¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
La Vuelta al Gráfico

Economía y Mercados financieros desde otro punto de vista

El Rincón del gestor: Jesús Dominguez

Es un auténtico placer poder contar hoy en la vuelta al gráfico con un gestor que está rompiendo moldes en la industria de la gestión en nuestro país, se trata de Jesús Domínguez. Su fondo Valentum supera el 20% anualizado a tres años, los números hablan por sí solos, situándose entre los mejores de su categoría (Renta Variable Flexible Europa) . Me gustaría agradecer a Jesús su compromiso y dedicación para que esta entrevista sea posible y poder acercar a todos nuestros lectores su forma de invertir. Del mismo modo, mi más sincero agradecimiento a  Paco Lodeiro de Academia de inversión para ponerme en contacto con Valentum. Algunos de nuestros seguidores ya nos habían hecho referencias sobre la bondades de la gestión de Valentum y no podíamos dejar de tratar de cumplir las expectativas de nuestros seguidores.  Tranquilos que también tendremos al gran Luis de Blas con nosotros, creo que cada uno de ellos tienen mucho que enseñarnos y preferimos hacer las entrevistas por separado. Mil gracias a Jesús y a Luis, vamos a ello:

 

 

Háblanos un poco de ti:

¿Qué posición estás desempeñando actualmente?

Soy gestor de Valentum, FI.

¿Cómo llegaste a esta posición?

Es un proyecto junto con Luis de Blas. Era la ilusión de nuestra vida gestionar un fondo a nuestra manera, con nuestros principios de inversión y gran flexibilidad, con un único propósito: encontrar ideas de inversión sin importar sector, geografía o tamaño.

No todo fue fácil. A Gesiuris Asset Management le gustó nuestra idea, dejamos nuestros puestos en Banco Santander y nos lanzamos. Pero el proyecto también contemplaba captar fondos que permitiesen la supervivencia del mismo, y no teníamos track record más allá de nuestras ideas de inversión como analistas sell-side que éramos.

¿Qué cambiarías de esa historia si pudieras volver a empezarla?

No mucho, la verdad. El proyecto ha requerido un gran esfuerzo, algo de lo que estoy contento. Seguimos en fase de crecimiento y de creación de track record, por lo que considero que todavía estamos en las fases iniciales del proyecto.

Mirando hacia atrás, quizá sería sensato decir que cambiaría las inversiones que hemos hecho que no salieron bien, pero la verdad es que no. Los errores son las mejores lecciones, y sin ellos no aprenderíamos día a día. Mi padre una vez me dijo “no te arrepientas de nada de lo que hagas”. Y eso procuro hacer. Para conseguirlo, es cuestión de pensar bien las cosas, echarle mucho sentido común y cuando lo tienes claro, lanzarte. Y si te equivocas, aprender para la próxima.

¿Qué recomendarías a la gente que está empezando?

Creo que lo primero es tener claro qué es lo que le gusta a cada uno. Hay que hacer algo que nos guste, porque conseguir nuestro objetivo nos va a costar muchísimo, de manera que, si el objetivo es algo que no nos llena y nos apasiona, mal empezamos.

En segundo lugar, hay que aprender. El aprendizaje nunca acaba y es la base de todo. Así que leer mucho, estudiar y, sobre todo, practicar. Hay que equivocarse e ir construyendo una experiencia.

Si lo tuviese que resumir en pocas palabras, diría que hay que ser un incesante-obsesivo- paciente.Incesante porque hay que estar constantemente trabajando; obsesivo, porque si de verdad te gusta te tiene que obsesionar y eso hará que seas incesante y lo disfrutes; y paciente, porque la experiencia lleva un tiempo y hay que buscar las oportunidades y disparar cuando llegan, pero no antes.

Respecto a tu forma de gestionar:

¿Sobre qué activos operas?

Renta Variable.

¿Qué estilo de inversión te define mejor y por qué?

Value. El término”value”, que tan de moda está últimamente, es, en mi opinión, sentido común. Por eso es el que pensamos que tiene más sentido y, en el fondo, menos riesgo. Esto va de comprar negocios interesantes a un buen precio, lo que ha hecho la gente toda la vida. Solo que nosotros tenemos la ventaja de la liquidez del mercado y de poder entrar y salir en los negocios fácilmente y sin gestionarlos.

Explica brevemente tu proceso de inversión. Buscamos inversiones siempre mirando los flujos de caja que nos retornará esa inversión y procuramos comprar cuando esos flujos son muy altos en relación con lo que pagamos por el negocio, es decir cuando consideramos que está barata.

No nos gusta la deuda, así que preferimos negocios con poca deuda (y si pueden ser poco intensivos en capital, todavía mejor). Y es fundamental el equipo gestor. Nosotros invertimos nuestro dinero (y de nuestros partícipes), pero no vamos a gestionar el negocio. Si tú tuvieses una tienda y te fueses un año a vivir a otro sitio, ¿qué sería lo más importante? Encontrar a alguien que no te robase, no tomase decisiones locas y que lo hiciese lo mejor posible para ganar más con pocos riesgos, ¿no?

Por eso para nosotros es tan importante el equipo directivo de las empresas en las que invertimos. Nosotros no las vamos a gestionar, pero queremos a gente buena en la que confiamos que va a conseguir buenos retornos.

¿Cómo sería un día típico?

Son cambiantes, la verdad. Pero por lo general consisten en leer mucho, reunirnos con compañías (en muchas ocasiones hay que viajar para ello) para descubrir nuevas oportunidades y para hacer seguimiento a las compañías que tenemos en cartera. Cuando vemos algo interesante, procuramos aparcar otras cosas y centrarnos en analizar a fondo esa compañía para ver si merece la pena invertir y a qué precio. También hay que estar atentos al mercado. Somos pequeños y nadie nos vigila los precios, así que hay que estar atentos por si algún valor cae a los niveles de entrada que nos hemos marcado o si llega a la valoración que nos hemos marcado.

Por otra parte, también nos reunimos con inversores, principalmente institucionales, que están interesados en saber cómo invertimos.

¿Por qué te decidiste por ese estilo?

Me permite dormir tranquilo.

¿Qué inversores de este estilo admiras?

Hay muchísima gente muy buena ahí fuera. Por supuesto Buffett. Él nos ha enseñado a todos que esto funciona y de verdad. Además me encantan Howard Marks (uno de los inversores con más sentido común que hay) y David Einhorn (probablemente uno de los más listos). Pero creo que en España hay un talento bestial en fondos independientes que lo están demostrando con resultados.

¿Utilizas las ideas de los analistas? En cualquier caso, ¿de dónde obtienes tus ideas de inversión?

Leemos mucho análisis de brokers, aunque lo que me es más útil es que ayuda a detectar nuevas ideas. Por una noticia, por un ratio… A veces algo incluso poco relevante te llama a mirar una compañía. O a veces vemos una compañía que nos atrae pero acabamos comprando alguno de sus competidores. En cualquier caso, después el análisis lo hacemos nosotros. A mí me gusta dormir tranquilo y para eso tengo que hacer mi análisis, de la compañía en cuestión, del sector, de los números, hablar con alguien de la compañía y freírle un poco a preguntas. Y por supuesto las discusiones con Luis. Hay que sacar el lado crítico y estresar la idea con distintos puntos de vista. Si al final nos encaja a los dos la idea y el precio al que está, compramos. Si no nos encaja a los dos, nada.

Por otra parte tenemos amigos gestores y fuentes donde gestores muy interesantes escriben sus ideas. De ahí a veces sacamos alguna.

¿Qué casas / blogs / estrategas sigues?

Distintos brokers, sobre todo nos gustan los locales de cada país que tienen un poco más de feeling local. Hay bastantes blogs buenos, el que más me gusta es Sum Zero, aunque es más bien una red social de gestores.

¿Cómo te influye la opinión del consenso a la hora de tomar una decisión?

En el consenso hay gente muy lista, de manera que hay que ver qué opina el consenso a nivel cualitativo y cuantitativo, pero muchas veces se equivoca, y ahí es donde están las mejores oportunidades. Si el consenso dice una cosa y tú piensas otra cosa, lo mejor es hablar con la compañía y llegar a una conclusión con la mayor cantidad de puntos de vista posible. Si puede ser, también con opiniones de clientes, proveedores, competidores… No siempre nos creemos lo que nos cuenta la compañía, hay que ser muy críticos con ellos y hacerles preguntas incómodas.

Más respecto a tu gestión:

¿Cuál fue tu mejor día en los mercados financieros? ¿Y el peor? ¿Qué aprendiste de esos días?

No tengo un recuerdo concreto del mejor ni el peor. Sí que tengo más recuerdos de los malos. Los días en que las mayores posiciones del fondo cayeron, especialmente en los inicios del fondo. La lección fue muy clara, aprender a corregir un error vendiendo tu posición cuando te has equivocado (fue el caso de Mota Engil, en los comienzos) y a ser frío y comprar más cuando sigues pensando que no te has equivocado pese a que el valor en cuestión esté sufriendo caídas fuertes (el caso de Regus, ahora IWG, también al comienzo del fondo y que a día de hoy sigue siendo la mayor posición de Valentum).

¿Por qué decides vender una acción que tienes en cartera?

Vender es lo más complicado. Vendemos cuando el valor va llegando a la valoración que hemos marcado y pensamos que esa valoración es la correcta. Normalmente vamos revisando las valoraciones con el paso del tiempo y acontecimientos, pero cuando el valor llega y no hay nada más que revisar empezamos a soltar. Este es el caso en el que la inversión ha sido un éxito, pero no siempre es así.

Hay ocasiones en las que vendemos por otras razones. La primera es cuando nos damos cuenta de que nos hemos equivocado y realmente la compañía no va a generar el flujo que esperábamos. Entonces vendemos, hay que ser flexible y reconocer los errores. Vendemos sin importar si ganamos o perdemos. Tenemos pocos valores en cartera (unos 20) así que no quiero tener uno que sé que no quiero tener.

En otras ocasiones no es tan claro. Puede que no haya sido un error claro pero dejamos de estar cómodos porque no entendemos algunas cosas, porque el equipo directivo toma decisiones que no nos gustan, porque nos damos cuenta de que hay más riesgos de los que pensábamos, o porque ocurre algo que cambia la valoración. En pocas palabras, porque nos deja de gustar el valor.

Respecto a la gestión en general:

¿Qué cualidades crees que debe tener un buen gestor?

Sobre todo sentido común. Lo más complicado creo que es ser paciente y no parar de analizar empresas nuevas y en las que ya estás invertido.

¿Qué medios consideras necesarios para realizar una buena gestión?

Hoy en día con estar conectado a internet y buscar hay información más que suficiente. Tener acceso a brokers ayuda. Nosotros utilizamos datos de consenso vía Factset que nos da mucha velocidad a la hora de descartar inversiones, vemos unas cuantas cosas muy rápido y determinamos con mucha velocidad si seguimos investigando o no. Al final tienes que maximizar tu tiempo e intentar no invertir muchas horas en analizar compañías que no te van a interesar. Si rápidamente puedes ver si incumplen alguno de tus criterios principales, descartas rápido.

¿Cómo llevas el aspecto psicológico? ¿Qué importancia le das?

Es muy importante. Desde que comencé a gestionar Valentum creo que he evolucionado bastante en este aspecto. Intento no mirar los índices y aislarme de miedos y euforias de mercado. Obviamente, todo lo que pase a nivel económico me interesa para ver el posible efecto que puedan sufrir las compañías que tenemos en cartera, pero si te centras principalmente en el análisis de compañías y sus fundamentales se puede conseguir el suficiente aislamiento psicológico. Considero que dejarse llevar por aspectos incontrolables (decisiones políticas, precio de materias primas, expectativas de los índices a corto plazo) te descentran y acabas tomando decisiones equivocadas. Por lo menos así lo veo yo.

¿Cómo influyen los cambios del sector (tecnología, regulatorio, etc) en tu trabajo diario?

Los cambios tecnológicos son fantásticos, nos dan acceso a muchísima información a una velocidad inmediata y sin coste. Lo difícil es gestionar toda esa información, pero es algo genial. Cuando lees sobre los primeros gestores value y la poca información que había hace no tantos años (antes del boom de internet), te das cuenta el esfuerzo que tenían que hacer. Por otra parte, también es cierto que ese esfuerzo otorgaba una ventaja adicional, ya que no muchos lo hacían y al haber menos competencia, había más oportunidades no descubiertas. En cuanto a regulación, es muy complicada y cambiante. Ahora vamos a tener algunos cambios relevantes. La regulación te obliga a invertir tiempo, porque es fundamental cumplirla y entender qué puedes hacer, qué no puedes hacer y cuál es la mejor opción. Hay que conocerla y cumplirla.

En cuanto a la formación:

¿Consideras importante la formación para realizar tu trabajo?

Sí, hay que formarse, y formarse continuamente porque todo cambia muy rápido y siempre hay cosas nuevas que aprender. Pero te diré que cada vez soy más partidario de que cada uno se forme por su cuenta, aprendiendo lo que le interesa y dejando un poco de lado la titulitis de masters y cursos varios. Hoy en día internet, a través de blogs, cursos online, vídeos de youtube y demás, ofrece un abanico espectacular de fuentes de aprendizaje de temas concretos. El que tenga ganas puede aprender lo básico de forma muy barata y luego ir aprendiendo de verdad a base de tiempo, lectura y práctica.

¿Estás realizando alguna formación ahora mismo?

Ahora mismo no. Imparto una clase de value investing en un curso de pocas horas de ISBIF. Lo hago porque me lo pidió un amigo, porque creo que puedo aportar algo y porque me parece interesante que sean pocas horas, muy centrado para el alumno y que descubra si le interesa seguir aprendiendo de inversión en valor o, si por el contrario, no es lo suyo.

¿Cuáles son tus tres libros de mercados financieros favoritos?

Siempre digo tres que suponen 3 niveles de dificultad:

“The Little Book That Beats The Market” de Joel Greenblat me parece imprescindible para

alguien que quiera empezar en esto. Explica todo lo importante con una claridad y sencillez espectacular.

The Most Important Thing” de Howard Marks, te explica las cosas más importantes a la hora de invertir. El libro entero es puro sentido común, fantástico.

“Fooling Some Of The People All Of The Time” de David Einhorn. Solo lo recomiendo para gente que ya sepa de qué va esto. Es un libro que hay que leer con mucha atención porque no es fácil, pero es fabuloso, ya que explica una inversión en corto que era un fraude. Por cierto, que los que hacen cortos tienen una labor de análisis mucho más ardua, ya que el potencial es del 100% y el riesgo infinito. Para quien le gusten los shorts, recomendaría también “Dead Companies Walking” de Scott Fearon.

¿Qué libros de mercados o no te han influido más?

“The Magic of Thinking Big” de David Schwarz y “How to win friends and influence people” de Dale Carnegie son libros que todo el mundo debería leer. Son libros muy antiguos y totalmente actuales. De todas formas creo que uno de los libros más valiosos que tengo es “Aprendiendo de los Mejores” de Franciso Alcaide. Es una recopilación de la filosofía de autores como Schwarz, Carnegie y muchos más de forma muy resumida. Me gustó tanto que contacté con Francisco para conocerle y decidimos comprar 100 ejemplares para regalar a amigos.

¿Qué libro tienes ahora mismo en tu mesilla?

Poor Charlie’s Almanak

Más allá de los mercados:

¿Qué te gustaría hacer si no te dedicases a la gestión?

Supongo que montaría algún negocio, pero me cuesta pensar en un negocio que me guste y que a la vez requiera poca inversión para comenzar.

¿Qué haces cuando no estás pegado a los mercados financieros?

Dedicar tiempo a mi familia, leer algún libro y algo de deporte (últimamente lo que más hago es squash).

En breve: una película, una serie, una canción.

Película, cualquiera que me haga reír, serie, Juego de Tronos, canción, Walk of Life de Dire Straits.

Muchas gracias,

@La vuelta al gráfico

---

Las opiniones, consejos, ideas, etc que leas en este blog, son sólo opiniones. En concreto las opiniones personales de Javier y de Tomás, no las de ninguna entidad.

Ningún post de este blog tiene en cuenta tus circunstancias personales y nada en este blog puede ni debe considerarse como asesoramiento de ningún tipo.Tampoco deberías considerarlo como una oferta o invitación de compra o de venta de ningún instrumento financiero. Invertir en los mercados no es un juego. Cada día se gana y se pierde mucho dinero y son tantos los factores que pueden influir las valoraciones que es imposible predecir sus movimientos con seguridad.

Podríamos tener exposición ya sea personal o a través de alguno de los productos que gestionamos en las entidades para las que trabajamos, en alguno de los activos que comentamos en el blog.

Autores

  • TomasGarciap

    Gestor de carteras y fondos de inversión, especialista en divisas y materias primas. Sumo ya más de 11 años de experiencia en el sector financiero, la mayor parte en el Departamento de Análisis, Estrategia y Asesoramiento de un importante banco multinacional. Tengo la suerte de poder combinar trabajo en el sector financiero con actividad docente en varias universidades y centros de negocios. La Vuelta al Gráfico es mi pequeño rincón donde exponer mi opinión puramente personal.

  • Javiflo

    Javier Florez Garcia Javier Flórez es licenciado en Administración y Dirección de empresas por la Universidad de León y Master en Finanzas en Analistas Financieros Internacionales. Comenzó su carrera en entidades bancarias como asesor de banca privada y gestión de inversiones para posteriormente irse a Dublín y trabajar en BMW Irlanda. Ha desarrollado gran parte de su carrera en el grupo BNP Paribas en España primero como analista Macro y actualmente como Analista CIB Europe. Además, Javier ha sido futbolista profesional, en equipos como el Racing de Santander, Cádiz, la Cultural Leonesa o el Atlético Astorga.

Envía tu consulta

Sígueme en Twitter

Sígueme en Twitter

Acerca del blog

Las opiniones, consejos, ideas que puedas leer en este blog, son en todo momento mis opiniones. Esto significa que muchas veces no serán como las tuyas, muchas veces sí lo serán, a veces serán correctas, otras veces equivocadas, pero siempre argumentadas, aunque puede ser que la información (pese a estar recogida de fuentes que considero fiables) puede ser incorrecta o incompleta.
Invertir en los mercados no es un juego. Cada día se gana y se pierde mucho dinero y son tantos los factores que pueden influir las valoraciones de los diferentes productos que existen de inversión/especulación que es imposible predecir sus movimientos con seguridad.
Ningún post de este blog tiene en cuenta tus circunstancias personales y no será en ningún caso una oferta o invitación de compra o de venta de ningún instrumento financiero: si decides lanzarte al mercado basado en cualquier idea aquí vertida es sólo bajo tu responsabilidad.


Sitios que sigo

Creative Commons License
Este Blog está bajo licencia Creative Commons

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar