Otro de los aspectos de todo el argumentario construido frente al accidente de Santiago y las medidas de seguridad está en lo de “no ha ocurrido nada en x  años”, para defender que los sistemas de seguridad son adecuados. Pues en mi opinión tampoco es un argumento, debido a que muchos sistemas de seguridad están diseñados precisamente para que no funcionen nunca o funcionen en muy contadas ocasiones.

De trenes no tengo ni idea, por lo que me voy a lo que podemos conocer todos que son los coches. Todos entendemos que los coches disponen de una serie de elementos de seguridad, y son dispositivos que sirven para evitar accidentes o minimizar su impacto.

Entiendo que en estas cosas tengo una forma de pensar “normal” o “habitual”, y además espero que se entienda que actúo de forma racional, por lo que me gustaría exponer ciertos puntos acerca de algunos dispositivos.

Por ejemplo, llevo más de 400.000 kms recorridos en dos coches con el control de Estabilidad (ESP) y en estos 400.000 kms, tan sólo me han entrado en funcionamiento en muy contadas ocasiones y siempre derivado de intentar circular con nieve. O sea, el ESP es un sistema de seguridad que evita algunos patinamientos, y por tanto en nieve es imposible circular con el conectado, (de ahí la posibilidad de desconexión). Evidentemente este dispositivo ha sido completamente inútil porque las únicas veces que ha entrado en funcionamiento ha sido para molestar.

Pues teniendo en cuenta esto, también aclaro que mientras pueda el coche en el que circule tendrá ESP, y por supuesto que me parece un sistema que todos los coches deben llevar. En cualquier curva, en cualquier día podré necesitarlo. De hecho, si algún día lo necesito en una curva, lo necesitaré en una curva por la que han pasado miles de coches, (incluso es posible que yo mismo haya pasado miles de veces), sin ayudas electrónicas sin problemas.

Lo mismo va para el Airbag; Pues por fortuna, no tengo ni idea de si el airbag funciona (confío en que sí), pero de la misma forma creo que es otro de los elementos que deben incluir los coches, como se exigen los cinturones de seguridad. Al final son medidas de seguridad que están ahí siempre con el objetivo declarado de no ser usadas nunca.

Existe siempre la posibilidad de que cometa un error, o de que otra persona cometa un error, o bien de que exista un fallo técnico o que la carretera está mal, y en este caso podré arrepentirme de muchas cosas; puede que ese día debería haber ido más despacio o más atento, o haber escogido otro trayecto; pero está claro que una de las cosas de las que no deberíamos tener que arrepentirnos es de elegir un sistema de seguridad que quizás, (aunque sólo sea quizás…), evite daños mayores.

Desde luego, parece apropiado aclarar que el hecho de que un coche tenga o no tenga ESP, airbags o cinturones de seguridad nunca será la causa del accidente; esto es algo que todos debemos tener claro. Pero teniendo claro todo esto, y teniendo claro que todos esperamos no usar el ESP, una inmensa mayoría lo valoramos y lo pagamos, (bien directamente o bien estando dispuestos a pagar un poco más por un coche que lleve este equipamiento, frente a otro que no).

Si un día pasa algo y nos encontramos en una situación difícil, bien sea por un despiste, por un fallo en las vías, por un fallo en el vehículo, climatología o cualquier combinación de todos los factores que nos podemos encontrar, esperamos que estos dispositivos funcionen. No creo que sea tan complicado.

Esto en general es la definición pura de sistemas de seguridad, en todos y cada uno de los ámbitos que nos podemos encontrar, pero que esperamos no encontrar. Si alguien roba en un banco, evidentemente el ladrón será culpable del robo; pero ¿no ocurre nada si luego nos dicen que el ladrón no debería estar ahí?. Una alarma antiincendios está para avisar de un incendio, que normalmente no será causado por la propia alarma; ¿no nos planteamos nada si un cortocircuito ocasiona un incendio y no existen alarmas?. Por supuesto todos entendemos que si se hubiese construido la instalación eléctrica de forma adecuada, no hubiese ocurrido nada, pero ¿no sería como poco negligente no instalar un sistema de aviso en sitios con aglomeración de gente?.

Como todo el mundo sabe, al final el resultado es la suma del todo, y por tanto todos entendemos que el esfuerzo y el análisis lo tendremos que poner en absolutamente todas las partes del diseño.  Todos tenemos que prestar atención, pero no es lo mismo descuidarnos un segundo en un sitio seguro que hacerlo en una ratonera; un día de sol que un día de lluvia, o hacerlo con los neumáticos en buen estado o en mal estado, y en este sentido tampoco es lo mismo hacerlo con red de seguridad que sin ella.

Por supuesto, los factores van evolucionando y tenemos que atenernos a lo “razonable”. Hoy sería impensable construir una carretera con un diseño de 1950, un vehículo con medidas de seguridad activa de 1950 y por supuesto sería totalmente irracional introducir unas medidas de seguridad pasiva de 1950. Cualquier combinación que falla es un camino al desastre, que se producirá luego de mil maneras posibles.

Tenemos que entender que hay curvas por las que he pasado miles de veces sin problemas, (incluso muchas con unas deficiencias extremas, porque  tampoco es muy exacto que el hecho de que mil coches tomen una curva determinada sin accidentes no significa que esté bien, ya que hay multitud de ellas que son un desastre), pero mañana puede que no lo logre en la simple. 

Lo que es una tontería increíble es decir que los sistemas de seguridad funcionaron porque todo debió haber funcionado perfectamente.

De la misma forma también me gustaría llamar la atención sobre la importancia de aprender en los accidentes. Si me salgo de la carretera es posible que encuentre que en este punto ha fallado de todo.  Un accidente grave suele mostrar carencias en la conducción, o cuando menos en las reacciones, carencias en las vías, circunstancias adversas y fallos en los sistemas de seguridad que en otro momento no se encuentran. Puede parecer una perogrullada, pero es difícil ver mal lo que se ha hecho en las 10.000 veces que hemos pasado por una curva sin incidentes. Lo que está claro es que si una vez nos estrellamos es que en esa precisa ocasión se manifestaron todos los defectos a la vez.

¿Alguien se extraña de que en los accidentes siempre existen los fallos en cadena?. Pues esto es tan sencillo como que si no existiese esta cadena, pues no estaríamos ante un accidente y por tanto no hablaríamos. Por esto es tan importante plantearlo absolutamente todo, precisamente en accidentes, que es precisamente donde se plantean las cadenas de acontecimientos a evitar.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar