5
Este contenido tiene alrededor de 1 año

                                         FERNANDO ESTEVE MORA

El Principio de Peter (establecido por  Lawrence J.Peter, si bien parece que la idea original es del filósofo español José Ortega y Gasset) es una de esas regularidades en el comportamiento humano que hacen las delicias de la literatura empresarial/gerencial. Viene a decir que, en toda jerarquía o grupo organizado jerárquicamente (una empresa, una burocracia, un departamento ministerial oficial), cada individuo  alcanza el puesto o la posición en el escalafón para cuyo desempeño es manifiestamente incompetente.

 

Suena paradójico, ¿no?. Y, sin embargo, si se piensa un momento es totalmente lógico. De cajón. Y es que, si bien se mira,  si un individuo fuese competente para las tareas que su cargo o posición le exige o requiere, las hará entonces bien, competente o eficientemente, lo cual -supuesto que el organigrama se constituye con arreglo a la norma elemental de premiar la eficiencia en las promociones- le supondrá para ese individuo competente un ascenso. Y ese ascenso a una nueva posición jerárquica no será el último si en el nuevo cargo sigue siendo competente, si lo es su carrera ascendente continuará hasta que llegue a ocupar una posición para la que ya sus capacidades "no le den" para más, para la que ya sea un incompetente. Ahí, en ese puesto, en ese cargo, acabará su carrera profesional. En el cargo o puesto para el que sea manifiestamente ineficiente.

 

Dicho de otra manera, el Principio de Peter explica el porqué "los de arriba" en cualquier cadena jerárquica siempre consideran a los que ocupan los cargos inferiores, "los de abajo", unos incompetentes. Lo son. Pero, también lo son ellos. Aunque lo son relativamente menos, pues si no no habrían podido ascender sobre ellos. Ello no significa que esa relativamente menor incompetencia de quienes ocupan las posiciones superiores respecto a quines ocupan posiciones más bajas no tenga, sin embargo, consecuencias perjudiciales más livianas sino que, todo lo contrario, ocurre que las consecuencias perjudiciales de su relativamente menor incompetencia se vean magnificadas por ser más importantes los efectos de sus incompetentes decisiones. Por otro lado, el Principio establece que, ocupadas siempre las posiciones superiores en toda jerarquía por individuos incompetentes, se tiene que el trabajo eficaz siempre lo hacen los de abajo mientras están en trance de acender.  

 

Tengo para mí que  Lawrence J.Peter fue extremadamente benévolo con los "jefes" de cualquier organización jerárquica pues en su Principio se olvidó de toda una categoría de jerarquías donde opera otro principio, un Principio de Peter invertido al que llamaré Principio de Retep, que viene a decir que existe un conjunto de organizaciones en las que sólo los incompetentes medran o ascienden, de modo que la incompetencia de quienes ocupan los cargos o posiciones superiores supera con mucho la incompetencia de quienes ocupan las posiciones intermedias y ésta es mayor que la de quienes ocupan las posiciones inferiores.

 

Dejaré para el post siguiente el análisis más detallado de las jerarquías donde opera este Principio de Retep o Principio negativo o inverso de Peter. Sólo pediré aquí al lector que de momento acepte sin más su existencia. Y como justificación de la misma creo que basta con que le diga que un ejemplo palmario de instituciones donde opera el Principio de Retep son las cadenas de mando de las autonomías que constituyen el estado español. 

 

Nadie que tenga cierta agudeza intelectual podrá dejar de ver que los presidentes de las autonomías españolas son un grupo ejecutivo constituido por las personas más incompetentes de sus respectivas jerarquías. Y no por el hecho de que ninguna de ellas no haya alcanzado el cargo más elevado al que pueden aspirar y aspiran, el de ser presidente del gobierno central,  como explica el Principio de Peter normal, sino porque son los ganadores en la carrera conformada por el Principio de Retep en sus propios partidos y jerarquías. Y por ello son incompetentes absolutos, irremediables. El que "su" gestión no sea habitualmente un desastre total y completo se debe única y exclusivamente al comportamiento disciplinado, eficaz con minúsculas  y compensador de los burócrtas de rango más bajo  que, habiendo en principio de cumplir sus descabelladas decisiones, las atemperan o no las llevan adelante en la medida que a ellos en su delirios les gustase.

 

Un ejemplo de esta radical incompetencia de los presidentes autonómicos la podemos observar ahora mismo en que, a consecuencia de la pésima gestión de los rebrotes de la COVID-19 una vez que finalizado el estado de alarma, les "tocaba a ellos" encargarse de la tarea, la única medida que se les ha ocurrido ha sido la de extender la obligatoriedad en el uso de las mascarillas en cualquier espacio público, al aire libre incluso de forma que cualquier persona ha de llevarla aunque no haya otros seres humanos en decenas, centenares o miles de metros a la redonda.

 

Obviamente esta medida es una insensatez, una estupidez. Cualquiera con dos dedos de frente, incluso alguno de los llamados "expertos", así lo ha aceptado: o sea que, objetivamente, es una medida estúpida pues  no sirve para nada, ya que  ninguna protección suplementaria agrega a la protección que ya ofrecía la obligación de su uso cuando no se puede mantener la distancia interpersonal de seguridad. Es un norma absurda por ineficiente ya que su instrumentación es costosa y para nada vale. Una norma  que a mí me ha recordado a la de los barbudos revolucionarios caribeños de la película Bananas de Woody Allen, quienes tras llegar al poder impusieron la obligatoriedad de llevar la ropa interior por fuera como muestra de su fervor revolucionario y señal se su compromiso con el objetivo de cambiar las cosas.

 

Pues algo igual estaría pasando en nuestro país. Tras la norma acerca del uso generalizado de las mascarillas impuesta por el "molt honorable i molt mes imcompetent" President de la Generalitat de Catalunya, don Quim Torra, para ocultar su nefasta gestión del rebrote en la zona leridana  disfrazándola de rigor, esta estúpida por ineficaz "política" anticoronavirus ha sido secundada por el resto de presidentes autonómicos miedosos de que se les diga que no están "por la labor", que no ponen de su parte lo que sea menester (queda fuera curiosamente el paradigma de la incompetencia, la jefa de Madrid, la señora Díez Ayuso a la que no la inteligencia -de la que carece absolutamente- sino la negativa a parecer seguir a Torra, le ha hecho negarse de momento a aceptar tan absurda política). 

 

Esta estulticia de los capateces autonómicos  no es baladí. No supone sólo unos pequeños costes adicionales a los ciudadanos, sino que conlleva costes elevadísimos a aquellas zonas en las que la demanda turística es fundamental para sus economías. ¿No se le ha pasado a doña Francina Armengol, la "jefa" de Baleares o al señor Moreno Bonilla, el "gerifalte" de Andalucía que la exigencia de usar mascarillas en todas partes -incluso al pasear por las playas- no es precisamente la más idónea para transmitir seguridad y confianza a sus potenciales turistas?  Y es que la señal que ello proyecta a quien piense que las autoridades son racionales o sensatas es que las cosas han de andar mal pero hasta rematadamente mal cuando semejante exigencia se impone desde los poderes públicos.

:

En un entrada anterior, "La mascarilla y el burka"(https://www.rankia.com/blog/oikonomia/4654706-mascarilla-burka) traté de cómo un bien de consumo -la sencilla mascarilla- se convertía en un bien simbólico. Pero lo que han conseguido los muy incompetentes  presidentes autonómicos es ir más allá, es dar una vuelta adicional de tuerca, pues con su absurda norma han convertido la mascarilla, un bien de consumo evidentemente útil cuando se utiliza adecuadamente, en algo más que un bien simbólico, en un bien mágico, un objeto (me resisto a llamarlo " bien") con imaginarias propiedades, conversión que, paradójicamente, puede afectar negativamente a sus auténticas y útiles propiedades.

 

Todo lo que envuelve a los "bienes" mágicos es obviamente irracional, y por eso poco dado a análisis por parte de la Teoría Económica que parte del axioma de que los individuos son racionales en su comportamiento, o al menos, que no se desvían sistemáticamente de la racionalidad. Por supuesto que esta es una debilidad del análisis económico, y como ya Albert O.Hirschman apuntó, ni los individuos ni las empresas viven y operan en entornos tan tensos o competitivos que les obliguen a ser racionales so pena de desaparecer. No. Individuos y empresas pueden  "permitirse" relajarse y ser "algo" irracionales con moderación, eso sí.

 

No es por ello infrecuente observar cómo perduran comportamientos estúpidos e irracionales, incluyendo el uso de "bienes" con propiedades mágicas sobre todo entre individuos de escasa capacidad intelectual y poca formación, a quienes desde las instituciones se les protege y compensa de las perjudiciales consecuencias de sus irracionales actos. Un reciente estudio de la increíble y sostenida demanda  en el tiempo de las medicinas mágicas ("aceite de serpiente" y similares) en los Estados Unidos en el siglo XIX y principios del XX ("THE ELASTICITY OF DEMAND WITH RESPECT TO PRODUCT FAILURES; OR WHY THE MARKET FOR QUACK MEDICINES FLOURISHED FOR MORE THAN 150 YEARS" Werner Troesken Working Paper 15699 http://www.nber.org/papers/w1569) modeliza en términos económicos estos productos "médicos" mágicos cuya demanda, al contrario que la de los demás bienes, no se ve afectada negativamente por su carencia de utilidad real, su carencia de poder terapéutico. Fue, por otro lado,  con el objetivo de defender a los consumidores/pacientes de sí mismos, de su propensión a la irracionalidad y su consiguiente susceptibilidad de ser presa fácil de vendedores de "medicinas mágicas" por lo que se creó en Estados Unidos la FDA (Food and Drugs Administration), institución que ha sido replicada por todos los países del mundo como Agencias del Medicamento. Es el comportamiento normal o esperado por parte de unas administraciones públicas competentes y racionales.

 

Lo anormal, pues, es lo que están haciendo las Autonomías españolas con las mascarillas. El imponer su uso, es imponer  a los consumidores una irracionalidad, lo que está estimulando los más peregrinos y absurdos comportamientos entre  los más tontos y peor formados de sus súbditos (que no -me temo- ciudadanos). Cualquiera podrá observar estos días cómo en los tendederos se ponen a secar mascarillas quirúrgicas tras incontables horas y días de uso, lo que obviamente elimina sus posibilidades de freno antivirus. Las gentes usan y reúsan las mascarillas (incluso cose sus desgarrones) y es que usar correctamente de mascarillas supondría cambiarlas diariamente y eso sería un dineral. De igual manera, la gente  usa mascarillas "higiénicas", o sea, telas para el polvo, que para cualquier virus no son freno de nada (a veces me pregunto qué idea tiene el personal de lo que es un virus, me da la impresión que creen que tiene el tamaño de una partícula de polvo) y ofrecen una nula protección real o efectiva, aunque sí -a lo que parece- "mágica". Ni qué decir tiene que el obligado uso de unas inútiles mascarillas  fomenta una falsa sensación de seguridad que, paradójicamente, fomenta comportamientos favorecedores de contagio real.

 

Para concluir. Hace muchos muchos años, cuando yo era niño, la gente del común no usaba de mascarillas  para "protegerse" mágicamente  en la calle de las enfermedades infecciosas. Utilizaba para eso de otro tipo de adminículo: los escapularios. Para quien no lo sepa le contaré que un escapulario era una especie de collar de tela del que colgaban dos estampitas, también enteladas, de algun santo o virgen protectora, la del Carmen creo recordar que era la que más "trabajaba" en esto de la protección mágica. Era un collar que había que colgar del cuello  debajo de la ropa de modo que las estampitas estuvieran en contacto directo con la piel en pecho y espalda (el mágico poder de protección disminuía si las estampitas no tocaban piel). El uso de escapularios era frecuente entre gentes devotas y por ende, irracionales. Los padres católicos "pensaban" que así  "protegían" a sus niños de las por entonces muy peligrosas enfermedades pulmonares, pese a que bien se sabía que el crup o las neumonías les afectaban en la misma proporción.

 

La similitud es obvia: las mascarillas son hoy  los nuevos escapularios que los muy irracionales  "padres" de nuestras autonómicas patrias nos obligan a llevar para "protegernos" de esta enfermedad que su incompetencia está permitiendo resurgir.  

 

   

 

 

  1. en respuesta a Fernando esteve
    -
    #5
    20/08/20 09:45
    Espero que invite usted al médico a un buen restaurante, sería de mal gusto en esta circuntancias que lo lleve usted a 'un chino': No va a haber vacuna que ayude a Trump a ganar las elecciones, porque los que hacen las vacunas son las élites globales contrarias a Trump.
    Si le parece puede ver este corto discurso de Trump que explica porque las élites globales le hacen la guerra y hasta me atrevería a decir que usted suscribiría cada una de sus palabras, si no supiera que las ha dicho Trump. https://www.youtube.com/watch?v=zFFd2uv8RQI

    Una transcripción rápida y mala: Nuestro movimiento se trata de reemplazar  Un establecimiento político fallido y corrupto  Con un nuevo gobierno controlado por ustedes, el pueblo estadounidense.  El establecimiento de Washington  Y las corporaciones financieras y de medios que lo financian,  Existen por una sola razón,  Para protegerse y enriquecerse.  El establecimiento tiene billones de dólares  En juego en esta elección.  Para los que controlan  Las palancas del poder en Washington  Y para los intereses especiales globales,  Se asocian con estas personas que no tienen su bien en mente.  Nuestra campaña representa una verdadera amenaza existencial  Como no lo habían visto antes.  Esta no es simplemente otra elección de 4 años;  Esta es una encrucijada en la historia de nuestra civilización.  Eso determinará si o no,  Nosotros, el pueblo, recuperamos el control de nuestro gobierno.  El establecimiento político que está tratando de detenernos,  ¿Es el mismo grupo responsable de nuestros desastrosos acuerdos comerciales?  Inmigración ilegal masiva,  Y políticas económicas y exteriores que han desangrado a nuestro país.  El establecimiento político ha provocado  La destrucción de nuestras fábricas  Y nuestros trabajos  Mientras huyen a México, China  Y otros países de todo el mundo.  Es una estructura de poder global  Que es responsable de las decisiones económicas  Que han robado a nuestra clase obrera,  Despojado a nuestro país de sus riquezas,  Y pon ese dinero en los bolsillos  De un puñado de grandes corporaciones y entidades políticas.  Esta es una lucha por la supervivencia de nuestra nación.  Y esta será nuestra última oportunidad para salvarlo.  Esta elección determinará si somos nación libre  O si solo tenemos la ilusión de la democracia,  Pero de hecho están controlados por un pequeño puñado  De intereses especiales globalistas manipulando el sistema,  Y nuestro sistema está manipulado. Esta es la realidad;  Tú lo sabes, ellos lo saben, yo lo sé  Y prácticamente todo el mundo lo sabe.  La máquina Clinton está en el centro de esta estructura de poder.  Lo hemos visto de primera mano en los documentos de Wikileaks,  En el que Hillary Clinton se reúne en secreto con bancos internacionales  Para planear la destrucción de la soberanía estadounidense  Para enriquecer estos poderes financieros globales,  Sus amigos con intereses especiales y sus donantes.  Honestamente, debería estar encerrada.  El arma más poderosa desplegada por los Clinton.  Son los medios corporativos; la prensa.  Seamos claros en una cosa: los medios corporativos de nuestro país  Ya no se dedica al periodismo.  Tienen un interés político especial,  No es diferente a cualquier cabildero u otra entidad financiera,  Con una agenda política total,  Y la agenda no es para ti, es para ellos mismos.  Cualquiera que desafíe su control es considerado sexista.  Un racista. Un xenófobo. Ellos mentirán, mentirán, mentirán  Y, de nuevo, lo harán peor que eso.  Harán lo que sea necesario.  Los Clinton son criminales, recuérdalo.  Esto está bien documentado.  Y el establecimiento que los protege  Se ha involucrado en un encubrimiento masivo de una actividad criminal generalizada.  En el departamento de estado y la Fundación Clinton  Para mantener a los Clinton en el poder.  Sabían que me lanzarían todas las mentiras que pudieran  Y mi familia y mis seres queridos.  Sabían que no se detendrían ante nada para intentar detenerme.  Sin embargo, con mucho gusto tomo todas estas hondas y flechas para ti.  Los tomo por nuestro movimiento,  Para que podamos recuperar nuestro país.  Sabía que llegaría este día;  Solo era cuestión de cuándo.  Y sabía que el pueblo estadounidense lo superaría  Y vota por el futuro que se merecen.  Lo único que puede detener esta máquina corrupta eres tú.  La única fuerza lo suficientemente fuerte para salvar a nuestro país somos nosotros.  Las únicas personas lo suficientemente valientes  Para votar a este establecimiento corrupto eres tú,  El pueblo estadounidense.  Nuestra gran civilización ha llegado a un momento de ajuste de cuentas.  No necesitaba hacer esto amigos, créanme.  Construí una gran empresa y tuve una vida maravillosa.  Podría haber disfrutado de los frutos y beneficios.  De años de negocios y negocios exitosos  Para mí y mi familia en lugar de pasar por  Este espectáculo de horror absoluto de mentiras, engaños,  Ataques maliciosos; quien lo hubiera pensado.  Lo hago porque este país me ha dado mucho,  Y siento, con tanta fuerza, que es mi turno de devolver  Al país que amo.  Hago esto por la gente y por el Movimiento,  Y recuperaremos este país por ti  Y haremos que Estados Unidos vuelva a ser grande.
  2. en respuesta a Tomrg
    -
    #4
    28/07/20 18:42
    En algo estoy -casi- de acuerdo con usted, y es en creer que antes de las elecciones norteamericanos aparecerá una vacuna contra el coronavirus en EE.UU que empezará a distribuirse entre los norteamericanos lo que le servirá a Donald Trump para ganar esas elecciones. Me he apostado una cena contra un médico que piensa que la lógica clínica que exige meses de ensayos se impondrá a la lógica de la economía política.
  3. #3
    28/07/20 09:22
    Vuelve usted a equivocarse, no hay enfermedad, las 'alarmantes" cifras son de 'contagiados' no de enfermos. Y puesto que el virus no ha sido aislado, ni purificado, no se cumplen los postulados de Koch, y las pruebas PCR pueden ser positivas a cualquier cosa incluso a una muestra sacada a un cabra, un conejo, un pájaro o una papaya, como demostró el presidente de Tanzania John Magufuli, no sé de qué estamos hablando. Cualquier medida tomada en el pasado, presente o futuro no tiene una base científica, ni económica racional. Pero tranquilo que todo esto acabará el 3 de Noviembre 2020.Eso sí, acabará con España en la ruina y millones de gente en la miseria y pasando hambre, para satisfacer los intereses espurios de la oligarquía dominante.
  4. #2
    17/07/20 20:18
    Me deja usted ansioso  a la espera de la segunda parte, afortunadamente desde el inicio de la pandemia llevo mi escapulario, como la Santa Madre iglesia obliga.

    Me he divertido mucho con este artículo, la risa-terapia, también sana y si no es así, por lo menos  me despreocupo y paso un rato agradable. El Principio de Retep, será un nuevo modo de organización económico-social, pero tengo que admitir que el principio de Lawrence J. Peter, tiene una gran dosis de sentido común.

    Todo lo anterior unido a nuestros líderes autonómicos, la verdad es que puede ser más fuerte que la kriptonita, menos mal que somos de la generación obligada a confesarse y a pasar por la tribulaciones de la comunión e incluso la confirmación, con ello, entiendo que con una sola vez valía, y estás inmunizado hasta el fin de los tiempos.

    Cuídese, un saludo.


  5. #1
    17/07/20 15:37
    Creo que al señor José Ramón Arribas le podemos suponer suficiente formación y criterio y años de experiencia profesional como para al menos tener en cuenta su opinión sobre el uso de mascarillas. En este vídeo la sintetiza en 30 segundos. 
    https://lbry.tv/@ReVelionenlagranja:e/jefe-de-enfermedades-infecciosas-de-la:f
    Quien desde su libertad personal quiera seguir aplaudiendo desde el balcón (metafóricamente ahora) tiene todo mi respeto. Sólo espero reciprocidad para los que se niegan a usar un bozal para seguír viviendo en esta nueva normalidad que han impuesto a los pueblos. 
    Saludos. 

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar