¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
La Vuelta al Gráfico
Economía y Mercados financieros desde otro punto de vista

La paciencia es amarga, pero sus frutos son dulces

Los mercados financieros son bastante eficientes. Los precios de los diferentes activos suelen recoger de forma bastante efectiva todas las probabilidades y normalmente es prácticamente imposible batir a la media del mercado de forma consistente. Las nuevas noticias aparecen de forma aleatoria, por lo tanto son impredecibles salvo que dispongamos de información privilegiada, y suelen distribuirse a la vez a todos los participantes del mercado (o por lo menos, a todos los que tienen poder para ajustarlo).

 

 

Así, diferentes estudios (por ejemplo Pierce and Roley acerca de los datos macro en 1985, Jain en 1988, o Chan en cuanto al efecto en los valores individuales en 2003) demuestran que el ajuste total de las noticias inesperadas suele tardar entre unos segundos y unos pocos minutos. Todo lo anterior es más cierto cuanto más líquido y transparente es el mercado, y cuanta más información maneja.

Sin embargo, a veces, el mercado se equivoca en la percepción de los riesgos. A veces pasa varias veces al día. Otras solo en toda la semana. A veces los mercados pasan meses sin equivocarse. Pero antes o después llega el error. Y entonces, el trader, se aprovecha. Como diría J. Rogers, el trabajo de un trader es estar sentado mirando la acera, esperando que alguien se le caiga un billete, para recogerlo. Mientras tanto, el trader sólo puede observar la acera.
 
No es necesario, por tanto, mantener una posición abierta continuamente. Los mejores, sean del estilo que sean (así inversores con estilos tan diferentes como E. Seykota, G. Soros, P. Lynch, W. Buffet, A. Kostolany…) coinciden en algo: haber estado periodos largos con una cantidad alta de efectivo. ¿Por qué? Porque sencillamente no encontraban dinero tirado en la acera. Porque el mercado no se confundía en la apreciación de los riesgos. Cuando el mercado ajusta el riesgo correctamente en el precio de un activo, la única forma de buscar una rentabilidad mayor es asumir más riesgo. Sin embargo, cuando ocurre una de esas veces en las que el mercado se equivoca, para el mismo nivel de riesgo, dos activos tienen rentabilidades diferentes. Y esa es la única oportunidad que existe de hacer dinero en el mercado. Porque, para obtener la misma rentabilidad que la media no vale la pena perder el tiempo en análisis y basta indexarse.
 
Existen multitud de estrategias para comprobar si el mercado está sobrevalorando el riesgo de un activo con respecto a otro que tenga el mismo riesgo. Por sencillez, suele utilizarse el análisis técnico, aunque no son muchos los operadores que emplean técnicas de valor relativo. Con divisas, algunas técnicas de valor relativo suelen tener resultados muy interesantes, como por ejemplo calcular el nivel de RSI de diferentes monedas (primero en cuanto a su valor efectivo ponderado por exportaciones y después respecto a otros pares de monedas) para averiguar así la fortaleza relativa de unas frente a otras. También podemos basarnos en el análisis fundamental o en el análisis macro, si bien normalmente es mucho más complicado. En primer lugar porque el número de variables que entran en juego son enormes. En segundo lugar porque dichas variables suelen estar correlacionadas unas con las otras, de manera que el cambio de una sola puede variar todo el escenario. Por ello, para poder realizarlo correctamente necesitamos más tiempo y más medios que para el técnico. En cualquier caso, la mejor idea es una combinación de los dos. Por mucho que nos guste el técnico, no podemos ni debemos obviar los fundamentales que mueven y dibujan los gráficos. Muchas veces, saber por qué ocurre es una ventaja que nos permite encontrar dinero en la acera.
 
No obstante, usemos la técnica que usemos, solo una cosa nos permitirá alcanzar el éxito: la paciencia. La paciencia es la actitud que nos ayuda a  soportar dificultades para poder conseguir algo en el futuro. Con paciencia renunciamos a algo ahora para disfrutar algo superior más tarde. Con paciencia se han levantado murallas y se han escalado las montañas más altas. La paciencia y la curiosidad –y no la codicia, como defendía el célebre Gekko en la película de Wall Street- son las bases de la ciencia y del desarrollo del hombre.
 
En los mercados financieros es fácil perder la paciencia. La adrenalina con la que nuestra mente premia al estado en que el cuerpo entra antes de dar un paso hacia la incertidumbre nos incita a operar. El dinero nos quema en la cuenta. Nos cuesta observar los riesgos, inflamos las características positivas de la decisión que vamos a tomar. Lo que en otra ocasión, o en la cuenta de pruebas sería algo modestamente apropiado, se convierte en algo seguro. Cuando nos encontramos así, lo mejor es no operar. Cerrar el ordenador, salir a dar un paseo. Dormir, hacer deporte. Y volver con la cabeza fresca. Lo contrario será poner en riesgo nuestra principal herramienta de trabajo: el dinero. Nos convertiríamos en un caballero sin espada, en un país enemigo.
 
No pasa nada por no ser un scalper. Solo para superar las comisiones necesitamos que nuestra operación sea acertada, por lo menos hasta hacer break-even. Esto significa que todas nuestras operaciones en el mercado empiezan en pérdidas. Es importante recordar esto. No debemos descuidar nunca el money management, y para complementar la paciencia es especialmente esencial el control del riesgo que asumiremos en cada posición (position sizing). No podemos finalizar, de ningún modo, un análisis, sea cual sea, sin saber exactamente qué dinero pondremos en juego en la misma.
 
A veces parece que decir esto es incidir una y otra vez en lo mismo. Pero es que parece que a los inversores les cuesta entender que tan importante como el análisis es el money management. Personas con una gran intuición no han sobrevivido al mercado por no tener una estrategia de control monetario adecuada. En este sentido, podemos aprender mucho de los jugadores profesionales de póker. No son grandes jugadores solo por acertar las personalidades de los miembros de la mesa, sino porque saben medir las apuestas que realizan en cada mano. Y esa es la única fórmula del éxito.
 
 
Para terminar, nada más apropiado que las palabras de R. Kipling: “Si puedes mantener la cabeza cuando todos a tu alrededor pierden la suya y por ello te culpan, si puedes confiar en ti cuando de ti todos dudan, pero admites también sus dudas; si puedes esperar sin cansarte en la espera […] Si puedes arrinconar todas tus victorias y arriesgarlas en un cara o cruz, y perder, y empezar de nuevo desde el principio y nunca decir nada de lo que has perdido […] entonces tuya es la Tierra y todo lo que en ella habita, y -lo que es más-, serás un Hombre, hijo mío”.

Las opiniones, consejos, ideas, etc que leas en este blog, son sólo opiniones. En concreto las opiniones personales de Javier y de Tomás, no las de ninguna entidad.

Ningún post de este blog tiene en cuenta tus circunstancias personales y nada en este blog puede ni debe considerarse como asesoramiento de ningún tipo.Tampoco deberías considerarlo como una oferta o invitación de compra o de venta de ningún instrumento financiero. Invertir en los mercados no es un juego. Cada día se gana y se pierde mucho dinero y son tantos los factores que pueden influir las valoraciones que es imposible predecir sus movimientos con seguridad.

Podríamos tener exposición ya sea personal o a través de alguno de los productos que gestionamos en las entidades para las que trabajamos, en alguno de los activos que comentamos en el blog.

  1. #2

    Franz

    El inversor se le plantea bastantes dilemas a la hora de invertir ya que pueden obtener rentabilidad a costa de un cierto riesgo. Pero, además, se encuentra con la dificultad a la hora de estimar en forma razonable la rentabilidad y riesgo de las diversas acciones y activos en general. Aquí entra en juego muchas teórias, no me refiero al de las de las cartas (poker) bien sé que tendría muy pocas por decir ninguna de vencer a los profesionales. Me refiero a otros profesionales como los del periodismo que intentan que lleguen sus noticias lo antes posible, las cuales son de tal importancia para el trabajo que cada uno ejercita.
    Tú mismo trabajo te da mayor seguridad y se la das al inversor que desea conseguir un poco de sosiego y tanquilidad, aportádole tu experiencia y resignación. Sabes endulzarle sacándole del riesgo dentro de las dificultades que el mercado en sí le rodea, aportando sistematicamente lo positivo y veraz.
    Un saludo

  2. #3

    Enrique Vega

    Me gusto mucho el articulo pero tengo la siguiente inquietud: al igual que tú, sostengo que los mercados son eficientes y por ente, el sentido de oportunidad es vital (aunque ello implique el uso de distintas opticas) No obstante, una autoridad como W. Buffet menciono "que si los mercados fueran eficientes, el estaria viviendo de la caridad". Para serte honesto, no entiendo cual es la visión de Buffet para desestimar la noción de los mercados como eficientes. Muy seguramente conoces esta afirmación asi que te pregunto: que quizo decir con esto?

  3. #4

    TomasGarciap

    en respuesta a Enrique Vega
    Ver mensaje de Enrique Vega

    Yo no creo que los mercados sean completamente eficientes. Creo que son bastante eficientes. Esto es, que tienden a la eficiencia en el medio plazo. Creo que valor y precio no coinciden, pero que el precio tiende al valor, con un componente añadido de volatilidad. A veces este componente hace que el precio supere el valor y otras lo contrario. W. Buffet es capaz de comprar las acciones cuando el precio es muy inferior al valor. Y por eso es un genio.

Autores

  • TomasGarciap

    Gestor de carteras y fondos de inversión, especialista en divisas y materias primas. Sumo ya más de 11 años de experiencia en el sector financiero, la mayor parte en el Departamento de Análisis, Estrategia y Asesoramiento de un importante banco multinacional. Tengo la suerte de poder combinar trabajo en el sector financiero con actividad docente en varias universidades y centros de negocios. La Vuelta al Gráfico es mi pequeño rincón donde exponer mi opinión puramente personal.

  • Javiflo

    Javier Florez Garcia Javier Flórez es licenciado en Administración y Dirección de empresas por la Universidad de León y Master en Finanzas en Analistas Financieros Internacionales. Comenzó su carrera en entidades bancarias como asesor de banca privada y gestión de inversiones para posteriormente irse a Dublín y trabajar en BMW Irlanda. Ha desarrollado gran parte de su carrera en el grupo BNP Paribas en España primero como analista Macro y actualmente como Analista CIB Europe. Además, Javier ha sido futbolista profesional, en equipos como el Racing de Santander, Cádiz, la Cultural Leonesa o el Atlético Astorga.

Envía tu consulta

Sígueme en Twitter

Sígueme en Twitter

Acerca del blog

Las opiniones, consejos, ideas que puedas leer en este blog, son en todo momento mis opiniones. Esto significa que muchas veces no serán como las tuyas, muchas veces sí lo serán, a veces serán correctas, otras veces equivocadas, pero siempre argumentadas, aunque puede ser que la información (pese a estar recogida de fuentes que considero fiables) puede ser incorrecta o incompleta.
Invertir en los mercados no es un juego. Cada día se gana y se pierde mucho dinero y son tantos los factores que pueden influir las valoraciones de los diferentes productos que existen de inversión/especulación que es imposible predecir sus movimientos con seguridad.
Ningún post de este blog tiene en cuenta tus circunstancias personales y no será en ningún caso una oferta o invitación de compra o de venta de ningún instrumento financiero: si decides lanzarte al mercado basado en cualquier idea aquí vertida es sólo bajo tu responsabilidad.


Sitios que sigo

Creative Commons License
Este Blog está bajo licencia Creative Commons

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar