Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Mejores créditos y préstamos
Análisis de los préstamos personales y créditos rápidos más baratos del mercado

¿Cuál es la diferencia entre una hipoteca y un préstamo con garantía hipotecaria?

Aunque en muchos casos, hay tendencia a confundir ambos productos financieros hay una diferencia básica entre ambos. Mientras que la hipoteca se constituye como la garantía de que se devolverá la deuda al banco con unas condiciones muy bien definidas, en el préstamo con garantía hipotecaria se trata de conseguir dinero rápido y con menos trámites administrativos poniendo una vivienda de tu propiedad como garantía del préstamo.

Hipoteca vs préstamo garantía hipotecaria

 

Desde luego, la hipoteca es la herramienta número 1 para la compra de una propiedad inmobiliaria. Genera la financiación necesaria para ajustarse a los precios de este bien inmueble. Sin embargo, tener una vivienda de la que eres propietario, puede ayudarte a conseguir financiación para otras operaciones: realizar reformas en tu hogar, comprar un coche, imprevistos... este es el caso de los préstamos con garantía hipotecaria, que pasa por ser uno de los modelos de financiación más desconocidos por parte de los usuarios.

 

¿Qué es una hipoteca? ¿Cómo funciona esta operación?

Es la línea de crédito que se utiliza habitualmente para sufragar la compra de una vivienda u otras propiedades inmobiliarias. Se trata de un producto financiero que te permite percibir una determinada cantidad de dinero por parte de una entidad de crédito a cambio de devolverla de forma periódica junto con los intereses generados bajo las condiciones y plazos pactados.

Si hay una característica que define a este producto bancario sobre otras fuentes de financiación es que cuenta con una garantía para que respondas sobre la operación y que no es otra que la casa adquirida. Por otra parte, se distingue por dos particularidades muy bien definidas y que son las siguientes:

  • Se trata de un compromiso que adquieres para los próximos años ya que sus plazos de vencimientos suelen abarcar hasta 40 años.
  • Son una modalidad de créditos que suelen incorporar un importe más elevado y por tanto las condiciones que los contrates son siempre mucho más exigentes en temas de solvencia del solicitante.

El número de hipotecas constituidas sobre viviendas ha sido de 29.778 en enero, un 9,2% más que el año pasado. Con un importe medio de 121.954 euros, con un aumento anual del 7,9 %, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

¿Qué es un préstamo con garantía hipotecaria? ¿Cómo funciona?

Por el contrario, este producto bancario se solicita para recibir financiación en forma de préstamo al consumo, es decir, en proyectos que NO impliquen la compra de una vivienda como por ejemplo es la compra de un coche, sufragar un viaje, realizar reformas, etc. El préstamo con garantía hipotecaria, constituye un contrato a través del cual la garantía del préstamo se fundamenta sobre un inmueble (como una vivienda o un local) y no personal como suele suceder en otra clase de financiaciones. Podrás solicitar este tipo de préstamo si dispones de una propiedad inmobiliaria a tu nombre y los solicitas para cualquier otro destino de los que hemos mencionado anteriormente. Otra de las características de un préstamo con garantía hipotecaria son:

  1. El interés que te demandarán no es el mismo que el de las hipotecas. Sino que por el contrario, se asemeja más a los préstamos personales. Es decir, serán más elevados desde el momento de su contratación.
  2. No se rigen por las mismas condiciones que en las hipotecas. No suelen tener vinculaciones y tienen un plazo de amortización más corto que las hipotecas
  3. Puedes solicitar este préstamo aunque estés incluido en alguna lista de morosos o en general si tu situación financiera es más complicada.

Un ejemplo de empresa que ofrece préstamos con garantía hipotecaria es PideTuCrédito.com. Esta empresa concede préstamos personales a medida para aquellas personas que necesiten financiación y tengan una propiedad a su nombre. Se podrán solicitar hasta 100.000 €, con un plazo entre 12 y 180 meses y un tipo de interés desde 8,95% TIN.

 

Diferencias entre una hipoteca y un préstamo con garantía hipotecaria

Cada una de estas dos líneas de crédito tiene un tratamiento diferente. Por lo tanto, si no dispones de una nómina o estás en una situación más complicada para que te concedan un préstamo personal al estar inscrito en un fichero de morosos, la mejor solución consistirá en el préstamo con garantía hipotecaria. No porque sea una mejor financiación, ya que si nos fijamos en la TAE no tiene condiciones tan favorables, sino porque es la única manera de conseguir el dinero que necesitas. Recordamos que el préstamo con garantía hipotecaria no puede utilizarse para comprar una vivienda. En ese caso, solicitaremos una hipoteca.

Otro de los aspectos en donde divergen estas financiaciones es el que se refiere a los importes concedidos. Porque a través de la hipoteca podrás solicitar un importe de hasta el 90% del valor de de la vivienda, mientras que para que te concedan el préstamo con garantía hipotecaria, el piso deberá presentarse con un capital pendiente inferior al 40% del precio de tasación del inmueble que quieres aportar como garantía.

 

 

¿Qué préstamo se adapta mejor a ti?

Si están pensando en reformar tu hogar, darle un cambio de look a tu negocio, o bien, debes hacer frente a cualquier gasto inesperado este mes, en Rankia te ayudamos a buscar (y encontrar) el préstamo que mejor se adapte a tus necesidades. Lo hacemos a través de un estudio completamente gratuito y sin ningún compromiso.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar