¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Mejores Hipotecas
Análisis de las ventajas e inconvenientes de las mejores hipotecas del mercado

¿Puedo reunificar mis deudas con la hipoteca?

Reunificar las deudas con la hipoteca es una opción a la que podemos acudir cuando debemos hacer frente a diferentes préstamos y créditos, de manera que agrupemos todos ellos en un mismo préstamo, aportando nuestra vivienda como garantía. En este artículo, te contamos lo que debes saber si te encuentras en esta situación, y te planteas reunificar tus deudas.

La reunificación de deudas puede ser hipotecaria o no hipotecaria. La hipotecaria consiste en presentar como garantía la vivienda que tengamos en propiedad, de la que seguiremos disfrutando. En el caso de la reunificación no hipotecaria, se trata de agrupar deudas a través de un préstamo personal, cuyo valor será el de las deudas que hayamos acumulado.  A esta segunda opción solemos acudir cuando las cantidades adeudadas no son muy elevadas (menos de 40.000 euros). 

 

Reunificar tus deudas con la hipoteca, ¿qué tener en cuenta?

Como hemos comentado anteriormente en Rankia, existen multitud de préstamos y créditos personales para la reunificación de deudas, pero en esta ocasión nos centraremos concretamente en la posibilidad agrupar tus deudas con la hipoteca. Para realizar la refinanciación de deudas con la hipoteca tenemos dos alternativas:

  • Podemos contraer un nuevo préstamo hipotecario sobre la vivienda, que contemple el resto de deudas no hipotecarias. Esto supone la previa cancelación de la hipoteca actual, y con el dinero recibido, cancelar las deudas contraídas. Hay tener en cuenta los gastos asociados a la constitución de una nueva hipoteca.
  • Solicitar una novación de la hipoteca permite ampliar el importe solicitado de la misma. Al obtener una mayor financiación, lo más común entre los que optan por esta opción es también ampliar el plazo de la hipoteca para ir más desahogados con las cuotas mensuales. Debemos tener en cuenta que esta operación conlleva una serie de gastos:  
    • Posibles comisiones por novación,
    • Notaría, gestoría, registro,
    • Tasación,
    • También debemos tener en cuenta que, al alargar el plazo del préstamo, pagaremos intereses durante más tiempo. 

Tanto en una opción como en otra, será necesario haber pagado buena parte de la hipoteca para poder solicitar la agrupación de deudas. En caso contrario, si hace poco que firmamos la hipoteca, es complicado que la entidad nos ofrezca esta opción.

Reunificar tus deudas con la hipoteca: ventajas e inconvenientes

La agrupación de deudas nos permite contar con una sola cuota, de manera que podamos controlar mejor los pagos y reducir el coste mensual. La ventaja de agrupar tus préstamos con la hipoteca es que los tipos de interés suelen ser más bajos que en el caso de un préstamo personal.

Por otra parte, debemos tener en cuenta que ciertos gastos en el caso de la hipoteca para reunificar deudas serán obligatorios. La buena noticia es que podemos ahorrar dinero con una hipoteca que no contemple comisiones o que no nos obligue a realizar una nueva tasación de la vivienda, de manera que consigamos reducir estos gastos de forma sustancial. 

También es importante tener en cuenta que se trata de una alternativa que conlleva un riesgo, por lo que deberás estudiar bien tu caso antes de tomar la decisión, ya que impagar las cuotas puede suponer la pérdida de nuestros bienes.  

Requisitos para reunificar las deudas con la hipoteca

Si bien es cierto que las reunificaciones de préstamo no son el producto que más le gusta a la banca, ya que son reacios a absorber deudas de otras entidades, existen algunas entidades que sí contemplan esta opción entre su cartera de productos. Un ejemplo lo encontramos en el caso de RN Tu Solución Hipotecaria. Veamos qué requisitos son necesarios para agrupar tus deudas con la hipoteca a través de este intermediario financiero: 

  • Que todos los préstamos destinados a refinanciar se estén pagando correctamente y sin demoras,
  • Que no haya descubiertos en las cuentas corrientes, 
  • Al reunificar en una garantía (una vivienda), es necesario que el valor de todos los préstamos a unir no puede superar el 70% de la tasación de dicha vivienda.

En el caso de no cumplirse el primer requisito, porque no se están pagando correctamente los préstamos actualmente por un problema puntual, sería posible reunificar la hipoteca y los préstamos, si no superamos el 40% del valor de la vivienda a hipotecar. En cualquier caso,es necesario un empleo estable,  así como unos ingresos adecuados para poder atender la cuota, y que el endeudamiento futuro no exceda del 30%.

Además de estos requisitos básicos, influirán otros aspectos: la naturaleza del endeudamiento, edad de los solicitantes, momento en el que se plantean la operación, etc. Como podemos observar, lo más importante para que la entidad nos conceda la agrupación de préstamos con la hipoteca es que podamos demostrar que, con nuestros ingresos, seremos capaces de hacer frente a la nueva cuota hipotecaria.

 

¿Me concederá el banco la hipoteca?

Averigua si el banco te concederá la hipoteca con esta nueva herramienta de Rankia. Comparamos entre más de 50 hipotecas de 20 bancos diferentes y, teniendo en cuenta tu situación personal y laboral, te mostraremos las hipotecas que mejor se adapten a tu perfil. El estudio es gratuito y sin compromiso.


¡Comenzar estudio!
Herramienta gestionada por Rankia S.L.

Scoring hipotecas


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar