Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
Hipotecas autopromotor, ¿se puede incluir el valor del terreno?

Hipotecas autopromotor, ¿se puede incluir el valor del terreno?

Las hipotecas autopromotor son aquellas concedidas a particulares para la construcción de una vivienda. Es decir, que en lugar de obtener financiación para comprar una vivienda de una promotora, construiremos nuestra propia vivienda. Hoy vamos a resolver una de las dudas más frecuentes sobre las hipotecas autopromotor, que es si se puede incluir el valor del terreno en la financiación de las hipotecas autopromotor. 

Hipotecas autopromotor, ¿se puede incluir el valor del terreno?

 

¿Se puede incluir el valor del terreno en las hipotecas autopromotor?

Las hipotecas autopromotor ofrecen la posibilidad a los clientes de construir su vivienda a su gusto dentro del capital hipotecado. En este tipo de hipotecas, el cliente tiene dos años para comenzar y terminar la obra, tiempo durante el cual irá recibiendo la financiación solicitada a medida que se vaya realizando la obra, hasta agotar el capital de la hipoteca. Una vez terminada la vivienda, el cliente tendrá un plazo máximo de uno 30 años para pagarla. 

Pero tal vez te preguntes si en las hipotecas autopromotor se puede incluir el valor del terreno. Lamentablemente, la financiación que ofrecen estas hipotecas no suele cubrir el valor del terreno. De hecho, uno de los primeros requisitos para conceder una hipoteca autopromotor es que el terreno sobre el cual se va a construir la vivienda debe ser propiedad absoluta del o los solicitantes de la hipoteca autopromotor, y debe estar debidamente anotado en el Registro de la Propiedad.

 

¿Cómo funcionan las hipotecas autopromotor?

Las hipotecas autopromotor son productos diseñados para aquellas personas que desean tener una vivienda según su estilo y gusto, y mientras transcurre el período de construcción el cliente solo tendrán que amortizar los intereses hasta que la obra esté culminada, momento en el cual comenzará a pagar cuotas que correspondan al pago de capital e intereses.

Es decir, que mientras dure la construcción, los bancos suelen ofrecer un periodo de carencia durante el que solo se pagarán los intereses del préstamo. En ese mismo periodo de tiempo, el banco va dando financiación conforme la obra avanza, con la finalidad  de asegurar que el cliente tiene un presupuesto organizado y que la obra culminará con la financiación.

En la mayoría de las hipotecas autopromotor se financia hasta el 80% del proyecto de construcción de la vivienda, y se puede contratar a tipo fijo o variable. Aquí tenemos un análisis de las entidades que conocen hipotecas autopromotor, ya que no todas ofrecen este tipo de hipoteca. 

 

Requisitos para solicitar una hipoteca autopromotor

Para solicitar una hipoteca autopromotor el cliente debe cumplir los siguientes requisitos básicos:

  • Ser propietario del terreno sobre el cual se construirá la vivienda, que debe estar debidamente inscrito en el Registro de la Propiedad. De manera que la hipoteca no se concede si el solicitante no tiene un terreno adquirido.
  • Debe presentar un proyecto aprobado por un arquitecto que se encuentre visado por el Colegio de Arquitectos. Esto se aplica tanto para las obras que comenzarán a ser ejecutadas desde cero como para las viviendas prefabricadas o modulares.
  • Tener el presupuesto de la obra
  • Tener licencia de obras en el Ayuntamiento correspondiente al terreno en el que se ejecutará la obra
  • Contar con certificación de eficiencia energética para la vivienda

Además, en vista de que el banco sólo financiará un 80% de la tasación del proyecto aprobado por un arquitecto, el solicitante deberá contar con los ahorros suficientes para cubrir el resto de la obra, así como unos ingresos mensuales mínimos para cubrir el pago de la hipoteca

En resumen, las hipotecas autopromotor no incluyen el valor del terreno sobre el cual se ejecutará la construcción de la vivienda, ya que, para acceder a este tipo de hipotecas, deberemos tener en propiedad el terreno sobre el que queremos construir. 

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar