Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog El Radar
Invierta en el sitio justo en el momento adecuado con la ayuda de Víctor Alvargonzález

Donde interesa invertir ahora en gestión activa

Según escribo vengo de participar en Forinvest, en un foro patrocinado por Rankia, y concretamente en una mesa redonda sobre la gestión pasiva, o, creo que mejor dicho, la gestión indexada.

Es llamativo que todavía se debata si es interesante o no utilizar fondos indexados en lugar de productos de gestión activa, cuando está sobradamente demostrado que menos del 10% de los segundos son capaces de batir a sus índices de referencia, pese a que todos – no sólo los que lo consiguen - cuestan cinco veces más que un producto indexado que gana más. Es como comer pescado congelado y pagar como si fuera de anzuelo, pero a sabiendas de que es congelado y que el fresco es cinco veces mejor.

Pero también soy de la opinión – y en esto difiero de quienes me acompañaban en la mesa – de que una parte de la cartera debe estar en fondos de gestión activa. Y para hacer mi afirmación de más actualidad, a demás de ejemplos generales voy a ponerlos para una cartera que se hiciera hoy mismo.

Los que se han ganado nuestra confianza

En general, pagar gestión activa es un lujo que sólo se merecen quienes han demostrado que pueden batir a los índices durante un periodo considerable de tiempo. No hace falta que sea reciente y desde luego no se puede pedir que lo hagan siempre, porque eso es casi imposible. Pero debe quedar claro que son capaces de hacerlo.

Por sus ideas los reconoceréis

A los anteriores yo les aplicaría un filtro: que tengan ideas propias. Y que estas tengan sentido. La única forma de batir a los índices es apostar por determinados valores o sectores del mismo. Y hacerlo por un motivo que tenga una base sólida o que el gestor transmita pasión por la idea (lo de yo es que hago “bottom up” y punto no vale) Y que sepan separarse del consenso de mercado, es decir, que el fondo tenga un amplio nivel de “tracking error”.

Por la forma de gestionar

En este mundo, en el que gracias a la “liberación financiera” la renta fija ha dejado de dar valor, tener un fondo de bonos es sufrir. Los inversores conservadores “liberados” están que trinan con los tertulianos liberadores que tanto criticaban a la FED y al BCE. Con lo bien que vivían bajo la represión esa, en la que bajaban los tipos de interés y el valor de fondos de inversión y pensiones subía año tras año (*)

Encontrar sustitutos para la parte conservadora de la cartera no es sencillo, salvo que se quiera estar en un fondo monetario y no ganar un euro. O incluso perderlo, porque otro de los surrealismos del mercado español es que estos fondos que se limitan a tener letras del tesoro en cartera cobran comisión “de gestión” .

Pero está también demostrado que hay gestores que saben obtener rentabilidad positiva – moderada - acompañada de muy baja volatilidad. Su forma de trabajar es muy parecida a la de las mesas de tesorería de los bancos: compran y venden en el muy corto plazo, muchas veces en el día, incluso en horas, y van generando así retornos positivos “tacita a tacita” . 

¿Que hoy que la bolsa está muy caliente? Pongo un 3% del fondo en bolsa y vendo al final de la sesión. De paso me pongo corto en bonos porque ha salido una cifra de inflación más alta de lo esperado. Y todo en platos pequeños, para no perder nunca una cantidad importante. Son “traders” muy profesionales que saben ir acumulando beneficios. 

Deben cumplir las condiciones anteriores – experiencia probada e ideas propias – y su camino alcista se produce en todo tipo de entornos, lo cual es fácil de comprobar porque la evolución del fondo es lenta pero segura.

Ponerse cortos

Cuando caen los bonos, en lugar de decirle a los clientes que aprieten los dientes y esperen, es mejor darle la vuelta a la tortilla y ponerse moderadamente corto en esos bonos. Y esto vale para cualquier activo.

Existe gestión indexada bajista, pero es mayoritariamente en ETFs, producto que está muy bien pero que, por las mismas, el poder financiero establecido se ha ocupado de quitarle las ventajas fiscales de los fondos, pese a que obviamente es un fondo y así se llama  - “Fondo Cotizado” –. El motivo de esa animadversión está en que no deja retrocesión a los distribuidores, es decir, los bancos, sociedades/agencias de valores y EAFIS que los distribuyen (y que alardean de una independencia que no es real)

Así que, mientras las empresas del sector no encuentren la forma de sacarle dinero al cliente del ETF – que obviamente la hay, pero implica trabajar, invertir y pensar en ello-  el ETF solo le sirve a las sociedades, así que para estos menesteres el fondo de inversión sigue siendo la mejor opción. No es que haya muchos, pero, haberlos, “ahilos”.

Tienen información detallada sobre esta cuestión y muchas otras más en el Informe Gratuito de Mercados que pueden descargarse en www.victoralvargonzalez.com

(*) Pongamos que Ud. comprara hace tiempo un bono del Estado con vencimiento a diez años con un cupón del 3%. A día de hoy, uno similar – vencimiento a diez años -  ofrece un 1,70% La pregunta es ¿vendería su bono, que lleva aparejado un cupón del 3%, muy superior al actual, por lo mismo que le costó? Obviamente no. Su bono vale más porque da más. Pues lo mismo le pasaba a su fondo de inversión o plan de pensiones de renta fija: que cada vez que bajaban los tipos de interés valía más. Hasta que subieron los tipos de interés en el mercado.

Autor del blog

Envía tu consulta


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar