Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
¿Cuál es la diferencia entre una hipoteca y un préstamo con garantía hipotecaria?

¿Cuál es la diferencia entre una hipoteca y un préstamo con garantía hipotecaria?

Puede que los conceptos de préstamo con garantía hipotecaria e hipoteca se confundan o, directamente, pensemos que son los mismo, pero hay una diferencia básica entre ambos. El préstamo con garantía hipotecaria es una forma de conseguir financiación poniendo una vivienda como garantía del préstamo, mientras que la hipoteca se constituye como la garantía de que se devolverá la deuda contraída para financiar la compra de una vivienda. 

¿Cuál es la diferencia entre un préstamo con garantía hipotecaria y una hipoteca?

 

¿Qué es un préstamo con garantía hipotecaria? ¿Cómo funciona?

Este producto bancario se solicita para recibir financiación en forma de préstamo al consumo, es decir, en proyectos que NO impliquen la compra de una vivienda. Como pueden ser, por ejemplo, la compra de un coche, realizar reformas en el hogar, etc. El préstamo con garantía hipotecaria constituye un contrato a través del cual la garantía del préstamo se fundamenta sobre un inmueble (como una vivienda o un local) y no personal como suele suceder en otra clase de financiaciones. Podrás solicitar este tipo de préstamo si dispones de una propiedad inmobiliaria a tu nombre y los solicitas para cualquier otro destino de los que hemos mencionado anteriormente. Otra de las características de un préstamo con garantía hipotecaria son:

  1. El interés que te cobrarán por el préstamo no es el mismo que el de las hipotecas, sino que por el contrario, este tipo de interés suele asemejarse más al de préstamos personales. 
  2. No se rigen por las mismas condiciones que en las hipotecas. No suelen tener vinculaciones y tienen un plazo de amortización más corto que las hipotecas, pues suelen tener también un período de devolución menor. 
  3. Puedes solicitar este préstamo aunque estés incluido en alguna lista de morosos o en general si tu situación financiera es más complicada.

Un ejemplo de empresa que ofrece préstamos con garantía hipotecaria es Supregrupo. Esta empresa concede préstamos personales a medida para aquellas personas que necesiten financiación y tengan una propiedad a su nombre. Se podrán solicitar desde 10.000€ hasta 300.000 €, con un plazo entre 6 y 240 meses y un tipo de interés desde 2% TIN (3,90% TAE).

Más información sobre Préstamo con garantía hipotecaria de Supregrupo

Diferencias entre un préstamo con garantía hipotecaria y una hipoteca

Suponemos que conoces el concepto de hipoteca, pero si no es así, siempre puedes visitar nuestro blog de hipotecas para informarte. Desde luego, la hipoteca es la principal herramienta para poder acceder a la compra de una vivienda. Con la hipoteca se genera la financiación necesaria para ajustarse a los precios de este bien inmueble. Sin embargo, tener una vivienda de la que eres propietario, puede ayudarte a conseguir financiación para otras operaciones: realizar reformas en tu hogar, comprar un coche, imprevistos... este es el caso de los préstamos con garantía hipotecaria, que pasa por ser uno de los modelos de financiación más desconocidos por parte de los usuarios.

Cada una de estas dos líneas de crédito tiene un tratamiento diferente. Por lo tanto, si no dispones de una nómina o estás en una situación más complicada para que te concedan un préstamo personal al estar inscrito en un fichero de morosos, la mejor solución consistirá en el préstamo con garantía hipotecaria. No porque sea una mejor financiación, ya que si nos fijamos en la TAE no tiene condiciones tan favorables, sino porque es la única manera de conseguir el dinero que necesitas. Recordamos que el préstamo con garantía hipotecaria no puede utilizarse para comprar una vivienda. En ese caso, solicitaremos una hipoteca.

Otro de los aspectos en donde divergen estas financiaciones es el que se refiere a los importes concedidos. Porque a través de la hipoteca podrás solicitar un importe de hasta el 80% del valor de de la vivienda, mientras que para que te concedan el préstamo con garantía hipotecaria, el piso deberá presentarse con un capital pendiente inferior al 40% del precio de tasación del inmueble que quieres aportar como garantía. En algunos casos es requisito imprescindible que el inmueble esté libre de cargas. 

Otra de las diferencias, los plazos de devolución. Mientras que el plazo medio de devolución de una hipoteca es de unos 23 años, así nos lo muestra el INE, los préstamos suelen tener plazos de devolución más breves, pues solemos solicitar una cantidad de dinero mucho menor a la cantidad de financiación de una hipoteca. 

 

Como hemos visto antes, no es requisito imprescindible para que nos concedan un préstamo con garantía hipotecaria no aparecer en una lista o fichero de morosidad como ASNEF, pero si estás interesado en gestionar tu salida de cualquier fichero de morosidad, Woinfi legal te puede ayudar. Consulta cómo sin compromiso. 

  1. en respuesta a Isidrator
    Entiendo que debería afectar por igual siempre que se pueda demostrar, en cualquiera de los casos, que la entidad no ha sido clara acerca de lo que supone la cláusula suelo para el consumidor, que es el motivo por el que se ha declarado abusiva, por la falta de información y transparencia por parte de la entidad. 
    Gracias por tu comentario! 
  2. #17
    Isidrator
    ¿El tema de las clausulas suelo afectan a ambas por igual? Lo digo por que he visto casos donde el banco rechazaba quitar la clausula suelo a un préstamo con garantía hipotecaria y el mismo banco aceptaba cancelar y devolver lo cobrado de más en el caso de una hipoteca.
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar