digitales disponibles, como el 5G, cuando ésta sea finalmente desplegado, para abordar cambios mucho más profundos que permitan transformar el modelo de negocio de las empresas españolas que configuran su tejido industrial.

El 5G supone una nueva oportunidad para profundizar en esa línea. Pero para que ésta realmente surja el efecto deseado, debe darse un cambio profundo en la manera como nuestras empresas abordan los retos que el actual entorno competitivo les plantea y deben hacerlo desde una perspectiva que apueste definitivamente por la disrupción digital como palanca de crecimiento a medio y largo plazo.





No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#44268

Re: ¿Qué le pasa a Telefónica (TEF)?

Ni se va a ir a 1 ni a 10, por favor, dejaos de gilipolleces y estemos a cosas realistas
#44269

Re: ¿Qué le pasa a Telefónica (TEF)?



Y en todo esto es clave Telefónica Tech con su crecimiento de mas del 25% anual, y que ya esta aportando al grupo telefónica el 20% de sus ingresos, a este ritmo dentro de 2 años podría telefónica tech aportar al grupo telefónica el 50% de los ingresos totales de telefónica!...


Telefónica Tech es la única multinacional española líder de Tecnologías de la Información y Transformación Digital, que se ha digitalizado internamente; ofrece todos los servicios de la digitalización a grandes empresas, pymes, microempresas y sector público, explica el autor del estudio, Jorge Díaz-Cardiel. Este experto remarca que esta empresa «tiene capilaridad para llegar a todos los rincones de España y, también en aquellos países en que está presente (Alemania, UK, Brasil y otros países de América Latina).

Telefónica Tech genera el 20% de los ingresos de Telefónica en todo el mundo y el 16% de sus beneficios con servicios de digitalización. Cuenta con miles de clientes empresariales y del sector público y 5.000 expertos en transformación digital, que llevan preparándose años para el despliegue de ciberseguridad, cloud computing, conectividad, internet de las cosas, big data y otras soluciones digitales. Además, Telefónica Tech tiene el ecosistema más grande de empresas TI de Europa, con Amazon-AWS, Microsoft Azure, Apple, HP, HPE, Oracle, Sage, Salesforce, Cisco, Huawei Cloud, Google Cloud, Facebook, IBM, entre otros muchos partners tecnológicos.


La digitalización y sus servicios es como un negocio nuevo que permitirá obtener ingresos que antes no existían, y es un mercado muy grande con mucho margen de crecimiento en los próximos años... si uno solo sabe mirar para atrás pues al final se dará de narices contra una puerta o contra una farola... y eso es lo que esta pasando a algunos que no ven el negocio tan grande que esta por llegar.

Saludos.





No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#44270

Re: ¿Qué le pasa a Telefónica (TEF)?

Efectivamente, nadie sabe lo que llegará a verse pero el sentido común habla de niveles, 3.60-3 por abajo y 4.30-4.80-5.20 por arriba. Precios menores a 2.50 o mayores a 6, de momento, son cosas harto improbables
#44271

Re: ¿Qué le pasa a Telefónica (TEF)?



Bueno en bolsa puede ocurrir cualquier cosa, tanto se puede ir a 1 como a 10 perfectamente y ya se encontrarían excusas para justificar tanto una cosa como la otra...

Es lo que tiene la bolsa, algunos son alcistas otros bajistas... unos creen unas cosas otros creen otras, si todos creyéramos que se va ir a  10 nadie vendería... si todos pensarán que no vale nada nadie compraría....

Imagínate que mañana aparece un fondo, mañana o dentro de 1 año que se supone pase el escudo ese que dicen que existe para proteger a empresas españolas (protegerlas de quien si el enemigo esta en casa..?)... y lanza una OPA por 10, es totalmente posible, mas cuando por telecon Italia la han lanzado por 0,50 y seguramente eleven el precio, no descartes nunca nada en bolsa, pagar 10 euros por telefónica supone valorar la empresa en unos 60,000 millones y tiene activos por mas de 100,000 millones.


Saludos.


No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

#44272

Re: ¿Qué le pasa a Telefónica (TEF)?



Odiadas en bolsa y deseadas por los fondos: las viejas 'telecos' encandilan al capital riesgo


Las 'telecos' son el gran apestado de los inversores bursátiles, pero la operación de Telecom Italia ha puesto su valor en el foco. Interesan sus activos y su potencial de repunte


Las operadoras de telecomunicaciones tradicionales llevan años languideciendo en los mercados bursátiles de Europa. Con los márgenes bajo presión por el auge de la competencia, las empresas ansían la consolidación para aliviar la guerra de precios. A la espera de esas fusiones, el 'private equity' prepara el camino. Aunque el interés viene de largo por el lado de las infraestructuras, la última operación ha puesto el foco sobre las llamadas incumbentes: 'telecos' que ostentaban el monopolio antes de la liberalización y que se han visto achicadas por los nuevos agentes. Empresas menospreciadas por los inversores que ahora despiertan el interés del capital riesgo por sus redes de activos y su potencial de repunte.

El detonante ha sido el de la oferta de KKR por el incumbente Telecom Italia. Tras la operación, el Gobierno español ha renovado el blindaje antiopas sobre las empresas españolas, en un movimiento que protege a Telefónica (sobre todo porque, como adelantó esta semana El Confidencial, la 'teleco' de José María Álvarez-Pallete también ha sido objeto de deseo). A principios de año, otra de las incumbentes que había estado en el foco del capital riesgo (KKR) había sido KPN, con valoraciones de en torno a los 13.000 millones de euros. Finalmente, la operación no salió, aunque en Holanda también se ha dado este año la compra de la filial de Deutsche Telekom allí, T-Mobile, por parte de Apax y Warburg. Dentro de los casos particulares, está el de MásMóvil en 2020 por parte de un consorcio de fondos; aunque los impulsores de esta operación son distintos a los de, por ejemplo, Telecom Italia.


¿Qué ven los fondos? A primera vista, puede ser difícil de entender. Las valoraciones bursátiles de las 'telecos' más veteranas son tan bajas que ni siquiera una prima del 46% como la de Telecom Italia les lleva a superar niveles de 2019. Esto se debe a que los inversores de bolsa se están fijando en el negocio y los de capital riesgo se están fijando en los activos subyacentes. ”Los inversores que lanzan este tipo de operaciones en incumbentes de telecomunicaciones ven un arbitraje de valoración sobretodo cuando tienen un componente alto de infraestructuras", matiza Tiago de Noronha, responsable de 'Advisory Iberia' en BNP Paribas.


El negocio va mal, pero con sus infraestructuras las operadoras tienen un gran tesoro. "Son activos muy valiosos que el mercado no les están valorando y las empresas los están haciendo valer por distintas vías: unas con salidas a bolsa, otras dando entrada a accionistas minoritarios, otras con ventas de control… Si las operadoras cotizan a cinco o seis veces Ebitda, están vendiendo estos activos a 17 o 18 veces Ebitda", explica Isabel de Dios, socia responsable del sector de telecomunicaciones para EMEIA de la consultora E&Y. "Hay mucha liquidez en el mercado y se pagan múltiplos muy altos". El interés por las infraestructuras digitales está en que son un refugio para el inversor. El propio mercado bursátil lo reconoce en el caso del operador de torres, Cellnex, que ni siquiera sufre con las ampliaciones de capital o el incremento de la deuda en balance. "Es un negocio muy previsible, con flujos de caja futuros fácilmente estimables, asegurando una rentabilidad al inversor", explica Daniel Martínez, socio responsable de transacciones en el sector de telecomunicaciones de PwC. Los fondos tienen mucha liquidez y llevan tiempo apostando por infraestructuras Telefónica ha estado poniendo en valor estas redes.

Para sanear su balance, la operadora se ha lanzado a vender activos de alto valor pero de poca contribución estratégica. Así, consigue desapalancarse y, a la vez, blindarse de cara a mayores inversiones, como el 5G. Por un lado, está la desinversión en la filial de torres Telxius, aunque esta vez a American Tower. Por el otro, está también la venta de su fibra en Colombia y Chile a KKR, la de Brasil a Caisse de dépôt et placement du Québec (CDPQ) o el vehículo de este activo en Alemania a Allianz. El atractivo de las infraestructuras también queda patente en el caso de Telecom Italia, donde el mercado juega con la posibilidad de que KKR separe el negocio de infraestructuras, principalmente la red de fibra, del de gestión de las telecomunicaciones. Así, aflora el valor de la red en un momento en el que el Gobierno pretende destinar grandes sumas de los fondos de recuperación europeos para impulsar la conectividad digital de Italia. En este entorno, José María Barrios, socio de Deloitte Legal especializado en este sector, subraya también la importancia de "la nueva regulación que está por venir, como el nuevo proyecto de la ley general de telecomunicaciones, que introduce mejoras para el despliegue de redes de alta capacidad, que además están en el foco del plan de recuperación para imulsar la digitalización de España". "La nueva legislación va a flexibilizar la posibilidad de alcanzar acuerdos de coinversión de teleoperadores, dando un impulso a la compartición de infraestructuras pasivas de redes, lo cual ayuda a dinamizar el mercado de fusiones", explica. Las llamadas incumbentes son precisamente aquellas operadoras que llevan años invirtiendo en sus activos. Esta inversión ha contribuido a la presión sobre los márgenes, sobre todo al venir acompañada de la fuerte competencia de nuevos jugadores. En ese sentido, el caso de MásMóvil es distinta. La 'teleco' no despertó el interés de los fondos precisamente por sus activos, sino que por su capacidad de disrupción en el sector 'low cost'. La operadora ha sido la que ha liderado la consolidación en España en los últimos años, siendo la operación de Euskaltel el caso más reciente.


No importa lo fuerte que pegues, lo importante es mantenerse en pie.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar