Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Optinver
Análisis de empresas y estudios sobre el comportamiento de la bolsa

El PER y la relavorización futura de una acción

De entre los indicadores para determinar si una acción está cara o barata, sin duda, el PER es el más utilizado. Como la mayoría ya sabréis, su valor es el resultado de dividir el precio entre el beneficio por acción. Un PER alto, por ejemplo de 40, indica que se está pagando por una empresa 40 veces su beneficio neto anual. A primera vista y dejando de lado el resto de los factores, sería un indicativo de que la empresa está más bien cara. Un PER bajo, por ejemplo 8, sería indicativo de que se está pagando por la empresa 8 veces su beneficio neto anual, que un precio, en principio, barato
Es normal que una empresa con un crecimiento fuerte tenga un PER alto, y una sin crecimiento o para la que espera un futuro poco prometedor tenga un PER bajo. Para una misma empresa, si sus condiciones son más o menos estables, parece lógico pensar que, cuanto más bajo sea su PER, más barata estará la empresa y mayor será la probabilidad de que su cotización suba en el futuro.
Esto es que lo que dice la teoría sobre este famoso indicador. Pero, ¿Qué ocurre en la práctica? ¿Hay mayores probabilidades de que una empresa suba si su PER está bajo que si está alto?

 

 

Es una pregunta complicada. He oído muchas opiniones a favor y algunas en contra de este argumento. En muchas recomendaciones de analistas, el PER es uno de los argumentos más significativos para afirmar que es buen momento para comprar una acción.
Pero la economía es una ciencia inexacta, sobre todo porque muchas de sus teorías no se basan en la observación del mundo real, sino en formulaciones hipotéticas para las que únicamente se dan argumentos teóricos. Para no repetir ese error, en vez de buscar una respuesta en teorías o en manuales de inversión, voy a tratar de dar una respuesta aproximada a esta cuestión, haciendo un pequeño estudio con datos reales, para ver como se comporta una empresa en la práctica en función de su PER. Para no extraer conclusiones de una única empresa, elegiré, al azar, diez de las que cotizan en la Bolsa española, y mostraré la relación entre su PER, al final de cada año, y la revalorización de su cotización bursátil en el año siguiente, para los años comprendidos entre 1998 y 2006. El PER de cada año hace referencia al cociente entre el precio de una acción el último día de ese año y su beneficio neto por acción para ese ejercicio. La revalorización del año siguiente es la experimentada por el valor entre el 31 de diciembre del año para el que se ha calculado el PER y el 31 de diciembre del año siguiente.
Para elegirlas las empresas, lo que haré será, en mi base de datos del mercado continuo, comenzando desde la A, elegir las diez primeras que ya cotizaban en el 98 y que sigan cotizando hoy.
Mostraré, para cada empresa, un cuadro con su PER y revalorización en el año siguiente y, además, un gráfico donde aparece representados los puntos (eje X PER, eje Y Revalorización futura) y también la línea de tendencia para esos puntos. Además, calcularé el coeficiente de correlación entre PER y revalorización para cada valor.
Como cabe esperar que, a menor PER, mayor sea la revalorización futura, lo normal sería que la línea de tendencia tuviera una pendiente negativa, y el coeficiente de correlación fuera negativo. Para el que no sepa lo que es el coeficiente de correlación, sin entrar en detalles, diré que es una medida estadística de la correlación entre dos series de datos. Su valor se mueve siempre entre -1 y 1. Un valor entre 0,5 y 1 indica una relación directa y fuerte. Un valor entre -0,5 y -1 una relación inversa y fuerte. Un valor próximo a cero, una ausencia total de relación.
A continuación, los datos para las diez empresas:

 

 

 

 

 

 

 

 

 










 

 

 

 

La relación entre el PER y la revalorización futura se da, aunque no en todas las empresas y no de la misma forma.

En cuatro de las empresas (Acciona, Adolfo Domínguez, Aguas de Barcelona y Altadis), la relación se da y es muy fuerte. Haber comprado cuando su PER era más bajo habría supuesto unas mayores rentabilidades para nuestra inversión.
En otras dos (Abengoa y Abertis) se da la relación esperada, pero de forma muy débil.
En una (Amper) no hay ninguna relación entre su PER y su revalorización futura
En las tres restantes (Acerinox, ACS y Auxiliar de ferrocarriles) la relación es contraria a la que cabría esperar, y los mejores momentos para haber comprado habrían sido aquellos en los que la empresa tenía un PER alto.
Puede verse la relación en el siguiente cuadro:

 

 

 

 

 

 

 

 

Y, para tener una visión más clara del asunto, haré un cálculo similar para el conjunto de la bolsa española, considerando como PER uno que tengo calculado para el conjunto del mercado continuo y como revalorización futura la del Ibex 35, que más o menos representa el comportamiento del conjunto del mercado. Puede verse a continuación:

 

 

 

Para el conjunto del mercado, la relación es más bien pequeña, por lo que parece que el PER del mercado, en un momento determinado, no sirve de mucho para predecir su rentabilidad a medio plazo.

Las conclusiones de este estudio, son las siguientes:


1.- En algunas acciones (aproximadamente en la mitad de ellas), comprar cuando su PER es bajo nos da una mayor probabilidad de obtener buenas rentabilidades para nuestra inversión.
2.- En el resto de las empresas, que tengan un PER mayor o menor no parece tener mucha relación con su revalorización futura. En este caso, habrá que mirar otros factores para elegir el momento adecuado para entrar.
3.- El mercado en su conjunto no presenta una relación clara entre PER y revalorización futura.


En definitiva, el PER no es ni tan útil como dicen algunos ni tan irrelevante como afirman otros. Es un indicador a tener en cuenta, pero sin olvidarnos de todo lo demás.


Notas:
-No puedo asegurar la exactitud de todos los datos, aunque, en general, sí son buenos y cualquier posible error no creo que distorsione mucho las conclusiones . Los cálculos están hechos con una base de datos elaborada por mí a partir de los resultados publicados en la CNMV. Los precios están obtenidos del Visual Chart o de la web de la Bolsa de Madrid. Puede haber alguna inexactitud en las revalorizaciones debido a la correción de dividendos que hacen los programas de gráficos.

-Alguien podría criticar el estudio diciendo que el resultado de un ejercicio no se conoce hasta uno o dos meses después de que finalice, por lo tanto, un estudio preciso debería considerar la revalorización entre el momento de publicar resultados y un año después. Me hubiera costado bastante hacer esas cuentas, mientras que con los datos a final de año, me ha costado muy poco, porque he trabajado con datos ya recopilados. Creo sinceramente que las conclusiones no serían diferentes corrigiendo esas posibles imprecisiones.

  1. #1

    Anonimo

    Joer tío, vas casi a artículo por día. Sigue así :-)
    Interesantes todas las cosas que publicas.

  2. #2

    Anonimo

    La mejor forma de aprender de economía es aplicando los conocimientos teóricos a la realidad, y extraer después conclusiones. Un placer, como siempre.
    Enhorabuena.
    Adramix.

  3. #3

    Anonimo

    Supongo que somos mucho los que de una manera similar hemos trabajado estos aspectos.
    Permíteme pues que con humildad y intención constructiva, te aporte alguna discrepancia

    Entiendo que si el mismo análisis PER hubiera entrado las variables (Crecimiento beneficios futuro, tipo de interés vigente, variaciones significativas de la orientación de la empresa y variaciones significativas del endeudamiento) los niveles de correlación individual con los precios serían de media superiores.

    El azar te ha llevado a una cíclica como ACERINOX. Entiendo que en estos casos mejor el PER NORMALIZADO de Rebuzner, no?

    También el PER del conjunto de la bolsa española que hago yo da una lectura neutral, pero la interpretación que hago es distinta. Considero este PER como indicador de riesgo sistemático.
    PER’s altos que tenderán a la media cuando el contexto macro no sea tan positivo. Aumentamos los márgenes de seguridad en la selección de valores.
    PER’s bajos. Podemos reducir estos márgenes de seguridad.
    De estos puntos no se habla mucho pero creo que los márgenes de seguridad pueden ser variables y que el análisis cuantitativo del conjunto de mercado es más eficiente que el de valores individuales.

    Saludos, y gracias. Lo he encontrado muy interesante.
    EnroCAT

  4. #4

    Anonimo

    El PER alto o bajo solo tiene sentido dentro de un sector. Un PER a fin de año (es una medida puntual)... hay que analizar su evolucion historica continua. Comprar una empresa "barata" no implica que se revalorice el año siguiente, puede tardar mas o menos (ciclicas, sectores de moda, etc.)

  5. #5

    Anonimo

    Buenas pipol!

    Optinver excelente artículo

    3 ideas:
    1.- Como media en el estudio creo que existe una correlación importante ( en cálculos similares que he hecho con el Dow y Eurostoxx tenía correlaciones del 50 al 60 %).

    2.- En los casos que ha habido PERS no correlacionados ha habido crecimientos sectoriales bastante elevados. Ergo si me meto en "blue chips" con PERS bajos es casi imposible cagarla.

    3.- En los valores mas pequeños es mas arriesgado dejarlo todo al PER.

    Por eso creo ( y empleo) el PER como uno de mis primeros filtros para analizar acciones/empresas.

    Yo luego paso por fundamental (a buscar un margen cachondo)y luego las sigo hasta que entro por técnico.*

    ¿Vosotros que aplicais para entrar?

    * Aunque a veces entro tras el abuso de jarabe para la tos y vinacho en tetra brik**.

    ** Para salir siempre empleo el tetra brik.

    H

  6. #6

    Anonimo

    El estudio está bien, pero es poco significativo.
    Una inversión realizada a PERes bajos es una inversión como mínimo a medio plazo 3/5 años. Un año es escaso tiempo.

    Usar un PER sin normalizar para escoger compañías para el rebote de la próxima semana es un camino directo a la ruina.

Autor del blog


Blogs favoritos




Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar