Marx, la idiotez de la vida rural y los resultados de las elecciones catalanas del 21D

7
Este contenido tiene casi 4 años

Vistos los resultados de las elecciones autonómicas celebradas ayer en Cataluña, uno no puede sino recordar lo acertado de la opinión que K.Marx y F.Engels expusieron en el Manifiesto Comunista acerca de las diferencias entre el mundo rural y el mundo urbano. Como es de sobra conocido, dentro del increíble panegírico que se hace en el Manifiesto a las revoluciones de todo tipo (políticas, económicas, sociales y culturales) que ha traído consigo la burguesía, sorprende la alabanza de una de ellas, una que  es de tipo -digamos- que "intelectual", cual es la revolucionaria alteración de la relación de poder entre la ciudad y el campo, entre el mundo rural y el urbano que se produce con el ascenso social de la burguesía.

 

En efecto, Marx y Engels dicen textualmente: "La burguesía ha sometido el campo al dominio de la ciudad, ha incrementado en alto grado la población urbana en proporción a la rural, sustrayendo así una parte considerable de la población al cretinismo de la vida rural". Más claro, agua. Para Marx y Engels, uno de los efectos de la revolución industrial y urbana es un avance intelectual (de "coeficiente de inteligencia" podríamos decir) que se plasma en la disminución del peso en la sociedad de lo que ellos definen como  "la idiocia de la vida rural" (como aparece esta misma frase, en vez de usar la palabra cretinismo, en otras versiones del Manifiesto).

 

No sé en qué medida la noción para Marx y Engels de "cretino" o de "idiota" se corresponde con la concepción moderna, "científica", de "cretino" o de "idiota". Imagino que Marx y Engels utilizaban esas dos palabras como se suelen hoy usar popularmente, como cualquiera las usa. O sea, no como una descripción precisa de una minusvalía intelectual como una actitud ante la vida paleta, alicorta y cerrada. En el Manifiesto no se ofrece ninguna explicación del porqué de esa idiocia del mundo rural. Da la impresión de que es, para ellos, una verdad evidente por sí misma, y por todos tan conocida que no necesita justificación. ¿Hubiesen  Marx y Engels  aceptado una explicación en términos cuasidarwinistas por la que al emigrar los más vivos y despiertos de los entornos rurales a laas ciudades  para buscarse la vida hubiese dado como resultado el mayor peso en los medios rurales de los individuos más tradicionalistas, conservadores y estáticos? Quizás sí, en cierto grado, pero sin duda hubiesen incluído factores socioeconómicos (la pequeña propiedad, el aislamiento, etc.) como explicaciones de ese "cretinismo rural".

 

Para Marx y Engels, en lo que siguen en ello a Hegel, los procesos revolucionarios son también espirituales e intelectuales, de modo que los procesos revolucionarios no sólo mejoran la vida material y económica de las gentes sino también sus vidas morales, espirituales e intelectuales. Y, a la inversa, los movimientos contrarevolucionarios siempre  presentan características o actitudes de "reruralización", de "vuelta a la naturaleza", de recaídas en el "cretinismo" de la vida rural. No es por ello nada extraño que los partidos políticos más conservadores y derechistas (por ejemplo, el Tea Party en EE.UU., los conservadores británicos probrexit, el PNV,...) siempre tengan una base social rural y una "base" intelectual extraordinariamente pequeña que no va más allá de una asunción acrítica de unas creencias religiosas de tipo catecismo infantil.

 

Por supuesto, la razón de esta diferencia espiritual, moral e intelectual entre el mundo rural y el urbano  es -como no podía ser menos en el enfoque marxista- "materialista". El capital es flexible y móvil, dinámico, en tanto que la "tierra" es un factor de producción estático. Las caracteríticas psicológicas y morales de capitalistas y terratenientes rurarles son, por ende, distintas. Un capitalista para tene éxito social y económico ha de ser flexible, innovador, inteligente, social, adaptable y, en consecuencia, descreído; a un rural auténtico le basta para sobrevivir en un mundo rural con ser tozudo, repetitivo, egoísta y creyente. 

 

Todo esto lo he recordado al ver cómo el independentismo catalán ha triunfado en las zonas rurales catalanas. Sólo a rurales auténticos, como los que retrata el Manifiesto, es decir "cretinos o idiotas"  en ese sentido marxista y popular, que pareciera que sólo tienen cabeza para llevar boina o barretina, pueden llegar al extremo irracional (económicante hablando) de defender posiciones políticas que ponen en riesgo la pertenencia de Cataluña a la Unión Europea y, en consecuencia, el ineficiente sistema de subsidios de los que, sin embargo,  depende su repetitiva y conservadora existencia.  Y, por supuesto, en su elección pro-independentista nada habrá contado los riesgos que ella pueda suponer para quienes dependen para su existencia de que el capital, el factor de producción más móvil y miedoso, no decida irse en masa de Cataluña por la inestabilidad que el proyecto independentista genera. Es ese egoísmo sociopolítico una característica de los rurales auténticos: aman mucho a su tierra, pero poco a quienes habitan en ella. En este caso, amarán mucho a Cataluña, pero nada a los catalanes, o al menos, a los que no son rurales auténticos como ellos.

                                                   Fernando Esteve Mora

  1. en respuesta a Fernando esteve
    -
    #7
    25/12/17 22:30

    Sr Esteve, un matemático o un físico, como científicos que son, no creen ciegamente en nada, porque un científico usa como "leit" motiv el principio de la duda sistemática (dudar de todo por principio). En Matemáticas, por ejemplo, no se admite ningún enunciado que no se pueda demostrar. O al menos los físicos y los matemáticos de antes, que la Universidad de ahora me dicen que ya no garantiza nada. Donde si he visto muchos "creyentes" a los que mueve una fe "irracional" es entre los titulados de Sociología, Ciencias Políticas, Pedagogía, Economía, Periodismo, Inef, Filologías varias, Historia, Arte etc, etc, incluso en carreras dudosamente incluídas en las Ciencias, como Biología y otras, donde existen fervores irracionales ante fenómenos como el cambio climático, que no digo aquí que sea o no sea, sino que hay personas que se niegan a escuchar ningún tipo de datos que les presentes reaccionando como la niña del exorcista (o un poco menos). En cuanto a la gente "normal" (no titulada) no puedo quitarte la razón sobre su sensatez pero seguramente hablarás de gente de una cierta edad, porque llevamos ya un tiempo que cualquier "cazurro" o incluso cualquier ceporro es capaz de obtener un título universitario, basta con que insista un poquito, lo cual por otra parte no le priva en absoluto de poder ser un perfecto analfabeto funcional en todas o casi todas las ramas de la enciclopedia. Un saludo a todos los que se hayan podido ver incluídos en mis humildes palabras, y Feliz Navidad, que lo Cortés no quita lo Pizarro.

  2. en respuesta a Antoniu
    -
    #6
    23/12/17 09:58

    Sigue en pie el hecho del mapa de votación en Cataluña. Es un hecho empírico que las zonas rurales votan más independentista que las urbanas y del litoral barceloní. ¿Por qué será? ¿Es porque la población tiene más estudios universitarios porcentualmente en esas zonas? Pero una cosa que me apuntas me ha llevado a plantearme eso del prestigio que acríticamente se da a TODOS los estudios universitarios a la hora de justificar opiniones políticas o sociales con "fundamento", que diría Karlos Arguiñano. Como señalé en mi pasada entrada en este blog (LA banda de los seis), no me ha sorprendido lo más mínimo las -en mi opinión- delirantes opiniones de algunos científicos, plagadas de lugares comunes, estupideces y estereotipos. El saber mucha Física, Matemáticas, Química y demás "ciencias" duras no hace a la gente -según mi experiencia- más inteligente en asuntos políticos, sociales o económicos. Al revés, he podido constatar en mi experiencia que los científicos serios y los ingenieros suelen ser más "cazurros" por inflexibles y cerrados, o sea menos dotados de inteligencia polica y económica, que la gente "normal" no especializada.Y es que la realidad social es un organismo no una máquina, y la metodología maquinal no vale para entenderla.
    Un saludo

  3. #5
    23/12/17 06:26

    En mi opinion, Max y Engels se han quedado anticuados y un poco lejos. Al menos en o que refiere a su relacion con las ultimas elecciones catalanas. Tambien Josep Pla, tan amado y leido en Espana (hay muchos mas autores interesantes a parte de Pla)
    Hay hoy en dia datos mas recientes y a mi parecer mas interesantes para entender mejor porque la gente vota una cosa u otra. Al menos en el caso catalan.

    El campo, su cazurrez y sus estudios universitarios?:
    https://filsdesofia.wordpress.com/2014/05/04/el-que-tots-sospitavem-quins-partits-tenen-mes-votants-amb-estudis/

    Precisamente los votantes de C's, PPC y PSC los que menos tienen.

    La urbanidad, el cosmopolitismo...y el origen (y la lengua):
    https://www.ara.cat/data/Aixi-votants-partit-politic-Catalunya_0_1634836573.html

    7 de cada 10 son hijos de inmigrantes.

    En resumen, 5 minutos en Google y a desgana. Malditos payeses cazurros, no?

    Disculpen las tildes.

  4. en respuesta a Lafargue
    -
    #4
    22/12/17 21:55

    Tienes razón en casi todo lo que dices. Y, es obvio, mi post refleja una perspectiva clara sobre el procés en su fondo, y un claro intento de desprestigiar en su forma. Lo admito. Pero, si pasamos de ello como mera anécdota, el problema de fondo sigue ahí. ¿por qué los griegos clásicos consideraban al ciudadano como la cima de las formas de ser humano? ¿Por qué los romanos hacían algo muy parecido?¿Por qué en la Edad Media era un lugar común decir que "el aire de la ciudad hace libres"? Es innegable que ha habido y hay una oposición entre ciudad y campo. Aun un tipo tan de pueblo como Josep Pla (uno de mis dos escritores favoritos, el otro es Ferlosio) echa pestes de los payeses y de su cortedad etica y estética frente a los ciudadanos de Barcelona, Madrid y no digamos que Paris. Algo hay, ¿no? Y ese algo suele ser problemático. Sólo los buenistas que creen en el buen salvaje" de Rousseau, ven a lo rural como lo bueno de por sí y superior a lo civiliado, o sea, lo civil o urbano. Y en este país, cada vez que lo rural se ha impuesto sobre los urbano (desde las guerras carlistas a la guerra civil) el horror ha saltado a la realidad. Que en Cataluña, ayer, el independentismo haya triunfado en áreas tan rurales como los pueblos y ciudades-pueblo como Girona es, para mí, un ejemplo -suave eso sí- de esa dominancia de los sesgos y modos pueblerinos sobre los ciudadanos. Y ello me hace pensar que esa contradicción típica de la transición al mundo moderno a la que Marx hace referencia no se resolvería en absoluto en una República Catalana. Y, más aún. Como en el resto de España, sobre todo en el centro y en el sur, ya no queda nadie en el campo, eso -curiosa y paradójicamente- significaría que por primera vez el resto de España es más decididamente moderno que Cataluña (no que Barcelona).
    Y como siemprwe. Un placer recibir tus criticas

  5. en respuesta a Fernando esteve
    -
    #3
    22/12/17 20:36

    OK. Amplío. Lo de "cretino" e "idiota" pues, lo diga Marx o Lope de Vega, con la acepción de la RAE que sea, complementado con "catetos, tozudos, repetitivos, egoístas, creyentes, irracionales, miedosos, inestables", siempre en boca de Marx y nunca hablando de los independentistas (¿o si?), pues me lleva a pensar que el paralelismo está escogido con tal de desacreditar a quien ha votado una opción política. Habría que insultar, si acaso, a las ideas, no a las personas, porque las ideas no se ofenden.

    ¿Y si las zonas rurales llevaran la razón? Acuérdate de la peli "La ciudad no es para mi" de P.M.Soria, jaja... Bromas a parte, por poder, podría ser. Aunque... ¿son "zonas rurales" las más pro-independencia? Girona, Lleida y bastantes capitales de comarca son muy urbanas y nada rurales. ¿No habrá un sesgo congnitivo para querer equiparar a independentistas con catetos de pueblo? ¿La población rural (que no catetos de pueblo) no es la que nutrió y sigue nutriendo las zonas que ahora mayoritariamente han votado partidos anti-independencia? ¿En la ciudad se vuelven listos y por tanto votan C's? ¿Quizás es porque son zonas con mayor inmigración desde otras provincias españolas? Yo creo que es una mezcla de todo eso.

    Más: JxCat, ERC y CUP son "nacionalistas" (¿PP, PSOE y C's no lo son?), "retrógrados" y "conservadores" (¿la independencia es retroceder o conservar, o romper con lo establecido, cosa que PP-PSOE-C's quieren evitar?)... "autoritario" y "antiliberal" (bueno, dime un partido político que no lo sea).

    En definitiva, la crítica se ceba en unos votantes, haciendo tácitamente "buenos" a los otros, y con argumentos discutibles (esto hago, discutir). Es decir (por pedir que no quede), me gustaría que los que sabeis de Ciencias Sociales nos ilustreis, como has hecho en entradas de blog anteriores, y las palabras "poco eufemísticas" se las dejemos a G.Rufián, R.Hernando y E.Inda. Un saludo :)

  6. en respuesta a Lafargue
    -
    #2
    22/12/17 18:27

    Cógete el Manifiesto Comunista. Cito al pie de la letra. Y en cuanto a la interpretación dela relación entre cambios económicos, políticos, culturales y espirituales, creo que lo que digo en el texto entra sin dificultad en la lógica del materialismo filosófico marxista. Observa que me refiero a "rurales auténticos" para señalar que me refiero exclusivamente a los que Marx y Engels considerarían cretinos o idiotas. Finalmente no se si el texto es o no edificante. En cualquier caso, no quiero edificar nada. Tan sólo trato de darme una explicación de un hecho: el porqué en las zonas rurales de todo el mundo (no sólo en Cataluña) los votos se decantan por las posturas más retrógradas, nacionalistas, conservadoras y autoritarias o antiliberales. Y, entonces, ¿qué puede haber en común entre tan diversas situaciones que no sea el hecho de "lo rural"?

  7. #1
    22/12/17 17:47

    Un texto nada edificante, con citas ad hoc que puedan adornar falacias preconcebidas y alienadas de la realidad. Y lo que es injustificable son los insultos. Muy mal. Te lo dice un catalán no independentista.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar